Archivo de la etiqueta: Elecciones 2018

#Acapulco: Dolorosas Derrotas

Por El Marqués de Puerto Marqués.

Al jefe de gobierno del estado se le había comparado en el PRI como un héroe de Star Wars que había recuperado el poder y la fuerza de su partido en Guerrero, pero tras las elecciones del día de ayer el sentimiento es que a ese héroe se le ha perdido su espada láser para siempre.

En el 2015 Hector Astudillo ayudó a recuperar al PRI el control del estado. Pero en este 2018 el gobernador y su partido se han quemado en el intento. Las viejas estrategias, tales como el acarreo y la compra de votos no les han funcionado en lo que alguna vez fue un gran bastión priísta. No es extraño que René Juarez, que odia perder, esté entre los que cuestionan el criterio de Hector Astudillo, al haber apoyado con tanta fuerza a Ricardo Taja en Acapulco.

Para los priístas, la elección de Acapulco se habían convertido en una situación en la que no podían perder, y es de verdad sorprendente que hayan perdido. Una victoria de Ricardo Taja hubiese sido vital para el PRI: pero en cambió la derrota exhibe la falta de ética de su candidato y de su equipo durante toda la campaña, tan solo hay que recordar cuándo se negó a participar en una serie de debates alegando que no quería perder la supuesta ventaja que según sus encuestas lo ponían en la delantera. Con la derrota de Ricardo Taja nuevamente la imagen del PRI ha quedado muy manchada en Acapulco y la estructura parece que se les ha fracturado otra vez en cientos de pedazos.

Pero la derrota del Frente por Guerrero en Acapulco con Jacko Badillo no es menos grave. Las divisiones en los partidos que conformaron el frente se evidenciaron penosamente durante toda la campaña y la constante exposición y desaciertos del alcalde Evodio Velázquez hundieron el barco cuando intentaba zarpar.

Ahora habrá reflexión y recriminaciones por esta herida autoinfligida y también se pondrá en cuestión la excesiva influencia de Evodio Velázquez y Beatriz Mojica, pero nada impedirá que el PRD salte hacia un precipicio sin fondo en Acapulco.

El resto de los candidatos no pintaban nada, pero me llama la atención el caso del ex gobernador Zeferino Torreblanca que término por arruinar completamente su carrera política, ya que nuevamente peco de soberbia en el momento clave al no querer declinar por la ganadora de la elección Adela Román de MORENA, aún cuando el propio Andrés Manuel López Obrador se lo había pedido unos días antes de las votaciones. En el pecado llevará la penitencia.

La coalición del pueblo se impone

Estas elecciones se apodaron ya “la venganza del pueblo”, dado que hombres y mujeres de todas las clases sociales se unieron para propinar un revés al PRI votando parejo por los partidos de la oposición. Lo que ha pasado en Guerrero parece confirmar esta tendencia.

Los guerrerenses han salido a votar en grandes cantidades en uno de los estados más divididos por cuestiones sociales, políticas y económicas para cambiar completamente el panorama electoral en Guerrero.

Estas derrotas y victorias tienen sin duda muchas lecturas que ya iremos desmenuzando, pero por el momento nos alegramos que las elecciones hayan sido un verdadero ejercicio democrático, en donde finalmente triunfó el sentir del pueblo de Guerrero en las urnas.

Ahora les tocara a los ganadores corresponder con hechos ese desmedidos apoyo y que la historia los juzgue a todos.

Twitter @TiempoGro

“Voy a evitar que otro aspirante aliado a ‘intereses oscuros’ llegue a gobernar el puerto”: Zeferino Torreblanca

El candidato a la presidencia municipal de Acapulco por el Partido el Trabajo (PT), Zeferino Torreblanca Galindo, aseguró que, con su quinta y última participación en un proceso electoral de alcalde, pretende evitar que otro aspirante aliado a “intereses oscuros” llegue a gobernar el puerto, fomentando el deterioro, la anarquía y el desastre en el que actualmente se encuentra el puerto.

