Archivo de la etiqueta: Economia

“Vamos a terminar con los contrastes entre las zonas turísticas de lujo y las marginadas”: Andrés Manuel López Obrador

Firmes ante su Presiente electo.

Todo esto como parte de un programa nacional para ciudades marginadas.

CANCÚN, Q. ROO.- El presidente electo Andrés Manuel López Obrador anunció ayer que la próxima Administración invertirá 10 mil millones de pesos en un programa dedicado a 15 ciudades marginadas, dentro de las que se encuentra Acapulco.

Se trata de las localidades de San Luis Río Colorado, Sonora; Tijuana, Baja California; Matamoros, Tamaulipas; Acuña, Coahuila; Juárez, Chihuahua; Nicolás Romero, Chimalhuacán, Texcoco, Chalco y Cuautitlán Izcalli, en Estado de México.

El resto, se encuentran en puntos turísticos: Acapulco de Juárez, Guerrero; Los Cabos, Baja California Sur; Bahía de Banderas, Nayarit; Puerto Vallarta, Jalisco; y Playa del Carmen, Quintana Roo.

“Porque en Acapulco, a pesar de que hay turismo nacional, ahí hay focos rojos, pero también la idea es terminar con los contrastes entre las zonas turísticas de gran lujo y las zonas de miseria. No queremos mas contrastes, estos que duelen, que indignan, porque hay zonas de gran turismo, y al mismo tiempo hay colonias donde no hay agua, no hay drenaje, no hay servicios públicos, hay mucha pobreza, inseguridad, violencia”, especificó López Obrador, luego de la reunión en privado que sostuvo con los 12 gobernadores implicados en el programa.

De acuerdo con el presidente electo, el proyecto contará con un presupuesto de 10 mil millones de pesos y está pensado para que tenga una proyección de 20 años a partir de la toma de protesta del nuevo Gobierno.

Cierran más de 3 mil negocios por violencia en #Acapulco mientras el gobierno estatal y el local andan en pleito político

Otros 250 comercios semifijos y establecidos de Acapulco, bajaron sus cortinas y cerraron sus puertas en los últimos tres días de la semana, como consecuencia del repunte de hechos violentos registrados en distintos puntos del centro de la ciudad, incluidas zonas turísticas como caleta y la Quebrada.

Esta cifra de negocios, se suman a los 2 mil 850 que en días pasados reportó como cerrados la Federación de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo (Fecanaco-Servytur) en distintas colonias como la Emiliano Zapata, Renacimiento, Jardín, Bella Vista, Progreso, Centro, Caleta, fraccionamiento Las Playas, entre otras, dando un total de 3 mil 100 establecimientos afectados.

El presidente de la Federación de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo (Fecanaco-Servytur) en Guerrero, Alejandro Martínez Sídney, informó que los hechos de violencia están provocando que más empresarios ubicados en los alrededores de donde se han presentado balaceras y homicidios, opten por suspender su actividad para evitar ser víctimas de la violencia.

“Hay consecuencias graves para el sector comercio y servicios ya que este terrorismo que se dio, porque no lo podemos calificar de otra manera, pega en el miedo de la gente y comerciantes aledaños a donde se dieron estos ataques decidieron cerrar su cortina. La población quedó ciscada por esta situación, por estos múltiples ataques y por eso prefieren cerrar”, indicó.

Leer más de esta noticia en La Prensa

Acapulco fue abandonado a su suerte, es el destino de playa menos desarrollado

En cinco años Sectur solo destinó 4 millones a proyectos especiales en Acapulco. Foto: Prayitno /algunos derechos reservados.

Acapulco fue abandonado a su suerte, es el destino de playa menos desarrollado.

Por Arena Pública.

Banxico encontró que Acapulco fue el destino turístico de playa con menor crecimiento económico en 24 años, la baja inversión del gobierno federal lo podría explicar.

En cinco años Sectur solo destinó 4 millones a proyectos especiales en Acapulco. Foto: Prayitno /algunos derechos reservados.

