Playas guerrerenses podrían volver a cerrarse por renuencia de usuarios.

El Secretario de Administración y Finanzas de Guerrero, Tulio Samuel Pérez Calvo, advirtió que las playas de la entidad, podrían volver a cerrarse ante la renuncia de locales y turistas, sobre todo del puerto de Acapulco, de respetar las medidas de prevención ante el Covid-19.  

En vídeo-conferencia, el funcionario informó que la mayor parte de la gente ha respondido bien a la apertura de playas con ciertas restricciones, sin embargo, expresó que en Acapulco han detectado renuencia de la población, tan solo ayer viernes 3 de julio, repartieron más de 90 cubrebocas en total, porque la gente acude sin esa medida, cuando se supone que es obligatorio.

Mencionó que tan solo en las dos playas más populares de Acapulco (Revolcadero y la del hotel Princess), se tiene un conteo de que fueron visitadas por más de 300 personas, entre locales y turistas, siendo la falta más común el uso de cubrebocas, seguida por las personas que tienen la intención de quedarse a tomar el sol.

Reiteró que las medidas son específicas, pues las playas solo son aptas de momento para caminatas, correr o nadar, ya sea de manera individual o en grupos de máximo tres personas, que deben respetar la sana distancia y portar el cubrebocas, mientras no estén en el agua. Asimismo, recordó que no se puede hacer permanencia, por lo que no está permitido instalar sillas, sombrillas, camastros, mesas y mucho menos ingerir bebidas o alimentos.

Indicó que la apertura de playas es para darle la oportunidad a las personas de hacer más actividades recreativas, pero con la responsabilidad necesaria, porque lo que se busca es seguir avanzando de color en el semáforo Covid-19, que actualmente está en naranja, pero si plantea la idea de llegar al amarillo.

Por lo antes mencionado Tulio Pérez Calvo pidió el apoyo de la ciudadanía “para no vernos en la necesidad de cerrar las playas otra vez”.

Publicado en por Meganoticias

Opinión: Tarde o temprano tenía que pasar.

Por Antonio Garci.

Se devela la placa por las primeras 100 representaciones en las que Hugo López-Gatell asegura que está semana se alcanza el pico de la pandemia, el emotivo acto fue amenizado por un grupo de banda sinaloense llamado: Los auténticos y arrolladores Coronavirus de Guamuchilito de Zoé Robledo, la próxima semana se desvelará la placa de las primeras 100 veces que Andrés Manuel López Obrador dijo que ya se domó la epidemia.

Nuevo equipo médico

En el cuarto de hospital donde convalece el secretario de seguridad de la CDMX, Omar García Harfuchse pudo ver las nueva tecnología con la que el Gobierno controlará la epidemia de COVID-19, ametralladoras ligeras con lanza granadas, este equipo médico-táctico fue diseñado para intimidar a los virus y diversas enfermedades, además de ser de gran ayuda para mejorar la aplicación de supositorios sin dolor pues está comprobado que quienes ven esto relajan el esfínter. Los antivacunas están felices de contar con esta opción para evitar el contagio durante esta epidemia.

El presidente se queja de que lo critican

López Obrador asegura que es el presidente más criticado de México en los últimos 100 años, por lo que iniciará ahora sus conferencias mañaneras con la frase: “No me odies por ser bonito”, también señaló que como presidente de México tiene la obligación de unir a todos los mexicanos, elevar el sano debate nacional, y propiciar un ambiente de cordialidad cívica para apuntalar nuestra democracia, por lo cual cada que insulte a sus adversarios hará que Jesús Ramírez salga gritando: “Quieren llorar, quieren llorar, quieren llorar”, y hará el símbolo de comillas con los dedos cada vez que diga: “Con todo respeto”.

Aún no saben quién el cometió la indiscreción

Nuestro presidente se enteró que existía la CRE cuando tuvo que hacer que renunciara su titular, que había puesto a San Juana Martínez al frente de Notimex cuando le preguntaron por la huelga en esa agencia informativa, y que existía la Conapred cuando tuvo que pedir la renuncia de su titular. Ahora que celebró el segundo aniversario de su triunfo electoral se enteró accidentalmente de que es presidente de México, la noticia si bien lo desconcertó mucho también lo llenó de alegría, por lo que espera que se le vea de buen humor en las próximas giras.

Se crearan los “pueblos trágicos”

Tras la polémica desatada en redes sociales sobre si Putla era o no era un pueblo horroroso las autoridades de esa localidad decidieron hacer algo para revindicar el buen nombre de Putla, por lo que levantarán un monumento a la letra ‘L’ que durante siglos ha defendido la reputación local, y con fin de poder catalogar con justicia cuales son los lugares horrendos de nuestro país la Secretaría de Turismo creará la categoría de PUEBLOS TRÁGICOS para aquellos lugares dignos de conocerse por su increíble fealdad, esto fomentará el turismo punk, y el turismo de “reporte extremo”.

Brujo oftalmólogo le da amuleto contra el mal de ojo

Nuestro presidente se prepara para su encuentro con Donald Trump en Estados Unidos, y se realiza todos los estudios de salud necesarios para poder viajar, incluyendo la prueba para saber si tiene ‘soponcio’, ‘tramafat’, ‘telele’, ‘ñañaras’ y otras enfermedades que solo nos dan a los mexicanos, por supuesto también hará una ceremonia a la Madre Tierra para que le una visa para poder entrar en Estados Unidos.

El mundo está cambiando

El Ku Klux Klan busca ser ahora políticamente correcto con el fin unirse a la nueva tendencia global contra el racismo, para esta organización ahora todos los seres humanos son de color verde, y el problema es con los de verde oscuro.

Tuiteros Anónimos

Luego del polémico tuit en que nuestra NO primera dama puso: “No soy médico, a lo mejor usted si, ayúdelos” tras preguntarle si podía ayudar a que a que a los niños con cáncer se les dieran sus tratamientos, la unidad de control de daños de la Presidencia entró en pánico y se dio a la tarea de encontrar ALGO que opacara la nota; se pensó en lanzar la noticia de que habíamos ganado el Mundial de Futbol, o que Armando Maradona dio positivo en la prueba de embarazo, pero al final se llegó a la conclusión de que la única solución era internar a Beatriz en un centro de rehabilitación para tuiteros, hasta ahora Beatriz ha superado las primeras 24 horas sin poner un solo tuit, que son las más peligrosas por las crisis del síndrome de abstinencia.

La realidad de la reapertura

Los chilangos salen de sus casas tras la cuarentena, pero la mayoría se protege más para que no los reconozcan que para evitar contagiarse de COVID-19, y la sana distancia la usan para evitar que los asalten.

Del Dr. Hauses al Dr. Fake

Como diría Hugo López Gatell , aún no llegábamos al pico del escándalo por las propiedades que le aparecieron al Dr. Ackerman cuando un nuevo escándalo lo alcanzó, el de su titulo de doctorado falso, y esta vez la denuncia no la hizo ningún “periodista sicario” o algún “resentido crítico de la derecha que se resiste al cambio verdadero”, la denuncia la hizo el senador suplente de Morena: Alejandro Rojas Días Durán que se encontró con que los documentos y registros que acreditan que el famoso doctorado de J. Ackerman no existen.

Seguro hasta la prueba de COVID-19 se la mandó a hacer en Santo Domingo.

Publicado en El Financiero

Incremento récord de casos de COVID-19 en el mundo: 212 mil 326 contagios en 24 horas.

Guerrero aportó su buena cuota en este fatídico sábado.

México sigue rompiendo récords:

El día de ayer ya supero a Italia y Francia en número de contagios, y a España, en personas fallecidas y mientras esto pasa en nuestro país, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó este sábado un incremento récord de casos de COVID-19 en el mundo, con un alza de 212 mil 326 contagios en apenas 24 horas.

Tiempo Guerrero.

Con 523 muertes más por COVID-19, México llegó a las 30 mil 366 defunciones por la enfermedad, ya es el quinto país con más fallecimientos por coronavirus en el mundo, de acuerdo a los datos de la Universidad Johns Hopkins.

La lista es encabezada por Estados Unidos (129 mil 654 muertes), Brasil (63 mil 174), Reino Unido (44 mil 283) e Italia (34 mil 854). Francia ocupaba el quinto lugar (29 mil 896), pero ya fue superado por México.

En lo que va de la epidemia, 252 mil 165 personas han dado positivo a la prueba de COVID en México, 6 mil 914 más que lo reportado ayer viernes 3 de julio.

Hasta ahora 152 mil 309 personas se han recuperado de la enfermedad en México.

GUERRERO

El día de hoy se notificaron 170 nuevos casos de Covid 19 en un día, por lo cual ya suman 5 mil 911, de los cuales 597 permanecen como casos activos.

Mientras que el número de personas que han fallecido a consecuencia de COVID-19 es de 947, después de confirmarse la muerte de 34 personas este sábado, según lo reportado por las autoridades de Salud.

NO VEN PA’ CUÁNDO

La Organización Mundial de la Salud aseguró que ninguna de las cientos de vacunas experimentales para tratar la COVID está “lo suficientemente avanzada”.

El director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, afirmó que predecir el tiempo en el que estará lista una vacuna sería un error. Aún así, estimó que para finales de este año se podrían tener resultados sobre la eficacia de las candidatas.

“Estamos viendo con nuevos antivirales o con combinaciones (en tratamientos) de antivirales con antiinflamatorios para aumentar la respuesta inmunitaria, y que sean incluidos en los ensayos”, comentó.

Twitter @TiempoGro

💀 México subestima el número de muertes por COVID-19, la cifra en el país estaría por encima de la oficial: Financial Times

Una pareja de turistas llegando a la recepción del Hotel Las Brisas en Acapulco tras la reapertura al turismo del puerto.

México ha subestimado el número de muertos por coronavirus COVID-19, afirmó el Financial Times, basado en varios estudios independientes que sugieren que la cifra de decesos en el país está por encima del oficial. El diario señaló que con estos resultados se pone en duda la insistencia del presidente Andrés Manuel López Obrador de que la pandemia ha sido controlada.

De acuerdo con un estudio realizado por los investigadores independientes Mario Romero y Laurianne Despeghel, en la Ciudad de México hay al menos 3.5 veces más muertes que los datos oficiales, al menos 22 mil 705 decesos, solo en la capital.

Otra investigación de Raúl Rojas, profesor mexicano de inteligencia artificial en la Universidad de Berlín, arrojó que nuestro país podría tener hasta 6 millones de casos y casi 78 mil muertes, lo que representa casi tres veces más que el recuento oficial.

El Financial Times explicó que el gobierno de México solo está contabilizando los casos y muertes que han sido confirmados por laboratorio, aunque solo 610 mil 495 personas han sido analizadas.

Los expertos temen que México presente dificultades para dominar un nuevo brote a medida que se reabre la economía, toda vez que no hay pruebas ni un seguimiento sólido.

En la Ciudad de México, el exceso de muertes ha aumentado más lentamente que en algunas ciudades como Nueva York, pero “aquí lleva más tiempo disminuir”, explicó Romero.

Por otra parte, en otros dos estudios, el seguimiento de llamadas a los servicios de emergencia, también contradicen el conteo oficial. En Tijuana, académicos mexicanos con la Cruz Roja y de UCLA encontraron 195 muertes extrahospitalarias entre mediados de abril y mediados de mayo, frente a las ocho dadas a conocer en el recuento oficial.

Quinto Elemento Lab, un organismo sin fines de lucro de periodismo de investigación, descubrió que mil 179 personas habían muerto en su hogar o fuera de hospitales por enfermedades relacionadas con COVID-19 entre el 23 de marzo y el 27 de mayo, mientras que solo 329 decesos fueron informados oficialmente.

Con información de Financial Times.

Alerta: Por una reapertura prematura, los hospitales en Houston Texas se colapsan.

Pese a ufanarse por concentrar la mayor cantidad de hospitales y centros de investigación del mundo, Houston está peligrosamente cerca de quedar desbordada por el avance del coronavirus en Texas.

Desde el largo fin de semana de fines de mayo por el feriado del “Memorial Day” y las grandes protestas contra el racismo en junio “hay una trayectoria increíble es como si se hubiera desatado una inundación” dice Faisal Masud, director de cuidados intensivos del Houston Methodist Hospital. “Esto ha sido implacable para nosotros, no hemos tenido descanso”, añade Masud, quien ha estado en la primera línea de combate contra la covid-19 desde el inicio.

