Archivo de la etiqueta: INSEGURIDAD

Los caminos de #Guerrero

Por Wilbert Torre.

Vine a pasar la Semana Santa a Guerrero, en la Costa Grande y la Costa Chica, en mercados colmados de cerdos rellenos y peces frescos, y playas de arena como la seda y olas de campeonato que rompen en remolinos de espuma burbujeante en los que pocos valientes se zambullen a nadar; y a unos pasos, pasando la cabaña enramada y el carbón encendido, los esteros de aguas mansas donde los niños chapotean como en la tina de su casa.

Peces al carbón –huachinango y pargo– asados en salsa de mayonesa y chile guajillo, el popular pescado a la talla horneado por mujeres de risas agudas y palabras pícaras que intimidan a los hombres; y unas fiestas que en los pueblos macondianos de San Jerónimo y Tenexpan, ahítos de platanares y palmeras, se extienden a las banquetas y las calles, donde los que viven y los que pasan por ahí comen y toman y bailan y cantan, de día y de noche.

Dicen las señoras, que en las enramadas mandan sobre los hombres y las mujeres jóvenes, que esta Semana Santa es diferente a los años anteriores, cuando la violencia alejó de las playas y los esteros silenciosos y colmados de lirios en flor a los habitantes de San Jerónimo, Coyuca de Benítez, Petatlán, Zihuatanejo y Tecpan de Galeana, conocidos por su alegría y su carácter siempre apto para la fiesta.

Viajar por los caminos serranos y las playas de Guerrero es semejante a emprender un viaje por el país, por su violencia y los planes en marcha aquí y allá para contenerla. Viajar por Guerrero es viajar por el tiempo: es aquí, ahora que en todos lados se debate la militarización de las fuerzas del orden, donde hace tiempo que todo lo militar comenzó a asentarse y a tener influencia y extensión sobre cuerpos y estrategias, recursos y planes.

Aquí no ha pasado de largo, pero sí a la distancia, el debate presente en el resto del país acerca de si el nuevo cuerpo y la nueva estrategia del gobierno federal debe ser militar o civil, y si debe considerar más policías.

En Guerrero ya ha ocurrido todo esto, sin ninguna intermediación ni debate de por medio.

Los caminos de Guerrero y sus playas sembradas de hamacas y de fiesta pueden servir al país como ejemplo de cómo desde los primeros años del gobierno de Felipe Calderón, el uso de la fuerza, junto con el carácter y el espíritu militar, invadieron a las instituciones y los cuerpos de seguridad.

Desde hace 10 años, cuando comenzaron, los operativos del Ejército, la Marina y la Policía Federal se han convertido en una constante en Guerrero, ante el paso devastador de la violencia por las carreteras y las comunidades de la Tierra Caliente, de la Costa Grande, del centro del estado, Chilpancingo y Acapulco.

La única región que se salvó relativamente en los años de la violencia es la Costa Chica, en donde ha sentado sus reales la policía comunitaria.

A una década del inicio de los operativos y la militarización de Guerrero, este debate local está claramente superado. Vas a las playas y encuentras el asunto transformado en ironía: los vecinos de los pueblos de la Costa Grande exclaman felices que es la mejor temporada vacacional desde hace años, aunque para llegar a las playas el visitante y el residente deban pasar por los retenes de policías municipales, federales, del Ejército y la Marina.

En Guerrero, la normalidad militarizada no es una postal de Semana Santa.

@WILBERTTORRE

Publicado en El Heraldo de México

Acapulco, la segunda ciudad más violenta de México

Quince de las 50 urbes más violentas del mundo son mexicanas, según un estudio elaborado con cifras de 2018 y que coloca a Tijuana en el primer lugar e incorpora por primera vez a Irapuato.

Acapulco bajó del primer lugar al segundo lugar, mientras que Chilpancingo salió de la lista (extrañamente).

Estas son las ciudades mexicanas más violentas en 2018:

1. Tijuana (Área Metropolitana) 138.26 homicidios por cada 100 mil
habitantes.

2. Acapulco 110.50 homicidios por cada 100 mil habitantes

4. Victoria 86.01 homicidios por cada 100 habitantes

5. Juárez 85.56 homicidios por cada 100 mil habitantes

6. Irapuato 81.44 homicidios por cada 100 mil habitantes

13. Cancún 74.47 homicidios por cada 100 mil habitantes

16. Culiacán 60.52 homicidios por cada 100 mil habitantes

18. Uruapan 54.52 homicidios por cada 100 mil habitantes

20. Obregón 52.09 homicidios por cada 100 mil habitantes

26. Coatzacoalcos (Área Metropolitana)
48.35 homicidios por cada 100 mil habitantes

32. Celaya 46.99 homicidios por cada 100 mil habitantes

34. Ensenada 46.60 homicidios por cada 100 mil habitantes

36. Tepic (Área Metropolitana)
44.89 homicidios por cada 100 mil habitantes

42. Reynosa 41.48 homicidios por cada 100 mil habitantes

49. Chihuahua 37.50 homicidios por cada 100 mil habitantes

Los primeros seis lugares del listado están ocupados por ciudades mexicanas, excepto el número 3 en el que aparece Caracas (Venezuela) con una tasa de 99.98 homicidios por 100 mil habitantes.

Fuente: Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal (CCSPJP).

Imágenes: Getty Images

Twitter @TiempoGro

Acapulco, tiene el peor mercado laboral del país

Fomentamos en Guerrero el empleo y la autosuficiencia económica: Astudillo.

Las zonas metropolitanas de las ciudades de Acapulco, Guerrero, y Tlaxcala, Tlaxcala son los territorios que presentan la mayor merma laboral en el país.

No obstante, el proceso de descentralización de las dependencias federales que pretende el próximo gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO), podría beneficiar a las urbes que registren bajos indicadores de trabajo.

La administración de AMLO contempla llevarse la Secretaría de Salud a Acapulco y la recién creada Secretaría de Cultura a Tlaxcala.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), al segundo trimestre del 2018, estas ciudades registraron los mayores niveles de informalidad, condiciones críticas, así como bajos ingresos y escaso acceso a instituciones de salud.

Especialistas coincidieron en que será positivo llevarse las dependencias federales a otros estados, fortaleciendo las economías estatales y mejorando el mercado laboral.

Eufemia Basilio Morales, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que puede ser muy favorable este proceso de descentralización, “habría comunicación con otras instancias y dependencias, existiría una vigilancia más certera y la oferta laboral aumentaría porque ya no solamente se dependerá de una actividad económica”.

El podio con la Tasa de Informalidad Laboral 1 (TIL1) más elevada en el periodo de referencia lo compone Oaxaca (57.2% de sus ocupados en esta situación), Acapulco (62.4%) y Tlaxcala (66.7 por ciento).

LA TIL1 se refiere a la suma, sin duplicar, de los ocupados que son laboralmente vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan, con aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo.

Es decir, en esta tasa se incluye, además del componente que labora en micronegocios no registrados o sector informal, a otras modalidades análogas como los ocupados por cuenta propia en la agricultura de subsistencia, así como a trabajadores que laboran sin la protección de la seguridad social y cuyos servicios son utilizados por unidades económicas registradas.

Mientras los coeficientes más elevados de la población ocupada que gana hasta dos salarios mínimos, que incluye a la que no recibe ingresos, se observaron en Tuxtla Gutiérrez (53.1%), Tlaxcala (62.0%) y Acapulco (62.3%); lo anterior es equivalente a que un trabajador percibe como máximo 5,301.6 pesos al mes.

Desglose

Las zonas metropolitanas con la tasa de condiciones críticas de ocupación (TCCO) más alta fueron, al cierre de junio, Tlaxcala (21.3% de los ocupados), Tuxtla Gutiérrez (21.6%) y Acapulco (21.9 por ciento).

La TCCO incluye a las personas que se encuentran trabajando menos de 35 horas a la semana por razones ajenas a sus decisiones, más las que laboran más de 35 horas semanales con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo y las que se emplean más de 48 horas semanales ganando hasta dos salarios mínimos.

En el indicador de trabajadores sin acceso a las instituciones de salud, los mayores porcentajes fueron en Oaxaca (63.0% del total de este grupo de personas), Acapulco (66.5%) y Tlaxcala (70.1 por ciento).