Si suena mal que en cinco años el único proyecto de inversión en Acapulco de la Secretaría de Turismo (Sectur) es un estudio para la recuperación de sus playas, suena peor que solo le haya entregado el 20% de los recursos.

Banxico encontró a Acapulco como el destino turístico de playa que menos crecimiento económico tuvo en 24 años, esto es su primer Reporte trimestral sobre las economías regionales de 2018.

La falta incremento en su infraestructura turística, estrategias de publicidad y especialmente la mala percepción de seguridad son las razones que Banxico encontró como explicación tras analizar sus tasas de homicidios y de pasajeros internacionales en los años más recientes.

Los Cabos, en Baja California Sur, se ubicó como el de mayor crecimiento, sin embargo, su nivel de inseguridad en 2017 fue prácticamente idéntico al de Acapulco, en relación con su tasa de homicidios; no así el dinero que les entregó Sectur en cinco años para proyectos de inversión según sus presupuestos de egresos.

El costo de estudio para recuperación de playas en Acapulco fue estimado en 18.7 millones de pesos en 2015, ese año Sectur le entregó 100 mil pesos o el 0.5%; en 2016 le abonó 3.8 millones para completar el 20%; en 2017 y 2018 no registró haberle destinado un solo peso más.

Por el contrario, en 2015 también encargó el mismo estudio en Los Cabos, pero con un costo de 22.4 millones de pesos, y sin problema alguno le abonó 10.5 millones, el 47% del total, los siguientes años no le entregó más abonos.

Pero antes de dicho estudio, Los Cabos ya había contado con dos proyectos de inversión por parte de Sectur. El primero en 2012, de 15 millones de pesos para la rehabilitación de servicios en Cabo San Lucas y el segundo en 2014, para crear andadores de acceso a la playa.

En total Los Cabos recibió una inversión para proyectos especiales de 26.8 millones de pesos en los cinco años entre 2012 y 2017; Acapulco solo obtuvo 4 millones, por lo que no es de extrañar los resultados de Banxico.

No obstante, el informe asegura que “el crecimiento en la actividad de las zonas turísticas está asociado de manera negativa con la inseguridad” e integra una gráfica donde entre 2012 y 2016 la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes de los 15 destinos que analizó.

Acapulco presenta el menor crecimiento económico y la mayor tasa de homicidios entre los destinos turísticos de playa de México

En ella, la tasa de Los Cabos es menor a 10, mientras que en Acapulco rebasa los 80. Lamentablemente, en 2017 -año no integrado a la gráfica- la situación de Los Cabos cambió drásticamente.

A nivel municipal, San José del Cabo tuvo una tasa de homicidios intencionales de 97 por cada 100 mil habitantes, al tiempo que la del municipio de Acapulco era de 98, según datos de la Secretaría de Gobernación y la Comisión Nacional de Población (Conapo).

En lo estatal, la violencia fue incluso mayor en Baja California Sur, pues su tasa de homicidios fue de 69, mientras que en Guerrero fue de 64. Y si las comparaciones son a nivel histórico, el nivel de violencia en BCS se quintuplicó en 2017 en relación con la que se registró en 1997; en Guerrero se duplicó.

Te puede interesar: Gastan menos que en Europa y se refugian en playas, así son los turistas que llegan a México.

No obstante, si de decidir cuál de los dos estados ofrece el destino de playa más seguro, Baja California Sur se presenta como una mejor opción.

Los Cabos podrá ser igual de violento que Acapulco, pero el resto de las playas que ofrece esta península como las de Loreto, con una tasa municipal de 35 homicidios y La Paz, con 69, no lo son. En cambio, Ixtapa Zihuatanejo, ubicado en Guerrero, está en la misma situación de Acapulco.

Publicado en Arena Pública

Acapulco, tiene el peor mercado laboral del país

Fomentamos en Guerrero el empleo y la autosuficiencia económica: Astudillo.

