Archivo de la etiqueta: Violencia en Acapulco

Asegura fiscal Javier Olea que ha bajado la violencia en Acapulco, posteriormente matan a siete 

Según el fiscal Javier Olea, han bajado los índices de violencia en la ciudad y posteriormente siete hombres fueron asesinados en la ciudad, en distintos hechos, entre ellos un custodio del penal de Las Cruces tras una persecución a balazo en plena avenida Cuauhtémoc.

Los crímenes ocurrieron en la unidad habitacional San Agustín, en el poblado de La Poza, el Fraccionamiento El Roble, y las colonias Bellavista y Hogar Moderno. Los cinco primeros homicidios se registraron en menos de siete horas.

El fiscal general del estado, Javier Olea Peláez, aseguró que en Acapulco los índices de violencia han bajado, pese a que en lo que va del año hasta este viernes iban 727 muertes violentas, según un recuento del diario El Sur.
Consultado al finalizar un evento en el hospital Raymundo Abarca Alarcón, Javier Olea Peláez insistió en que los índices de violencia en Acapulco han bajado.

En breves declaraciones el funcionario que no quiso detenerse para responder las preguntas en la que diputados del PRI y el PVEM bloquearon un punto de acuerdo presentado por el PRD por el que se exhorta al gobernador Héctor Antonio Astudillo Flores, para que haga uso del derecho que le concede el artículo 142 de la Constitución del estado y remueva, “por su evidente falta de responsabilidad, profesionalismo, probidad y eficacia”, al fiscal General del Estado Javier Olea Peláez.

Cuando se le preguntó por el acuerdo presentado por el PRD. El fiscal dijo que, “eso tendrá que resolverlo el Congreso local” dijo sin detener su marcha.

¿Olea es otro fracaso más del gobierno Astudillo? 

Tiempo al tiempo…

Acapulco: La violencia sin fin..

Ilustración Notimundo Twitter

Acapulco sigue siendo considerada entre las ciudades más peligrosas del mundo.

La violencia en Acapulco sigue, la gente está molesta por el discurso politiquero del gobierno estatal y local, ya que en cuatro días han asesinado a dieciséis personas.

Ejecutados; Tres hombres en el Fraccionamiento Condesa. 

Dos en Brisas del Mar. Un descuartizado en la Progreso.

Un degollado en la Salinas de Gortari, un taxista en la Laja. 

Otro taxista en Fraccionamiento Alborada Cardenista. 

Dos en Ampliación Simón Bolívar.

Dos en la colonia Miramar. 

Un ejecutado en la costera, el occiso, de la CDMX. 

Una catedrática de la UAGro, y su pareja por resistirse a un asalto a plena luz del día, a unos metros de la Costera Miguel Alemán. 

Una mujer baleada en la cabeza.

Los turistas y comerciantes están aterrados porque en la Condesa, acribillaron a un hombre a balazos, causando miedo y zozobra en los turistas que caminaban, mientras que otros que se encontraban en algunos restaurantes de la zona se tiraron al suelo por miedo a ser alcanzados por una bala, esto en plena temporada de verano.

Acapulco:

Este bello puerto, ocupa uno de los primeros lugares en violencia y crímenes de alto impacto a nivel nacional, hasta la muerte se queja de tanta chamba.

El crimen organizado a penetrado en el corazón de la zona turística bajo el mandato de Evodio Velazquez Aguirre. La delincuencia organizada, a encontrado un terreno fértil en la ciudad gobernada por el perredista, quien ya busca la reelección.

Leer más de esta historia en Notimundo

Vacacionar en la segunda ciudad más violenta del mundo

El Alcalde de Acapulco durante un recorrido por la playa en la pasada semana santa.

El ranking mundial de las ciudades más violentas del mundo, en la que Acapulco ocupó el cuarto sitio; solo detrás de Caracas.

Por Luis Jijón.

Acapulco Guerrero (La Silla Rota).- Apenas comienza atardecer en Acapulco, cuando la familia Martínez Sánchez sale a prisa del agua, cruza la costera, y regresa a su hotel Miramar, ubicado a un costado de la Costera Miguel Alemán en una calle que no cuenta con alumbrado público.

“Los niños que se terminen de bañar en la alberca (del hotel), paso al Oxxo por algunas aguas, cervezas, sabritas, y si quieren cenar, pedimos algo. Hay que planear que haremos mañana durante el día”, ordena el señor Francisco Martínez mientras cruzan la costera.

“Ya nos divertimos en el mar, los niños ya jugaron, pues hay que regresarnos al hotel temprano porque se hace noche, ya ve cómo están las cosas (la violencia)”, dice don Francisco antes de entrar al hotel. Los seis integrantes de la familia-tres menor de edad- arribaron al puerto de Acapulco el día lunes, y será la única visita al puerto en este año.

El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal dio a conocer esta semana el resultado del ranking mundial de las ciudades más violentas del mundo, en la que Acapulco ocupó el cuarto sitio; solo detrás de Caracas, la capital venezolana.

Esta es la séptima ocasión que se realiza este estudio y la segunda en que Acapulco aparece en segundo lugar de la lista (sitio que ya había alcanzado en 2014), con 113.24 homicidios por cada 100 mil habitantes.

La violencia plasmada en el ranking se deja ver en las dinámicas de los turistas y sus propios protocolos de seguridad: no se alejan de sus hoteles, caminan sólo en la Costera, no manejen mucho dinero en efectivo, y no se acercan a las colonias lejos del mar.

Disminuyen frecuencia

Ezequiel Medrano, turista de la Ciudad de México, asegura que solía ir al puerto de Acapulco hasta cuatro veces al año, sin embargo, debido a la inseguridad, decidió disminuir las visitas a solamente una.

Visitó Acapulco por primera vez junto a su padre hace por lo menos 40 años, y hoy lo hace acompañado de su esposa e hijos. Llegó al puerto el domingo, y permanecerán hasta el jueves.

Para el turista Oscar de Sancha la violencia que se vive en el puerto no ha sido problema para visitar las playas y lo hacen de manera frecuente, llegó el domingo junto a 44 personas más -entre familiares y amigos- y se hospedaron en el hotel Playa Suites.

“Gracias a Dios nunca he tenido un percance, nunca he visto yo nada malo, he visto la noticia de los hechos de violencia, pero nunca nos ha pasado nada, veo más seguridad, hay mucho elemento hasta del Ejército, policías”, dice mientras recorre la costera.

Reconoce que amigos, y familiares, han dejado de visitar a Acapulco por temor a la violencia que se registra a diario, incluso asegura que una de sus sobrinas no le permitió traer a su hija menor, por miedo a la inseguridad.

“En pláticas con compañeros y amigos, nos han dicho que han dejado de venir, por ejemplo, una sobrina no nos dio permiso de traernos a sus hija porque decía que había mucha violencia en el puerto”.

Se apaga vida nocturna

Para las 10 de la noche parte de la Costera Miguel Alemán luce vacía, algunos turistas abarrotan los Oxxo para comprar bebidas, y regresar a sus hoteles. Algunos militares con un chaleco naranjas vigilan la zona, pasan desapercibidos recargados bajo los árboles.

La vida nocturna en Acapulco es otro de sus atractivos, y se extiende por toda la costera, hasta altas de horas de la madrugada, con decenas de establecimiento que ofrecen gran variedad de música y bebidas. Sin embargo, Martha y un grupo de amigos de Puebla, Querétaro, y la Ciudad de México prefieren no salir de antro.

La última vez que lo hicieron el año pasado “se armó una pelea afuera del lugar, y luego hubo disparos, y unas personas se querían llevar por la fuerza a otros jóvenes. Nos asustamos porque muchos corrieron al bar a resguardarse”, dice en entrevista mientras esperaban su turno para cenar, y luego regresar al hotel Emporio.

Es que la violencia en el puerto también ha alcanzado a los centros nocturnos, y algunos se han visto obligados a cerrar, tal es el caso del table dance ‘Majesty’ no ha abierto sus puertas desde el 24 de marzo de 2016, cuando hombres armados asesinaron a un hombre y una mujer dentro del bar, ubicado sobre la calle Vasco Núñez de Balboa, del fraccionamiento Hornos de Acapulco. De ese ataque resultaron dos personas asesinadas y cinco heridos.

A estos hechos se suma el doble asesinato en el bar ‘La Taberna de Moe’, ubicado en la Costera, a unos metros de las oficinas de la Policía Feder, el 3 de julio del año pasado, y ese mismo mes, el jueves 14, mataron de un disparo al encargado de vigilancia en el centro nocturno Bitch’es, también ubicado en la costera, a unos pasos de la Capitanía de Puerto. Hasta la fecha el lugar sigue cerrado.

En octubre del 2006 al salir de su negocio, fue asesinado a balazos el empresario Gullrez Hissain Hamiedamy, dueño del bar Platinum 2000.

De un total de 12 bares, y centros nocturnos concentrados en la plaza Pérgolas, sobre la avenida Escénica, sólo uno permanece abierto al público. El 13 de enero un grupo de hombres armados prendió fuego a un automóvil en el lugar, donde dejaron un mensaje escrito en una cartulina en el cual exigían el cobro de cuota.

Para este periodo vacacional de Semana Santa 500 no abrieron debido a que sus propietarios no resistieron al pago de cuota, extorsiones, y la violencia, dijo la presidenta de la Asociación de Comerciantes Establecidos en la Costera Miguel Alemán, Laura Caballero Rodríguez quien sostuvo que la situación de violencia que vive el puerto es una pesadilla.

Las autoridades locales en repetidas ocasiones han señalado que la violencia en el puerto es resultado de la venta de droga al menudeo, lo que ha generado una guerra de los cárteles, entre los que se ubican a Los Beltrán Leyva, y el Cártel Independiente de Acapulco (CIDA).

Ocupación hotelera se mantiene

A unos días del inicio del periodo vacacional, la Secretaría de Turismo de Guerrero registró una ocupación hotelera del 85% en los destinos de playa que conforman el Triángulo del Sol.

Acapulco registró una ocupación del 87.3%; la zona Diamante llegó al 78.5%; Dorada, 90.6 por ciento, mientras que la Náutica, un 75.2%.

Ixtapa-Zihuatanejo alcanzó una ocupación hotelera del 81.9%, en tanto que Taxco de Alarcón llegó al 69.7 por ciento.

El personal de prensa del alcalde Evodio Velázquez Aguirre, al igual que el secretario de Turismo del estado, Ernesto Rodríguez Escalona, no atendieron las solicitudes de entrevistas hechas por La Silla Rota, para conocer sobre el periodo vacacional en la segunda ciudad más violenta del mundo.

Con información de La Silla Rota.

Kariño, para que la tristeza no acabe con la vida en #Acapulco 

Así enfrentan el miedo y recuperan la confianza en Acapulco, la ciudad más violenta de México

​Por Eugenia Rojas Carpio.

Converso con una compañera de equipo que vive en la colonia de Acapulco donde Médicos Sin Fronteras desarrolla sus actividades. Mientras esperamos, me comenta de la vida, su vida: un esposo violento que durante los primeros años de matrimonio le propinó golpes e insultos, hasta que lo denunció. Entonces, el maltrato dejo de ser físico, pero las humillaciones no cesaron. Lo que más le dolió fue comprobar que las principales víctimas habían sido sus dos hijos mayores, quienes interiorizaron el trauma de la violencia.

A día de hoy, mi compañera tiene cuatro hijos. Como un intento de luchar a su modo contra esta violencia, a la más pequeña la llamó Kariño. Le puso este nombre porque si algún día se enamoraba de un hombre maltratador, por lo menos él se vería obligado a llamarla cariño, a la fuerza. En este momento pensé en Cortazar: “Las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma”. Sentí unas enormes ganas de abrazarla y lo hice.

Salgo a la calle, miro el hermoso e imponente Pacífico frente a mí, el atardecer y los barcos llenos de turistas. Intento entender su dolor; una vida sin tregua, sin compasión, llena de miedos y frustración. Mi compañera no solo vive una vida en la que trata de superar la violencia en su hogar sino que, para colmo de males, también habita en la ciudad más violenta de México: Acapulco.

Como ella, miles de personas viven suspendidas en un tiempo violento. “En automático uno se acostumbra a la violencia”, suelen decir muchos por aquí. Especialmente, las mujeres y los adolescentes que cuentan cómo aprendieron a moverse en situaciones complejas, evitando ser víctimas de cualquier violencia.

Las formas de convivencia se han alterado, la población no tiene libertad para salir. Y son sobre todo los jóvenes quienes han perdido el acceso a espacios públicos de encuentro y reunión. “Solo queremos irnos de aquí”, nos dicen una y otra vez, como un mantra con el que intentan alejar la tentación de unirse a la maña (pandilla). “A los chavos los están jalando por el dinero”, explican.

En este contexto, nuevamente parece relevante pensar en lo que significa vivir con miedo a ser alcanzado por una bala, confundido con un señalado, levantado por el crimen organizado o desaparecido por alguno de los actores armados con presencia en la ciudad.

Vuelvo al mar y pienso lo irónico de vivir en una ciudad hermosa y al mismo tiempo tan grotesca; controlada por los carteles y la delincuencia. De todas formas, la gente chapotea en el agua, compra tacos, esquites y diablitos.

Se ven turistas consumiendo en grandes y lujosos hoteles; todo listo para recibir a los visitantes que vienen de distintos lugares del país. También están los coches de lujo, las cabalgatas, los restaurantes exclusivos, las playas reservadas y el malecón, donde la gente pasea sin mezclarse con los jóvenes y las familias aún movilizadas por los 43 desaparecidos de Ayotzinapa.

Violencia diaria

El 19 de enero Aristegui noticias informa: “En la colonia Generación 2000 y en la colonia La Fábrica, ubicadas en Acapulco, fueron hallados los cuerpos de dos hombres: uno de ellos, de entre 40 y 45 años de edad, maniatado y con impactos de bala, y otro desmembrado y puesto dentro de un costal en un canal pluvial”. No es que sea un medio amarillista, es que esta es la realidad cotidiana de la ciudad. La violencia es diaria y se puede comprobar en el lenguaje: los cadáveres, los desmembrados, los calcinados… han perdido su calidad de padres, hermanos e hijos y se han convertido en meras noticias y estadísticas.

En este contexto, la vida cotidiana es compleja. La percepción generalizada es que todo se ha corrompido: en la tortillería se encuentra el halcón (menores de edad que actúan como alerta de la presencia de fuerzas armadas); las plazas son espacios para el consumo de estupefacientes a bajo precio; los terrenos baldíos son depósitos de cadáveres – enteros o desmembrados – y las mafias locales cobran cuotas de extorsión a la población que, si no acata, paga con la vida.

Desde el trabajo con Médicos Sin Fronteras (MSF) en Colonia Jardín y en Ciudad Renacimiento, barrios urbanos marginales con altos índices de violencia, constatamos que sus habitantes han aprendido a convivir con la violencia, al punto de asimilar como cotidianas las dinámicas del crimen organizado en sus barrios.

Además del apoyo a grupos comunitarios, los equipos de MSF también brindan atención psicológica y asistencia a supervivientes de violencia sexual. Facilitamos atención médica y psicológica a las víctimas y reforzamos las capacidades del sistema y del personal público de salud, para garantizar que reciben dicha atención médica y que se respete su confidencialidad.

Otro de los aspectos que abordamos en un contexto tan complejo es el de la salud mental. Contamos para ello con cuatro puntos de atención ubicados en centros de salud y en una parroquia. En estos puntos, nuestros psicólogos constatan diariamente las devastadoras consecuencias de la violencia: allí los síntomas relacionados con la ansiedad, la depresión y los cuadros postraumáticos son frecuentes.

A través de las redes de apoyo familiar y comunitario, proponemos espacios de diálogo donde se reflexiona sobre el contexto en el que viven y trabajan. Grupos de vecinos, de madres, de familias y de jóvenes en los que ha surgido la necesidad de rescatar lo positivo de la solidaridad intentan recuperar la confianza en el vecino, acuerdan volver a mirarse como un colectivo que colabora para restaurar espacios de su comunidad, y reconocen la necesidad de entender qué sucede en su entorno. Coinciden todos los grupos en fijarse un objetivo ambicioso: encontrar la manera (personal o a través de redes de apoyo comunitario) de enfrentar miedos, pesadillas, lutos infinitos, la angustia que provoca salir a la calle o dejar a los niños en la escuela.

Profundas heridas psicológicas

Estamos empeñados en cumplir su anhelo y que la gente rescate prácticas colaborativas similares a las que sus padres y abuelos usaron para levantar estos barrios. Resulta esencial entender que como individuos somos débiles, pero que en comunidad podemos encontrar formas de recobrar el sentido de humanidad que la violencia arrebata. Queremos volver a mirarnos nosotros y a nuestros vecinos como seres humanos que merecen respeto; algo que es básico para la vida.

Retomo mi camino pensando en Kariño, las penas de las mujeres maltratadas, las de las madres y padres que no saben dónde están sus hijos. Entre tanto dolor, en vez de sucumbir ante la desgracia, pedimos a la gente que se reconozca como superviviente de una realidad incomprensible y que acuda a los grupos comunitarios en busca de consuelo, estrategias para afrontar el día a día, y formas de acción y movilización que les devuelvan la dignidad. El objetivo es que, como parte de la búsqueda de un bienestar colectivo y de una responsabilidad de todas las familias involucradas, se sientan, poco a poco, cuidados y amparados.

Ofrecemos asistencia psicológica de forma gratuita y confidencial en los diferentes centros de salud de la Colonia Jardín a aquellas personas que están expuestas a un dolor y a una angustia insoportable que les impide dormir o relacionarse; a quienes no pueden dejar de llorar y a quienes que, a causa de las profundas heridas que la violencia les dejó, no han podido rehacer su vida. Y lo hacemos convencidos de que los procesos terapéuticos pueden lograr aliviar el sufrimiento y hacer que muchas de estas personas recuperen la funcionalidad que le dé un significado a su vida.

Me apresuro para volver a casa; no es conveniente caminar sola en la noche. Reflexionar sobre la condición humana remueve las tripas y el calor de la ira se convierte en un impulso para salir, gritar y seguir trabajando; para que la tristeza no acabe con la vida.

Publicado en El Mundo 

Acapulco gobernado por el PRD, nuevamente el municipio más violento del país en 2016 

La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2016 señala que Acspulco -actualmente gobernado por el PRD bajo una aura de corrupción e ineptitud- es la zona donde más personas se sienten inseguras de el país.

Por El Marqués de Puerto Marqués.

El aprendiz de Alcade de Acapulco Evodio Velázquez lo niega, pero una encuesta Nacional de Victimización y Percepción Sobre Seguridad Pública (Envipe) 2016 señala que Acapulco es la zona donde más personas se sienten inseguras de México: nueve de cada diez.

Información a la que tuvo acceso El Universal detalló que en el estado de Guerrero, Acapulco es el municipio con más eventos de armamento asegurado por las fuerzas federales.

El documento elaborado por la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) es el resultado de la nueva estrategia en la materia focalizada por municipio, calle y colonia para mejorar el combate a los delitos de alto impacto.

Sin embargo, estos niveles de violencia no son recientes ya que desde 2015 Seguridad, Justicia y Paz informó que Acapulco tuvo el índice de violencia más elevado entre los municipios con más de 100.000 habitantes con 72,70 %. En ese año, este municipio desplazó a Cuernavaca, Morelos que tenía hasta ese momento el primer lugar en violencia.

Otro dato que destaca en el documento de la Comisión Nacional de Seguridad es que del total de internos de las prisiones del estado de Guerrero que se han fugado, el 42,1 % vivían en Acapulco, y solo 20,5 % tenía educación secundaria completa.

En cifras puntuales del 2016, del total de los homicidios que se cometieron en Acapulco 76,2 % fueron con arma de fuego; 9,3 % de las víctimas fueron mujeres; 55,8 % de esos asesinatos de mujeres se ejecutaron con armas de fuego. De estas 35,2 % oscilaban entre los 16 y 25 años; 20,5 % entre 36 y 46 años, y 26,4 % tenían la secundaria terminada.

Otros de los municipios del estado de Guerrero identificados con alta peligrosidad son Chilpancingo, la capital de la entidad, Iguala, Eduardo Neri, Teloloapan, Chilapa de Álvarez, José Azueta, Taxto, Atoyac de Álvarez, Pungabarato y Coyuca de Benítez.

El estudio de La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) también informo se tienen identificadas 20 colonias en Acapulco catalogadas como de alto índice de violencia, que incluye la zona turística de la costera.

Dentro de esas colonias se catalogan cuatro de alta peligrosidad, resaltando en primer orden Ciudad Renacimiento, El Coloso, Progreso y la zona Centro, identificadas con una alta incidencia de homicidios y aseguramiento de armamento. Las colonias con violencia identificadas son: Emiliano Zapata, La Laja, Jardín Mangos, Magallanes, Llano Largo, Bellavista, Puerto Marques, La Postal, Tres Palos, Cuauhtémoc, La venta, La Garita y Hornos que contempla la zona de playa.

Desde hace 10 años la violencia por control de grupos armados, irrumpió el municipio más visitado por turismo nacional, donde el gobernador priísta Héctor Astudillo se comprometió a dar resultados y devolver la paz, pero no ha logrado dar ningún resultado postivo.

Antes estos datos duros el aprendiz de alcalde de Acapulco comento. No hay datos oficiales que avalen que el puerto de Acapulco es el municipio más violento del país” el alcalde perredista incluso reprochó que pareciera que algunos ya les gustó golpear al puerto de Acapulco de manera continua en el tema de inseguridad.

Bajo sospecha de malos manejos de los recursos y de nexos con el crimen organizado, el aprendiz de Alcalde afirmó que no comparte esa información porque en Acapulco se ha hecho un gran esfuerzo en materia de seguridad, en coordinación con el Ejército mexicano, Policía Federal, como parte de la estrategia de seguridad nacional.

Acapulco, Evodio Velázquez es parte del cáncer. Con gobernantes corruptos la violencia no se acabará nunca.

El Tema de homicidios dolosos en Acapulco es “verdaderamente dramático”: Ricardo Mejía 

ACAPULCO, Gro., 18 de diciembre de 2016.-  El coordinador de la fracción parlamentaria de Movimiento Ciudadano (MC), Ricardo Mejía Berdeja expresó que el tema de homicidios dolosos en el puerto es “verdaderamente dramática”. 

El coordinador de MC catalogó este 2016, como el peor en crímenes en mucho tiempo en Acapulco, por lo que dijo, se llegaría a mil asesinatos “si no maquillan las cifras”. Además, criticó la efectividad de atrapar delincuentes por parte de la Policía Municipal, dedicándose sólo a ser “una policía alcohólica”. Lo anterior, tras el informe de resultados de esa corporación que dio a conocer el secretario de Seguridad Pública, Max Lorenzo Sedano Romano a regidores en la pasada sesión de Cabildo, en el que informó que se detuvieron a 647 personas, de ellas 554 fueron capturadas ingerir bebidas alcohólicas. En conferencia de prensa en el que anunció la modificación del artículo 76 de la Ley de Ingresos de este puerto para evitar que el gobierno municipal incremente los impuestos a establecimientos, Mejía Berdeja cuestionó a la Secretaría de Seguridad Pública, en el sentido de que para qué tener cerca de mil 700 agentes de seguridad, si no se pueden contener las extorsiones y los robos. Mejía Berdeja señaló que en el municipio no existe voluntad política para depurar a los cuerpos policiacos, por lo que coincidió con el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda de que los militares regresen a los cuarteles, para profesionalizar a los policías municipales. Puntualizó que no está a favor de la militarización del puerto, por lo que sostuvo que se debe tomar a consideración el legislar para definir las responsabilidades y regular las funciones del Ejército.


El texto original de este artículo fue publicado por la Agencia Quadratín en la siguiente dirección: https://guerrero.quadratin.com.mx/preve-diputado-acapulco-rebasara-los-mil-homicidios-este-2016/

Hector Astudillo: “Los turistas sin peligro”… ¿y el resto nos ponemos a rezar? 

GUERRERO.- El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo dijo que en los asesinatos registrados en la entidad durante el fin de semana largo, los turistas no estuvieron en peligro en Acapulco durante el fin de semana largo.

Así lo afirmó en entrevista con Carlos Loret de Mola en Despierta, en donde detalló que los acontecimientos ocurrieron además de en Acapulco en otras partes de Guerrero, pero a regañadientes aceptó que los asesinatos del fin de semana es la crisis más alta en los últimos meses.

Respecto a la posibilidad de cambiar la estrategia del combate contra la delincuencia ante los pesimos resultados, el gobernador dijo que “Es momento de reforzar acciones, no de cambiar, hay que fomentar la denuncia ciudadana”, finalizó.

Jornada Violenta en Pleno Puente: 10 muertos en Acapulco

Asesinaron al… ¿bueno?

Chilpancingo, México.-CHILPANCINGO.- En otra jornada de violencia en Guerrero , once personas fueron asesinadas, diez de ellas en Acapulco, indicaron fuentes de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.


La madrugada de este domingo un grupo de sujetos armados irrumpió en el domicilio de una familia, ubicado en la calle Cedros, Colonia Revolución, en la periferia del puerto de Acapulco, mató a dos sujetos e hirió a dos más.

Además, fue encontrado un sujeto muerto frente a la playa de Barra Vieja. El cuerpo de la víctima, identificado como Francisco por autoridades, tenía varios orificios de bala.

Autoridades reportaron también que un hombre asesinó a golpes a su mujer en la Colonia Navidad de Llano Largo.

Los hechos ocurrieron frente a la plaza comercial “El Patio”. El agresor fue detenido por elementos de la Policía Estatal.

A su vez, una señora y un menor de edad fueron asesinados en la Colonia Casas Palenque. De acuerdo con la autoridad, varios sujetos armados entraron a la casa de la mujer y el niño y los mataron.

En la carretera federal Acapulco-México, a la altura de la Colonia Moctezuma, un grupo de sujetos mató a tiros a dos hombres. Las víctimas iban caminando, indicaron las autoridades, cuando los agresores accionaron sus armas contra ellos.

En la Avenida Las Parotas, cerca de la Colonia de Las Cruces, un individuo que caminaba por esa vía fue asesinado a balazos por un sujeto.

En la localidad de San Miguel Totolapan, en la región de Tierra Caliente, fue encontrado un mecánico sin vida. Conocida con el nombre de Erasmo, la víctima presentaba varios orificios de bala.