Archivo de la etiqueta: violencia

Guerrero: ¡Paramilitares en renta!

Resultado de imagen para paramilitares gobierno estado de guerrero

Pocos han reparado sobre la existencia de grupos paramilitares y “parapolicíacos” que operan como empresas privadas, pero dependen de gobiernos estatales. La particularidad es el contar con la autorización de la Secretaría de Defensa Nacional de portar armas en labores de vigilancia a empresas privadas y particulares.

Sin embargo, se trata de negocios multimillonarios que no son fiscalizados. Al solicitar información, en una muestra de cinco entidades –el Edomex, de Eruviel Ávila; Guerrero, de Héctor Astudillo; Puebla, de Antonio Gali; la CDMX, con Miguel Mancera, y Nuevo León, de Jaime Rodríguez–, ninguna ofreció la información. Y no porque estuviera reservada, sino porque no la conocían.

Nada más, por ejemplo, el Cuerpo de Guardias de Seguridad del Estado de México, Cusaem, que depende el Gobierno de Eruviel Ávila, pero no proporciona ningún informe al Congreso Local. La opacidad es total, pero se estima que tiene negocios por más de $200 millones de pesos mensuales. Algo así como $250 millones de dólares anuales. Este es el más importante grupo paramilitar legal en el país, con una fuerza de más de 50,000 elementos.

El gobierno de la CDMX, de Miguel Mancera, tiene dos policías similares y con capacidad de armamento: la policía auxiliar y la Bancaria e Industrial. Otros dos negocios “oficiales” sin cuentas claras a la Asamblea Legislativa. Así están casi todas las entidades. Policías armados, para el servicio de quien lo pague y sin transparencia en sus acciones.

#Acapulco: Asesinan a balazos a niño de 13 años y a otro hombre

La ciudad de Acapulco se ha convertido en una zona de Guerra, el gobierno es rebasado por pandillas criminales que matan a quien deciden, gracias a la ineptitud de las fuerzas policiales que vigilan el puerto y que son rebasadas por el crimen organizado.

La ciudadanía está indefensa y por eso mueren asesinados todos los días niños, mujeres y hombres ante la indiferencia gubernamental.

Los mas reciente hechos se registraron alrededor de las 11:00 horas en las inmediaciones del Penal de las Cruces por la colonia Radio Koko. Ahí atacaron a balazos a cuatro hombres, justo en el momento en que caminaban por las peligrosas calles dos mujeres y el niño de 13 años. En la refriega resultó muerto el mas inocente, José Alejandro de tan solo 13 años de edad y otro hombre que respondía en vida al nombre de Cesar.

Los hombres armados también levantaron a las dos mujeres pero las liberaron horas más tarde sin un solo rasguño. Las otras tres personas fueron heridas y trasladadas al Hospital para su atención médica y se ignora su estado de salud.

En otro punto de la violenta ciudad, pandilleros armados atacaron a balazos a tres hombres, entre las calles Pino Suarez y Revolución de la colonia Popular, estos circulaban en un automóvil cuando fueron baleados, finalmente fueron trasladados muy graves al Hospital General.

Leer más en Notimundo

Héctor Astudillo, 18 meses sin orden ni paz


Radiografía de Guerrero: Un estado estancado. Es terrible la situación de inseguridad y violencia que se vive en gran parte del estado….

Héctor Astudillo cumple este jueves 27 de abril 18 meses desde que rindió protesta como gobernador constitucional del estado de Guerrero.

Tiempos de Guerrero.

Al concluir su campaña, en junio del 2015, Héctor Astudillo anunció: “vamos a decirle adiós al PRD; a partir de octubre volveremos a gobernar”.  Tras el desastre que había  dejado el PRD, se esperaba un cambio importante y trascendental para el estado, pero este no ha llegado.

Héctor Astudillo recibio un escenario de violencia debido a la creciente operación de grupos del crimen organizado, mismo que prometió erradicar pero…

La ola de violencia no se freno con su llegada, muestra de esto es que el año 2016 fue el más violento en lo que va de esta administración. Hay evidencias de que la organización criminal Los Rojos, a la que se le atribuyen asesinatos, secuestros y estar implicado en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, sigue delinquiendo.

Santiago Mazari Hernández, alias “El Carrete”, “El Señor de los Caballos” y/o “El Ocho”, presunto líder de Los Rojos y uno de los objetivos prioritarios del Gobierno federal, mantiene la producción de drogas y es provocador de la violencia en Guerrero, de acuerdo con información militar.

Guerrero es la entidad más peligrosa del país al acumular 8 mil 380 homicidios, de enero de 2013 a marzo de 2017, revelan las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Astudillo prometio paz y orden pero nada de eso ha llegado, tan solo en los dos primeros años de esta administración, Guerrero ha sido la entidad más violenta al registrar tasas de 56.50 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes. 

Guerrero tambien cuenta con la tasa más alta de impunidad y es el primer lugar en el índice de violencia contra la mujer. 

En salud el 78% de los guerrerenses no cuenta con seguridad social y ocupa el tercer lugar en México de mortalidad materna.

Por si esto no fuera grave, ocupa los últimos lugares a nivel nacional en desempeño académico; las escuelas de Guerrero son de las peores de México. 

En índices de pobreza tampoco anda muy bien esta administracion, ya que según datos oficiales, 68 por ciento de la población de Guerrero vive en pobreza por ingresos; y en la mitad de sus municipios más de 80 por ciento de los ciudadanos son pobres. 

En empleo registró durante el 2016 una de las tasas de desempleo más bajas a nivel nacional, sin embargo, las sorpresas siguen, toda vez que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó una reducción anual de 0.7% en el número de personas registradas en el padrón de la entidad; en tanto, al buscar en los indicadores complementarios publicados por el mismo Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), se concluye que si bien hay empleo, éste es de mala calidad, pues 79.2% de la población ocupada al segundo trimestre del año 2016 esta se encontraba en la informalidad.

Uno de los pocos puntos en donde  la administración de Astudillo ha tenido números positivos, es en materia turística. Ya que se logró la mejor temporada de invierno 2016-2017, y en las vacaciones de Semana Santa del 2017, se logró la mejor captación en nueve años. “En conclusión, en turismo estamos bien, pese a los problemas de inseguridad” indicó el mandatario recientemente.

Otro punto muy negativo ha sido la impunidad y la complicidad que ha demostrado este gobierno, al solventar el presunto desvío de 6 mil millones de pesos atribuido a sus antecesores, Ángel Aguirre y Rogelio Ortega, mediante recortes a las participaciones federales.  El quebranto señalado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público proviene de la retención irregular del Impuesto Sobre la Renta y un adeudo con el Servicio de Administración Tributaria desde 2013.

Héctor Astudillo admitió que recibió una administración con serios problemas, que en primera instancia había un déficit por 23,694 millones de pesos, producto de adeudos al Servicio de Administración Tributaria por más de 3,945 millones de pesos, obligaciones al ISSSTE por 4,500 millones de pesos, los laudos por 1,800 millones de pesos por demandas laborales, así como faltantes que ya está revisando la Auditoría Superior de la Federación.

Pero hasta el momento no hay detenidos. Los ex gobernadores Ángel Aguirre y Rogelio Ortega se pasean por todo el estado a sus anchas, pero eso si, con las bolsas llenas de todo lo que se llevaron. 

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), Guerrero los primeros lugares en corrupción en manejo de recursos, servicios públicos y trámites desde el sexenio pasado en donde gobernaba el PRD y actualmente se mantiene entre las primeras posiciónes. 

Sin embargo el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) ubicó a Guerrero en 2016 como el segundo estado del país con mayor evolución en el cumplimiento de diversos términos de transparencia gubernamental.

De la posición 28 en que se mantenía en la materia, el gobierno estatal consiguió colocar a esta entidad en la número 20.

Este organismo ubicó a Guerrero durante el 2016 entre los estados menos competitivos, al repobrarlo en gestión del medio ambiente, provisión de servicios públicos, productividad laboral y estabilidad económica.  En su informe anual Guerrero se colocó en los últimos lugares en siete de los 10 subíndices.

Han pasado ya 18 meses y como podemos observar, los resultados que prometió el actual gobernador aún no se reflejan ¿Podrá el gobernador Héctor Astudillo cambiar la situación de Guerrero? 

Esperemos por que por el bien de todos los guerrerenses las cosas mejoren, porque más mal ya no podemos estar.

Twitter @TiempoGro

Guerrero el estado menos pacifico; por cuarto año ocupa el último lugar a nivel nacional

Ni paz ni orden en el gobierno de Hector Astudillo.

Guerrero es el estado menos pacífico del país, de acuerdo con el Índice de Paz México 2017, que fue presentado ayer.

Por cuarto año consecutivo, la entidad gobernada por el priista Héctor Astudillo ocupa el último lugar nacional en ese rubro.

“La paz en Guerrero sigue deteriorándose”, advierte el documento elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP), con base en la metodología del Índice de Paz Global.

“Cayó de la posición 30 en 2011 a la última en 2013, donde ha permanecido desde entonces”, abunda.

El Índice señala que durante 2016 Guerrero alcanzó una tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes de 61.6, con lo que prácticamente igualó los niveles de la llamada guerra contra el narcotráfico.

Guerrero tuvo una calificación general de 3.9 en escala de 1 a 5, donde 1 representa el mayor nivel de paz y 5 el menor nivel.

En contraste, los estados con mayor nivel de paz son Yucatán, que tuvo una calificación de 1.2, Nayarit, Tlaxcala, Hidalgo, Coahuila, Chiapas, Campeche y Querétaro.

Con información de Reforma.

Xavier Olea: “No tengo capacidad para enfrentar al crimen”


Xavier Olea: “No tengo capacidad para enfrentar al crimen”

Por Pablo Ferri.

A Xavier Olea le gusta comparar su trabajo con los procesos fisiológicos del cuerpo humano. El fiscal del Estado de Guerrero, la región más violenta de México, dice por ejemplo que “las arterias” de la fiscalía “están muy tapadas”. O que “hay mucha grasa en la coronaria”. O que sus intentos por erradicar la corrupción de la institución son una “operación a corazón abierto”.

Abogado penalista, gestor de un inquietante tono de voz que un segundo cae en el susurro y al siguiente es capaz de resucitar a un muerto, Olea recibe a EL PAÍS cuando cumple un año y tres meses al frente de la agencia investigadora.

El fiscal reconoce que la situación es muy delicada. Dice que con los medios de que dispone, es imposible plantarle cara a la delincuencia. Con 400 policías ministeriales para todo el estado, Olea reconoce: “No tengo la capacidad humanitaria para enfrentar al crimen organizado”.

Olea repasa las cifras delictivas del 2016, recogidas por la propia fiscalía, que muestran que los asesinatos aumentaron en Guerrero, pasando de 2.016 en el año 2015 a 2.213 en 2016, rayando niveles del fatídico ejercicio de 2012. También creció el número de extorsiones y los robos violentos. Otros delitos, como el secuestro, se mantuvieron en niveles de 2015.

El fiscal inicia la conversación hablando de grasa y arterias coronarias: la corrupción.

PREGUNTA: Y sin embargo, de 2015 a 2016 se mantuvo la incidencia de este delito.

RESPUESTA: Sí, pero antes no se resolvían. Ahora se resuelve el 80%

P: Vamos a un caso no resuelto, el de los jinetes de Morelos. ¿Qué ha pasado?

El caso de los jinetes acaparó la atención de los medios hace mes y medio en México. Un grupo de siete jinetes y la mujer de uno de ellos desaparecieron en Guerrero cuando iban camino de una feria de charrería. Un foso, un toro, un jinete y la habilidad para no caerse del lomo de la bestia. Iban camino de la feria y alguien se los llevó. No han aparecido.

R: A ver, ellos salieron de Cuautla, pasan a Cuernavaca, luego van a Taxco y luego van a Iguala, [Guerrero]. Ojo, traen placas de Morelos. Suben hacia la sierra. Ahí hay grupos delincuenciales del Señor de la I. Hay mucha amapola.

P: ¿Quién es él?

R: Se llama Isaac. Tiene el control en esa zona. Controla una banda desde la parte baja de la sierra.
Entonces, al ir a su evento seguramente los confundieron. Y creyeron que eran personas del Carrete, que opera en la parte norte del estado de Guerrero y que ahora, presumiblemente, opera también en Morelos. Ahí pudo haber existido una confusión. Eso o que algunos de estos jinetes tuviera alguna relación con el crimen organizado… Los estamos buscando. Precisamente vengo de una reunión y creemos que podemos localizarlos. Vivos o muertos, lamentablemente.

El fiscal vuelve a la carga con los logros del año pasado. Ahora, la extorsión. Dice que se redujeron los casos, aunque de acuerdo a los datos que la fiscalía envió al Gobierno federal, aumentaron.

“Creo que logré hacer sentir a los extorsionadores que yo le estaba cayendo a la extorsión”.

P: Pero la extorsión aumentó bastante.

R: Se ha reducido. Yo tengo que tomar los números que yo tengo.

P: Pero los números que maneja el Gobierno federal, ¿no vienen de ustedes?

R: No. Es decir, yo saco mi estadística y es una estadística nacional, con la que muchas veces no estoy de acuerdo. Cuando el gobernador [Héctor] Astudillo asumió la legislatura, nada más en Acapulco había entre 14 y 15 homicidios diarios, hoy tenemos 2.2 de media.

P: Pero entonces usted, ¿está en desacuerdo con el conteo en general, solo en materia de extorsión o cómo? Si no, ¿qué números maneja usted? Según sus propios datos han crecido la mayoría de delitos.

R: ¡Pero en todo el país!

P: Bueno, pero a usted supongo que le importa lo que pasa aquí.

R: Aquí pudo haber subido, pero están resueltos. Es a lo que voy. Por ejemplo, hay 1.000 secuestros, pero se resuelven 800.

P: Bueno, y de los más de 2.200 homicidios dolosos de 2016, ¿cuántos se han resuelto?

R: De esos, poco más del 60%
En los primeros dos meses del año, la violencia arrecia. En febrero hubo más asesinatos que en el mismo periodo del año anterior. En marzo parece que la situación no cambiará. Uno de los primeros asesinatos del mes fue el de Cecilio Pineda, el primero de los tres reporteros ejecutados en marzo en México.

P: Un caso que quería tocar, el de Cecilio Pineda.

R: Sabemos quién lo mató. Cecilio había tenido un par de atentados. No es tan fácil detener a ciertas personas. Sabemos quiénes son los autores intelectuales. Se está investigando quienes fueron los materiales, que fueron dos. Pero la gente no coopera en decir cómo ocurrieron los hechos. 
Pocas horas antes de morir, Pineda subió un video a su cuenta de Facebook en que criticaba al Gobierno del estado por no haber detenido a uno de los delincuentes más célebres de la entidad, El Tequilero. Autor de secuestros masivos en el estado, El Tequilero, según Olea, se esconde en la sierra. Y es difícil dar con él. Pineda decía que no lo agarraban porque no querían. A las dos horas le tirotearon en un lavadero de coches.

El Tequilero es uno de los grandes quebraderos de cabeza del fiscal. Hace unos meses acudió a sus dominios, el pueblo de San Miguel Totolapan. Abrazado a un grupo de vecinos que le contaban las penurias que les hacía pasar, Olea dijo: “La intención no es detenerle, vamos a acabar con el (…) Le damos pa’bajo”.

“Es un personaje que se ha publicitado a los cuatro vientos. ¡Y me han atacado por atacar a un delincuente!”

P: Bueno, pero es que usted dijo que ‘lo vamos a dar pa’bajo’

R: Claro, hay que bajarlo. El señor está ahí arriba, el señor nos ve.

P: Usted dijo ‘lo vamos a dar pa’bajo’, ¡usted sugirió que lo iban a matar!

R: El señor está en la sierra, hay que bajarlo.
A eso, dice, se refería, a bajarlo de la sierra.


El diputado Beltrán

El fiscal tocó otros temas: la pelea encarnizada por las rutas del opio entre dos bandas criminales, Los Ardillos y Los Rojos; la tranquilidad que se respira en Iguala, el pueblo donde desaparecieron los 43 estudiantes de magisterio en 2014 y por último, también, el caso del diputado local Saúl Beltrán. La fiscalía acusa al diputado de asesinato. Los medios, de ser compadre de El Tequilero. En un ejemplo de la podredumbre del sistema, un agente local de la fiscalía y una juez pusieron en peligro el proceso, saltándose un paso primordial para proceder a la detención de Beltrán.
Olea dice que por presiones del crimen organizado. “Pero tendrían que haber informado a sus superiores”, lamenta.

P: Y en este caso tan sensible, ¿no tendría que haber estado la fiscalía más encima para evitar poner en peligro el proceso?

R: Pero ¿encima de qué? Si no teníamos conocimiento de la existencia de esa denuncia. ¡ [El agente] la escondió en el escritorio! Si no, la hubiera concentrado en otro lugar, Chilpancingo, Iguala. Yo me entero de la orden de aprehensión cuando llega a la coordinación de la policía ministerial y el coordinador me la lleva a mí. Y me dice, vea.

La charla continuó largo rato. Olea, tranquilo, solo se levantó para decirle a sus asistente que avisara al juez –un juez– para ir a comer.

Las Cinco Guerras de Guerrero 

 

El 21 de febrero pasado dos jóvenes fueron detenidos en una gasolinera de Tixtla por la policía comunitaria. Varios testigos presenciaron el arresto. Al día siguiente, ambos aparecieron desmembrados —y envueltos en bolsas—, en una comunidad de Chilapa.

Ese mismo día, el destacamento de la policía estatal de Chilapa recibió el reporte de que “un masculino sin vida” se encontraba a las puertas del panteón de la comunidad de Lodo Grande.

El desconocido, de aproximadamente 40 años, había sido degollado. El cadáver presentaba las manos atadas y una hoja de papel con esta leyenda: “sigan participando ardillitas desde aquí los veo att: los jefes”.

No había pasado una semana cuando desapareció un alumno de secundaria. Al día siguiente fueron “levantados” dos vecinos, padre e hijo. De acuerdo con los testigos, “se los llevaron los comunitarios”.

Pasaron unas horas y un menor de edad (17 años) fue privado de la libertad al salir de una tortillería de Chilapa. Un testigo declaró que “dos hombres portando armas los subieron a la fuerza a un taxi y se lo llevaron con rumbo desconocido”.

Ese fin de semana se registraron cinco hechos violentos más.

Llegó el 7 de marzo y alguien llamó al 911 para informar que sobre una carretera de terracería había trece bolsas de color negro con restos humanos.

Fuerzas federales se trasladaron a aquella parte del municipio. En el punto conocido como La Lomita encontraron un espectáculo indecible, dantesco: ni siquiera era posible determinar con exactitud cuántos cuerpos se hallaban dentro de las bolsas.

El personal forense reportó más tarde que los restos “estaban incompletos”. Había seis torsos, cuatro cabezas, cuatro brazos y cinco piernas.

Aquello rebasaba el límite del horror.
Un día antes, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, había estado en Acapulco, donde declaró que “el trabajo unido ha permitido que en materia de seguridad las estadísticas vayan a la baja”.

En Guerrero han ocurrido, sin embargo, más de veinte ejecuciones en los últimos tres días. La violencia estalla como nunca a lo largo del estado. La entidad es el escenario de un brutal enfrentamiento entre las organizaciones criminales que se disputan las zonas de siembra y trasiego de amapola.

Según el gobierno federal, Guerrero se encuentra sacudido por cinco guerras:

La del Cártel del Pacífico contra el Cártel de los Beltrán Leyva.

La de los Beltrán Leyva contra La Familia Michoacana.

La de Los Caballeros Templarios contra 

La Familia Michoacana.

La de los Beltrán Leyva contra el Cártel Jalisco Nueva Generación, CJNG.

Y la del Cártel Jalisco contra Los Caballeros Templarios. (En Acapulco se habla, sin embargo, de una alianza entre los Beltrán y el CJNG).

El horror de Guerrero sería producto de estas combinaciones: de la guerra sin cuartel entre las células y los brazos armados de cada grupo: Los Rojos, Los Ardillos, Guerreros Unidos, Los Tequileros, Los Sierreños, Los Granados, las Fuerzas Especiales de Acapulco, el Cártel del Sur, La Empresa, Sierra Unida Revolucionaria, el Cártel Independiente de Acapulco, etcétera.

Según autoridades del combate al narcotráfico, algunas células se han fracturado por la persecución oficial, las pugnas de poder y otras rencillas internas. De ese modo siguen surgiendo nuevos grupos: de una ruptura de Los Rojos, sostiene el gobierno federal, se desprendió el grupo conocido como Sierra Unida Revolucionaria.

En los reportes federales, el baño de sangre que se registra en Guerrero habla del declive de dos cárteles, Los Caballeros Templarios y La Familia Michoacana; de la guerra a muerte entre los Beltrán Leyva y el Cártel de Sinaloa, y de la incursión a sangre y fuego en el estado del cártel del que es sin duda el cártel del sexenio: el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Twitter @hdemauleon

Publicado en El Universal

La violencia e inseguridad que el alcalde no quiere ver: Hallan a pareja estrangulada en playa de Acapulco

ACAPULCO, Gro., 17 de enero de 2017.- Una pareja fue hallada estrangulada esta madrugada en la playa Papagayo, entre el hotel Krystal y el Asta bandera, ubicados sobre la costera Miguel Alemán del puerto. Aproximadamente a las 2 de la mañana, una llamada al teléfono de emergencia 911 reportó que había dos personas sin vida sobre la franja de arena. 
Efectivos del Ejército y policías turísticos acudieron al lugar donde encontraron los cuerpos de una mujer y un hombre, quienes, de acuerdo con peritos de la Fiscalía de Guerrero, fueron asesinados por estrangulamiento. 

La mujer vestía una blusa blanca y una bermuda de mezclilla azul, con una bolsa trenzada al pecho. A unos dos metros fue hallado el cadáver del hombre, quien tenía las manos atadas. Vestía una playera blanca y un pantalón de mezclilla azul. 

Aquí más información:  https://mexico.quadratin.com.mx/hallan-pareja-estrangulada-playa-acapulco/


GOLPEAN ASESINATOS A #ACAPULCO y #TAXCO 

Reclamos ante los desaciertos.

Uno de los grandes desaciertos de la actual administración de Héctor Astudillo sigue siendo la seguridad, por más estrategias y recursos que le otorga el gobierno federal, no hay avances y por lo tanto no llega la paz y el orden que tanto prometio en su campaña el mandatario.

Prueba de esto es que dos hombres fueron ejecutados a balazos en la Playa Tamarindos de Acapulco el día el de ayer, a pesar de que en la costera Miguel Alemán, cercana a esa playa, existe un fuerte dispositivo de seguridad.

Las víctimas se encontraban sentadas debajo de una palapa cuando fueron atacadas a balazos.

De acuerdo con fuentes de Seguridad Pública estatal, los agresores llegaron caminando por la playa y mataron sin ningun problema y con toda la calma del mundo a los dos hombres.

Además, en otro hecho de violencia registrado en Taxco de Alarcón, dos policías municipales que estaban desarmados fueron asesinados a balazos por un grupo armado en el barrio de San Miguel, localidad de la zona norte del estado.

En esos hechos violentos dos personas resultaron heridas.

Según un reporte oficial, la noche del jueves la comandancia de la Policía de Taxco recibió el aviso de que un hombre estaba generando escándalo en calles del barrio de San Miguel.

Dos policías desarmados llegaron a la zona y cuando caminaban sobre la calle Morelos fueron atacados a balazos por sujetos armados a bordo de una motocicleta.

Los agentes ingresaron a una zapatería para protegerse, donde murieron. En el ataque resultaron heridas dos personas que transitaban por el lugar.

Masacre

Ante la masacre ocurrida en un tianguis de Acapulco,  el Gobernador de Guerrero, aseguró que la Fiscalía General del Estado (FGE) ha “avanzado” en las investigaciones para esclarecer el caso de los diez comerciantes, entre ellos dos mujeres, que fueron asesinados en un tianguis de Acapulco.

El gobernador apunto que el crimen fue ejecutado por un grupo criminal que extorsionaba a los pequeños comerciantes.

Estos hechos sin duda son un ejemplo claro de la descomposición social que se vive en todo el estado y justifican el descontento de una sociedad que esta harta de falsas promesas de parte de un gobierno priísta inoperante.