Archivo de la etiqueta: Guerrero

Héctor Astudillo, 18 meses sin orden ni paz


Radiografía de Guerrero: Un estado estancado. Es terrible la situación de inseguridad y violencia que se vive en gran parte del estado….

Héctor Astudillo cumple este jueves 27 de abril 18 meses desde que rindió protesta como gobernador constitucional del estado de Guerrero.

Tiempos de Guerrero.

Al concluir su campaña, en junio del 2015, Héctor Astudillo anunció: “vamos a decirle adiós al PRD; a partir de octubre volveremos a gobernar”.  Tras el desastre que había  dejado el PRD, se esperaba un cambio importante y trascendental para el estado, pero este no ha llegado.

Héctor Astudillo recibio un escenario de violencia debido a la creciente operación de grupos del crimen organizado, mismo que prometió erradicar pero…

La ola de violencia no se freno con su llegada, muestra de esto es que el año 2016 fue el más violento en lo que va de esta administración. Hay evidencias de que la organización criminal Los Rojos, a la que se le atribuyen asesinatos, secuestros y estar implicado en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, sigue delinquiendo.

Santiago Mazari Hernández, alias “El Carrete”, “El Señor de los Caballos” y/o “El Ocho”, presunto líder de Los Rojos y uno de los objetivos prioritarios del Gobierno federal, mantiene la producción de drogas y es provocador de la violencia en Guerrero, de acuerdo con información militar.

Guerrero es la entidad más peligrosa del país al acumular 8 mil 380 homicidios, de enero de 2013 a marzo de 2017, revelan las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Astudillo prometio paz y orden pero nada de eso ha llegado, tan solo en los dos primeros años de esta administración, Guerrero ha sido la entidad más violenta al registrar tasas de 56.50 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes. 

Guerrero tambien cuenta con la tasa más alta de impunidad y es el primer lugar en el índice de violencia contra la mujer. 

En salud el 78% de los guerrerenses no cuenta con seguridad social y ocupa el tercer lugar en México de mortalidad materna.

Por si esto no fuera grave, ocupa los últimos lugares a nivel nacional en desempeño académico; las escuelas de Guerrero son de las peores de México. 

En índices de pobreza tampoco anda muy bien esta administracion, ya que según datos oficiales, 68 por ciento de la población de Guerrero vive en pobreza por ingresos; y en la mitad de sus municipios más de 80 por ciento de los ciudadanos son pobres. 

En empleo registró durante el 2016 una de las tasas de desempleo más bajas a nivel nacional, sin embargo, las sorpresas siguen, toda vez que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó una reducción anual de 0.7% en el número de personas registradas en el padrón de la entidad; en tanto, al buscar en los indicadores complementarios publicados por el mismo Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), se concluye que si bien hay empleo, éste es de mala calidad, pues 79.2% de la población ocupada al segundo trimestre del año 2016 esta se encontraba en la informalidad.

Uno de los pocos puntos en donde  la administración de Astudillo ha tenido números positivos, es en materia turística. Ya que se logró la mejor temporada de invierno 2016-2017, y en las vacaciones de Semana Santa del 2017, se logró la mejor captación en nueve años. “En conclusión, en turismo estamos bien, pese a los problemas de inseguridad” indicó el mandatario recientemente.

Otro punto muy negativo ha sido la impunidad y la complicidad que ha demostrado este gobierno, al solventar el presunto desvío de 6 mil millones de pesos atribuido a sus antecesores, Ángel Aguirre y Rogelio Ortega, mediante recortes a las participaciones federales.  El quebranto señalado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público proviene de la retención irregular del Impuesto Sobre la Renta y un adeudo con el Servicio de Administración Tributaria desde 2013.

Héctor Astudillo admitió que recibió una administración con serios problemas, que en primera instancia había un déficit por 23,694 millones de pesos, producto de adeudos al Servicio de Administración Tributaria por más de 3,945 millones de pesos, obligaciones al ISSSTE por 4,500 millones de pesos, los laudos por 1,800 millones de pesos por demandas laborales, así como faltantes que ya está revisando la Auditoría Superior de la Federación.

Pero hasta el momento no hay detenidos. Los ex gobernadores Ángel Aguirre y Rogelio Ortega se pasean por todo el estado a sus anchas, pero eso si, con las bolsas llenas de todo lo que se llevaron. 

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), Guerrero los primeros lugares en corrupción en manejo de recursos, servicios públicos y trámites desde el sexenio pasado en donde gobernaba el PRD y actualmente se mantiene entre las primeras posiciónes. 

Sin embargo el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) ubicó a Guerrero en 2016 como el segundo estado del país con mayor evolución en el cumplimiento de diversos términos de transparencia gubernamental.

