Con sueldo de 100 mil pesos al mes y 5 meses en el cargo, fiscal de Guerrero compra mansión de 10 mdp

Jorge Zuriel de los Santos Barrila, titular de la Fiscalía General del Estado de Guerrero no ha cumplido ni seis meses en el cargo -por el que recibe 100 mil pesos al mes: 80 mil de salario y 20 mil de viáticos-, y ya compró una mansión de 10 millones de pesos, ubicada en residencial La Cima, una zona exclusiva con vista a dos bahías de Acapulco.

Designado apenas en mayo pasado, el fiscal -mejor amigo de Ricardo Astudillo Calvo, hijo mayor del gobernador- adquirió la propiedad en 10 millones de pesos mediante dos pagos de 5 millones de pesos cada uno. Sin embargo, la residencia tiene un precio comercial de un millón de dólares, es decir casi 20 millones de pesos al tipo de cambio actual, según lo señaló el diario Reforma, que dio a conocer en exclusiva el hecho.

La mansión, de casi 700 metros cuadrados de construcción, se encuentra ubicada a un costado de la carretera Escénica. Desde ahí tiene vista hacia la bahía de Acapulco y a la bahía de Puerto Marqués. La propiedad cuenta con alberca, seis recámaras, dos cocinas integrales, un roof garden de palma con vista al mar y cuarto de vapor.

Además, el funcionario estatal, de 35 años de edad, quien antes de ser nombrado Fiscal vivía en una casa de la colonia Progreso de Acapulco -una zona urbana de Acapulco con altos índices de criminalidad-, remodeló un inmueble aledaño para que se hospeden sus 12 escoltas, quienes además pueden alojarse en otra residencia que renta a un kilómetro de su nuevo domicilio.

“En la entidad su nombramiento fue cuestionado porque, se afirma, por primera vez el Congreso local designó a un Fiscal de muy bajo perfil. En su currículum que presentó ante el Congreso para competir en la terna de aspirantes a ocupar la Fiscalía, señala que fue director general de Averiguaciones Previas de la entonces Procuraduría de Justicia del Estado”, indicó el rotativo.

“Aunque ese cargo solo lo ocupó durante un día cuando Miguel Ángel Godínez [Muñoz] fue Procurador de Guerrero durante el Gobierno de Rogelio Ortega [Martínez], en el 2015. ‘No sabemos los motivos de su renuncia pero solo estuvo unas horas en la Procuraduría y ese mismo día que fue nombrado se regresó a Acapulco’, señala una fuente de la Fiscalía”, indicó el Reforma en su reportaje.

Elcano: Despidos injustificados y malas condiciones laborales de un hotel en franca decadencia

La nostalgia no puede tapar un hotel que actualmente tiene una gerencia obsoleta con instalaciones viejas y mal servicio en general para sus huéspedes.

Trabajadores sindicalizados del hotel Elcano Acapulco realizaron el día de ayer un paro de labores en exigencia de la reinstalación de 35 trabajadores, los cuales afirman fueron suspendidos de manera arbitraria y exigieron al gerente del hotel y también presidente del Fideicomiso para la Promoción Turística, Pedro Haces Sordo el despido de la ama de llaves.

Si, leyó usted bien una ama de llaves podría ser la causante de una huelga en un hotel que alguna vez fue un icono del puerto y que hoy lamentablemente personifica a la perfección la decadencia hotelera que se vive en Acapulco.

Las Protestas

Ante está y otras demandas los trabajadores detuvieron sus actividades y se apostaron en el acceso del hotel, donde con gritos y notoriamente unidos, reprochaban la acción en contra de los colaboradores del reconocido hotel.

En declaraciones a medios, el secretario general de la sección 20 de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) Rey Rafael Sánchez Leyva afirmó que los 35 empleados fueron suspendidos por unirse a una huelga programada para el 31 de este mes.

“Suspendieron a los compañeros y no lo vamos a permitir”, sostuvo con firmeza.

Sostuvo que a partir de mañana se reanudarán las pláticas para dar solución a dicho problema y sostuvo que si no hay acuerdos, estallaría la huelga el próximo día 31.

A su vez, señaló que el hotel Elcano no ha cumplido con la entrega de uniformes para los 95 trabajadores de planta y 100 eventuales.

Lamentable que un hotel tan representativo de Acapulco está desde hace años en franca decadencia y que no le metan un solo peso sus propietarios, ya que con esto lo han convertido, ya no en un hotel de segunda categoría, si no en un hotel de tercera.

Twitter @TiempoGro

Acapulco, tiene el peor mercado laboral del país

Fomentamos en Guerrero el empleo y la autosuficiencia económica: Astudillo.

Las zonas metropolitanas de las ciudades de Acapulco, Guerrero, y Tlaxcala, Tlaxcala son los territorios que presentan la mayor merma laboral en el país.

No obstante, el proceso de descentralización de las dependencias federales que pretende el próximo gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO), podría beneficiar a las urbes que registren bajos indicadores de trabajo.

La administración de AMLO contempla llevarse la Secretaría de Salud a Acapulco y la recién creada Secretaría de Cultura a Tlaxcala.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), al segundo trimestre del 2018, estas ciudades registraron los mayores niveles de informalidad, condiciones críticas, así como bajos ingresos y escaso acceso a instituciones de salud.

Especialistas coincidieron en que será positivo llevarse las dependencias federales a otros estados, fortaleciendo las economías estatales y mejorando el mercado laboral.

Eufemia Basilio Morales, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que puede ser muy favorable este proceso de descentralización, “habría comunicación con otras instancias y dependencias, existiría una vigilancia más certera y la oferta laboral aumentaría porque ya no solamente se dependerá de una actividad económica”.

El podio con la Tasa de Informalidad Laboral 1 (TIL1) más elevada en el periodo de referencia lo compone Oaxaca (57.2% de sus ocupados en esta situación), Acapulco (62.4%) y Tlaxcala (66.7 por ciento).

LA TIL1 se refiere a la suma, sin duplicar, de los ocupados que son laboralmente vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan, con aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo.

Es decir, en esta tasa se incluye, además del componente que labora en micronegocios no registrados o sector informal, a otras modalidades análogas como los ocupados por cuenta propia en la agricultura de subsistencia, así como a trabajadores que laboran sin la protección de la seguridad social y cuyos servicios son utilizados por unidades económicas registradas.

Mientras los coeficientes más elevados de la población ocupada que gana hasta dos salarios mínimos, que incluye a la que no recibe ingresos, se observaron en Tuxtla Gutiérrez (53.1%), Tlaxcala (62.0%) y Acapulco (62.3%); lo anterior es equivalente a que un trabajador percibe como máximo 5,301.6 pesos al mes.

Desglose

Las zonas metropolitanas con la tasa de condiciones críticas de ocupación (TCCO) más alta fueron, al cierre de junio, Tlaxcala (21.3% de los ocupados), Tuxtla Gutiérrez (21.6%) y Acapulco (21.9 por ciento).

La TCCO incluye a las personas que se encuentran trabajando menos de 35 horas a la semana por razones ajenas a sus decisiones, más las que laboran más de 35 horas semanales con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo y las que se emplean más de 48 horas semanales ganando hasta dos salarios mínimos.

En el indicador de trabajadores sin acceso a las instituciones de salud, los mayores porcentajes fueron en Oaxaca (63.0% del total de este grupo de personas), Acapulco (66.5%) y Tlaxcala (70.1 por ciento).

La investigadora de la UNAM agregó que Acapulco es una ciudad ubicada en un estado con altos índices de pobreza y violencia, que han mermado la industria turística, “hay personas que trabajan muchas horas a cambio de un salario muy bajo y que viven en lugares con alta afluencia delictiva”.

Héctor Magaña Rodríguez, coordinador del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey, explicó que “es positivo que llegué la Secretaría de Salud a la ciudad de Acapulco; la seguridad aumentaría y el índice de criminalidad bajaría. También despuntaría el mejoramiento de los caminos y el mercado en el sector transportes estaría en niveles positivos”.

“Tlaxcala es un estado pequeño que carece de infraestructura, no emite deuda, el problema es lo que ocurre con el nivel de ingreso y que se puede notar en su capital. En la ciudad hay pocas actividades económicas, y por ende hay empleos que son mal pagados”, indicó Basilio Morales.

La gente de Tlaxcala tiene que emigrar a otras regiones por las condiciones laborales, “la ventaja de llevar la Secretaría de Cultura es que se frenaría esta salida y se atraería inversión”, añadió.

Kristobal Meléndez Aguilar, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), refirió que en Acapulco y Tlaxcala “hay un ciclo de pobreza, en donde si las mismas empresas no obtienen utilidades y beneficios no puede trasladar esto a los empleados. Si le va mal a la empresa le va mal a la entidad federativa”.

“Tiene efectos positivos llevar las dependencias federales a los estados porque habrá más empleos y, por lo tanto, habrá prestaciones, y los sistemas de salud crecerán, será beneficioso para los habitantes”, manifestó.

Los especialistas también concordaron en que la falta de preparación es otro elemento que merma el sector trabajo, por lo que la mayoría opta por la informalidad.

Oaxaca y Tuxtla Gutiérrez

Además de Acapulco y Oaxaca, las ciudades que se colocaron en el top tres de los cuatro indicadores analizados por El Economista, con la mayor merma, fueron Oaxaca y Tuxtla Gutiérrez.

Sin embargo, también son territorios que podrían beneficiarse por el proceso de descentralización que realizará la administración federal de AMLO; Oaxaca albergaría a la Secretaría de Desarrollo Social, y Tuxtla Gutiérrez a la Comisión Federal de Electricidad.

A la primera mitad del 2018, en la capital de Chiapas los resultados fueron los siguientes para su población ocupada: TIL1 de 50.4%, TCCO de 21.6%, hasta dos salarios mínimos de 53.1% y sin acceso a las instituciones de salud de 70.1 por ciento.

Para Oaxaca quedó así: TIL1 de 57.2%, TCCO de 18.7%, hasta dos salarios mínimos de 48.8% y sin acceso a las instituciones de salud de 63.0 por ciento.

Común denominador

“Estas ciudades tienen un común denominador, la población no tiene una preparación educativa, la mayoría no ha terminado los estudios de secundaria y preparatoria. Será difícil que obtengan mejores trabajos. Habrá que ver qué tipo de puestos pueden ocupar y si el beneficio de la descentralización no es para una pequeña parte de la población”, expuso el analista del CIEP.

Detalló que se tiene que comunicar estas entidades con el resto del país mediante inversión en infraestructura, particularmente en construcción de carreteras, aeropuertos y líneas ferroviarias.

“La gran mayoría de las administraciones enaltecieron al norte y dejaron de lado al sur del país, debe haber un cambio, se tienen que modificar presupuestos, debe llamarse a la Inversión Directa Extranjera. También se tiene que educar a la población y dar acceso a los trabajadores a servicios médicos”, reiteró Eufemia Basilio.

Al otro extremo

Al otro extremo, Monterrey, Hermosillo y Chihuahua fueron las zonas metropolitanas que mostraron menores niveles de informalidad, condiciones críticas, así como más ingresos y acceso a instituciones de salud.

La primera de ellas es Monterrey. En relación a sus ocupados, ostenta una TIL1 de 33.6%, una TCCO de 4.0%, sin acceso a las instituciones de salud sólo 37.4% y únicamente 21.3% con ingresos de hasta dos salarios mínimos.

El analista del CIEP expresó que es ideal que llegue la Secretaría de Economía. “Cuenta con recursos financieros, cercanía con Estados Unidos, buenas condiciones económicas, desarrollo industrial”.

La segunda ciudad es Chihuahua. “Pertenece a la franja norte y por lo mismo tiene manufacturas. Sus fuentes laborales han permitido que exporte y florezca la entidad (4.5% de TCCO, 28.6% de TIL1, 30.3% perciben hasta dos salarios mínimos y 34.6% está sin acceso a condiciones de salud)”, agregó el coordinador del CIEN.

La capital de Sonora cuenta con 4.3% de TCCO, 28.5% gana como máximo 5,301.6 pesos al mes, 35.5% se ubica en la informalidad y 41.0% no tiene acceso a instituciones de salud.

“Hermosillo ha recibido inversión en su infraestructura por parte del sector industrial, que ha permitido una mayor afluencia. Las ciudades que se industrializan son las que tienen un mayor incremento económico”, apuntó Magaña Rodríguez.

En un segundo plano, otras zonas metropolitanas con focos rojos en el mercado laboral fueron Pachuca y Cuernavaca, mientras con mejores condiciones de trabajo, Saltillo y Querétaro.

Total

El Inegi considera 33 zonas metropolitanas en su ENOE, que en conjunto suman una población total de 53.2 millones de personas, cifra que representa 42.7% de todo el país.

En población ocupada, las 33 zonas metropolitanas llegan a 24.4 millones de habitantes. De este dato, el nivel de ingresos es el siguiente: 25.7% gana más de uno hasta dos salarios mínimos, 20.4% más de dos hasta tres salarios mínimos, 18.2% no se especifica, 15.5% percibe más de tres hasta cinco salarios mínimos, 11.5% hasta un salario mínimo, 6.0% más de cinco salarios mínimos y 2.7% no recibe ingresos (trabajadores dependientes no remunerados y los trabajadores por cuenta propia dedicados a actividades agrícolas de subsistencia). Mientras 51.9% de los ocupados no tienen acceso a instituciones de salud.

Publicado en El Economista

En Guerrero, 86.8% de la población gana menos de 3 salarios mínimos

En Guerrero, el 86.8% de la población gana 3 salarios mínimos, equivalentes a 7 mil 952 pesos mensuales.

TG.

Gobiernos van, gobiernos vienen, pero casi nada cambia en Guerrero, especialmente en el tema económico y en lo laboral.

La llegada del gobernador Hector Astudillo ha representando para el estado un grave atraso en materia económica y de progreso social, porque aunque su gobierno presume que tiene una de las tasas de desempleo más bajas del país, esto se debe a que más de la mitad de los guerrerenses trabajan de manera informal y aquellos que lo hacen de manera formal, reciben uno de los sueldos más bajos a nivel nacional.

Las cifras

En México, solo 4 de cada 100 trabajadores tienen ingresos superiores a 13 mil 254 pesos, así lo anunció el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) quien informó en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) que solamente 4 de cada 100 trabajadores recibe un salario mayor a 13 mil 254 pesos al mes, o 5 salarios mínimos.

El reporte correspondiente al segundo trimestre del 2018 destaca que de los 125 millones de personas que habitan en México, solamente 55.6 millones pertenecen a la Población Económicamente Activa, esto implica el 59.6% un aumento de 1.8 millones de personas más que el año previo, en el que se registraron 54.1 millones.

De los 55.6 millones, un 4.5% recibe como máximo cinco salarios mínimos al mes, es decir 2.5 millones de mexicanos.

La industria de la construcción generó 156 mil plazas con salarios superiores a los 13 mil pesos, el sector manufacturero creó 308 mil 26 empleos mientras que el comercio, entrega a 318 mil 979 personas ingresos superiores a los 5 salarios mínimos.

Seis estados del país concentran a la mitad de los trabajadores con salarios superiores a los 13 mil 254 pesos al mes, presentando además los niveles más altos de crecimiento y desarrollo de actividad económica.

El 12.5% de la población económicamente activa trabaja en el sector primario, unos 6.7 millones de mexicanos, otros 13.8 millones en sector secundario, lo que representa el 25.6%, y 33 millones se encuentra laborando en el sector terciario, 63.3%.

Oaxaca, Guerrero y Chiapas, la región sureste del país, son los estados que concentran menos personas con ingresos superiores a 5 salarios mínimos. En Guerrero, el 86.8% de la población gana 3 salarios mínimos, equivalentes a 7 mil 952 pesos mensuales, en Oaxaca 83.3% y Chiapas 88%.

Twitter @TiempoGro

Así influyó el narco el voto en Guerrero

Por Héctor de Mauleón.

Un Tsuru que intentó evadir un retén de la Fiscalía General del Estado de Guerrero habría despejado las dudas que existen sobre el asesinato del candidato del PRI a diputado local, Abel Montúfar, ocurrido a principios de mayo pasado.

El 8 de ese mes, Abel Montúfar, alcalde con licencia de Coyuca de Catalán, realizó un recorrido por Ajuchitlán, Guerrero. Las últimas fotos que le tomaron en vida lo muestran con una cachucha y una camisa roja, conversando con pobladores de San Lorenzo.

Las fotos siguientes se las tomaron sus asesinos, tendido en el sitio donde lo mataron: la camisa roja de campaña, con su nombre bordado a la altura del bolsillo, aparece con los botones abiertos hasta la altura del pecho: el agujero de una bala horada la camiseta blanca del candidato, muy cerca de la tetilla derecha.

Hay otras fotos, publicadas en los medios.

Muestran el cadáver de Montúfar en el asiento trasero de una camioneta, sin pantalones y sin la camisa roja de la fotografía anterior.

Más tarde se sabría que sus verdugos le metieron en el calzoncillo un mensaje cuyo contenido no trascendió.

La mañana de su asesinato, Montúfar volvió a su casa. De ese sitio lo sacó una llamada misteriosa. Se negó a que lo siguieran sus escoltas, y acompañado solo por su secretario particular, tomó la salida a Zihuatanejo.

La primera versión señaló que el candidato había sido interceptado de camino a su cita. Una “sábana” telefónica reveló que el número del que lo llamaron se encuentra en la red de vínculos de Salvador y/o Luis Navarro Peñaloza, alias El Zarco.

El Zarco es el jefe de sicarios de Rodolfo Maldonado Bustos o José Pineda González, alias El JP o Don José, líder de un grupo criminal —asociado al Cártel Jalisco Nueva Generación—, que mantiene bajo un régimen de horror los municipios de Pungarabato, Cutzamala, Tlalchalpa, Coyuca y Zirándaro.

El secretario de Montúfar reapareció 12 horas más tarde. Su versión de los hechos tampoco fue dada a conocer.

De acuerdo con la primera versión, un sujeto apodado El Kevin fue el encargado de interceptar al candidato para conducirlo al sitio en que lo asesinaron.

En el Tsuru detenido el 18 de agosto pasado en la carretera Chilpancingo-Iguala, viajaba otra versión. En ese auto iba un desertor del Ejército —Damián “N”— al que le encontraron una Beretta y varios envoltorios con marihuana. El arma estaba relacionada con un homicidio.

De acuerdo con los agentes que participaron en la detención, el ex militar reveló que intentaba alejarse de la zona de influencia de El Zarco porque, a resultas de un pleito, éste había asesinado a uno de sus familiares, y luego había dado la orden de que lo mataran a él también.

El cruce de información reveló que el ex militar era, en realidad, uno de los lugartenientes de El Zarco. Damián “N” confesó que había sido entrenado para combatir la guerrilla y para dar custodia a altos funcionarios de gobierno. Esto le permitió, al convertirse en desertor del Ejército, ocupar un papel relevante en el grupo dirigido por El JP.

Según el relato que el ex militar entregó a las autoridades, el candidato Montúfar fue citado en la cancha de basquetbol del poblado de Zacapuato.

Montúfar había sido alcalde de Coyuca. Uno de sus hermanos fue delegado de Segob en Guerrero —y jefe de la policía ministerial durante varios años.

¿Por qué habría acudido el candidato a reunirse con líderes criminales de la región? Se ignora a ciencia cierta la respuesta, pero EL UNIVERSAL publicó el domingo pasado un reportaje que revela la manera en que el narcotráfico influyó el voto en Guerrero.

Según la versión proporcionada por Damián, Montúfar se acercó a un grupo en el que, además de Don José o El JP, se encontraban Uriel Tavares Martínez (La Perra), Fausto Aguirre Méndez (El Mejoral), Kevin Arzate Gómez (El Kevin), José María Pérez (El Chema), así como Salvador Navarro Peñaloza (El Zarco).

La orden del JP fue que Montúfar declinara a favor de un candidato rival. El priista, según Damián, se negó. El Mejoral comenzó a golpearlo. La escena subió de tono hasta que el JP ordenó “que lo matara a la verga”.

Según el testigo, El Mejoral sacó entonces un arma corta y disparó varias veces. El cadáver fue arrojado a unos metros del hotel Nueva York.

Si la versión de Damián es correcta, también de este modo el narco influyó el voto en Guerrero.

@hdemauleondemauleon@hotmail.com

Afloran casos en todo Mexico por robo de vendedores de Bimbo

Luego que el lunes se viralizó un video en el que se denuncia el robo de un repartidor de Bimbo a una miscelánea que atendía un adulto de la tercera edad, en redes diversos usuarios han acusado más robos por parte de los empleados de la compañía.

En Facebook y Twitter han aparecido al menos cuatro casos hasta este día, acompañados de videos tomados in fraganti, en los que se exhibe a los empleados cometiendo robos de mercancía al momento de surtir.

En Twitter, usuarios han impulsado el hashtag “RoboBimboChallenge” para que las víctimas de hurto denuncien.

En las cuatro acusaciones, los repartidores de la empresa utilizan la misma táctica.

El empleado coloca algunos productos en el exhibidor de la tienda mientras retira otros para guardarlos en el bolso de su chaleco o pantalón.

Cabe señalar que ni los usuarios ni los videos precisan la fecha en la que se cometió el robo, ni tampoco señalan la colonia o delegación donde se llevó a cabo el presunto hurto de productos.

Ante las denuncias surgidas, la empresa ha emitido diversos comunicados atribuidos al Director General de Bimbo, Miguel Ángel Espinoza, donde afirma que uno de los empleados que en un principio fue captado robando en una tienda en Iztapalapa, fue despedido por violar tanto el código de ética de la compañía como la ley.

“A veces las personas fallamos, pero nuestra empresa es buena y estaremos ganándonos la confianza de todos nuestros clientes”, expresó el empresario.

Sin embargo no solo es un video el que circula y ya son varios los que andan circulando, en donde empleados de Bimbo roban sin control en misceláneas y tiendas de conveniencia.

– Agencias Reforma.

Acapulco y Chilpancingo entre las ciudades con peor calidad de vida en México

San Pedro Garza García, y San Nicolás de los Garza, Nuevo León; Saltillo, Coahuila, y Hermosillo, Sonora, son las urbes mejor calificadas en calidad de vida, mientras que Ecatepec, Nezahualcóyotl y Chimalhuacán, Estado de México; Tlaquepaque, Jalisco, Chilpancingo y Acapulco Guerrero resultaron entre las peor evaluadas, según la encuesta Ciudades más Habitables en 2018 realizada por el Gabinete de Comunicación Estratégica.

Federico Berrueto, director general de este organismo, destacó que la percepción de los habitantes respecto a la labor de sus gobernantes está completamente relacionada con la calidad de los servicios municipales con los que cuentan. Sin embargo, los resultados de esta encuesta también han reflejado la insatisfacción mostrada en el pasado proceso electoral del 1 de julio.

“Hemos detectado un deterioro en el tema de la confianza hacia las instituciones, tanto públicas como sociales, sí creo que una de las variables más importantes para explicar el desenlace de la elección del 1 de julio tiene que ver con este nivel de insatisfacción que estamos registrando”, explicó.

Las localidades que resultaron peor calificadas son:

1. Tuxtla Gutierrez

2. Chilpancingo

3. Tapachula

4. Xochimilco

5. Lázaro Cardenas

6. Tehuacán

7. Ecatepec

8. Tláhuac

9. Iztapalapa

10. Iztacalco

16. Acapulco

“Los focos rojos son las ciudades con altísima criminalidad como Acapulco y Chilpancingo. Es lo que estamos viendo como situaciones extremas de emergencia que debieran ameritan una acción conjunta de la sociedad con las autoridades para dar respuesta a los problemas que ahí se están presentando, especialmente vemos que en esos lugares el tema mayor es la inseguridad, en la calidad de servicios es agua, alumbrado, las áreas verdes zonas de esparcimiento”, explicó el directivo.

“Hay un deterioro de la calidad de vida, porque los espacios públicos no pueden utilizarse debido a los niveles de criminalidad”, reiteró Berrueto.

Berrueto destacó que estos resultados muestran el contraste entre dos regiones, ya que a excepción de Mérida, las ciudades mejor calificadas se ubican en el norte del país, mientras que las del puntaje más bajo se encuentran en el centro y zona conurbada.

El directivo también explicó que el nivel de insatisfacción detectado en el estudio, refleja los resultados del proceso electoral realizado el pasado 1 de julio.

En la edición de este año la consulta incluyó un nuevo parámetro que mide la cohesión social, es decir, muestra más confianza entre sus miembros y en sus instituciones, son más unidas y tienen un alto sentido de pertenencia.

Las urbes donde sus habitantes reportaron mayor cohesión son San Pedro Garza García (6.42), La Paz (6.08) y Mérida (6.04), mientras que las que arrojaron el más bajo puntaje corresponden a Chimalhuacán (5.09), Acapulco (5.17), Tehuacán (5.36); Ecatepec (5.36) y Chilpancingo (5.38).

¿Cómo realizaron este estudio?

El estudio, elaborado entre el 23 de marzo y el 14 de abril de 2018, recopila las opiniones de 30,400 ciudadanos, en 76 ciudades, las 16 alcaldías de la Ciudad de México (CDMX).