“Estas cosas nos están llevado a una tensión física y emocional a nosotros…debido a que no solo tenemos que preocuparnos por nosotros sino también por nuestras familias”, admite.

128 CAMAS DISPONIBLES

El Texas Medical Center es un vasto complejo, fundado en 1945 que abarca cerca 13 kilómetros cuadrados. Ha crecido rápidamente en torno a un núcleo formado por el Centro de Cáncer MD Anderson, el más grande del país.

Los hospitales empezaron el miércoles a transformar algunas camas convencionales en unidades de cuidado intensivo luego de que las camas de cuidados intensivos excedieron resultaron insuficientes.

El área metropolitana de Houston, con 6.5 millones de residentes, tenía solo 128 camas de cuidado intensivo disponibles, dijeron el viernes funcionarios de la salud pública.

“No podemos expandir y seguir expandiéndonos”, expresa Masud. “La gente que no tiene covid, no podría ser atendida a tiempo, porque los pacientes no pueden recibir ambulancias a tiempo…todo esto conduce a daños y a la muerte”.

CONDICIÓN MISERABLE

En otro hospital local, el United Memorial Medical Center, la unidad que se encarga del coronavirus está a punto de desbordarse.

Algunos pacientes están seriamente demacrados, otros se acurrucan en posición fetal, y otros sufren alucinaciones horribles.

Las condiciones para los trabajadores de salud son miserables. Enfrentan la grave amenaza de esta enfermedad con doble máscara, guantes y con tres capas de batas protectoras blancas o de un amarillo brillante. 

Muchos trabajadores de salud duermen solo unas pocas horas en la noche y toman descansos en una pequeña y abarrotada sala de espera.

REAPERTURA PREMATURA

Texas estuvo entre los primeros estados en reactivar las actividades.

Desde el 1 de mayo se permitió que restaurantes y tiendas en Houston, la cuarta ciudad más grande de Estados Unidos, fueran reabiertas con una capacidad reducida, seguidos por bares y salones de belleza, como en el resto del estado.

Pero en semanas recientes esta ciudad del sureste de Texas se tornó un foco del virus.

Al menos 2 mil 250 pacientes con covid-19 actualmente están hospitalizados en el área de Houston, de acuerdo con funcionarios de salud pública de Texas.

El gobernador Greg Abbott, un republicano, declaró el jueves obligatorio el uso de mascarilla en la mayor parte del estado, sólo seis días después de que ordenó que los bares recientemente abiertos volvieran a cerrar. Restaurantes, centros comerciales, salones de belleza y boleras siguen abiertos.

Lina Hidalgo, una funcionaria del condado de Harris, que es parte de Houston, dijo el jueves a medios locales que quiere que se imponga la prohibición nuevamente de salir de casa.

“Temo que la espera sólo conducirá a la pérdida de más vidas, dolor prolongado de la economía y traerá más crisis”. afirma.

Entre funcionarios de salud hay una creciente preocupación por una nueva ola de infecciónes tras este fin de semana del 4 de Julio, tradicionalmente marcado por un gran despliegue de fuegos artificiales y reuniones.

Publicado en El Excélsior.

👁 La ceguera de López Obrador.

La forma de gobernar del actual presidente de México responde a un embeleso por los símbolos y el desprecio por los instrumentos de un mandatario que confía en el instinto y arrincona el pragmatismo.

Por Jesús Silva-Herzog Márquez.

Luchó durante años por el poder y lo que le interesa de él no es la palanca, sino el púlpito. Recorrió muchas veces el país de punta a punta, resistió todos los embates, fundó un partido a su servicio y, al ganar la presidencia, se empeña en aleccionar al país, no en cambiarlo. Si algo sorprende de la presidencia de Andrés Manuel López Obrador es el embeleso por los símbolos y el desprecio por los instrumentos. La fascinación por el pasado y el olvido del presente. No tiene mucha ciencia el gobernar, dijo en alguna ocasión. Ni arte ni ciencia: simple sentido común. La política es para el presidente mexicano el territorio de las obviedades, la elemental elección del Bien sobre el Mal.