De la posición 28 en que se mantenía en la materia, el gobierno estatal consiguió colocar a esta entidad en la número 20.

Este organismo ubicó a Guerrero durante el 2016 entre los estados menos competitivos, al repobrarlo en gestión del medio ambiente, provisión de servicios públicos, productividad laboral y estabilidad económica.  En su informe anual Guerrero se colocó en los últimos lugares en siete de los 10 subíndices.

Han pasado ya 18 meses y como podemos observar, los resultados que prometió el actual gobernador aún no se reflejan ¿Podrá el gobernador Héctor Astudillo cambiar la situación de Guerrero? 

Esperemos por que por el bien de todos los guerrerenses las cosas mejoren, porque más mal ya no podemos estar.

Twitter @TiempoGro

Apocalipsis Guerrero 

Los Jinetes del Apocalipsis.

Por Julio Madrazo.

Recordar los gobernadores que ha tenido Guerrero en el pasado reciente es invocar a los culpables del estado de degradación que se vive hoy en esa entidad: Rubén Figueroa, René Juárez, Zeferino Torreblanca y Ángel Aguirre traen recuerdos de corrupción, inseguridad e impunidad.

Según datos oficiales, 68 por ciento de la población de Guerrero vive en pobreza por ingresos; y en la mitad de sus municipios más de 80 por ciento de los ciudadanos son pobres. Guerrero ocupa el primer lugar del índice de homicidios dolosos; cuenta con la tasa más alta de impunidad. 

El 78% de los guerrerenses no cuenta con seguridad social; ocupa el tercer lugar en México de mortalidad materna y es el primer lugar en el índice de violencia contra la mujer. Por si esto no fuera grave, ocupa los últimos lugares a nivel nacional en desempeño académico; las escuelas de Guerrero son de las peores de México. 

En días pasados recorrí los 260 kilómetros de carretera que van de Acapulco a Troncones. El viaje es apocalíptico, es un testimonio de imágenes y realidades brutalmente dolorosas que estas cifras, como todos los números, no transmiten. 

Los ‘datos duros’ no dejan sentir la gravedad y el estado de lo que se sufre en Guerrero. La carretera son 520 kilómetros de un río caudaloso de basura permanente, en el que también hay centenas y centenas de autos desmantelados; se recorren innumerables basureros a cielo abierto incendiados, y el camino hiede a humo y cenizas de basura y plásticos. 

Los habitantes de los distintos poblados se ven acabados, frustrados, resignados a sobrevivir en estas condiciones, en un estado que les falló prácticamente en todo. Una entidad abandonada por la federación, que ha sido asaltada por la corrupción de sus políticos y por los negocios de asociaciones criminales. Los ‘datos duros’ no dejan sentir la gravedad y el estado de lo que se sufre en Guerrero.

Los habitantes de los distintos poblados se ven acabados, frustrados, resignados a sobrevivir en estas condiciones, en un estado que les falló prácticamente en todo. Una entidad abandonada por la federación, que ha sido asaltada por la corrupción de sus políticos y por los negocios de asociaciones criminales. No es la pobreza del subdesarrollo de los 60, es la pobreza de cuando nada funciona. Así está Guerrero.

Y sin embargo, la sociedad civil sigue impulsando formas innovadoras para solucionar esos problemas y salir adelante. El esfuerzo de Guerrero es primero buscar crear espacios para ‘cambiar las reglas para reducir la desigualdad’. 

¿Cómo podríamos ayudar a que esto suceda? ¿A quién le importa?

Twitter: @julio_madrazo
Fuente: El Financiero.

Guerrero: Decisiones inmediatas ante crisis de inseguridad

Por Ricardo Mejia B. *

El problema de la inseguridad y la crisis de violencia en Guerrero no se va a resolver con las mismas políticas, con simulación o por inercia. Se debe trascender el discurso justificatorio de que la violencia criminal es herencia del pasado. 

No es válido insistir en ello si no se toman las decisiones correspondientes en el presente, si no se le da prioridad al tema de la seguridad pública aquí y ahora. Lo importante es que el Ejecutivo tome las decisiones que le corresponden y que la mayoría en el Congreso le quite el freno al bloqueo legislativo a diversas iniciativas en la materia. 

Nada es más importante que la seguridad y la protección de la población. 

Para tal efecto se deben tomar, como mínimo, las siguientes diez decisiones: 

 1. Nombrar un nuevo Fiscal General del Estado. 

2. Eliminar el fuero en Guerrero y dictaminar los procesos de desafuero pendientes en el Congreso, como un mensaje claro de que no hay intocables. 

3. Aprobar todos los cambios legislativos que se encuentran congelados por la mayoría priista en el Congreso para elevar las penas por los delitos de extorsión, halconeo y normas relacionadas con la seguridad pública. 

4. Depuración, limpieza y certificación total de las policías estatal y municipales. 

5. Auditoría y puesta en funcionamiento de todo el sistema de video vigilancia . 

6. Enviar al Congreso Federal la iniciativa de legalización del cultivo de la amapola con fines medicinales. 

7. Con la participación de las fuerzas federales y estatales emprender las acciones necesarias para la detención inmediata en las diferentes regiones de las cabezas de la delincuencia organizada. 

8. Involucrar a la ciudadanía a través de auténticos Consejos Ciudadanos en el diseño y evaluación de las políticas de seguridad pública.

9. Regulación de las policías comunitarias y organismos auxiliares de seguridad pública. 

10. Capacitación permanente en el nuevo sistema acusatorio penal de las instancias involucradas en la seguridad pública, administración y procuración de justicia. Con esas acciones y otras más que se deben revisar y analizar se daría un golpe de timón en el combate a la delincuencia. 

Es tiempo de decisiones.

* Diputado Local del partido Movimiento Ciudadano en el Congreso de Guerrero.

El gobierno de Astudillo, priista, un desastre Por Carlos Puig

Hector Astudillo.

Guerrero, ícono del fracaso sexenal:

Solo en la Semana Santa, el crimen organizado dejó 46 homicidios, 24 de ellos en Acapulco. Entre las víctimas, menores de edad, ex funcionarios como Roger Arellano Sotelo, ex alcalde y ex diputado local del PRD; Modesto Carranza, suplente del diputado Saúl Beltrán Orozco, compadre de El Tequilero. 

El viernes 15 se registró un ataque en la Costera Miguel Alemán de Acapulco, que dejó dos muertos y cinco heridos, entre ellos dos turistas de Ciudad de México. El fin de semana, dos asesinatos en diferentes puntos de Acapulco, uno de ellos fue el de un marino vestido de civil, quien fue atacado a balazos. El alcalde de Alcozauca estuvo secuestrado más de 24 horas.

Ahora, asesinaron a Demetrio Saldívar, secretario general del PRD en el estado, y es cosa cotidiana que aparezcan cuerpos, o cabezas en Chilpancingo, o en Acapulco o en la carretera del Sol o donde sea.

Todos los días un horror más.

Incluido el del gobernador que ayer, después de lamentar el asesinato del perredista, salió a decir que se encontró un problema mayor cuando llegó a la gubernatura del que imaginaba. Y se puso a hacer cuentas chinas de cómo, en realidad, el asunto no está tan mal.

Todos los días, cuando leo el recuento del horror guerrerense, no dejo de pensar que este es el estado donde hace un par de años un grupo criminal junto con la policía de la tercera ciudad más grande de la entidad, rodeó, capturó y desapareció a 43 jóvenes estudiantes.

Aquella tragedia que cambió la dinámica del sexenio que hasta ese día se creía exitoso en la materia no provocó reacción estratégica alguna en el gobierno federal.

Cuando una tragedia similar sucedió en Villas de Salvarcar, el sexenio pasado, al menos, el gobierno de Calderón aventó miles de millones de pesos en aquello que llamaron Todos Somos Juárez.

En Michoacán, cuando el gobierno aún tenía ánimo de hacer algo, intervino el estado y en algo ayudó. Un gobernador terminó en prisión.

Después de la noche de Iguala, el gobierno ya no tuvo las ideas ni la voluntad.

El gobierno de Astudillo, priista, un desastre. El estado en las mismas o peor que antes. Abandonado.

Una lástima.

Guerrero será el ícono del fracaso del sexenio en términos de seguridad.

Twitter: @puigcarlos

Publicado en Milenio.

Gobierno Federal tiene que tomar control de la seguridad en Guerrero: Alejandra Barrales

Alejandra Barrales defiende a su partido víctima de la delincuencia organizada en Guerrero.

La presidenta nacional del Partido de la Revolución Democrática, Alejandra Barrales, afirmó que en Guerrero es pésima la estrategia de seguridad que han llevado a cabo las dos últimas administraciones federales.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En menos de 15 días, militantes perredistas han sido víctimas presumiblemente de la delincuencia que azota en el estado de Guerrero. 

El secuestro del exdiputado Catalino Duarte, de cuyo paradero no se sabe nada desde hace 10 días, y el asesinado del dirigente estatal Demetrio Saldívar Gómez.

Por esa razón, la presidenta nacional de ese partido, Alejandra Barrales, sostuvo que ambos sucesos confirman que México es un “Estado fallido, particularmente el estado de Guerrero”.

Y dio un dato: el último mes fue la entidad que registró el mayor número de homicidios dolosos en el territorio nacional.

En conferencia de prensa y luego de condenar el crimen del dirigente estatal de su partido, hizo un llamado al gobierno federal “para que tome el control de la seguridad en el estado, como lo han hecho en otros lugares de la República, donde lamentablemente –dijo–, se ha tenido que llegar también a esta situación, como sucedió ya en el caso de Michoacán”.

La perredista informó que están solicitando una reunión urgente con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Guerrero: PRD realizará movilizaciones ante asesinato de secretario general

Hola y adiós. Astudillo tuvo que cancelar su irresponsable “gira de trabajo” por Miami.

La dirigencia estatal del PRD hizo un llamado a su militancia a estar atenta para realizar movilizaciones en demanda del esclarecimiento y castigo a los responsables del asesinato en Chilpancingo del secretario general local de este partido, Demetrio Saldívar Gómez.

Por su parte el gobernador Héctor Astudillo Flores dijo lamentar otro hecho de sangre y muerte, al tiempo que anunció la cancelación de su “irresponsable” gira de trabajo por Miami, en donde nada tenia que andar haciendo el señor, ya que para eso tiene un Secretario de Turismo y hoy se le espera de regreso en Chilpancingo.

Por cierto la ciudad de Chilpancingo, gobernada por un alcalde priísta, se sitúa en el tercer lugar de las ciudades con percepción (en la población) de mayor inseguridad para vivir, según un reciente estudio del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Durante marzo, el 72.9 de la población urbana de 18 años o más consideró que vivir en esta ciudad es inseguro, el segundo nivel más alto del que se tenga registro desde septiembre del 2013, de acuerdo con información del decimoquinto levantamiento de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSPU) realizada por el INEGI.

El documento precisa que Chilpancingo, con el 93.3 por ciento se ubica en tercer lugar de las ciudades con percepción más alta de inseguridad.

¿Donde están el orden y la paz? Asesinan a secretario general del #PRD en Chilpancingo

Demetrio Saldívar y su esposa, la regidora de Seguridad Pública de Chilpancingo, fueron asesinados por arma de fuego. Foto Cuartoscuro.

Con información de Notimex.

Chilpancingo, Gro.  La violencia en Guerrero no tiene fondo ni limites, la violencia esta incontrolable y él gobierno de Hector Astudillo es un desastre, su administración no tiene ni pies ni cabeza y por su opacidad, su falta de compromiso y su nula capacidad para revertir la violencia en Guerrero, se puede considerar un estado fallido.

Prueba de esto es que el secretario general del PRD en Guerrero, Demetrio Saldívar Gómez, fue baleado por sujetos desconocidos cuando se encontraba en el interior de un vehículo modelo Jetta color Blanco en la colonia El Tomatal en el  municipio de Chilpancingo de la zona centro.

Los hechos fueron confirmados por el director de la Policía Municipal, Esteban Espinoza, quien informó que el homicidio fue reportado a las 21:30 horas en el andador Montes Urales de dicha colonia.

Las autoridades precisaron que la víctima fue identificada como Demetrio Saldívar Gómez, dirigente perredista y esposo de la regidora de Seguridad Pública de Chilpancingo, Nancy Soraya Cruz.

Al lugar llegaron elementos de la policías Municipal, Estatal y agentes del Ministerio Público y peritos de la Fiscalía General del estado, quienes acordonaron el área para levantar el cuerpo y trasladarlo al Servicio Médico Forense.

Y mientras esto ocurría en Guerrero, Hector Astudillo en Miami intentaba convencer a las navieras que el clima de inseguridad en Acapulco e Ixtapa esta controlado.

Pero ya nadie le cree, ni en Guerrero ni en Florida. 

Guerrero el estado menos pacifico; por cuarto año ocupa el último lugar a nivel nacional

Ni paz ni orden en el gobierno de Hector Astudillo.

Guerrero es el estado menos pacífico del país, de acuerdo con el Índice de Paz México 2017, que fue presentado ayer.

Por cuarto año consecutivo, la entidad gobernada por el priista Héctor Astudillo ocupa el último lugar nacional en ese rubro.

“La paz en Guerrero sigue deteriorándose”, advierte el documento elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP), con base en la metodología del Índice de Paz Global.

“Cayó de la posición 30 en 2011 a la última en 2013, donde ha permanecido desde entonces”, abunda.

El Índice señala que durante 2016 Guerrero alcanzó una tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes de 61.6, con lo que prácticamente igualó los niveles de la llamada guerra contra el narcotráfico.

Guerrero tuvo una calificación general de 3.9 en escala de 1 a 5, donde 1 representa el mayor nivel de paz y 5 el menor nivel.

En contraste, los estados con mayor nivel de paz son Yucatán, que tuvo una calificación de 1.2, Nayarit, Tlaxcala, Hidalgo, Coahuila, Chiapas, Campeche y Querétaro.

Con información de Reforma.