Las zonas metropolitanas de las ciudades de Acapulco, Guerrero, y Tlaxcala, Tlaxcala son los territorios que presentan la mayor merma laboral en el país.

No obstante, el proceso de descentralización de las dependencias federales que pretende el próximo gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO), podría beneficiar a las urbes que registren bajos indicadores de trabajo.

La administración de AMLO contempla llevarse la Secretaría de Salud a Acapulco y la recién creada Secretaría de Cultura a Tlaxcala.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), al segundo trimestre del 2018, estas ciudades registraron los mayores niveles de informalidad, condiciones críticas, así como bajos ingresos y escaso acceso a instituciones de salud.

Especialistas coincidieron en que será positivo llevarse las dependencias federales a otros estados, fortaleciendo las economías estatales y mejorando el mercado laboral.

Eufemia Basilio Morales, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que puede ser muy favorable este proceso de descentralización, “habría comunicación con otras instancias y dependencias, existiría una vigilancia más certera y la oferta laboral aumentaría porque ya no solamente se dependerá de una actividad económica”.

El podio con la Tasa de Informalidad Laboral 1 (TIL1) más elevada en el periodo de referencia lo compone Oaxaca (57.2% de sus ocupados en esta situación), Acapulco (62.4%) y Tlaxcala (66.7 por ciento).

LA TIL1 se refiere a la suma, sin duplicar, de los ocupados que son laboralmente vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan, con aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo.

Es decir, en esta tasa se incluye, además del componente que labora en micronegocios no registrados o sector informal, a otras modalidades análogas como los ocupados por cuenta propia en la agricultura de subsistencia, así como a trabajadores que laboran sin la protección de la seguridad social y cuyos servicios son utilizados por unidades económicas registradas.

Mientras los coeficientes más elevados de la población ocupada que gana hasta dos salarios mínimos, que incluye a la que no recibe ingresos, se observaron en Tuxtla Gutiérrez (53.1%), Tlaxcala (62.0%) y Acapulco (62.3%); lo anterior es equivalente a que un trabajador percibe como máximo 5,301.6 pesos al mes.

Desglose

Las zonas metropolitanas con la tasa de condiciones críticas de ocupación (TCCO) más alta fueron, al cierre de junio, Tlaxcala (21.3% de los ocupados), Tuxtla Gutiérrez (21.6%) y Acapulco (21.9 por ciento).

La TCCO incluye a las personas que se encuentran trabajando menos de 35 horas a la semana por razones ajenas a sus decisiones, más las que laboran más de 35 horas semanales con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo y las que se emplean más de 48 horas semanales ganando hasta dos salarios mínimos.

En el indicador de trabajadores sin acceso a las instituciones de salud, los mayores porcentajes fueron en Oaxaca (63.0% del total de este grupo de personas), Acapulco (66.5%) y Tlaxcala (70.1 por ciento).

La investigadora de la UNAM agregó que Acapulco es una ciudad ubicada en un estado con altos índices de pobreza y violencia, que han mermado la industria turística, “hay personas que trabajan muchas horas a cambio de un salario muy bajo y que viven en lugares con alta afluencia delictiva”.

Héctor Magaña Rodríguez, coordinador del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey, explicó que “es positivo que llegué la Secretaría de Salud a la ciudad de Acapulco; la seguridad aumentaría y el índice de criminalidad bajaría. También despuntaría el mejoramiento de los caminos y el mercado en el sector transportes estaría en niveles positivos”.

“Tlaxcala es un estado pequeño que carece de infraestructura, no emite deuda, el problema es lo que ocurre con el nivel de ingreso y que se puede notar en su capital. En la ciudad hay pocas actividades económicas, y por ende hay empleos que son mal pagados”, indicó Basilio Morales.

La gente de Tlaxcala tiene que emigrar a otras regiones por las condiciones laborales, “la ventaja de llevar la Secretaría de Cultura es que se frenaría esta salida y se atraería inversión”, añadió.