En entrevista exclusiva para el periódico El Sol de Acapulco, el también ex gobernador de Guerrero afirmó que no tiene intención de convertirse en “el nuevo cacique”, sino más bien, dijo, ve la necesidad de tomar medidas urgentes o de lo contrario “quién sabe qué pueda pasar de aquí a tres años”.

“Si yo encontrara que los aspirantes a la presidencia municipal en este cambio generacional fueran gente con convicciones, fueran gente que no estuvieran aliados con intereses oscuros, que no fueran títeres de algunos grupos de interés, yo me haría a un lado y sería el primero que apoyaría a los otros”, señaló.

Criticó que Acapulco se encuentra en condiciones que le causan pena, a causa de que al frente de la administración se encuentra “un simulador”.

“Me gustaría que Acapulco no estuviera en el estado que se encuentra de deterioro, tan deplorable, en una condición tan anárquica y desastrosa; me da pena y me da vergüenza tener un Acapulco así”, desdeñó.

El empresario y político dijo participar por el PT luego de que se le obstruyó su intensión en Encuentro Social y señaló que no ha establecido diálogo con los integrantes de Morena, en donde aseguró que no existe “mucha organización” y ante su convicción de ayudarle a Andrés Manuel a ganar la federal, fue participando con los petistas que forman parte a nivel nacional de la coalición “Juntos Haremos Historia”, pero bajo sus propias condiciones.

Ante las quejas recientes y denuncias de que el PT se estaba colgando de la imagen de AMLO a nivel local, el también ex diputado federal señaló no ser adversario de la candidata de Morena a presidenta municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo, con quien aseguró no haber tenido conversación.

Consideró que, si ella lo ve como un adversario, no debe ser así y tiene que dirigir “sus baterías a otra parte, porque el adversario se llama: el que puede ganar y ya se está yendo”.

Agregó que su actividad proselitista se ha convertido en una agenda de capacitación ciudadana hacia el voto, pues aseguró que el 95 por ciento de los porteños que ha visitado, no sabe cómo ejercer su derecho de manera correcta hacia López Obrador.

Torreblanca Galindo criticó los inicios de campañas de los candidatos de las coaliciones “Por Guerrero al Frente” y “Todos por México”, al señalar que los asistentes fueron acarreados, mientras que en el inicio de campaña del PT la gente llegó por convicción.

¿Qué opina de los inicios de campaña de los candidatos que dicen juntaron 30 y 37 mil asistentes, más que cuando fue su cierre de campaña del gobernador en el zócalo?

-No importan si hayan sido 100 mil o 50 mil, lo importante es cómo fueron o cómo los llevan y cuánto te costó; espero que los supervisores del Instituto Electoral hayan tomado medidas escrupulosas y escritas de quiénes fueron, cómo fueron y cuánto costó, y también nosotros podíamos haber llenado otra parte si hubiéramos aplicado la operación urvan, operación camiones, operación comida y movilizadores.

En cuanto a sus propuestas, propuso limpiar el “cochinero” en la Coagua, el cual debe ser desmantelado retirando al “bandido del secretario de Finanzas” y al “hampón del director comercial”; afirmó que se tienen que sentar las bases para sanear a la paramunicipal de las deudas millonarias que la tienen al borde del colapso.

También consideró que el organismo debe ser absorbido por la autoridad federal, ante los múltiples atrasos económicos que presenta.

En otro tema, Carlos Zeferino Torreblanca Galindo dijo que la falta de continuidad en los gobiernos ha ocasionado que los aciertos de muchas administraciones no lleguen a ser concluidos; tal es el caso de la creación del “edificio inteligente”, el cual, dijo, por culpa del “irresponsable de Angel Aguirre” no se ha podido culminar.

Por lo que dijo que son insuficientes los tres años que dura la administración municipal, aunque rechazó la posibilidad de que, en caso de ganar, pueda buscar una reelección.

En cuanto a la seguridad, negó que haya sido durante su administración en el Gobierno del Estado cuando se incrementó la violencia y consideró que el problema no puede ser resuelto solo apurando a los policías a certificarse, aunque consideró necesario liquidar a todos aquellos que no pasaron los exámenes de control y confianza, pero señaló que se necesitan recursos que no dispone el municipio.