La investigadora de la UNAM agregó que Acapulco es una ciudad ubicada en un estado con altos índices de pobreza y violencia, que han mermado la industria turística, “hay personas que trabajan muchas horas a cambio de un salario muy bajo y que viven en lugares con alta afluencia delictiva”.

Héctor Magaña Rodríguez, coordinador del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey, explicó que “es positivo que llegué la Secretaría de Salud a la ciudad de Acapulco; la seguridad aumentaría y el índice de criminalidad bajaría. También despuntaría el mejoramiento de los caminos y el mercado en el sector transportes estaría en niveles positivos”.

“Tlaxcala es un estado pequeño que carece de infraestructura, no emite deuda, el problema es lo que ocurre con el nivel de ingreso y que se puede notar en su capital. En la ciudad hay pocas actividades económicas, y por ende hay empleos que son mal pagados”, indicó Basilio Morales.

La gente de Tlaxcala tiene que emigrar a otras regiones por las condiciones laborales, “la ventaja de llevar la Secretaría de Cultura es que se frenaría esta salida y se atraería inversión”, añadió.

Kristobal Meléndez Aguilar, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), refirió que en Acapulco y Tlaxcala “hay un ciclo de pobreza, en donde si las mismas empresas no obtienen utilidades y beneficios no puede trasladar esto a los empleados. Si le va mal a la empresa le va mal a la entidad federativa”.

“Tiene efectos positivos llevar las dependencias federales a los estados porque habrá más empleos y, por lo tanto, habrá prestaciones, y los sistemas de salud crecerán, será beneficioso para los habitantes”, manifestó.

Los especialistas también concordaron en que la falta de preparación es otro elemento que merma el sector trabajo, por lo que la mayoría opta por la informalidad.

Oaxaca y Tuxtla Gutiérrez

Además de Acapulco y Oaxaca, las ciudades que se colocaron en el top tres de los cuatro indicadores analizados por El Economista, con la mayor merma, fueron Oaxaca y Tuxtla Gutiérrez.

Sin embargo, también son territorios que podrían beneficiarse por el proceso de descentralización que realizará la administración federal de AMLO; Oaxaca albergaría a la Secretaría de Desarrollo Social, y Tuxtla Gutiérrez a la Comisión Federal de Electricidad.

A la primera mitad del 2018, en la capital de Chiapas los resultados fueron los siguientes para su población ocupada: TIL1 de 50.4%, TCCO de 21.6%, hasta dos salarios mínimos de 53.1% y sin acceso a las instituciones de salud de 70.1 por ciento.

Para Oaxaca quedó así: TIL1 de 57.2%, TCCO de 18.7%, hasta dos salarios mínimos de 48.8% y sin acceso a las instituciones de salud de 63.0 por ciento.

Común denominador

“Estas ciudades tienen un común denominador, la población no tiene una preparación educativa, la mayoría no ha terminado los estudios de secundaria y preparatoria. Será difícil que obtengan mejores trabajos. Habrá que ver qué tipo de puestos pueden ocupar y si el beneficio de la descentralización no es para una pequeña parte de la población”, expuso el analista del CIEP.

Detalló que se tiene que comunicar estas entidades con el resto del país mediante inversión en infraestructura, particularmente en construcción de carreteras, aeropuertos y líneas ferroviarias.

“La gran mayoría de las administraciones enaltecieron al norte y dejaron de lado al sur del país, debe haber un cambio, se tienen que modificar presupuestos, debe llamarse a la Inversión Directa Extranjera. También se tiene que educar a la población y dar acceso a los trabajadores a servicios médicos”, reiteró Eufemia Basilio.

Al otro extremo

Al otro extremo, Monterrey, Hermosillo y Chihuahua fueron las zonas metropolitanas que mostraron menores niveles de informalidad, condiciones críticas, así como más ingresos y acceso a instituciones de salud.

La primera de ellas es Monterrey. En relación a sus ocupados, ostenta una TIL1 de 33.6%, una TCCO de 4.0%, sin acceso a las instituciones de salud sólo 37.4% y únicamente 21.3% con ingresos de hasta dos salarios mínimos.