Kristobal Meléndez Aguilar, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), refirió que en Acapulco y Tlaxcala “hay un ciclo de pobreza, en donde si las mismas empresas no obtienen utilidades y beneficios no puede trasladar esto a los empleados. Si le va mal a la empresa le va mal a la entidad federativa”.

“Tiene efectos positivos llevar las dependencias federales a los estados porque habrá más empleos y, por lo tanto, habrá prestaciones, y los sistemas de salud crecerán, será beneficioso para los habitantes”, manifestó.

Los especialistas también concordaron en que la falta de preparación es otro elemento que merma el sector trabajo, por lo que la mayoría opta por la informalidad.

Oaxaca y Tuxtla Gutiérrez

Además de Acapulco y Oaxaca, las ciudades que se colocaron en el top tres de los cuatro indicadores analizados por El Economista, con la mayor merma, fueron Oaxaca y Tuxtla Gutiérrez.

Sin embargo, también son territorios que podrían beneficiarse por el proceso de descentralización que realizará la administración federal de AMLO; Oaxaca albergaría a la Secretaría de Desarrollo Social, y Tuxtla Gutiérrez a la Comisión Federal de Electricidad.

A la primera mitad del 2018, en la capital de Chiapas los resultados fueron los siguientes para su población ocupada: TIL1 de 50.4%, TCCO de 21.6%, hasta dos salarios mínimos de 53.1% y sin acceso a las instituciones de salud de 70.1 por ciento.

Para Oaxaca quedó así: TIL1 de 57.2%, TCCO de 18.7%, hasta dos salarios mínimos de 48.8% y sin acceso a las instituciones de salud de 63.0 por ciento.

Común denominador

“Estas ciudades tienen un común denominador, la población no tiene una preparación educativa, la mayoría no ha terminado los estudios de secundaria y preparatoria. Será difícil que obtengan mejores trabajos. Habrá que ver qué tipo de puestos pueden ocupar y si el beneficio de la descentralización no es para una pequeña parte de la población”, expuso el analista del CIEP.

Detalló que se tiene que comunicar estas entidades con el resto del país mediante inversión en infraestructura, particularmente en construcción de carreteras, aeropuertos y líneas ferroviarias.

“La gran mayoría de las administraciones enaltecieron al norte y dejaron de lado al sur del país, debe haber un cambio, se tienen que modificar presupuestos, debe llamarse a la Inversión Directa Extranjera. También se tiene que educar a la población y dar acceso a los trabajadores a servicios médicos”, reiteró Eufemia Basilio.

Al otro extremo

Al otro extremo, Monterrey, Hermosillo y Chihuahua fueron las zonas metropolitanas que mostraron menores niveles de informalidad, condiciones críticas, así como más ingresos y acceso a instituciones de salud.

La primera de ellas es Monterrey. En relación a sus ocupados, ostenta una TIL1 de 33.6%, una TCCO de 4.0%, sin acceso a las instituciones de salud sólo 37.4% y únicamente 21.3% con ingresos de hasta dos salarios mínimos.

El analista del CIEP expresó que es ideal que llegue la Secretaría de Economía. “Cuenta con recursos financieros, cercanía con Estados Unidos, buenas condiciones económicas, desarrollo industrial”.

La segunda ciudad es Chihuahua. “Pertenece a la franja norte y por lo mismo tiene manufacturas. Sus fuentes laborales han permitido que exporte y florezca la entidad (4.5% de TCCO, 28.6% de TIL1, 30.3% perciben hasta dos salarios mínimos y 34.6% está sin acceso a condiciones de salud)”, agregó el coordinador del CIEN.

La capital de Sonora cuenta con 4.3% de TCCO, 28.5% gana como máximo 5,301.6 pesos al mes, 35.5% se ubica en la informalidad y 41.0% no tiene acceso a instituciones de salud.

“Hermosillo ha recibido inversión en su infraestructura por parte del sector industrial, que ha permitido una mayor afluencia. Las ciudades que se industrializan son las que tienen un mayor incremento económico”, apuntó Magaña Rodríguez.

En un segundo plano, otras zonas metropolitanas con focos rojos en el mercado laboral fueron Pachuca y Cuernavaca, mientras con mejores condiciones de trabajo, Saltillo y Querétaro.

Total

El Inegi considera 33 zonas metropolitanas en su ENOE, que en conjunto suman una población total de 53.2 millones de personas, cifra que representa 42.7% de todo el país.

En población ocupada, las 33 zonas metropolitanas llegan a 24.4 millones de habitantes. De este dato, el nivel de ingresos es el siguiente: 25.7% gana más de uno hasta dos salarios mínimos, 20.4% más de dos hasta tres salarios mínimos, 18.2% no se especifica, 15.5% percibe más de tres hasta cinco salarios mínimos, 11.5% hasta un salario mínimo, 6.0% más de cinco salarios mínimos y 2.7% no recibe ingresos (trabajadores dependientes no remunerados y los trabajadores por cuenta propia dedicados a actividades agrícolas de subsistencia). Mientras 51.9% de los ocupados no tienen acceso a instituciones de salud.

Publicado en El Economista

En Guerrero, 86.8% de la población gana menos de 3 salarios mínimos

En Guerrero, el 86.8% de la población gana 3 salarios mínimos, equivalentes a 7 mil 952 pesos mensuales.

TG.

Gobiernos van, gobiernos vienen, pero casi nada cambia en Guerrero, especialmente en el tema económico y en lo laboral.

La llegada del gobernador Hector Astudillo ha representando para el estado un grave atraso en materia económica y de progreso social, porque aunque su gobierno presume que tiene una de las tasas de desempleo más bajas del país, esto se debe a que más de la mitad de los guerrerenses trabajan de manera informal y aquellos que lo hacen de manera formal, reciben uno de los sueldos más bajos a nivel nacional.

Las cifras

En México, solo 4 de cada 100 trabajadores tienen ingresos superiores a 13 mil 254 pesos, así lo anunció el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) quien informó en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) que solamente 4 de cada 100 trabajadores recibe un salario mayor a 13 mil 254 pesos al mes, o 5 salarios mínimos.

El reporte correspondiente al segundo trimestre del 2018 destaca que de los 125 millones de personas que habitan en México, solamente 55.6 millones pertenecen a la Población Económicamente Activa, esto implica el 59.6% un aumento de 1.8 millones de personas más que el año previo, en el que se registraron 54.1 millones.

De los 55.6 millones, un 4.5% recibe como máximo cinco salarios mínimos al mes, es decir 2.5 millones de mexicanos.

La industria de la construcción generó 156 mil plazas con salarios superiores a los 13 mil pesos, el sector manufacturero creó 308 mil 26 empleos mientras que el comercio, entrega a 318 mil 979 personas ingresos superiores a los 5 salarios mínimos.

Seis estados del país concentran a la mitad de los trabajadores con salarios superiores a los 13 mil 254 pesos al mes, presentando además los niveles más altos de crecimiento y desarrollo de actividad económica.

El 12.5% de la población económicamente activa trabaja en el sector primario, unos 6.7 millones de mexicanos, otros 13.8 millones en sector secundario, lo que representa el 25.6%, y 33 millones se encuentra laborando en el sector terciario, 63.3%.

Oaxaca, Guerrero y Chiapas, la región sureste del país, son los estados que concentran menos personas con ingresos superiores a 5 salarios mínimos. En Guerrero, el 86.8% de la población gana 3 salarios mínimos, equivalentes a 7 mil 952 pesos mensuales, en Oaxaca 83.3% y Chiapas 88%.

Twitter @TiempoGro

#Guerrero: criminalidad y desarrollo, saldos que suman seguridad interior

Ahora que los candidatos presidenciales acumulan declaraciones vacías sobre seguridad ante su incapacidad para entender la crisis de violencia criminal como asunto de Estado, un reciente dato podría fijar algunas coordenadas: la actividad económica con potencialidad de desarrollo crea un anillo contra la criminalidad.

Luego de evidencias de que el Triángulo del Sol en el pacífico –Acapulco, Zihuatanejo e Ixtapa– estaba siendo anulado por la actividad criminal, la pasada temporada de semana santa registró ocupación hotelera de 91% promedio en esas plazas. Inclusive, Acapulco tuvo que superar un boletín de advertencia del Departamento de Estado por la violencia criminal.

Las tesis de seguridad interior señalan que el objetivo central del Estado en materia de seguridad es doble: dar seguridad y crear las condiciones de desarrollo económico y social. La acción de todos los cuerpos de seguridad contra la criminalidad es un complemento, no un accesorio. Esta tesis de seguridad –con basamento constitucional– es la que define el concepto de seguridad interior.

Agobiado por una inseguridad criminal heredada de los tiempos de gobiernos caciquiles autoritarios figueroístas-priístas y luego de administraciones perredistas vinculadas al crimen organizado, el gobierno priísta de Héctor Astudillo quedó atrapado entre la escasez de personal de seguridad capacitado y bajo control, la libertad de acción de grupos criminales y las insuficiencias de los cuerpos federales de seguridad, pero acertó al privilegiar el desarrollo como antídoto contra la criminalidad.

La sola acción de seguridad no ha logrado controlar o al menos acotar a la criminalidad. Pero ahora las estrategias de seguridad están siendo acompañadas con inversiones en actividad social. El único que tiene una idea cercana al problema es López Obrador, sólo que los programas sociales van a fracasar si se amnistía a las bandas criminales.

El Programa para la Seguridad Nacional 2014-2018 señala con claridad la seguridad interior:

“Condición que proporciona el Estado mexicano para salvaguardar la seguridad de sus ciudadanos y el desarrollo nacional mediante el mantenimiento del Estado de Derecho y la gobernabilidad democrática en todo el territorio nacional”.

Guerrero puede ser el laboratorio de aplicación de las tesis de seguridad interior: la promoción turística para neutralizar a la criminalidad que amenazaba con afectar al Triángulo del Sol ayudó a elevar la ocupación turística. Lo malo, en todo caso, es que el gobierno estatal hubo de hacer enormes inversiones para la promoción, sin la ayuda federal.

La fórmula integral para combatir la inseguridad con sus diferentes expresiones de violencia es la suma de las acciones de las fuerzas federales armadas a acciones de inversiones sociales, económicas y políticas.

El conato de violencia en cuando menos tres municipios de Guerrero y Oaxaca cuando partidas militares quisieron destruir plantíos de droga y enfrentaron la violencia social de habitantes que tienen en ese cultivo su único sustento porque el Estado abandonó al campo termina de ilustrar que la criminalidad es reacción social –no respuesta– al abandono de las tareas de bienestar social del Estado.

Los saldos ocupación turística-disminución de criminalidad en el Triángulo del Sol de Guerrero demuestran que la seguridad interior es una función del Estado cuando conjunta seguridad y desarrollo.

Política para dummies: La política es la habilidad para mandar mensajes tergiversados que sean leídos en su intención, no en sus gestos.

Si yo fuera Maquiavelo: “(César Borgia ante sucesión papal de su padre Alejandro VI) “Y si no hizo papa a quien él quería, obtuvo por lo menos que no lo fuera quien él no quería que fuese”.

Sólo para sus ojos:

Recuerde consultar todos los días el sitio http://www.seguridadydefensa.mx para enterarse de los juegos de la geopolítica.

El proceso electoral se salió de cauce: guerra de acusaciones entre el Tribunal electoral y el INE, el Tribunal Electoral acusa a la PGR de vulnerar la campaña de Anaya con la difusión de videos contra el candidato panista-perredista y los candidatos andan prometiendo imposibles disminuciones en precios y alzas en salarios.