Torreblanca Galindo estimó que dentro de la estrategia de seguridad para acabar con la corrupción se tiene que abarcar la erradicación de la mafia que existe al interior del Ayuntamiento, para lo cual se necesita poner en marcha medidas extremas, aunque éstas traigan consigo repercusiones.

¿Zeferino lo puede hacer y no tiene miedo de hacerlo?, se le preguntó, al tiempo de recordar que fueron asesinados directores de Catastro y Recursos Humanos por intentar hacer en su momento un recorte de la nómina.

-Desde luego que tengo miedo, soy un ser humano, aquí no se trata de quién tiene más tamaños, sino de quién tiene más inteligencia y entre más viejo se hace uno, te haces más miedoso, lo que pasa es que también como viejo vas empezando a controlar tus miedos y, como dijo Ruiz Massieu, esta no es la época de héroes y antihéroes.

Así también, consideró que la legalización de la amapola o de alguna otra droga, no será suficiente para acabar con la problemática, pues repercutiría en los jóvenes; además, de que en la estrategia se tiene que intervenir desde la anarquía del ambulantaje en las calles, a pesar de que en ella esté de por medio la delincuencia organizada.

En cuanto a turismo, consideró que se debe “mejorar la casa” para lograr que al destino regrese turismo de buen poder adquisitivo, realizando acciones en materia de seguridad y reordenamiento de la actividad municipal.

Además de conjuntar esfuerzos en materia de promoción, fusionando las dependencias de turismo para que sea una sola la que trabaje en pro de Acapulco.

El candidato a alcalde no descartó que algunos de los casos que fueron relevantes en su administración, o incluso temas familiares, puedan ser utilizados como una campaña de guerra sucia en su contra.

¿Teme Zeferino de que el caso de Chavarría Barrera sea utilizado en su contra?

-Van a utilizar el caso de Armando Chavarría, van a utilizar el caso de mi padre, van a utilizar el caso de los Oxxo, pueden utilizar el caso que quieran, basura puede haber, el problema es que haya sustento.

El también empresario aseguró que de llegar a la alcaldía su relación con el gobernador del estado, de filiación priísta, no sería impedimento para tener una buena coordinación, ya que cuando él fue gobernador y Héctor Astudillo Flores alcalde de Chilpancingo, trabajaron de forma adecuada y actualmente son amigos.

Derivado de esa relación que usted tiene con el gobernador, hay voces de perredistas que dicen que Zeferino está haciendo comparsa para dividir a la izquierda y evitar gane la izquierda en este proceso electoral, y la otra que le pregunto es ¿Zeferino va a declinar por alguno de los candidatos?

“Si no me conociera ya de viejo, volverme comparsa no, esa sería la una incongruencia y a estas alturas de mi partido, mejor me hubiera de seguir paseando en lugar de venir a terminar en ridículo, prefiero perder mi prestigio peleando”. “No voy a declinar; lamentablemente sí estamos ayudándole a que gane el PRI, pero no es culpa de Zeferino, Zeferino tiene que hacer una carrera y no podemos tampoco dejarlo solamente a la marca de Andrés Manuel para que Acapulco llegue cualquiera nada más porque ganó”, indicó.

El ex mandatario estatal aseguró que éste será su último intento por hacer algo por Acapulco, ya que no habrá una sexta participación en busca de la presidencia municipal de Acapulco, e insistió que sólo su experiencia podría permitir reorganizar lo que pueda dejar el actual presidente de Acapulco, a quien consideró un “farsante”.

Entrevista publicada en El Sol de Acapulco

Jacko Badillo aprueba su prueba antidoping y reta a Ricardo Taja a un examen toxicológico

Foto: Digital Guerrero.

JackoBadillo no se rinde aunque todos lo den por muerto en la carrera por la alcaldía y prueba de ello, es que está dando mucho material para la polémica en los últimos días.

Jacko Badillo ha manifestado que todos los candidatos deben de estar libre de consumo de drogas y por esta razón se realizó el día de hoy un examen toxicológicos, cuyos resultados determinaron que está limpio de sustancias como cocaína, mariguana, drogas sintéticas, metanfetaminas e incluso barbitúricos.

Jacko Badillo hizo un llamado a los demás candidatos a que se hagan la prueba y lamento que existan algunos candidatos, como en el caso del PRI, que se resiste a hacérselo, y otros que dicen que van a esperar.

“Yo no sabía, pero dice la especialista que puede haber un proceso de desintoxicación, tal vez eso esté esperando alguien, que le dé tiempo de desintoxicarse”, lo cual sería otra forma de mentir y pretender engañar a la ciudadanía.

Señores y señoras, aquí esta Jacko y no lo descarten, porqué su equipo asegura que le tienen preparadas muchas sorpresas al candidato priísta en los próximos días.

Primero le pegaran al PRI y luego nos asegurarón que irán por la candidata de Morena.

Los guerra ha comenzado.

¿El peso ha sufrido altibajos recientemente por culpa de AMLO? Otra mentira más de la mafia del poder…

La efímera fortaleza del peso:

Por Joel Martínez.

A partir de enero, y hasta mediados de marzo, el precio del dólar observó varios altibajos; aunque se mantuvo entre un piso de 18.30 y un techo de 18.90 pesos.

Pero justo a finales de marzo se filtró información sobre una pronta firma del Tratado de Libre Comercio (TLC 2.0) y entonces el precio del dólar cayó de 18.44 pesos en el mercado interbancario el 28 de marzo a 17.95 el martes 17 de abril.

Esta nueva versión de un súper peso tuvo una vida efímera, ya que una semana después, durante la jornada del miércoles 25 de abril alcanzó los 19.14 pesos.

Le costó meses al tipo de cambio lograr un canal de baja que lo acercara a los 18 pesos, pero la fiesta le duró sólo cinco días hábiles.

El fondo del por qué el peso se “ha hecho agua” está en el rally alcista que han tenido las tasas de los treasuries en Estados Unidos.

Este rally ha sido muy violento, pues el treasury de 10 años saltó de 2.82 por ciento el 17 de abril a 3.03 el día de ayer.

Lo que anticipan las tasas de Estados Unidos es que ¡ahí viene la inflación!

Los precios de las materias primas han tomado otra oleada alcista en las últimas dos semanas, aunque esta tendencia viene desde junio de 2017.

Específicamente, de junio del año pasado a la fecha, los precios del petróleo WTI han subido 62 por ciento, el níquel 58, la gasolina 50 y el aluminio 23, entre otros.

Ya de entrada esto avizora una posible inflación de costos para las empresas, lo que los economistas llaman un choque de oferta.

Esto se ha juntado con un proceso de franco sobrecalentamiento de la economía de Estados Unidos: tiene pleno empleo y casi nula capacidad ociosa en sus empresas.

Los llamados indicadores adelantados, el ISM manufacturero y el de servicios, están mordiendo los 60 puntos, arriba de cuyo nivel se considera que una economía se está sobrecalentando.

El mercado de viviendas está en pleno boom, los precios ya superaron los niveles de 2007.

Así que en cualquier momento reaparece el fantasma de la curva de Phillips, es decir, que el pleno empleo finalmente destape un aumento fuerte de salarios.

Esto incrementa la masa salarial que se traduce en compra de bienes y servicios, o sea, inflación de demanda.

Este combo que se está gestando es muy peligroso, de cara a que la próxima semana en Estados Unidos se reportan varias cifras vitales:

–La nómina no agrícola, en dónde además de los empleos creados y la tasa de desempleo, se anuncia el crecimiento de los salarios.

–La inflación del gasto al consumo, que es la preferida de la Fed, y la expectativa es que sea muy alta en su parte subyacente, o sea, la que rige si se suben más rápido o no los fondos federales.

En sí, el miedo a una Reserva Federal agresiva que pueda sorprender con algún incremento de 50 puntos básicos su tasa de referencia es una realidad.

Entonces, el choque al peso es global, todas las monedas se han devaluado frente al dólar por esta causa.

Del 16 al 25 de abril las monedas duras se han depreciado contra el dólar: 1.6 por ciento el euro, 2 el yen, 2.4 el dólar canadiense y 2.7 la libra esterlina entre otras.

En el mismo periodo, las monedas emergentes se han devaluado: 1.3 el peso chileno, 2.5 el real brasileño, 3.7 el peso colombiano y 5.6 el peso mexicano.

Ahora bien, en este momento es mentira que la incertidumbre por las próximas elecciones en México tenga que ver con la debilidad de nuestra moneda.

La semana pasada, Leo Zuckermann, columnista político, tuiteó que la rápida devaluación del peso que se observaba en esos días se debía a la posibilidad de que Morena ganara las elecciones, ya que su candidato supuestamente estaba distanciándose de los empresarios.

Posiblemente por desconocimiento sobre lo que pasa en los mercados financieros y la economía mundial, esta afirmación está alejada de la realidad, como se lo hice saber en su cuenta de Twitter.

Sí existirá seguramente un efecto del proceso electoral en el tipo de cambio, pero aún no ha llegado, por el contrario, el peso tiene ahorita tres fenómenos que lo favorecen:

–La posible firma de un TLC 2.0 que puede ser en mayo o junio.

–Las tasas tan altas en moneda nacional que hacen que cuando el precio del dólar sube mucho aparezcan compradores de pesos.

–La complacencia de las corredurías globales, que en su mayoría se han reunido con el equipo económico de Morena.

Así que en la parte electoral aún falta mucho por recorrer.

Nuestra moneda aún puede pasar días oscuros debido a las elecciones y/o a la Fed, por lo pronto hay que estar al pendiente de esta última.

Joelmartinez132@gmail.com

Sígueme en mi twitter: @joelmartinez132

Reforma.

Anaya y su iFax por Jesús Silva-Herzog Márquez

Parecía una broma para desprestigiar al Frente. Parecía absurdo el rumor de que Ricardo Anaya iniciaría su campaña por la Presidencia de México desde Santa Fe, uno de los mejores símbolos de la contrahechura de nuestra “modernidad”. Santa Fe: una ciudad que desprecia a la ciudad, una pequeña república cuyo único ciudadano es el automóvil. Una urbanización que es un exilio de México. Un pueblo tan avanzado que decidió prescindir de las banquetas y que consideró irrelevante el transporte público. Veo en Santa Fe al símbolo de todo lo que no debe ser México pero, al parecer, para Ricardo Anaya es emblema de lo moderno porque desde ahí lanzó formalmente su campaña. Quiso enfatizar futuro y pensó en Santa Fe… Lo hizo con algo que presumió, no como un acto político, sino como un hackatón. La palabrita al parecer nombra a un festival de programadores, diseñadores y técnicos en el mundo informático que colaboran intensamente durante unos días para desarrollar software. Un encierro de ingenieros que se apresta a darle solución a los problemas del mundo.

No es absurdo que el candidato del Frente apueste por el contraste con el candidato puntero y que lo haga para enfatizar juventud, frescura, innovación. Pero está muy lejos de enlazar la promesa tecnológica con la circunstancia mexicana. ¿A quién le habla el candidato del Frente? A decir verdad, no parece muy atractivo que se nos invite a ser mirones de un hackatón. Por supuesto, se nos dirá que la convocatoria se abre a todos, que todos tenemos algo que aportar pero es evidente el sesgo elitista que hay en la pretendida vanguardia tecnológica. La modernidad que abraza el más joven de los candidatos vendrá de la mano de los expertos. Como estrategia de campaña es desastrosa por antipática pero como idea de futuro es insustancial, si no es que aberrante. La promesa es simplemente frívola: a gobernar con apps, parece invitarnos el candidato de ese menjurje de izquierdas y derechas. Se trata, por supuesto, de meter a la cárcel al Presidente y a su gabinete pero, sobre todo, de diseñar el software que acabará con la corrupción, la app que nos dará seguridad y de encontrar el algoritmo de la prosperidad.

El evangelio tecnológico de Anaya carece de raíz cívica. Los mensajes de Anaya no tocan ninguna fibra, no mueven ninguna emoción porque no conectan con el país. Su teatro quiere ser un espectáculo fresco de charlas inspiradoras y vanguardistas pero es show para muy pocos. El genio retórico de un político está en la capacidad de enlazar experiencias, mundos, lenguajes inconexos. Comunicarse con muchos auditorios y a cada uno decirle algo que importe. Anaya carece de ese talento porque habla de los suyos y para los suyos. Es un orador elocuente y ordenado, con notable fluidez de palabra pero sin esa sensibilidad que se requiere para trasmitir una idea de futuro común. Su show puede funcionar en un auditorio empresarial o en algún foro universitario. Fuera de ahí no dice nada.

Anaya, un hombre con dotes innegables para la política de la intriga, no tiene experiencia de gobierno y carece de una visión propiamente nacional. Quien conspira con la pericia con la que lo ha hecho Anaya se encierra en los laberintos de la pequeña política y confunde su corte con el universo mismo. No es extraño que, habituado al hormiguero, sea incapaz de ocupar la plaza pública. Que los promotores de la desastrosa Presidencia de Vicente Fox sean ahora sus colaboradores principales nos habla del absurdo de considerarlo una apuesta imaginativa. ¿Alguien cree que Santiago Creel merece una segunda oportunidad después de lo que hizo en la Secretaría de Gobernación de la primera administración panista? ¿Alguien confía en que Miguel Ángel Mancera puede refrescar la política mexicana después de su gestión en la capital? ¿Podemos imaginar a los burócratas que hundieron al PRD como arquitectos de un nuevo régimen político?

El modelo que sigue Ricardo Anaya no es el del estadista que transforma reglas e instituciones y que logra, desde ahí, cambiar la realidad, sino el del empresario de fama y éxito que reinventa juguetes. Así quisiera ser visto: como el Steve Jobs de la política mexicana. Un detalle lo distingue del visionario de la tecnología: Anaya no vende ningún producto atractivo y la política que nos ofrece no puede promoverse como innovación. Si acaso, Anaya nos ofrece un iFax: un nombre nuevo y pretencioso para un producto viejo e inservible. Eso sí: con buena envoltura.

http://www.reforma.com/blogs/silvaherzog/

Ya no es el Peje: es Andrés Manuel López Obrador

      Por Cesar Luis Ibarra F.

      Tuvimos la oportunidad de ir a cubrir como reportero y como invitado la visita del Peje al Paso Texas, donde realizó él una reunión con empresarios que abarrotaron el Club El Paso ubicado en el último piso del edificio Chase, a tiro de piedra de la Plaza de los Lagartos. Fueron inusuales tres cosas: primero, el mensaje mesurado y de objetivos claros de quien busca por tercera ocasión la Presidencia de la República, se acabó aquel que mandaba al diablo a las instituciones y nos mostró el rostro de quien sabe escuchar y habla el mismo idioma que los empresarios.

En segundo lugar, era inusual el público con el que Andrés Manuel charló, no debatió, no emitió gritos desaforados, ni críticas histéricas, ni ataques, ni nada de eso, primero expuso y luego escuchó y respondió preguntas que vinieron de gente inteligente, no era una reunión donde los que asisten lo hacen en calidad de fans, no, iban a escuchar, a interrogar y si era necesario debatir y lo hicieron sin cortapisas, sin maestro de ceremonias, sin que filtraran las preguntas o acotaran los temas, y eso se tiene que señalar, es inusual en ese tipo de reuniones.

Lo tercero que podemos marcar como inusual era precisamente el lugar de la reunión y el ambiente de la misma, es decir, es un lugar icónico para desarrollar temas empresariales y dos era una reunión convocada para escucharlo sólo a él, a la que asistieron empresarios que están siendo invitados no nada más a escuchar y sí a que se sumen con sus carteras abiertas en favor de ese proyecto.

Al final del evento un aplauso unánime a quien los ahí reunidos le dieron la calidad de candidato, ya no era el Peje o “el pin..i loco ese”.