Ha sido fiel a sus promesas y ciego a las realidades. Ofreció cancelar un aeropuerto, echar abajo las reformas neoliberales, invertir en energías viejas, dar sepultura a la tecnocracia. En todo ha cumplido. Hace dos años, cuando ganó la elección, veía en él a un político que se debatía entre el ardor ideológico y el temple pragmático. Veía signos de esas dos naturalezas en el político que alcanzaba la presidencia al tercer intento. Estaba presente en él, por supuesto, la fraseología de la ruptura, la feroz intolerancia a la crítica, la megalomanía de quien se imagina padre de la patria, el tonito sacerdotal. Pero también podían advertirse gestos de moderación. El que fue alcalde de la capital no había gobernado como un fanático, sino como un político prudente, dialogante y, a fin de cuentas, eficaz. El equipo que lo acompañaba en su tercera búsqueda de la presidencia no era una legión de radicales, sino una colección, más bien modesta, de políticos centristas. Esperaba el gobierno de López Obrador como un columpio entre estos dos impulsos. Me equivoqué.

A decir verdad, muy poco queda de ese candidato que daba señales de moderación. El radical se desprendió de la plomada pragmática por la magnitud de su victoria y por la enormidad de sus desafíos. La oposición quedó vacía y el entorno se convirtió muy pronto en demasiado hostil para ser aceptado. Por eso, López Obrador carece de interlocutores y de vínculos cercanos con la realidad. Aquel equipo moderado que acompañó al candidato resultó un escaparate y así ha actuado en el Gobierno: maniquís a los que el presidente cuelga la ropa de su antojo. Resultaba tranquilizador que el gran enemigo de las instituciones de la transición convocara a una ministra de la Suprema Corte de Justicia para fungir como secretaria de Gobernación. No era absurdo imaginar que su palabra tendría algún valor en el Gobierno. No ha tenido el mínimo peso. No es injusto suscribir el juicio de sus propios colegas de gabinete, quienes la describen como pieza ornamental. Su silencio, su pasividad, su indolencia exhiben la imposible sensatez en un Gobierno avasallado por el capricho de un hombre que solo obedece a su instinto, esa fuente irrebatible de la moral pública.

El hermetismo que curtió al opositor tenaz ciega al gobernante. Es cierto: un rebelde solo puede sobrevivir al asedio de los poderosos con piel de piedra. Pero ese recurso de coraza se convierte en maldición para el gobernante porque le impide entrar en contacto con la circunstancia. En eso se ha convertido la tenacidad del presidente López Obrador. Desoír cualquier crítica, desechar todo consejo, descartar los datos que contradicen su fantasía. Si Trump acude con frecuencia a los “hechos alternativos”, su admirador y propagandista mexicano invoca “otros datos”. Por eso no ha podido acoplar los ideales a la realidad, por eso no busca el mecanismo que sirva al propósito, por eso no puede responder con agilidad a las sorpresas. López Obrador ha sido un presidente obstinado, inflexible, obsesionado hasta tal punto con su proyecto que no cambia de dirección ni de ritmo cuando aparece una pandemia y nos azota la peor crisis económica de la historia. El coronavirus, una fastidiosa anécdota con algunos miles de muertos que no habrá de alterar sus previsiones. El cataclismo económico, la bendita confirmación de que el neoliberalismo ha muerto. Estas crisis, ha dicho el presidente mexicano, nos han venido “como anillo al dedo”.

Romper con la arrogancia tecnocrática era una promesa atractiva del candidato López Obrador. Durante demasiado tiempo nos gobernaron los expertos que se asumían como dueños de la razón económica. Lograron poner las instituciones representativas a su servicio y sustraer sus decisiones, en buena medida, del debate público. Nos decían que, en nuestro beneficio, había que aislar la razón de la opinión. La respuesta del lopezobradorismo a estos excesos no ha sido la aportación de otras razones y otros cálculos, sino el desecho de la racionalidad y la evidencia. Lo denunció con claridad el primer secretario de Hacienda de López Obrador cuando renunció a su cargo: las decisiones en el Gobierno se toman a ciegas. Frente a la miopía de la razón económica, el capricho.