Los criterios considerados para esta evaluación se enfocaron en cinco indicadores:

Índice de Evaluación a Alcaldes
Índice de Satisfacción con los Servicios Municipales
Calidad de vida
Cohesión Social
Si los habitantes recomiendan su ciudad para vivir, denominado Net Promoter Store (NPS)

LOS GOBIERNOS PEOR EVALUADOS SON:

1 Tuxtla Gutiérrez (13.13)

2 Xochimilco (15.44)

3 Tapachula (16.09)

4 Chilpancingo (17.50)

5 Tehuacán (20.44)

6 Lázaro Cárdenas (20.45)

7 Tláhuac (20.75)

8 Ecatepec (21.98)

9 Iztapalapa (22.85)

10 Cancún (Benito Juárez) (23.33)

16 Acapulco (25.53)

Las Mejores para Vivir. De acuerdo con el estudio, las cinco ciudades con la evaluación más alta son:

1. Mérida

2. San Nicolás de los Garza

3. San Pedro Garza García

4. Mazatlán

5. Saltillo

Twitter @TiempoGro

Pasa Acapulco del oro… al plomo

Por Verónica Gascón.

Acapulco tuvo una época de oro en los años 50, que lo distinguió como destino de referencia mundial, pero seis décadas después también destaca… pero por la violencia.

El destino se anunciaba como “la playa más hermosa de América” y era conocida por atraer al “jet set” no sólo nacional, sino extranjero, tanto que los Kennedy pasaron su luna de miel en el puerto.

Siete décadas después, Acapulco sigue siendo referencia, pero por ser uno de los principales destinos de México asolados por la violencia.

Desde 2006, se ha visto un deterioro en la economía no sólo de Acapulco, sino del estado de Guerrero en su conjunto, debido a que perdió participación en el sector turístico a nivel nacional.

Datos de Inegi, correspondientes a la participación de cada una de las entidades en el rubro de servicios de alojamiento temporal y preparación de alimentos y bebidas, señalan que el estado alcanzó su punto más alto en 2008 con 4 por ciento de participación del PIB en dicha actividad, pero en 2016 se redujo 3.3 por ciento.

Baja California Sur, donde se encuentran centros turísticos como La Paz y San José del Cabo, tuvo una participación de 3.9 a 4.8 por ciento, en el periodo.

Según el Banco de México (Banxico), Los Cabos, Loreto y La Paz son las zonas turísticas de playa con mayor crecimiento económico entre 2013 y 2017, gracias a su conectividad aérea y menor nivel de inseguridad.

El Banxico midió el PIB en 15 zonas turísticas de playa, y calculó que el PIB en Los Cabos, Baja California Sur, creció 1.15 por ciento anual en promedio en el periodo de análisis.

Le siguen Loreto y La Paz en el mismo estado, con 1.14 por ciento cada uno.

En los últimos lugares están Mazatlán, Sinaloa, con 0.88 por ciento de crecimiento anual y Acapulco, Guerrero con 0.75 por ciento.

Si bien se siguen presentando flujos de turistas en temporada vacacional, las cifras advierten que el promedio de ocupación anual, se ha movido poco.

En 2013, la ocupación promedio en Acapulco era de 39.3 por ciento.

En tanto que 2017 cerró con una ocupación de 43.5 por ciento, sobre todo de visitantes nacionales, según Datatur.

Los hoteleros estiman que la inseguridad ha frenado planes de las cadenas por abrir nuevos complejos.

“Hotelería nueva casi no ha habido, en la zona de Punta Diamante ha habido poca, se está haciendo un Holliday Inn, un One, está detenido un Fiesta Americana. Hace falta una hotelería nueva, a nivel de mar tipo Sheraton”, enfatizó Rafael García, presidente de la Asociación Nacional de Hoteles y Moteles.

Lo que piden los empresarios del gremio, dijo, es que los dejen trabajar y no sean blanco de extorsiones. Pero aún no hay condiciones adecuadas para detonar la hotelería de lujo, comentó.

“Hay un perfil de familias que en el verano siempre eligen este destino para ir a vacacionar pero hay retos importantísimos en Acapulco como ordenar la parte de bares y de las discotecas de baja calidad que han proliferado por la costera Miguel Alemán y la inseguridad”, subrayó Fidel Ovando, presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viaje de la Ciudad de México.

Reforma Agencias.

PERIODISMO Y NOTICIAS KAMIKAZE

A %d blogueros les gusta esto: