Archivo de la etiqueta: Narcotrafico

El presidente le da la mano a la madre del narcotraficante pese a los llamamientos a la sociedad a mantener distancia social y quedarse en casa.

López Obrador saluda a la madre de El Chapo tras visitar unas obras en Culiacán Por Elena Reyna.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha saludado dándole la mano a la madre del que fuera hasta hace poco el narcotraficante más poderoso del mundo, Joaquín El Chapo Guzmán, sentenciado a cadena perpetua por la Justicia estadounidense. El acercamiento se ha producido durante la gira que mantuvo el mandatario por el norte del país, este domingo en Culiacán. Y la polémica se ha desatado no solo por el afecto que ha mostrado —“Te saludo, no te bajes. Ya recibí tu carta—, le ha dicho desde fuera del coche, sino porque pese a los llamamientos a la sociedad mexicana a mantener una distancia social y quedarse en casa por la crisis del coronavirus, López Obrador parece en insistir con su comportamiento en continuar con su rutina habitual. Como si México no se acercara peligrosamente a una etapa crítica de la pandemia, que registra 993 casos en su país y ha matado a 20 personas.

La madre del narcotraficante envió una carta a López Obrador el año pasado donde le imploraba apoyo para que su hijo pudiera cumplir su condena en su tierra (algo poco probable) o al menos recibir la visita de sus hermanas y de su madre. El mandatario mexicano aceptó entonces públicamente brindar el apoyo legal para lo segundo. “Di instrucciones para que se den todas las facilidades y las hermanas puedan ir a visitarlo y ayudarles de acuerdo con las leyes y reglamentos que tienen en ese país”, señaló hace un año el presidente, aunque la medida no se concretó.

Publicado en El País.

Félix Salgado Macedonio pide a la personas salir de sus casas y visitar #Acapulco

El Pirruris Salgado. Foto I. Esquivel – Cuarto Oscuro.

El legislador y eterno suspirante a la gubernatura de Guerrero, fue tachado de irresponsable por hacer un llamado a todas las personas a salir de sus hogares y visitar el puerto de Acapulco en la próxima Semana Santa.

TG.

En plena Jornada Nacional de Sana Distancia, periodo en el que las autoridades sanitarias han llamado a los ciudadanos a permanecer el mayor tiempo en sus hogares, además de no visitar lugares muy concurridos ni exponerse innecesariamente, el Senador de Morena, Félix Salgado Macedonio presumió su estancia en Acapulco.

Pese al llamado del subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, quien ha enfatizado que este periodo es de aislamiento preventivo y que la suspensión de actividades no son vacaciones, el irresponsable senador visitó el puerto y lo compartió en sus redes sociales.

Si bien el senador, oriundo de Acapulco, quiso parecer cercano a los trabajadores que subsisten del turismo, haciendo un llamado a las personas para salir de sus hogares y visitar el puerto, su actitud fue tachada como de irresponsable ante en el contexto de salubridad que vive actualmente el país.

Anteriormente Salgado Macedonio señaló que las legisladores que se quedarán en sus casas guardando por la cuarentena y trabajando vía remota, eran unos «flojos, hipócritas y que los legisladores debían de morirse en la raya con su Presidente».

Yo me pregunto: ¿De verdad este alcoholizado hombre quiere ser gobernador de Guerrero?

Porque no hay que olvidar que este señor es como los perros de rancho, ladra mucho pero no muerde. Y no se nos olvidas que Felix cuando fue alcalde de Acapulco entregó la plaza del puerto a los Beltrán Leyva, para después encerrarse cobardemente en su oficina tres años, provocando la mayor crisis de seguridad y prácticamente la bancarrota de Acapulco.

Felix Salgado Macedonio es y seguirá siendo un político mediocre toda su vida. Uno de esos oscuros personajes que lucran con la ignorancia y la pobreza del pueblo, del que por cierto se ha beneficiado a diestra y siniestra, acumulando una fuerte fortuna gracias a innumerables actos de corrupción cometidos desde el poder.

Felix, nos vemos en el 2021.

En Guerrero las cosas no han cambiado: la producción de drogas sintéticas, el poder criminal y la violencia siguen creciendo.

Objeción: Nueve horas, el reto de Iguala Por María Idalia Gomez.

Los padres de los 43 estudiantes desaparecidos de la normal Isidro Burgos no saben qué pasó con sus hijos y ni siquiera tienen una explicación de por qué ocurrió.

Por si fuera poco, en Guerrero las cosas no han cambiado: la producción de drogas sintéticas, el poder criminal y la violencia siguen creciendo. En cambio, sobre la desaparición de los normalistas, organizaciones, políticos, periodistas, algunas autoridades y grupos de poder, bajo el argumento de la búsqueda por la verdad han emitido juicios y teorías; han generado confusión, la mayoría de las veces con información errónea, y reducido el caso a Estado malo y gente buena o viceversa.

Pero el caso de Ayotzinapa se ha convertido en el punto de reconciliación o no, de una sociedad con sus autoridades. Será el icono de la pacificación y reconstrucción del tejido social.

Limpiar toda la basura de especulaciones que los grupos de interés han añadido al caso en estos años será una de las primeras tareas de Omar Gómez Trejo, el titular de la recién creada Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa.

Aunque la primera tarea de Gómez Trejo, quien nunca ha litigado en órganos jurisdiccionales mexicanos, será asumirse realmente como autoridad, revisar no sólo el expediente de Ayotzinapa para ampliar las investigaciones y probar ante los jueces cada una de sus hipótesis, sino también las casi 130 acusaciones y más de una veintena de órdenes de aprehensión pendientes de ejecutar de personajes colaterales en la trama de la desaparición de estudiantes y que fueron sólo acusados de pertenecer al grupo criminal de Guerreros Unidos o al de Los Rojos.

Una tercera misión, que será capital para resolver el caso, será encontrar la forma de obtener del Departamento de Justicia de Estados Unidos y de la DEA, todos los registros vinculados a Guerreros Unidos, especialmente las intercepciones de por lo menos 11 teléfonos de integrantes de ese grupo y que permiten conocer, prácticamente en tiempo real, lo que ocurrió ese 26 de septiembre de 2014.

Será una tarea muy difícil, porque desde 2015, la entonces PGR les envió la primera petición de asistencia, pero no respondieron. Se hicieron dos nuevos requerimientos, entre mayo y septiembre de 2017, y la primera respuesta llegó hasta noviembre de ese año y la segunda en febrero de 2018. Pero omitieron información vital que hasta ahora no han querido compartir.

La información que entregaron, cerca de mil mensajes escritos entre los capos y unas 10 personas, revelan cómo los criminales desplegaron una operación que se volvió por momentos caótica durante el ataque a los estudiantes. Pero horas después planificaron cómo responsabilizar al gobierno estatal de lo que había sucedido, y comenzaron por movilizar a transportistas, policías comunitarias y familias de policías para presionar por la liberación de los 22 agentes detenidos en la madrugada, como primeros responsables.

Parte de esos mensajes fueron ya utilizados en un juicio en tribunales de ese país y demostraron la capacidad criminal de Guerreros Unidos, productores y transportistas de la droga llamada china-white, que ha metido en una crisis de salud a Estados Unidos.

Al revisar y vincular cada una de las frases, hechos y horarios, queda en evidencia el control institucional y social que tenía entonces (y quizá ahora) ese grupo, lo que le permitió, desde por lo menos 2010, decidir quién vivía o moría, quién era presidente municipal, a qué partido político se apoyaba en una elección, quién era policía, rescatista de Cruz Roja o de Protección Civil; así como integrar un grupo armado bien uniformado y artillado a la policía municipal y, en general, controlar los municipios de Iguala, Huitzuco, Cocula, Teloloapan y otros más de Guerrero, Morelos y estado de México.

Pero faltan casi nueve horas, de las 19:44 horas del 26 de septiembre y 04:16 horas del día siguiente, justo el momento en que ocurrió el ataque a los normalistas. Ni la DEA ni el Departamento de Justicia han querido entregar ese material que resolvería el caso Iguala y los padres de los normalistas sabrían qué pasó y por qué.

@Gosimai

Publicado en Eje Central

Desplazados de Guerrero denuncian avance de grupo armado

Alrededor de las 4 de la tarde del domingo 30 de junio empezaron las detonaciones hacia el poblado de El Naranjo, en la sierra de Guerrero. Los disparos venían de los cerros que rodean la comunidad. Seis familias, de las casas más cercanas al área de tiro, salieron huyendo hacia la cabecera municipal. Los demás pobladores, unos mil 500, se atrincheraron en sus hogares y empezaron a repeler el ataque.

Así lo reportaron a Animal Político activistas del Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón (Centro Morelos), y desplazados de otras comunidades, que recibieron los mensajes de alerta de sus amigos y familiares de El Naranjo, y zonas aledañas.

En esta región de Guerrero hay desde 2013 una disputa entre grupos del crimen organizado que pelean el control de territorios, donde tienen intereses ligados al cultivo y trasiego de drogas, pero también a la explotación de minas y de recursos forestales. En medio de esos pleitos ha quedado población civil.

Más información en: Animal Político /

Bien identificados dice el gobierno, pero bien libres..

Cualquier ciudadano guerrerense no puede quedar más que estupefacto –aun conociendo el alto nivel de impunidad prevaleciente en la entidad– al percatarse de la información de la autoridad respecto a la violencia que se enseñorea de Taxco.

El grupo delictivo que ha ocasionado los recientes asesinatos en la ciudad es el mismo que está relacionado con la muerte de los sacerdotes y el ataque a paramédicos de la Cruz Roja, dijo el gobernador.

Hector Astudillo: “Están identificados, sabemos quiénes son. En la Fiscalía (General del Estado) tienen datos muy concretos”.

¿A qué sacerdotes se refiere? A Germaín Muñiz García e Iván Añorve Jaimes, asesinados el 5 de febrero de 2018 cerca de Taxco.

El 17 de noviembre del año pasado, una brigada de la Cruz Roja Mexicana que acudía a entregar víveres al poblado de San Juan Tenería fue atacada por un grupo armado. Tres policías del estado y un paramédico de la benemérita institución murieron.

En días recientes, cuatro personas fueron asesinadas en la ciudad platera, entre cuyas consecuencias figura la cancelación del Campeonato Nacional de Enduro 2019.

Los autores, sostiene el gobierno, son los mismos. Están identificados. La FGE tiene datos muy concretos.

Los dos sacerdotes fueron masacrados hace casi 18 meses; el paramédico y los tres policías, hace seis meses.

Los responsables, identificados y con datos concretos en la Fiscalía, continúan libres.

El 17 de abril de 2018, seis policías –Mario Portillo, Heriberto Martínez, Juventino Figueroa, Delfino Damián, David Hernández y Rollis Univer Morales– fueron asesinados con saña en la comunidad Las Mesillas, en la sierra baja del municipio de Zihuatanejo. “Fue la gota que derramó el vaso”, declaró entonces el gobierno estatal.

Para la Iglesia, la gota que derramó el vaso fue la muerte de los dos sacerdotes en Taxco, replicó entonces el obispo Salvador Rangel Mendoza.

Para las familias guerrerenses, enfatizó el prelado, la gota que derrama el vaso es la muerte de cada uno de sus miembros.

Lo que raya aun más en el absurdo es que, aun estando identificados los homicidas, aun habiéndose derramado los vasos por una gota, la impunidad galopa libremente por la pradera.

Cuando un guerrerense escucha: “están identificados; la Fiscalía tiene datos concretos”, no tiene más que preguntarse incrédulo: ¿Y por qué no los detienen?

Ahora que, habrá que preguntarse también: si el gobierno no hace justicia ni siquiera a los suyos, ¿qué espera el ciudadano común?

Publicado en La Jornada de Guerrero bajo el título: Bien identificados pero bien libres…

La violencia en Taxco nuevamente esta fuera de control

Está ya afecta nuevamente la actividad turística.

– El gobierno panista de Parra Gómez sigue extraviado en el tema de seguridad.

Taxco, Guerrero.- El alcalde de Taxco, Marcos Efrén Parra Gómez, está rebasado y por esta razón solicita urgentemente la presencia de la Guardia Nacional en el municipio, ya que el tema de la inseguridad nuevamente está afectando profundamente la actividad turística de esa ciudad.

Punto número uno:

Parra Gómez está muy lejos de concretar acciones para Taxco, ya que solo se ha dedicado a tirar culpas y escudarse en la situación que vive su policía municipal donde asegura qué hay 40 policías municipales desarmados y además culpa directamente a la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno federal en su labor para reducir los ya muy altos índices de violencia en este municipio.

Punto número dos:

Algo se tiene que hacer urgentemente, ya que esta nueva ola de violencia que se vive actualmente en Taxco continúa afectado gravemente la afluencia turística, al grado de que algunos empresarios del ramo ya se encuentran muy preocupados ante la pobre acción de respuesta del gobierno municipal.

Sin duda es una lamentable situación que afecta terriblemente a muchos empresarios y trabajadores de este destino turístico.

Punto número tres:

Ya es momento de que esta administración panista se ponga a trabajar y concrete algunas acciones importantes, porque de lo contrario, Taxco regresará nuevamente al periodo oscuro de la década pasada y de los inicios de la presente.

Taxco bajo la sombra de “El Mojarro” y la familia Zagal

Johnny Hurtado Olascoaga, mejor conocido con los apodos de “El Señor Pescado”, “El Pez”, “El Mojarro”, “El Fish”, y “El Pescado”.

Tiempos de Guerrero -Especial.

En el Guerrero gobernado por el priísta Hector Astudillo, uno de los estados más violentos de México, destaca un nombre: Johnny Hurtado Olascoaga, mejor conocido con los apodos de “El Señor Pescado”, “El Pez”, “El Mojarro”, “El Fish”, y “El Pescado”.

Este hombre es uno de los líderes que sobrevive de La Familia Michoacana y a él se le atribuye la violencia en el sur de Estado de México y de la zona de Tierra Caliente de Guerrero.

Se le acusa también de más de 20 homicidios, de extorsiones y secuestros. Su liderazgo creció como jefe de sicarios de La Familia Michoacana, enviado en su momento a Guerrero por su jefe José Chávez Magaña alias “El Pony”.

Ayer “El Mojarro” volvió a ser noticia cuando el gobernador Hector Astudillo lo culpó directamente de la ola de violencia que se vive en Taxco de la mano de Jose Ranulfo “El Rany” Zagal.

El Mojarro” y “El Rany” están al frente de la confrontación por el control de la plaza de Taxco y ya se perfilan como los futuros capos de toda la zona tierra caliente, por el poder que han ganado a fuerza de plomo.

Por otra parte la administración municipal panista que encabeza Marco Efrén Parra Gómez se ha declarado incompetente para garantizar la seguridad en Taxco, razón por la que el turismo se está alejando nuevamente de ese Pueblo Mágico y sus ciudadanos tienen miedo de salir por las noches.

Lo tenían y lo dejaron ir.

José Ranulfo “El Rany” Zagal fue detenido por la policía preventiva de Taxco en el 2007 por haber propiciado un tiro en la cabeza a un joven durante una riña en un bar, pero rápidamente salió libre. Casi veintiún años después, este hombre junto con hermano José Luis y su organización criminal tienen azotado al gobierno de Guerrero y especialmente al de Taxco.

Apenas hace unos meses Ranulfo “El RanyZagal ordenó un ataque en el que masacraron a tres policías estatales y a un voluntario de la Cruz Roja en la comunidad de San Juan Tenerías, aunque fuentes locales afirmaron que el atentado iba dirigido hacia el alcalde de Taxco.

Con armas de alto poder y tomando por sorpresa a los escoltas de Marcos Efrén Parra Gómez, el grupo delictivo que opera bajo las órdenes de “El Rany“, preparó el ataque.

“Esto no es contra la pobladores, es contra el Gobierno de Taxco”, exclamó en aquella ocasión uno de los sicarios que comandaba el ataque armado, afirman reporteros que recopilaron testimonios de los sobrevivientes.

El mismo gobernador Hector Astudillo sabía perfectamente bien que el grupo de “El Rany“, aliado con la Familia Michoacana, son los autores de los asesinatos de los sacerdotes Germaín Muñiz García e Iván Añorve Jaimes, del pasado 5 de febrero después de haber asistido a un baile en Taxco.

Meses después el gobernador menciona que ya tiene ‘nuevamente’ identificados a los causantes de la reciente ola de violencia en Taxco, pero lamentablemente continúa sin poder frenarla.

Twitter @TiempoGro

Hector Astudillo culpa a la ‘La Familia Michoacana’ de la violencia en Taxco

Cancelan evento de motociclismo en Taxco por altos niveles de inseguridad Por Ezequiel Flores / Proceso.

La carrera por el campeonato nacional de motociclismo denominado Enduro, subsidiada con recursos públicos y que se realizaría el día de ayer en el destino turístico de Taxco, fue suspendida por los niveles de inseguridad y violencia que se viven en este lugar de la Zona Norte de la entidad.

Reportes oficiales indican que esta madrugada fueron ejecutados tres hombres en diferentes puntos de la ciudad platera en el contexto de una confrontación entre grupos delictivos que disputan el control de esta plaza y que exhibe nexos de autoridades de los tres niveles con el narco.

Al respecto, el organizador del evento de motociclismo Homero Díaz informó que decidieron suspender la carrera para evitar poner en riesgo la integridad de los pilotos nacionales y extranjeros que tenían contemplado participar.

Las autoridades del municipio que administra el alcalde panista Marcos Parra Gómez, simplemente se declararon incompetentes para garantizar la seguridad de los participantes de la carrera en este lugar turístico donde los policías están desarmados.

“Es un asunto que no tiene nada que ver con el clima, es un tema de seguridad para los pilotos. La policía municipal informó que había tenido un problema cerca de donde se realizan las pruebas especiales”, indicó Díaz.

Al respecto, el gobernador Héctor Astudillo Flores lamentó la cancelación del evento deportivo subsidiado con recursos del Fondo de Promoción Turística y responsabilizó de la ola de violencia en Taxco, al grupo delictivo que dirige Ranulfo El Rany Zagal, quien mantiene una alianza con Johny El Mojarro Hurtado Olascoaga, líder de La Familia Michoacana.

El mandatario atribuyó a esta banda delictiva el asesinato de dos sacerdotes católicos el año pasado, así como la ejecución de cinco policías estatales y municipales, y un socorrista de la Cruz Roja este año.

Astudillo dijo que tienen ubicados a los líderes de la banda pero no explicó si piensan actuar en su contra.

Apenas este viernes, se reportó el hallazgo de una manta en Taxco donde acusan al jefe de la policía municipal, al alcalde taxqueño y su hijo de pretender instalar a La Familia Michoacana y el grupo de El Rany en este municipio turístico.

Publicado en Proceso