Archivo de la etiqueta: PRD

Anaya y su iFax por Jesús Silva-Herzog Márquez

Parecía una broma para desprestigiar al Frente. Parecía absurdo el rumor de que Ricardo Anaya iniciaría su campaña por la Presidencia de México desde Santa Fe, uno de los mejores símbolos de la contrahechura de nuestra “modernidad”. Santa Fe: una ciudad que desprecia a la ciudad, una pequeña república cuyo único ciudadano es el automóvil. Una urbanización que es un exilio de México. Un pueblo tan avanzado que decidió prescindir de las banquetas y que consideró irrelevante el transporte público. Veo en Santa Fe al símbolo de todo lo que no debe ser México pero, al parecer, para Ricardo Anaya es emblema de lo moderno porque desde ahí lanzó formalmente su campaña. Quiso enfatizar futuro y pensó en Santa Fe… Lo hizo con algo que presumió, no como un acto político, sino como un hackatón. La palabrita al parecer nombra a un festival de programadores, diseñadores y técnicos en el mundo informático que colaboran intensamente durante unos días para desarrollar software. Un encierro de ingenieros que se apresta a darle solución a los problemas del mundo.

No es absurdo que el candidato del Frente apueste por el contraste con el candidato puntero y que lo haga para enfatizar juventud, frescura, innovación. Pero está muy lejos de enlazar la promesa tecnológica con la circunstancia mexicana. ¿A quién le habla el candidato del Frente? A decir verdad, no parece muy atractivo que se nos invite a ser mirones de un hackatón. Por supuesto, se nos dirá que la convocatoria se abre a todos, que todos tenemos algo que aportar pero es evidente el sesgo elitista que hay en la pretendida vanguardia tecnológica. La modernidad que abraza el más joven de los candidatos vendrá de la mano de los expertos. Como estrategia de campaña es desastrosa por antipática pero como idea de futuro es insustancial, si no es que aberrante. La promesa es simplemente frívola: a gobernar con apps, parece invitarnos el candidato de ese menjurje de izquierdas y derechas. Se trata, por supuesto, de meter a la cárcel al Presidente y a su gabinete pero, sobre todo, de diseñar el software que acabará con la corrupción, la app que nos dará seguridad y de encontrar el algoritmo de la prosperidad.

El evangelio tecnológico de Anaya carece de raíz cívica. Los mensajes de Anaya no tocan ninguna fibra, no mueven ninguna emoción porque no conectan con el país. Su teatro quiere ser un espectáculo fresco de charlas inspiradoras y vanguardistas pero es show para muy pocos. El genio retórico de un político está en la capacidad de enlazar experiencias, mundos, lenguajes inconexos. Comunicarse con muchos auditorios y a cada uno decirle algo que importe. Anaya carece de ese talento porque habla de los suyos y para los suyos. Es un orador elocuente y ordenado, con notable fluidez de palabra pero sin esa sensibilidad que se requiere para trasmitir una idea de futuro común. Su show puede funcionar en un auditorio empresarial o en algún foro universitario. Fuera de ahí no dice nada.

Anaya, un hombre con dotes innegables para la política de la intriga, no tiene experiencia de gobierno y carece de una visión propiamente nacional. Quien conspira con la pericia con la que lo ha hecho Anaya se encierra en los laberintos de la pequeña política y confunde su corte con el universo mismo. No es extraño que, habituado al hormiguero, sea incapaz de ocupar la plaza pública. Que los promotores de la desastrosa Presidencia de Vicente Fox sean ahora sus colaboradores principales nos habla del absurdo de considerarlo una apuesta imaginativa. ¿Alguien cree que Santiago Creel merece una segunda oportunidad después de lo que hizo en la Secretaría de Gobernación de la primera administración panista? ¿Alguien confía en que Miguel Ángel Mancera puede refrescar la política mexicana después de su gestión en la capital? ¿Podemos imaginar a los burócratas que hundieron al PRD como arquitectos de un nuevo régimen político?

El modelo que sigue Ricardo Anaya no es el del estadista que transforma reglas e instituciones y que logra, desde ahí, cambiar la realidad, sino el del empresario de fama y éxito que reinventa juguetes. Así quisiera ser visto: como el Steve Jobs de la política mexicana. Un detalle lo distingue del visionario de la tecnología: Anaya no vende ningún producto atractivo y la política que nos ofrece no puede promoverse como innovación. Si acaso, Anaya nos ofrece un iFax: un nombre nuevo y pretencioso para un producto viejo e inservible. Eso sí: con buena envoltura.

http://www.reforma.com/blogs/silvaherzog/

Al PRD, PAN y MC les recordamos que no es normal matar, torturar y desaparecer a estudiantes

Las responsabilidades del ex gobernador Por Vidulfo Rosales Sierra.

Ángel Aguirre inició en su carrera política en las filas del PRI. Ocupó varios cargos dentro de ese partido y fue servidor público. Irónicamente cuando Rubén Figueroa pidió licencia como gobernador por la masacre de Aguas Blancas Aguirre fue nombrado gobernador interino. Como gobernante no persistió en las investigaciones de aquel caso ni en la responsabilidad de su antecesor. Rubén Figueroa, disminuido políticamente, no figuró en la escena política. Deslegitimado como estaba, pasó a una especie de retiro.

Ese impase del cacique de Huitzuco fue aprovechado por Ángel Aguirre para forjar su hegemonía y cacicazgo en la Costa Chica. Creó una red y estructura a través del clientelismo político. Hermanos, compadres y amigos se vieron favorecidos con dinero público vía proyectos productivos diversos. Cientos de concesiones de transporte público se otorgaron a sus allegados.

Así tejió su entramado caciquil y su hegemonía. Cuando quiso ser candidato a gobernador del PRI en realidad fue una disputa de los dos cacicazgos: el de la Costa Chica representado por Ángel Aguirre y el de la región norte liderado por Rubén Figueroa. Este último salió vencedor con la candidatura de Manuel Añorve Baños. Por ello Ángel Aguirre recurrió al PRD que lo arropó y sin más le dio la candidatura con la que llegó a gobernador.

El día 12 de diciembre de 2011, normalistas de Ayotzinapa se manifestaban en la autopista del Sol por mejoras para la escuela. Exigían una audiencia con el gobernador. Pero las autoridades se negaron y optaron por un desalojo violento en un operativo coordinado de policías federales, estatales y ministeriales de Guerrero. El saldo sangriento: dos estudiantes de Ayotzinapa asesinados, cinco heridos y ocho torturados.

Por estos crímenes no hay ningún procesado a la fecha. Ramón Almonte Borja y Alberto López Rosas se pasean tan campantes por Acapulco. El primero pretende ser candidato a presidente municipal del puerto.

Decenas de policías, funcionarios de primer y medio nivel a quienes les resulta responsabilidad en este caso, no fueron procesados. Ángel Aguirre por alguna razón les dio un cheque en blanco de impunidad. Lejos de ello desplegó una campaña de desprestigio contra la Normal de Ayotzinapa azuzando a las hordas conservadoras que llamaban a matar “ayotzinapos”. Así, el caso quedó en la impunidad. El entonces gobernador salía airoso de este conflicto.

Ángel Aguirre sabía perfectamente de los negocios delictivos y crímenes de los Abarca en Iguala; es decir, sabía de los cientos de desaparecidos perpetrados por la policía municipal y Guerreros Unidos. Cuando fue asesinado Arturo Hernández Cardona, lejos de pedir una investigación y procesamiento contra José Luis Abarca, lo respaldó y lo recibió en Casa Guerrero.

El 26 de septiembre, cuando los estudiantes estaban siendo agredidos en Iguala, el gobernador estuvo, momento a momento, al tanto de lo que acontecía por medio del C4. Por razones que tendrá que explicar en la investigación, omitió tomar medidas preventivas y disuasivas que evitaran los crímenes masivos contra los estudiantes.

No emprendió tareas de búsqueda de inmediato, hasta que la federación lo hizo. Su procurador Iñaki Blanco Cabrera realizó maniobras en el expediente para librar de responsabilidad al grupo de policías denominado Los Bélicos, que eran un brazo armado de Guerrero Unidos y para que el matrimonio Abarca saliera de Iguala.

Su secretario de Seguridad Pública, Leonardo Octavio Vázquez Pérez, aparece con vínculos con Guerreros Unidos. Su nombre figura en una libreta de un líder de este grupo delictivo. Policías ministeriales y estatales participaron en la agresión directa contra estudiantes, incluso un policía estatal tuvo en su poder, por largo tiempo, el teléfono de un estudiante, hoy desaparecido.

El conocimiento previo de las actividades delictivas de los Abarca; su omisión para tomar medidas preventivas y evitar los crímenes contra los estudiantes el día 26 de septiembre; las irregularidades de sus funcionarios de primer nivel para favorecer a los responsables de las agresiones, y la participación directa de cuerpos policiacos estatales en la agresión y la pérdida de los videos del Palacio de Justicia por funcionarios del poder judicial de Guerrero, colocan al ex gobernador en la primera línea de responsabilidades penales. Tiene mucho que responder Ángel Aguirre.

Por lo anterior la PGR hoy en día mantiene una línea de investigación abierta contra el ex gobernador y otras autoridades estatales y municipales de Guerrero.

En este sentido los partidos políticos que lo postulan deben reconsiderar su candidatura. Su postulación ofende a las víctimas y sus familiares, envilece la política y socava los principios democráticos.

Además debe haber moral y prudencia política en los partidos que hoy lo postulan. Un ex gobernador en cuyo mandato su policía mató y desapareció estudiantes debiera estar siendo procesado.

A las dirigencias del PRD, PAN y MC les recordamos que no es normal matar, torturar y desaparecer a estudiantes. Esas son graves violaciones a los derechos humanos proscritas de todas las leyes en el mundo y el deber de toda autoridad es investigar y sancionar a los responsables directos e indirectos. En el presente caso la responsabilidad del ex gobernador debe ser dilucidada al tenor de la tercera línea de investigación que la PGR mantiene abierta.

La ligereza y superficialidad con que el PRD aborda el tema de la candidatura de Aguirre raya en el cinismo. Es el reflejo de un partido cuya dirigencia se guía por el pragmatismo y las componendas bajo la mesa. No le interesan los derechos humanos y las víctimas. Apartado de los principios y la ideología naufraga a contracorriente de los que luchan y claman por verdad y justicia.

El PRI tuvo más prudencia y cautela política. Nunca lanzaron a Rubén Figueroa como candidato a algún puesto de elección popular pudiendo hacerlo porque en aquel caso tampoco había “impedimento legal” y tenían los recursos y consensos en la zona Norte de Guerrero.

Ojalá los partidos que postulan a Ángel Aguirre reconsideren su candidatura y en su lugar nombren una mujer u hombre honesto y probo que lleve la voz de los excluidos de Costa Chica a la alta tribuna del país.

Publicado en El Sur.

MORENA: La Izquierda al Sur

El progresismo, nacido desde la perspectiva de la izquierda mexicana en Guerrero estába en extinción, ya que este había tomado otra dirección una vez que llego al  poder bajo el brazo del PRD. 

Después de 10 años de haber sido gobernados por el PRD en Guerrero, hemos constatado que izquierda y progresismo ya no son lo mismo, y una “gran divergencia” está en marcha en el estado.

Es un hecho que la nueva izquierda que ha dominado en Guerrero desde la llegada de Zeferino Torreblanca al poder, ha fracasado desde su raíz. El PRD esta contaminado por sus ansias de poder y haber traicionado su ideología, convirtiéndose en tan solo 10 años en una enfermedad sin cura para la sociedad guerrerense, ya que sus efectos han sido aún más letales y en menos tiempo que los que produjeron los gobiernos del PRI durante más de 70 años.

Ante esto no pueden obviarse los señalamientos en los últimos meses de un número significativo de sus simpatizantes, militantes e incluso conocidos líderes, que se sienten desilusionados, alejados o incluso enfrentados con la falsa izquierda que promueve el Partido de la Revolución Democrática.

Mas de diez años de gobiernos perredistas nos han señalado que el actual PRD en Guerrero esta en una situación donde su actual ideologia apunta en sentidos que son significativamente distintos a los trazados por la verdadera corriente de izquierda que les dio origen.

Es cierto que la izquierda que dio origen a la fundación del PRD con el paso de los años sufrió distintas mutaciones, pero esos cambios fueron los que llevaron al partido a conseguir victorias electorales en Guerrero, ya que se había nutrido de muy variadas tendencias, de aprender de sus errores y de saber renovarse a pesar de haber sido atacada y perseguida por los gobiernos locales y federales desde sus inicios.

Muchos de los avances de la izquierda en los años noventa, fueron posibles porque se convergió hacia lo que podría llamarse una “izquierda abierta” (parafraseando al “marxismo abierto” de Ernest Mandel), que intentaba no ser dogmática, era tolerante y aceptaba aportes diversos de otros grupos sociales, culturales y políticos.

Estos principios teóricos le permitieron establecer relaciones con movimientos y organizaciones populares que no se identificaban con el gobierno en turno, que a manera de cacicazgos mal gobernaba al estado de Guerrero y permitieron destronar al PRI del poder.

Aquello fue una sinergía exitosa, pero con el paso del tiempo, las ideologías y el movimiento se fueron por una dirección distinta.

La izquierda se rodeó de gente que no comulgaba del todo con sus principios, como los gobernadores Zeferino Torreblanca y posteriormente Angel Aguirre y con ellos, la izquierda perdió el rumbo completamente en el estado.

Pero a pesar de haber sido vapuleada y explotada por los actuales dirigentes locales del PRD, la verdadera izquierda en Guerrero no ha muerto, sigue viva y de pie, pero ahora en manos de MORENA. El unico partido que realmente mantiene vivas esas ideas progresistas y socialistas que buscan el bien común mediante una política justa, honesta y de igualdad para todos los ciudadanos.

Es por eso que MORENA  es el partido político que más ha crecido en México, tomando en cuenta su antigüedad, pero que en caso de continuar con la actual tendencia de crecimiento, podría llegar a ser en un futuro no muy lejano, la principal fuerza electoral en Mexico, una vez que partidos como PRI, PRD y PAN han perdido simpatizantes y credibilidad a pasos agigantados.

Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros como presidente del partido MORENA en Guerrero, ha sabido portar la difícil encomienda de revivir la izquierda guerrerense con mucha responsabilidad, todo esto mediante una politica basada en la pluralidad y en propuestas practicas pero concretas, para hacer resurgir al estado de sus cenizas.

Sandoval Ballesteros y Andrés Manuel Lopez Obrador saben que la falsa izquierda que promueve el PRD ha abandonado sus bases más fuertes y ha caído en la peor corrupción imaginable, siendo esto paradójico ya que la izquierda mexicana de fines del siglo XX era una de las más duras luchadoras contra la corrupción. 

La corrupción era y sigue siendo uno de los flancos más débiles de los gobiernos priistas, y en aquellos años la izquierda atacó una y otra vez en ese terreno, desnudando negociaciones y favoritismos empresariales, etc.

Pero una vez instalado en el poder  el PRD termino repitiendo los viejos vicios por los que alguna vez lucharon para su eliminación. No podemos omitir los casos de corrupción que se produjeron bajo el gobierno de Ángel Aguirre y que involucraron a muchos líderes, entre ellos a su actual secretaria de partido, Beatriz Mojica.  


Mojica y el actual alcalde de Acapulco son un claro ejemplo de la actual descomposición que vive el PRD en Guerrero.

Con un PRD alejado de la gente y cegado por el poder y sus malas prácticas, ha dejado en MORENA la responsabilidad de construir una sociedad más libre y justa, en donde se vuelva a cultivar una relación con los grupos más desfavorecidos y marginados de Guerrero. Un estado en donde por cierto mas del 60 % de sus habitantes viven en la pobreza y que durante los últimos años bajo la actual administración de Hector Adtudillo se ha ido incrementado en niveles alarmantes.

Es por eso que MORENA esta construyendo una simbiosis plural con indígenas, campesinos, movimientos populares urbanos, empresarios honestos y muchos otros actores de nuestra sociedad, ya que de esos sectores populares tarde o temprano surgirán muchos votos, pero también brotaran mas ideas y dirigentes profesionales con verdadera vocación de servir al pueblo. Guerrero necesita orden, pero principalmente justicia social como afirma su presidente Sandoval Ballesteros. 

En MORENA se pide justicia social porque esta es un principio básico de la izquierda clásica que tiene un amplio abanico temático, que va desde la educación a la alimentación, desde la vivienda a los derechos laborales, y así sucesivamente. Otro punto importante al que apunta MORENA por medio de sus dirigentes y candidatos, es conseguir para todos los guerrerenses una mejor redistribución económica que consiga sacar de la pobreza a millones de familias, pero que también les garantice a los sectores más vulnerables el que puedan acceder a todos los servicios básicos.

Es por eso que si de verdad queremos transformar al estado de Guerrero tenemos que apostar por las políticas públicas alternativas que ofrece MORENA, porque no se puede seguir gobernando con las herramientas convencionales y caducas que utilizan partidos políticos como PRI y PRD.

Es momento de retomar algunos de los valores de la izquierda clásica, para buscar otras síntesis de alternativas que incorporen de mejor manera temas que garanticen un mejor nivel de vida, de seguridad y una justicia social en un sentido más amplio para todos, sin importar sus condicion social. 

Estos sin duda serán los grandes retos de MORENA en el futuro, que servirán para construir un verdadero partido político de izquierda para todos los guerrerenses.

Por Luis Cuesta P.

Twitter: @LuisCuesta_

Apocalipsis Guerrero 

Los Jinetes del Apocalipsis.

Por Julio Madrazo.

Recordar los gobernadores que ha tenido Guerrero en el pasado reciente es invocar a los culpables del estado de degradación que se vive hoy en esa entidad: Rubén Figueroa, René Juárez, Zeferino Torreblanca y Ángel Aguirre traen recuerdos de corrupción, inseguridad e impunidad.

Según datos oficiales, 68 por ciento de la población de Guerrero vive en pobreza por ingresos; y en la mitad de sus municipios más de 80 por ciento de los ciudadanos son pobres. Guerrero ocupa el primer lugar del índice de homicidios dolosos; cuenta con la tasa más alta de impunidad. 

El 78% de los guerrerenses no cuenta con seguridad social; ocupa el tercer lugar en México de mortalidad materna y es el primer lugar en el índice de violencia contra la mujer. Por si esto no fuera grave, ocupa los últimos lugares a nivel nacional en desempeño académico; las escuelas de Guerrero son de las peores de México. 

En días pasados recorrí los 260 kilómetros de carretera que van de Acapulco a Troncones. El viaje es apocalíptico, es un testimonio de imágenes y realidades brutalmente dolorosas que estas cifras, como todos los números, no transmiten. 

Los ‘datos duros’ no dejan sentir la gravedad y el estado de lo que se sufre en Guerrero. La carretera son 520 kilómetros de un río caudaloso de basura permanente, en el que también hay centenas y centenas de autos desmantelados; se recorren innumerables basureros a cielo abierto incendiados, y el camino hiede a humo y cenizas de basura y plásticos. 

Los habitantes de los distintos poblados se ven acabados, frustrados, resignados a sobrevivir en estas condiciones, en un estado que les falló prácticamente en todo. Una entidad abandonada por la federación, que ha sido asaltada por la corrupción de sus políticos y por los negocios de asociaciones criminales. Los ‘datos duros’ no dejan sentir la gravedad y el estado de lo que se sufre en Guerrero.

Los habitantes de los distintos poblados se ven acabados, frustrados, resignados a sobrevivir en estas condiciones, en un estado que les falló prácticamente en todo. Una entidad abandonada por la federación, que ha sido asaltada por la corrupción de sus políticos y por los negocios de asociaciones criminales. No es la pobreza del subdesarrollo de los 60, es la pobreza de cuando nada funciona. Así está Guerrero.

Y sin embargo, la sociedad civil sigue impulsando formas innovadoras para solucionar esos problemas y salir adelante. El esfuerzo de Guerrero es primero buscar crear espacios para ‘cambiar las reglas para reducir la desigualdad’. 

¿Cómo podríamos ayudar a que esto suceda? ¿A quién le importa?

Twitter: @julio_madrazo
Fuente: El Financiero.

“Se tienen que ir Xavier Olea y Florencio Salazar”: Celestino Cesáreo Guzmán  


Transcurridas las 48 horas que la familia de Demetrio Saldívar Gómez fijó a la Fiscalía General del Estado para que ofrezca resultados en torno a las investigaciones por el crimen que se cometió el pasado miércoles, la dependencia no ha tenido ningún acercamiento con ellos ni ha dado a conocer avances en torno a la indagación, por ello a partir de este lunes iniciarán acciones para demandar la destitución del fiscal Xavier Olea Peláez.

El dirigente estatal del PRD, Celestino Cesáreo Guzmán, indicó que este lunes ha convocado al Comité Ejecutivo Estatal para definir las acciones que se realizarán en coordinación con la familia para mantener la exigencia de justicia en este oprobioso crimen que ha enlutado a Guerrero.

“Definitivamente el fiscal Xavier Olea se tiene que ir, lo mismo que el secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame”, quienes consideró que no han estado a la altura de las necesidades que tiene Guerrero.

Confirmó que hasta este momento, la familia ni la dirigencia del partido ha tenido información sobre las investigaciones, “no hay información, no hay ningún avance en este crimen, como no lo hay en la mayoría de los crímenes que se cometen en nuestro estado”.

El Sol de Guerrero.

Gobierno Federal tiene que tomar control de la seguridad en Guerrero: Alejandra Barrales

Alejandra Barrales defiende a su partido víctima de la delincuencia organizada en Guerrero.

La presidenta nacional del Partido de la Revolución Democrática, Alejandra Barrales, afirmó que en Guerrero es pésima la estrategia de seguridad que han llevado a cabo las dos últimas administraciones federales.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En menos de 15 días, militantes perredistas han sido víctimas presumiblemente de la delincuencia que azota en el estado de Guerrero. 

El secuestro del exdiputado Catalino Duarte, de cuyo paradero no se sabe nada desde hace 10 días, y el asesinado del dirigente estatal Demetrio Saldívar Gómez.

Por esa razón, la presidenta nacional de ese partido, Alejandra Barrales, sostuvo que ambos sucesos confirman que México es un “Estado fallido, particularmente el estado de Guerrero”.

Y dio un dato: el último mes fue la entidad que registró el mayor número de homicidios dolosos en el territorio nacional.

En conferencia de prensa y luego de condenar el crimen del dirigente estatal de su partido, hizo un llamado al gobierno federal “para que tome el control de la seguridad en el estado, como lo han hecho en otros lugares de la República, donde lamentablemente –dijo–, se ha tenido que llegar también a esta situación, como sucedió ya en el caso de Michoacán”.

La perredista informó que están solicitando una reunión urgente con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Guerrero: PRD realizará movilizaciones ante asesinato de secretario general

Hola y adiós. Astudillo tuvo que cancelar su irresponsable “gira de trabajo” por Miami.

La dirigencia estatal del PRD hizo un llamado a su militancia a estar atenta para realizar movilizaciones en demanda del esclarecimiento y castigo a los responsables del asesinato en Chilpancingo del secretario general local de este partido, Demetrio Saldívar Gómez.

Por su parte el gobernador Héctor Astudillo Flores dijo lamentar otro hecho de sangre y muerte, al tiempo que anunció la cancelación de su “irresponsable” gira de trabajo por Miami, en donde nada tenia que andar haciendo el señor, ya que para eso tiene un Secretario de Turismo y hoy se le espera de regreso en Chilpancingo.

Por cierto la ciudad de Chilpancingo, gobernada por un alcalde priísta, se sitúa en el tercer lugar de las ciudades con percepción (en la población) de mayor inseguridad para vivir, según un reciente estudio del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Durante marzo, el 72.9 de la población urbana de 18 años o más consideró que vivir en esta ciudad es inseguro, el segundo nivel más alto del que se tenga registro desde septiembre del 2013, de acuerdo con información del decimoquinto levantamiento de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSPU) realizada por el INEGI.

El documento precisa que Chilpancingo, con el 93.3 por ciento se ubica en tercer lugar de las ciudades con percepción más alta de inseguridad.

¿Donde están el orden y la paz? Asesinan a secretario general del #PRD en Chilpancingo

Demetrio Saldívar y su esposa, la regidora de Seguridad Pública de Chilpancingo, fueron asesinados por arma de fuego. Foto Cuartoscuro.

Con información de Notimex.

Chilpancingo, Gro.  La violencia en Guerrero no tiene fondo ni limites, la violencia esta incontrolable y él gobierno de Hector Astudillo es un desastre, su administración no tiene ni pies ni cabeza y por su opacidad, su falta de compromiso y su nula capacidad para revertir la violencia en Guerrero, se puede considerar un estado fallido.

Prueba de esto es que el secretario general del PRD en Guerrero, Demetrio Saldívar Gómez, fue baleado por sujetos desconocidos cuando se encontraba en el interior de un vehículo modelo Jetta color Blanco en la colonia El Tomatal en el  municipio de Chilpancingo de la zona centro.

Los hechos fueron confirmados por el director de la Policía Municipal, Esteban Espinoza, quien informó que el homicidio fue reportado a las 21:30 horas en el andador Montes Urales de dicha colonia.

Las autoridades precisaron que la víctima fue identificada como Demetrio Saldívar Gómez, dirigente perredista y esposo de la regidora de Seguridad Pública de Chilpancingo, Nancy Soraya Cruz.

Al lugar llegaron elementos de la policías Municipal, Estatal y agentes del Ministerio Público y peritos de la Fiscalía General del estado, quienes acordonaron el área para levantar el cuerpo y trasladarlo al Servicio Médico Forense.

Y mientras esto ocurría en Guerrero, Hector Astudillo en Miami intentaba convencer a las navieras que el clima de inseguridad en Acapulco e Ixtapa esta controlado.

Pero ya nadie le cree, ni en Guerrero ni en Florida.