El más pernicioso y el más cruel de todos ellos ha sido, quizá, el de su empecinamiento thatcheriano. López Obrador no derrocha, estrangula. El furioso enemigo del neoliberalismo ha resultado, curiosamente, el más devoto seguidor de la Dama de Hierro. Para López Obrador, cuanto más flaco sea el Gobierno, más puro será. Con frecuencia describe al aparato gubernamental como un elefante reumático, una pesadísima carga de lujos y desperdicio de la que hay que librarnos. Ante la crisis económica que nos azota, el presidente mexicano tiene una propuesta que va a contracorriente del mundo entero: austeridad. Esa es su receta: clausurar más oficinas, reducir gastos, eliminar inversiones (salvo las que se dirijan, por supuesto, a sus proyectos predilectos). En la ciencia y en las artes el embate populista ha sido devastador. Sectores que vieron con enorme ilusión el triunfo de la izquierda son ahora críticos feroces del presidente capuchino. López Obrador conserva, sin duda, devotos, pero no tiene ya defensores independientes.

El país ha vivido un intenso proceso de desinstitucionalización. Han estado bajo acoso todas las entidades públicas autónomas. Las que defienden los derechos y las que alientan la competencia; las que regulan los grandes conglomerados y las que exhiben nuestros prejuicios. Algunas han muerto ya, otras agonizan. Instituciones cruciales para la vida democrática, como el órgano electoral independiente, enfrentan el hostigamiento cotidiano del presidente de la república. La lógica patrimonialista se exhibe a plenitud: las instituciones son propiedad de quien ejerce el poder. Si antes fueron de ellos, ahora serán nuestras. No exagero al decir que en la sobrevivencia de esos espacios de neutralidad se juega la sobrevivencia de la frágil democracia mexicana.

Con todo, creo que la peor degradación es la que viene precisamente del púlpito. El poeta del insulto, como lo llamó certeramente Gabriel Zaid, insiste en dividir la casa en puros y podridos. Todas las mañanas, el país observa, desde el Palacio Nacional, la escenificación verbal de una guerra. Es una guerra que imposibilita el entendimiento y, en el fondo, falsifica el conflicto necesario. Es el cuento de una guerra con el que se niega a la bestia que tenemos enfrente.

Jesús Silva-Herzog Márquez es ensayista mexicano. Acaba de publicar Por la tangente (Taurus).

Publicado en El País

🚨 En los últimos días México tuvo alrededor de cinco contagios de Covid-19 cada minuto.

En las últimas horas la cifra de contagios en México registró un alza importante, el jueves la Secretaría de Salud confirmó seis mil 741 casos positivos, la mayor cifra diaria hasta ahora, ayer se sumaron otros seis mil 740. Esto significa que en dos días hubo 280 contagios por hora en promedio, alrededor de cinco cada minuto.

En total, el país acumula 245 mil 251 casos de covid-19 y 29 mil 843 decesos.

En este contexto, la Ssa anunció ayer que la próxima semana el semáforo epidemiológico estará en color naranja para 17 estados y en rojo para los 15 restantes.

Chiapas, Coahuila, Guanajuato, Tamaulipas y Veracruz, que estaban en naranja, regresarán al rojo, lo que significa que del 6 al 12 de julio suspenderán las reaperturas que tenían permitidas.

Hidalgo, Guerrero, Morelos y Oaxaca bajaron su nivel de riesgo máximo a alto.

CIFRAS ALARMANTES

En tan sólo 48 horas, la Ssa ha registrado 13 mil 481 nuevos contagios por covid-19, la cifra más alta desde que se anunció el primer caso, el pasado 28 de febrero. Lo que implica 280 contagios por hora o cinco por cada minuto.

Ayer se dio la segunda ocasión con altas cifras de contagios en un día, al reportarse seis mil 740 — el pasado 2 de julio hubo seis mil 741 casos de coronavirus— y la primera vez que se rompió la barrera de los seis mil fue el 23 de junio, con seis mil 288.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, José Luis Alomía, director general de Epidemiología, reportó 654 nuevas defunciones por covid-19 en México, con lo que suman 29 mil 843.

Con estas cifras, México se posiciona como el sexto país en el mundo con mayor número de defunciones, sólo está por debajo de Francia, que acumula 29 mil 896 mil muertes por coronavirus, sólo 53 más que nuestro país, de acuerdo con la data de Johns Hopkins.

Además, en total hay 245 mil 251 casos confirmados acumulados desde que inició la pandemia en México.

REGRESAN 5 ESTADOS A SEMÁFORO ROJO

Esta semana, cinco de las entidades que ya estaban en naranja regresarán a color a rojo, lo que significa que pasaron de un nivel de riesgo alto a máximo, y que darán marcha atrás, del 6 al 12 de julio, a las actividades, que ya se les tenía permitidas, como apertura de restaurantes al 50% o centros comerciales al 25%: Chiapas,  Coahuila, Guanajuato, Tamaulipas, Veracruz.

A su vez, los cuatro estados que pasaron de color rojo a naranja, bajando su nivel de riesgo máximo a alto son: Hidalgo, Morelos, Oaxaca y Guerrero, de acuerdo con el semáforo de riesgo de la Secretaría de Salud.

Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud, anunció que los 17 estados en semáforo naranja son los siguientes: Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Ciudad de México, Durango, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Yucatán, y Zacatecas.

🦠 17 entidades pasarán a semáforo anaranjado y el resto continuarán en color rojo.

Nadie entiende realmente que es lo que sucede en la Secretaría de Salud de México, pero las cifras de contagios ya están por los cielos y el número de fallecidos escala hacia niveles imaginables que incluso ya superan a países como España y Francia.

Por eso no entendemos en realidad cómo es que hay estados como Guerrero que ya están en semáforo anaranjado, mientras que otros que presentan menos casos de contagio como Guanajuato, continuarán en rojo.

Quizás por estas razones y por los desatinos de los Secretarios Jorge Alcocer y Hugo López Gatell es que los parámetros de Salud no le cuadran a nadie y cómo muestra de ello aquí les presentamos los colores de los semáforos para la semana del 6 al 12 de julio:

Las entidades que estarán en naranja son: 

• Aguascalientes

• Baja California Sur

• Campeche

• Chihuahua

• Ciudad de México

• Durango

Guerrero

• Hidalgo

• Jalisco

• Michoacán

• Morelos

• Oaxaca

• Querétaro

• Quintana Roo

• San Luis Potosí

• Yucatán

• Zacatecas

Las restantes entidades federativas seguirán en semáforo rojo:

• Baja California

• Chiapas

• Coahuila

• Colima

• Estado de México

• Guanajuato

• Nayarit

• Nuevo León

• Puebla

• Sinaloa

• Sonora

• Tabasco

• Tamaulipas

• Tlaxcala

• Veracruz

En semáforo en naranja cines, museos, teatros y eventos culturales ya pueden aceptar gente, pero solamente el 25 por ciento, de la misma forma que iglesias y centros comerciales. Para los gimnasios, albercas, clubes deportivos  y centros de masaje solo el 50 por ciento y con previa cita. Bares, centros nocturnos y conciertos masivos seguirán sin abrir.

Hasta este momento, en México hay 245,251 de casos positivos de Covid-19 y se han registrado 29,843 muertes.

Twitter @TiempoGro

Coronavirus: Mexico superará a Francia en fallecidos por Covid19 y ya es noveno lugar mundial en contagios.

México subió un lugar en casos de contagio por Covid-19 en el mundo:

Hoy se sitúa ya en el lugar 9° con 245 mil 251 casos confirmados y ya rebasa a Italia en la lista global de países afectados por la pandemia

En numero de muertes, continúa en el 6° lugar y está a punto de colocarse en el 5º de todo el mundo. Por la tendencia, mañana rebasará a Francia.

En índice de letalidad en México está arriba del promedio mundial, con más del doble es decir con 12.16%.

En tasa de mortalidad (por número de habitantes), ya se encuentra entre los primeros 25 países del mundo.

En el número de decesos, está todavía en el sexto lugar.

Todo es muy grave y mientras todo esto sucede, el Presidente López Obrador sigue evadiendo su responsabilidad dejando todo en manos de dos incompetentes cómo son el Secretario de Salud Jorge Alcocer y el Subsecretario Hugo López Gatell.

Twitter @TiempoGro

A %d blogueros les gusta esto: