Archivo de la etiqueta: Opinion

Proponer Soluciones Por Luis Ramón Carazo.

El Coronavirus se inició en China y se va extendiendo en todo el planeta. En estos días sus efectos son impredecibles, con el pronóstico adverso de que los sistemas de salud a nivel mundial se saturen y el paseíllo hacia la Gloria, sea enorme. Algunos pronostican un lapso de varios meses de impacto y estamos literalmente aterrados.

Los científicos a marchas forzadas están tratando de encontrar el paliativo que devuelva a la humanidad la tranquilidad perdida, Solidaridad es un esfuerzo de varios países para el hallazgo. Y rezamos para que así sea, mientras tanto recordé una historia que pudiera devolvernos la fe en que así será.

Como dato sería bueno recordar que la sabiduría convencional es un término creado por el economista John Kenneth Galbraith, para describir algunas ideas generalmente aceptadas como verdades absolutas, es decir, el conjunto de axiomas, conceptos y lemas que se piensan indiscutibles en un momento, pero que después, con pruebas en contrario, se consideran falsas.

Para muestra: John Snow fue un médico de la época victoriana de Gran Bretaña, se le considera uno de los pilares de la epidemiología. Su pensamiento fue en contradicción del motivo de la transmisión de la enfermedad del cólera con la teoría del miasma, que era la sabiduría convencional de su tiempo.

El cólera era un visitante incómodo en las atestadas y poco higiénicas calles de Londres y curiosamente una epidemia en 1854, le dio la oportunidad de sustentar su teoría de que la enfermedad se había dispersado por agua y comida y no por el aire como lo afirmaba la teoría del miasma.

Demostró que la mayoría de los contagios se originaron en una fuente de agua en la calle Broad, en el Soho. John tuvo muchos problemas para convencer a las autoridades de clausurar el foco de infección, a regañadientes lo hicieron y así evitaron más muertes.

Los individuos que querían ser médicos buscaban entrar al Real College of Surgeons of England. El grado universitario era la llave para abrir los hospitales privados. John, con grandes esfuerzos y varias becas, logró remontar la cuesta de la vida para entrar a la universidad y hacerse de prestigio, convertido en un gran médico que retaba a las convenciones.

En 1846, el dentista William Morton fue el primero en usar éter como anestésico en Boston, en los Estados Unidos, pronto llegó la novedad a Londres, y lo que hizo Snow para mejorar su uso fue dosificarlo.

Escéptico de la teoría del miasma que establecía que las plagas las transmitía el aire, sus observaciones sobre la evidencia de lo que sucedió en Broad Street le permitió refutarla con el rol de transmisor del agua y la comida que varios años después se supo eran bacterias dañinas las que provocaban el cólera.

Posteriormente, el alemán Robert Koch desarrolló reglas para identificar los microorganismos causantes de enfermedades específicas, llamadas postulados y contribuyó a salvar muchas vidas atacadas por microorganismos. Las ideas de Koch jugaron un papel vital en el desarrollo de la medicina, tanto que recibió el premio Nobel en 1905.

Así las cosas, bienvenidos sean quienes como Snow, Koch y muchos más en la historia de la humanidad que se han atrevido, se atreven y se atreverán a retar lo convencional, para mejorar y dar un paso adelante en el conocimiento evolutivo de personas y organizaciones, los necesitamos en éstos pesados días.

La crisis afecta el principal motor de la economía, la confianza en el bienestar. Seguramente nos va a marcar a todos la pandemia por ello los agentes económicos tenemos la responsabilidad de encontrar alguna certidumbre y la sensación de que todos nos preocupamos por todos y que habrá luz en el túnel, para quienes hoy además de ver en peligro su salud está en riesgo su trabajo y el tema se vuelve más peligroso en un país como el nuestro, con una gran desigualdad, la OIT pronostica 25 millones de empleos que se acabarán y florecerá el subempleo.

La magnitud del problema se equipara con un estado de guerra, algunos líderes mundiales han llegado a catalogar el problema de esa manera. El cierre de fronteras y limitar el movimiento de personas ciertamente tiene un símil y la única manera de confrontarla es armando estrategias de salud física y económica, en época en que la sabiduría convencional será equivalente a lo que se unta al queso.

Necesitamos por bien de todos entenderlo y actuar en consecuencia, concentrarnos en encontrar posibles vías de salida, unidos y sin controversias políticas absurdas, así lo hicieron 1.8 mil millones de chinos, así lo demanda “nuestro querido México” frase de Alberto Baillères y estoy seguro, él estará de acuerdo “nuestro querido planeta” No lo echemos en saco roto.

* Profesor de asignatura del ITAM, Consultor y Consejero de empresas y miembro por varios años del Consejo Internacional de The Strategic Leadership Forum.

Publicado en El Universal.

La ingobernabilidad, por #Covid19, se agravará por la incompetencia y terquedad de #AMLO.

Por Guillermo Valdez Castellanos.

Hace dos semanas me preguntaba en este espacio si, además de la crisis del covid-19 y de la recesión económica, tendríamos una tercera causa de la crisis de gobernabilidad debido a una gestión equivocada de los dos primeros fenómenos. Hay crisis de gobernabilidad cuando las capacidades (legales, presupuestales, operativas, etcétera) del gobierno son rebasadas, ya sea por demandas sociales y/o económicas de la sociedad, o por situaciones como la pandemia o una recesión económica.

En esas situaciones si no se toman medidas radicales para incrementar las capacidades del gobierno y aminorar las presiones sociales, la situación se deteriora aceleradamente, porque la falta de respuesta empeora la situación y además enoja a la sociedad, la cual incrementa las demandas, agravando la incapacidad gubernamental. Se entra a un círculo vicioso de deterioros político, social y económico que se retroalimentan mutuamente. Recuérdese que en materia de crisis económicas y políticas no hay fondo. Se puede seguir cayendo hasta niveles críticos. México vivió una crisis de gobernabilidad de gran magnitud después del terremoto de 1985.

Mi tesis es que la ingobernabilidad, producto del coronavirus y la recesión económica, se agravará debido a la incompetencia y terquedad del presidente Andrés Manuel López Obrador, que ha impedido diseñar y aplicar políticas pertinentes y adecuadas para incrementar las capacidades de su gobierno y para reducir las demandas sanitarias, sociales y económicas. Aún considerando que el manejo de la epidemia del covid-19 ha sido la correcta (lo cual está a discusión) es muy probable que el sistema de salud sea rebasado por el lamentable estado en que lo dejaron la cancelación del Seguro Popular y los recortes presupuestales.

En el campo económico, la negativa a poner en marcha un programa de medidas para mitigar lo más posible el impacto en las empresas y las personas de la recesión (mantener como única medida las transferencias monetarias de los programas sociales actuales es una vacilada), y a considerar una política agresiva de recuperación (que incluya entre otras cosas modificar las decisiones que han esfumado la confianza del sector privado), el país tardará dos o tres años en recuperar el nivel previo a la recesión. En las anteriores crisis económicas (1995 y 2009) las caídas del PIB se recuperaron en solo un año. Esta vez no será así gracias a la miopía de AMLO que ve a los empresarios como delincuentes de cuello blanco a los que tiene que saludar.

En pocas palabras, la incompetencia presidencial y de su gobierno agravarán el riesgo de un impacto prolongado de la epidemia y de una crisis económica de larga duración y ello va a multiplicar innecesariamente los daños sociales, económicos y políticos. Él mismo está matando su proyecto.

En la mañanera del lunes, cuando su gobierno estaba por declarar la emergencia nacional por el covid-19, el Presidente, de repente y sin venir a cuento, aseguró que “el mal que más ha dañado a México, el que más aqueja, el cáncer que estaba destruyendo a México es la corrupción y tenemos que desterrarlo”. Esta digresión no fue gratuita; es el reconocimiento involuntario de que lo único que él considera relevante de su misión como presidente es combatir la corrupción. Lo demás le es irrelevante. Si esa es su obsesión, ¿por qué no pide su cambio a la presidencia del Sistema Nacional Anticorrupción? Cuenta con mi voto.

Publicado en Milenio

Opinión: Apocalipsis Hotelero.

Hotel Habita.

Por Federico Pérez Cruz.

Citado en cierto hotel de la Ciudad de México, de cuyo nombre no quiero acordarme, constaté una realidad apabullante. Digna de un filme apocalíptico. O una novela distópica. Las hosterías de la Capital transformadas en pueblos fantasma. Sin huéspedes. Cual cascarones huecos. Vacíos y deshabitados. Por un lado, el miedo y, por el otro, las recomendaciones sanitarias contra el Covid-19 los mantienen francamente despoblados. Según reporta la Asociación de Hoteles de la Ciudad de México: hoy, con 20 hoteles cerrados; con una desocupación general del 90 por ciento; con nueve de cada diez habitaciones vacías. Y siendo aún peor el pronóstico que no apunta hacia una mejoría inmediata, sino todo lo contrario. Pues la crisis del coronavirus recién comienza. A la vez que hoy se anunció una cuarentena absoluta para toda la población capitalina durante todo el mes de abril.

Mala cosa. Más bien, malísima y pésima. Pues los empresarios hoteleros de la CDMX generan, por sí solos, año con año, el 8 por ciento del PIB capitalino: unos 118 mil millones de pesos; casi 5 mil millones de dólares. Y procuran empleos formales -empleos permanentes, que sí pagan impuestos- a más de 1 millón 300 mil personas, día tras día. Fungiendo como auténticos líderes creadores de riqueza humana y material. De bienestar personal y familiar. Brindando estabilidad a la sociedad y al erario público, atendiendo a millones de turistas nacionales y extranjeros, incansablemente. Siempre en apego a la ley.

De ahí, lo matemáticamente raro e incomprensible en el actuar del Gobierno capitalino. Que, bailando al ton y son de la canción orquestada desde el Palacio de Nacional, no accedió a las solicitudes de ayuda, de auxilio urgente y socorro indispensable, presentadas formalmente por los empresarios hoteleros. Peticiones simples, razonables y necesarias para sortear la presente crisis que pone en riesgo los empleos y el sustento de más de un millón de familias capitalinas. Incluida la suspensión provisional temporal y extraordinaria de algunos impuestos gravosos: como el impuesto sobre nómina o el impuesto sobre hospedaje. Entre otras peticiones, también denegadas, como el acceso a préstamos expeditos de Fondeso, Nafinsa y Bancomext.

Uno se pregunta: ¿de verdad, el Gobierno prefiere arriesgarse a perder el 8 por ciento de su PIB a la vez que regala 500 millones de pesos para “créditos” sin intereses? Créditos más simbólicos que útiles. “Más atole que dedo”, como diría mi abuelo. Y que, dada la presente recesión, aunada a la inflación, a duras penas serán suficientes -muy, si acaso- para comprar unas cuantas gotas más de gel antibacterial.

Sin duda, en momentos como estos, de grandes crisis, lo que se exige del Gobierno es la astucia y la sagacidad financiera. La sabiduría para sacrificar sus programas electorales, por el auténtico bien de la población. Y no a la inversa. Dice el dicho: “cuida la recaída, que es peor que la enfermedad”.

Publicado en Reforma

En lugar de ofrecer serenidad y confianza, AMLO se dedica al desplante Por Jesús Silva Herzog Marquez.

    • Aunque se resista a reconocerlo, el legado del presidente López Obrador se juega en las próximas horas.

    Se acercan días muy oscuros para México. Debemos aceptar que no hay escapatoria. Me temo que, si la voz más sensata del gobierno nos advierte que estamos ante la última oportunidad es porque ésta ya se nos ha ido de las manos. Pero la urgencia es sentida por todos, menos por el presidente de la República. Andrés Manuel López Obrador se ha entregado a la provocación. En lugar de ofrecer serenidad y confianza, se dedica al desplante. Si hay algo que fastidia a mis enemigos, lo haré mil veces. Si recibo una recomendación de los expertos, me burlaré de ella con mi conducta cotidiana. Yo, el supremo, no pretendo sujetarme a consejo de nadie.

    ¿Qué valor tiene la voz de un hombre que recomienda quedarse en casa, cuando pasa el fin de semana en la gira más absurda de su sexenio, a más de 2,700 km de distancia de su domicilio? Los errores y las imprudencias no ceden. Por el contrario, se incrementan. Eso es lo que hemos visto: la radicalización de la imprudencia. Acosado por las circunstancias, el Presidente se envalentona y tira al barranco lo que queda de su ascendiente popular. Estos eran tiempos para reinventarse, para adaptarse a la nueva circunstancia, pero el Presidente lleva su obstinación al extremo. Resulta inconcebible que, precisamente en estos momentos en que necesitamos a un jefe de Estado responsable y juicioso, el presidente de la República salude pública y afectuosamente, con visible cercanía, a la madre de uno de los criminales más siniestros de la historia reciente del país. Como adolescente caprichoso, López Obrador hace lo que se le da la gana sin medir las consecuencias. No solamente es irresponsable, parece esforzarse en proyectar su irresponsabilidad a los cuatro vientos. En su frenesí de provocaciones, el Presidente no hace más que correr al aislamiento del loco.

    Reescribo velozmente este artículo ante las revelaciones de su encuentro de ayer por la tarde. En la versión inicial de este texto imaginaba que, aunque resultara poco realista, había que insistir en la posibilidad de reinventar el gobierno ante la emergencia. Sugería la posibilidad de cambiar la conversación para hablar de lo que importa hoy: el presente y el prójimo. Tal vez la gravedad de la coyuntura pudiera alentar la concentración en lo urgente. Pero la frenética sucesión de desplantes de este fin de semana, la abominación del saludo fraternal del domingo es para poner los pelos de punta a cualquiera. Esto no es una insensatez: es una provocación. Frente al aviso de la peor tormenta sanitaria y económica de la historia contemporánea de México, el capitán del barco suelta el timón para pasearse por la cubierta del barco tocando el violín, diciendo insensateces, deleitándose con la manera en que incordia a la tripulación y a todos los pasajeros. Sé que no les gusta a mis adversarios, pero mírenme a mí, tan despreocupado.

    El virus lo cambia todo. No será una ventisca pasajera, una tormenta que azota, deja muertos y se va. El México que salga de la emergencia sanitaria poco tendrá que ver con el que recibió el 2020. Los planes de la administración, históricos para unos, absurdos para otros, perdieron sentido. Hasta los más ardientes defensores del proyecto de López Obrador lo admitirían. Pero el Presidente se ha instalado en la negación. No se ha dignado siquiera a cambiar su agenda, ni mucho menos se ha dispuesto a cambiar su discurso. Le parece más importante en este momento viajar miles de kilómetros para supervisar las obras en un gimnasio que coordinar la respuesta ante las catástrofes que vienen. Prefiere lanzarse contra los enemigos de su obsesión que dar al país un mensaje de sensibilidad y firmeza.

    Aunque se resista a reconocerlo, el legado del presidente López Obrador se juega en las próximas horas. No será el partero de la Cuarta Vida de la patria, pero podría ser el digno Presidente de la emergencia. Cada vez parece más improbable que esté a la altura. Su gobierno ha quedado irremediablemente sellado por la pandemia y la recesión que vendrá. No corresponde al gobernante el lujo del artista que escoge libremente asunto, material y tono. Al político le toca encarar la realidad que tiene enfrente, no la que esperaba encontrar. Eran tiempos para la adaptación, no para la obstinación. Al terco le correspondía, en esta prueba, ejercitarse en la virtud contraria: agilidad. Insistir será ahondar en el fracaso. Incapaz de reinventarse y tocar realidad, todo indica que el gobierno, será cómplice y no atenuante de la catástrofe.

    Ladrones roban cables y dejan sin agua a todo #Acapulco

    La alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo denunció que un grupo de ladrones se robó el cable de cobre que conecta el suministro de energía eléctrica al sistema de bombeo de agua potable del sistema “Las Cruces”, lo cual deja son agua potable a una parte de la ciudad.

    Adela Román señaló que siguen los robos y saqueos en el Sistema de Agua Potable de Acapulco por parte de la delincuencia que son ayudada por gente de adentro.

    Informó que la madrugada de este lunes, un grupo de hombres se robó el cable de cobre que conecta al sistema de bombeo de agua potable, parando las bombas y dejando sin agua a una parte de la ciudad.

    Pidió a los ciudadanos a convertirse en vigilantes y denunciar este tipo de hechos que afectan a todos los ciudadanos de Acapulco. ” Esta es una situación de Salud Publica, no es problema de partidos políticos” , señalo la alcaldesa.Dijo también que hay manos perversas que están azuzando a los comerciantes para que hagan protestas y exijan al Ayuntamiento apoyos económicos por la falta de turistas, ” Las arcas del Ayuntamiento no están llenas de dinero, afirmó Adela Román.

     Publicado en Excélsior

    Cayó Juan Collado, siguen ¿Lozoya? ¿Videgaray? o ¿EPN? Hagan sus apuestas…

    Juan Collado con su mujer, la actriz Yahdira Carrillo.

    La 4T pega parejo, hoy le tocó al abogado Juan Collado por delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Después seguirán Emilio Lozoya & compañía y así irán cayendo (al parecer) todos sus adversarios hasta que los serenen.

    Fue alrededor de las 17:00 horas, cuando el abogado Juan Collado salió del restaurante Morton’s, donde comió, y fue detenido en la calle por elementos de la Fiscalía General de la República.

    Testigos de la detención aseguran que Collado no puso resistencia y abordó sin ser esposado a una camioneta de la Policía Federal Ministerial.

    La orden de captura fue librada por un juez del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte y su detención está relacionada con una empresa de la que es propietario, ubicada en la ciudad de Querétaro.

    Antecedentes de Collado.

    El despacho de Collado ha llevado la defensa de personajes como Carlos Ahumada, Diego Fernández de Cevallos, Raúl Salinas de Gortari, acusado del homicidio de Francisco Ruiz Massieu y del ex subprocurador de la extinta Procuraduría General de la República, Mario Ruiz Massieu, acusado de lavado de dinero.

    El caso más reciente que encabezó el polémico abogado fue el del divorcio del expresidente Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera.

    Asimismo, defendió a Eduardo Fernández, expresidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), también acusado de lavado de dinero, luego de denunciar el caso de “Los Amigos de Fox”, y al ex gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva, señalado de tener nexos con el narcotráfico.

    Toda una “fichita” al parecer pero que hoy finalmente fue detenido cuando se encontraba comiendo plácidamente con Carlos Romero Deschamps, en el lujoso y caro restaurant Morton’s de la Ciudad de México.

    Ojo por ojo, diente por diente.

    Taxco bajo la sombra de “El Mojarro” y la familia Zagal

    Johnny Hurtado Olascoaga, mejor conocido con los apodos de “El Señor Pescado”, “El Pez”, “El Mojarro”, “El Fish”, y “El Pescado”.

    Tiempos de Guerrero -Especial.

    En el Guerrero gobernado por el priísta Hector Astudillo, uno de los estados más violentos de México, destaca un nombre: Johnny Hurtado Olascoaga, mejor conocido con los apodos de “El Señor Pescado”, “El Pez”, “El Mojarro”, “El Fish”, y “El Pescado”.

    Este hombre es uno de los líderes que sobrevive de La Familia Michoacana y a él se le atribuye la violencia en el sur de Estado de México y de la zona de Tierra Caliente de Guerrero.

    Se le acusa también de más de 20 homicidios, de extorsiones y secuestros. Su liderazgo creció como jefe de sicarios de La Familia Michoacana, enviado en su momento a Guerrero por su jefe José Chávez Magaña alias “El Pony”.

    Ayer “El Mojarro” volvió a ser noticia cuando el gobernador Hector Astudillo lo culpó directamente de la ola de violencia que se vive en Taxco de la mano de Jose Ranulfo “El Rany” Zagal.

    El Mojarro” y “El Rany” están al frente de la confrontación por el control de la plaza de Taxco y ya se perfilan como los futuros capos de toda la zona tierra caliente, por el poder que han ganado a fuerza de plomo.

    Por otra parte la administración municipal panista que encabeza Marco Efrén Parra Gómez se ha declarado incompetente para garantizar la seguridad en Taxco, razón por la que el turismo se está alejando nuevamente de ese Pueblo Mágico y sus ciudadanos tienen miedo de salir por las noches.

    Lo tenían y lo dejaron ir.

    José Ranulfo “El Rany” Zagal fue detenido por la policía preventiva de Taxco en el 2007 por haber propiciado un tiro en la cabeza a un joven durante una riña en un bar, pero rápidamente salió libre. Casi veintiún años después, este hombre junto con hermano José Luis y su organización criminal tienen azotado al gobierno de Guerrero y especialmente al de Taxco.

    Apenas hace unos meses Ranulfo “El RanyZagal ordenó un ataque en el que masacraron a tres policías estatales y a un voluntario de la Cruz Roja en la comunidad de San Juan Tenerías, aunque fuentes locales afirmaron que el atentado iba dirigido hacia el alcalde de Taxco.

    Con armas de alto poder y tomando por sorpresa a los escoltas de Marcos Efrén Parra Gómez, el grupo delictivo que opera bajo las órdenes de “El Rany“, preparó el ataque.

    “Esto no es contra la pobladores, es contra el Gobierno de Taxco”, exclamó en aquella ocasión uno de los sicarios que comandaba el ataque armado, afirman reporteros que recopilaron testimonios de los sobrevivientes.

    El mismo gobernador Hector Astudillo sabía perfectamente bien que el grupo de “El Rany“, aliado con la Familia Michoacana, son los autores de los asesinatos de los sacerdotes Germaín Muñiz García e Iván Añorve Jaimes, del pasado 5 de febrero después de haber asistido a un baile en Taxco.

    Meses después el gobernador menciona que ya tiene ‘nuevamente’ identificados a los causantes de la reciente ola de violencia en Taxco, pero lamentablemente continúa sin poder frenarla.

    Twitter @TiempoGro

    Hector Astudillo culpa a la ‘La Familia Michoacana’ de la violencia en Taxco

    Cancelan evento de motociclismo en Taxco por altos niveles de inseguridad Por Ezequiel Flores / Proceso.

    La carrera por el campeonato nacional de motociclismo denominado Enduro, subsidiada con recursos públicos y que se realizaría el día de ayer en el destino turístico de Taxco, fue suspendida por los niveles de inseguridad y violencia que se viven en este lugar de la Zona Norte de la entidad.

    Reportes oficiales indican que esta madrugada fueron ejecutados tres hombres en diferentes puntos de la ciudad platera en el contexto de una confrontación entre grupos delictivos que disputan el control de esta plaza y que exhibe nexos de autoridades de los tres niveles con el narco.

    Al respecto, el organizador del evento de motociclismo Homero Díaz informó que decidieron suspender la carrera para evitar poner en riesgo la integridad de los pilotos nacionales y extranjeros que tenían contemplado participar.

    Las autoridades del municipio que administra el alcalde panista Marcos Parra Gómez, simplemente se declararon incompetentes para garantizar la seguridad de los participantes de la carrera en este lugar turístico donde los policías están desarmados.

    “Es un asunto que no tiene nada que ver con el clima, es un tema de seguridad para los pilotos. La policía municipal informó que había tenido un problema cerca de donde se realizan las pruebas especiales”, indicó Díaz.

    Al respecto, el gobernador Héctor Astudillo Flores lamentó la cancelación del evento deportivo subsidiado con recursos del Fondo de Promoción Turística y responsabilizó de la ola de violencia en Taxco, al grupo delictivo que dirige Ranulfo El Rany Zagal, quien mantiene una alianza con Johny El Mojarro Hurtado Olascoaga, líder de La Familia Michoacana.

    El mandatario atribuyó a esta banda delictiva el asesinato de dos sacerdotes católicos el año pasado, así como la ejecución de cinco policías estatales y municipales, y un socorrista de la Cruz Roja este año.

    Astudillo dijo que tienen ubicados a los líderes de la banda pero no explicó si piensan actuar en su contra.

    Apenas este viernes, se reportó el hallazgo de una manta en Taxco donde acusan al jefe de la policía municipal, al alcalde taxqueño y su hijo de pretender instalar a La Familia Michoacana y el grupo de El Rany en este municipio turístico.

    Publicado en Proceso