El analista del CIEP expresó que es ideal que llegue la Secretaría de Economía. “Cuenta con recursos financieros, cercanía con Estados Unidos, buenas condiciones económicas, desarrollo industrial”.

La segunda ciudad es Chihuahua. “Pertenece a la franja norte y por lo mismo tiene manufacturas. Sus fuentes laborales han permitido que exporte y florezca la entidad (4.5% de TCCO, 28.6% de TIL1, 30.3% perciben hasta dos salarios mínimos y 34.6% está sin acceso a condiciones de salud)”, agregó el coordinador del CIEN.

La capital de Sonora cuenta con 4.3% de TCCO, 28.5% gana como máximo 5,301.6 pesos al mes, 35.5% se ubica en la informalidad y 41.0% no tiene acceso a instituciones de salud.

“Hermosillo ha recibido inversión en su infraestructura por parte del sector industrial, que ha permitido una mayor afluencia. Las ciudades que se industrializan son las que tienen un mayor incremento económico”, apuntó Magaña Rodríguez.

En un segundo plano, otras zonas metropolitanas con focos rojos en el mercado laboral fueron Pachuca y Cuernavaca, mientras con mejores condiciones de trabajo, Saltillo y Querétaro.

Total

El Inegi considera 33 zonas metropolitanas en su ENOE, que en conjunto suman una población total de 53.2 millones de personas, cifra que representa 42.7% de todo el país.

En población ocupada, las 33 zonas metropolitanas llegan a 24.4 millones de habitantes. De este dato, el nivel de ingresos es el siguiente: 25.7% gana más de uno hasta dos salarios mínimos, 20.4% más de dos hasta tres salarios mínimos, 18.2% no se especifica, 15.5% percibe más de tres hasta cinco salarios mínimos, 11.5% hasta un salario mínimo, 6.0% más de cinco salarios mínimos y 2.7% no recibe ingresos (trabajadores dependientes no remunerados y los trabajadores por cuenta propia dedicados a actividades agrícolas de subsistencia). Mientras 51.9% de los ocupados no tienen acceso a instituciones de salud.

Publicado en El Economista

Astudillo reprocha a los municipios por falta de gobernabilidad en Guerrero, 80 % del estado fuera de control

“El gobernador acepta que está fuera de control 80 por ciento del estado, y que solo es segura la Costa Chica y Costa Grande, y que todo lo demás está en riesgo”, señalo Beatriz Mojica.

– Tiempos de Guerrero.

El Gobierno estatal de Guerrero reprochó a los Municipios y sus policías por no actuar en contra de la delincuencia.

Este jueves, el Gobernador Héctor Astudillo se quejó de los agentes municipales. En tanto, el Secretario General de Gobierno, Florencio Salazar Adame, dijo que la mayoría de los 81 Alcaldes de Guerrero son “irresponsables” e “indolentes” porque no utilizan recursos para capacitar a sus policías municipales.

Salazar Adame confirmo que hay 2 mil elementos municipales, en Guerrero, los que están en la corporación sin haber validado los exámenes de control y confianza, pidió a los Alcaldes que apliquen los recursos que reciben para el mejoramiento de sus policías

Twitter @TiempoGro

La inseguridad se tiene que erradicar en destinos turísticos mexicanos: Best Day


La inseguridad y la violencia que se ha vivido en algunos destinos turísticos del país como en Acapulco, debe erradicarse para evitar que el mercado internacional caiga, afirmó Christian Kremes, director general de Best Day.

Por BERENICE LUNA.

En el marco de la edición 42 del Tianguis Turístico 2017 -que se llevó a cabo en el puerto de Acapulco- el directivo hizo un llamado a las autoridades para evitar que la violencia alcance a destinos como Los Cabos o Cancún, como paso en Acapulco, ya que estos dos destinos representan los primeros lugares en preferencia del turismo internacional.

Recordó que desde hace unos años esta problemática alcanzó a Acapulco, por lo que los visitantes internacionales prefirieron buscar nuevas opciones para vacacionar. Con ello, determinó que la plataforma ha percibido que del total del turismo que recibe el destino, el 97% corresponde a turismo nacional.