Y la verdad, ver a representantes de la clase empresarial ir a saludarlo a la salida, pidiéndole a los amigos que tomaran la foto con el celular, decirle unas palabras “en corto”, es inaudito. Y luego escuchar las charlas donde empresarios antes muy azules o muy tricolores, o muy pegados sólo a la ubre del poder, del color que sea, se dedicaban a lanzar loas sobre lo escuchado y ponderando la necesidad urgente de darle “una patada a la mesa” para hacer que las cosas cambien, es mucho, mucho muy interesante.

Ahora bien, un evento o dos no son suficientes para sostener que Andrés Manuel López Obrador ya dejó atrás al Peje, por eso se lo preguntamos, le pusimos un ejemplo con una película infantil, pues haga de cuenta que él se parece hoy a los minions, esas criaturas amarillas fascinantes que salen en la película “Mi villano favorito”.

“Se parece a esas caricaturas, pues parece que alguien lo roció con la sustancia esa que los vuelve de morados a amarillos y por eso nos muestra la cara que atrae, la que encanta, ¿pero hay la posibilidad de que en el futuro usted de nuevo sea rociado con esa sustancia y renazca ese que es un peligro para México y que manda al demonio a las instituciones?”. Se lo preguntamos sabiendo de antemano que nos iba a contestar que ese es su rostro real y que él nunca ha sido un peligro para México, pero la verdad es que los reunidos en el piso 18 del Edificio Chase, en las instalaciones del El Paso Club le dieron una ovación al terminar la reunión, lo que hace suponer que sus respuestas les agradaron y los convencieron.

Falta mucho, de aquí al 2018 falta mucho, pueden pasar muchas cosas, pero lo de este lunes en El Paso, Texas, es digno de comentar.

Sus opiniones con todo gusto las puede mandar al correo tintayley@gmail.com

Heraldo

AMLO y su ventaja rumbo al 2018

En 2017 comienza la carrera por la presidencia de México, y analistas ven que Andrés Manuel López Obrador tendría ventaja sobre sus adversarios gracias a su discurso contra el gobierno y la baja aprobación de la actual administración.
Por Jude Weber.

A Donald Trump le funcionó decir lo que los votantes querían escuchar. Y conforme se acercan las elecciones de 2017 en México,otro candidato populista en contra de la clase dirigente está buscando seguir el ejemplo del presidente electo de EU. 

Al igual que el Sr. Trump, Andrés Manuel López Obrador es una figura tanto amada como odiada, quien promueve un mensaje que resuena con los ciudadanos desfavorecidos e iracundos. 

En el caso de AMLO, como es conocido el inconformista de izquierda, ese mensaje incluye: promesas para acabar con la corrupción, eliminar la “mafia del poder”, proporcionar mejores pensiones de jubilación a las personas mayores, recortar los salarios inflados de los funcionarios gubernamentales, crear empleos e implementar un amplio programa de infraestructura. Él ha prometido traer un “verdadero cambio” a México.

Muchos votantes ya lo han escuchado antes. Éste es el tercer intento del Sr. López Obrador para ganar la presidencia. Él perdió la elección por unos cuantos votos en 2006 en contra de Felipe Calderón, el candidato conservador; una elección que según AMLO fue robada.

El históricamente bajo índice de aprobación de Peña Nieto, alimentado por los escándalos de corrupción, una economía en declive y creciente inseguridad han mejorado la posición del Sr. López Obrador.

El Sr. Peña Nieto inició su administración en 2012 como un reformista con una visión audaz para reencaminar a México. Pero la desaparición de 43 estudiantes en manos de la policía corrupta, su altamente criticada recepción del Sr. Trump en México, una economía en desaceleración y la creciente inflación han convencido a muchos que Peña Nieto se ha convertido en un “pato rengo”, justo cuando México está enfrentando una crisis.

AÑO CRUCIAL

El Sr. López Obrador es un prospecto aterrador para los grupos dirigentes políticos y empresariales, debido a su oposición a las reformas estructurales que ha implementado el Sr. Peña Nieto, especialmente en relación con la apertura del sector energético a la inversión privada.

Pero al igual que el Sr. Trump logró desafiar los pronósticos políticos estadounidenses, las posibilidades del Sr. López Obrador ya no parecen imposibles, debido a que se ha posicionado como el abanderado en la lucha en contra de la corrupción endémica en México.

El año entrante será crucial para la contienda electoral. El Partido Revolucionario Institucional (PRI) seguramente se esperará hasta que se lleve a cabo la elección clave para gobernador del Estado de México antes de elegir un candidato. Una vez que el partido lo elija, comenzará la carrera presidencial.

El Partido Acción Nacional (PAN) aún no ha decidido si su líder Ricardo Anaya o Margarita Zavala, la esposa del Sr. Calderón, debe ser su candidato. El Sr. López Obrador — quién sufrió un ataque cardíaco hace tres años — ha aprovechado la indecisión de los dos partidos divulgando su mensaje mientras viaja a través del país.

Jorge Castañeda, un exministro de Relaciones Exteriores, dice que “todo parece indicar” una victoria AMLO. Pero falta mucho para las elecciones y el Sr. López Obrador no puede ganar solamente con el “voto de los enfadados” como lo hizo el Sr. Trump, dice Denise Dresser, la analista política. “En 2006, perdió un margen de victoria de 30 por ciento porque radicalizó su mensaje y no atrajo el voto centrista, afirmó. 
Para ganar, él necesita “seguir los pasos de otros candidatos de izquierda que han ganado”. Necesita moderar su retórica radical y atraer a los centristas, añadió la Sra. Dresser.

El Sr. Obrador ha comenzado a hacerlo, prometiendo respetar la independencia del Banco de México y someter el futuro de las reformas energéticas, tributarias y laborales a un referéndum. Pero muchos no están convencidos. “Él promete más de lo que puede cumplir. A veces parece un fraude”, dijo Ángel Bates, empleado de un taller de reparación de relojes. 

Valeria Moy, directora del grupo de estudios independientes México ¿cómo vamos?, dice que su popularidad se debe a que “dice lo que todos quieren escuchar. La gente está tan harta de la situación, que pienso que tal vez tenga posibilidades de ganar”. 

Maripaz Sánchez Colin, una empleada doméstica, dice que todos los habitantes de su vecindario pobre en la Ciudad de México siempre han votado por AMLO, y ella piensa hacerlo de nuevo, debido a su dedicación a cuidar a los desfavorecidos y a las personas mayores de edad. “Él siempre ha perdido”, dijo. “Pero esta vez creo que lo logrará”.

Publicado en El Financiero

Morena rebasa al PRI en las preferencias electorales para 2018

El periódico Vanguardia dio a conocer una encuesta realizada por la firma Massive Caller que coloca en empate técnico al PAN y Morena hacia las elecciones presidenciales de 2018. Con estos datos, Andrés Manuel López Obrador ganaría la presidencia de la república, dando paso a la alternancia y un nuevo rumbo para el país ante las crisis económica y social que hoy enfrenta.

El Partido Acción Nacional (PAN) tendría una mínima ventaja con 22.8 por ciento de las preferencias, mientras Morena tiene 21.4, con un margen de error estadístico de 3.9 por ciento, por lo que están en un empate técnico. Además está el factor AMLO que daría una ventaja más a Morena, quien va adelante en las preferencias electorales rumbo a 2018, con una intención de voto de 25 por ciento.

Cabe recordar que apenas hace dos años, el partido del tabasqueño obtuvo su registro como partido político.

Mientras que el PRI se ubica en un lejano tercer lugar con sólo 12.2 por ciento de las intenciones de voto.

Otro dato que favorece a la oposición serían los indecisos quienes representan cerca del 21.6 por ciento de los consultados, que aún no deciden por quién votar para Presidente en 2018.

El PRD en quinto lugar

No solamente el PRI resulta con baja aceptación entre los votantes, el PRD descendió hasta el quinto lugar por debajo de los candidatos independientes que se colocan en la cuarta posición. El Partido Verde ocupa el sexto lugar y no muy lejos las otras fuerzas políticas.