“La inseguridad sí le ha pegado mucho a Acapulco; sin embargo, Cancún y Los Cabos también tienen que tener cuidado, por ello es importante hacer un llamado a los gobiernos locales para que entiendan que la inseguridad acaba con el turismo, con inversiones, con empleos como sucedió en Acapulco. El interés de todos es que los gobiernos estatales y el gobierno federal nos ayuden a controlar la violencia”, aseveró.

Detalló que Los Cabos recibe más mercado internacional de norteamericanos y canadienses, mientras que Cancún es preferido por visitantes europeos y sudamericanos, dejando así a Acapulco en tercer lugar de importancia. “El 97% de lo que vendemos para Acapulco es unicamente para clientes mexicanos”.

La violencia e inseguridad que el alcalde no quiere ver: Hallan a pareja estrangulada en playa de Acapulco

ACAPULCO, Gro., 17 de enero de 2017.- Una pareja fue hallada estrangulada esta madrugada en la playa Papagayo, entre el hotel Krystal y el Asta bandera, ubicados sobre la costera Miguel Alemán del puerto. Aproximadamente a las 2 de la mañana, una llamada al teléfono de emergencia 911 reportó que había dos personas sin vida sobre la franja de arena. 
Efectivos del Ejército y policías turísticos acudieron al lugar donde encontraron los cuerpos de una mujer y un hombre, quienes, de acuerdo con peritos de la Fiscalía de Guerrero, fueron asesinados por estrangulamiento. 

La mujer vestía una blusa blanca y una bermuda de mezclilla azul, con una bolsa trenzada al pecho. A unos dos metros fue hallado el cadáver del hombre, quien tenía las manos atadas. Vestía una playera blanca y un pantalón de mezclilla azul. 

Aquí más información:  https://mexico.quadratin.com.mx/hallan-pareja-estrangulada-playa-acapulco/


Se desploma inversión extranjera en turismo

La inversión extranjera en la industria del turismo se desaceleró a su menor nivel en los últimos siete años, debido a la falta de nuevos polos de desarrollo en centros de playa y destinos al interior del País.

De acuerdo con información de la Secretaría de Economía, la Inversión Extranjera Directa en el turismo fue de 413 millones de dólares entre enero y septiembre de este año, se trata del menor flujo productivo desde 2009, para un periodo similar.

Durante el último par de décadas, los inversionistas extranjeros han preferido invertir en departamentos y casas amuebladas con servicios de hotelería en México.

Esta clase de bienes captó 322 mdd entre enero y septiembre, es decir, 78% de la inversión extranjera que llegó hacia la industria.

Los hoteles y moteles se repartieron 20% de los flujos productivos, mientras que los restaurantes con servicio de preparación de alimentos a la carta o de comida corrida obtuvieron 2%.

El director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, José Luis de la Cruz, opinó que la menor inversión extranjera en el sector se debe a la falta de nuevos polos de desarrollo turístico.

Expuso que la inversión foránea tiene nichos muy consolidados, como son los destinos de Cancún y Playa del Carmen, así como Los Cabos y Acapulco, que generan buenos negocios, pero sin implicar inversiones adicionales significativas.

“Se necesitan polos de desarrollo turístico que impliquen una nueva oleada de flujos productivos en centros de playa, que regularmente captan mayor inversión extranjera, y en destinos al interior del País como zonas arqueológicas o coloniales”, opinó De la Cruz.

Reconoció que la llamada industria sin chimeneas ha sido muy golpeada por los problemas de inseguridad que hay en el país, un elemento que ha jugado contra el sector durante la última década y como como ejemplo la situación por la que pasa el puerto de Acapulco. 

Guerrero anuncia refuerzos en seguridad tras la nueva ola de violencia

En octubre de 2015 el hombre fuerte del Gobierno mexicano, Miguel Ángel Osorio Chong, acudió a la toma de posesión del gobernador del Estado de Guerrero. El PRI volvía al poder en la entidad tras diez años de ausencia. El elegido, Héctor Astudillo, llegaba a poner orden. Político veterano, Astudillo había gestionado la alcaldía de la capital del estado en dos periodos. La experiencia era su gran valor.

Guerrero atravesaba entonces una crisis galopante. 43 estudiantes de una escuela rural habían desaparecido meses antes a manos de policías y criminales. Las autoridades apuntaban además a políticos locales como autores intelectuales de lo ocurrido. El gobernador Ángel Aguirre, del PRD, tuvo que dejar el cargo por la presión. Meses más tarde, la presencia de Osorio en la toma de posesión de Astudillo simbolizaba el respaldo del Gobierno federal a la nueva administración. Ese mismo día, Osorio Chong anunciaba una nueva estrategia de seguridad para el estado. “Se fortalecerá y focalizará la atención de las fuerzas federales en Guerrero, especialmente en aquellas regiones con altos índices de violencia”, dijo.

Desde entonces, el número de asesinatos en la entidad no ha hecho más que aumentar. En noviembre de 2015, después del anuncio de Osorio, 173 personas morían asesinadas, 47 más que en el mismo mes del año anterior. En diciembre fueron 72 más, en enero 28, en febrero, 20, en marzo 33… Entremedias, el Ejecutivo estatal ha anunciado nuevas estrategias, operativos especiales, reuniones mensuales con autoridades federales y demás iniciativas. Este lunes ha ocurrido de nuevo.

Después de un fin de semana especialmente sangriento, el portavoz del Grupo Coordinación Guerrero, que integra al Ejército, la Marina, la Procuraduría General de la República, la Policía Federal y sus pares estatales, ha anunciado un nuevo plan contra la delincuencia. Roberto Álvarez ha explicado que reforzarán la seguridad en Arcelia, Teloloapan, Ajuchitlán Tixtla y Chilapa. Los tres primeros son pueblos de la región de Tierra Caliente, que colinda con el Estado de México y Michoacán. Una banda de secuestradores, Los Tequileros, mantiene en cautiverio a siete vecinos de Ajuchitlán desde el jueves pasado. Los Tequileros son expertos en secuestros masivos. En enero se llevaron a 27 personas de Arcelia y Ajuchitlán. En ambas ocasiones han pedido rescates. El fiscal de Guerrero, Xavier Olea, explicaba ayer en el noticiero estelar de la cadena Televisa que Los Tequileros están en guerra contra el grupo de El Pescado, La Familia. “El Tequilero trabajaba antes con El Pescado y luego se pelearon”, detalló.

En Teloloapan la situación parece igualmente complicada. Este fin de semana aparecieron los cadáveres de tres herreros, vecinos del municipio, que llevaban dos semanas secuestrados. El grupo local de autodefensas, la Policía Tecampanera, acusa a La Familia del secuestro y el posterior asesinato. La Familia acusa a su vez a los tecampaneros de ser delincuentes disfrazados, de ser una célula de Guerreros Unidos. Este último grupo es el que estuvo detrás de la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala en septiembre de 2014. Apenas dos horas de autobús separan Iguala de Teloloapan.

En Tixtla y la zona metropolitana de Chilpancingo, la violencia arrecia como no se veía hace años. A los nueve cuerpos desmembrados que las autoridades encontraron el fin de semana, se suman las cuatro cabezas que aparecieron este lunes en Zitlala, el pueblo de al lado. La policía las encontró en una hielera portátil tras recibir una llamada. Los uniformados ubicaron además 16 fosas clandestinas en la misma zona, una carretera de tierra a las afueras. Roberto Álvarez indica que estas muertes son consecuencia de la pugna entre dos grupos delictivos, Los Rojos y Los Ardillos. Este lunes por la noche, Denise Maerker informaba en Televisa de que dos de los nueve desmembrados de Tixtla eran sobrinos del líder del Cartel del Sur. De ser así, la guerra del conurbado de Chilpancingo sería una cosa de tres.

Falta por ver en qué se traducirá el nuevo refuerzo de la seguridad anunciado ayer por Álvarez. En Tixtla y Chilapa, las autoridades instalarán de momento tres bases mixtas. Cada una contará con 150 efectivos de cuerpos policiales y militares federales y estatales.

Publicado en El País