Manipulación en la información filtrada a Reforma sobre el caso de los 43. En todo caso, esos datos confirman la complicidad entre el grupo criminal Guerreros Unidos con policías y funcionarios del municipio de Iguala.

Famosas últimas palabras: “El Tribunal Electoral no hace Política”: obviamente, los magistrados del Tribunal que ayudaron a El Bronco a estar en la boleta electoral.

Héctor Astudillo, 18 meses sin orden ni paz


Radiografía de Guerrero: Un estado estancado. Es terrible la situación de inseguridad y violencia que se vive en gran parte del estado….

Héctor Astudillo cumple este jueves 27 de abril 18 meses desde que rindió protesta como gobernador constitucional del estado de Guerrero.

Tiempos de Guerrero.

Al concluir su campaña, en junio del 2015, Héctor Astudillo anunció: “vamos a decirle adiós al PRD; a partir de octubre volveremos a gobernar”.  Tras el desastre que había  dejado el PRD, se esperaba un cambio importante y trascendental para el estado, pero este no ha llegado.

Héctor Astudillo recibio un escenario de violencia debido a la creciente operación de grupos del crimen organizado, mismo que prometió erradicar pero…

La ola de violencia no se freno con su llegada, muestra de esto es que el año 2016 fue el más violento en lo que va de esta administración. Hay evidencias de que la organización criminal Los Rojos, a la que se le atribuyen asesinatos, secuestros y estar implicado en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, sigue delinquiendo.

Santiago Mazari Hernández, alias “El Carrete”, “El Señor de los Caballos” y/o “El Ocho”, presunto líder de Los Rojos y uno de los objetivos prioritarios del Gobierno federal, mantiene la producción de drogas y es provocador de la violencia en Guerrero, de acuerdo con información militar.

Guerrero es la entidad más peligrosa del país al acumular 8 mil 380 homicidios, de enero de 2013 a marzo de 2017, revelan las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Astudillo prometio paz y orden pero nada de eso ha llegado, tan solo en los dos primeros años de esta administración, Guerrero ha sido la entidad más violenta al registrar tasas de 56.50 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes. 

Guerrero tambien cuenta con la tasa más alta de impunidad y es el primer lugar en el índice de violencia contra la mujer. 

En salud el 78% de los guerrerenses no cuenta con seguridad social y ocupa el tercer lugar en México de mortalidad materna.

Por si esto no fuera grave, ocupa los últimos lugares a nivel nacional en desempeño académico; las escuelas de Guerrero son de las peores de México. 

En índices de pobreza tampoco anda muy bien esta administracion, ya que según datos oficiales, 68 por ciento de la población de Guerrero vive en pobreza por ingresos; y en la mitad de sus municipios más de 80 por ciento de los ciudadanos son pobres. 

En empleo registró durante el 2016 una de las tasas de desempleo más bajas a nivel nacional, sin embargo, las sorpresas siguen, toda vez que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó una reducción anual de 0.7% en el número de personas registradas en el padrón de la entidad; en tanto, al buscar en los indicadores complementarios publicados por el mismo Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), se concluye que si bien hay empleo, éste es de mala calidad, pues 79.2% de la población ocupada al segundo trimestre del año 2016 esta se encontraba en la informalidad.

Uno de los pocos puntos en donde  la administración de Astudillo ha tenido números positivos, es en materia turística. Ya que se logró la mejor temporada de invierno 2016-2017, y en las vacaciones de Semana Santa del 2017, se logró la mejor captación en nueve años. “En conclusión, en turismo estamos bien, pese a los problemas de inseguridad” indicó el mandatario recientemente.

Otro punto muy negativo ha sido la impunidad y la complicidad que ha demostrado este gobierno, al solventar el presunto desvío de 6 mil millones de pesos atribuido a sus antecesores, Ángel Aguirre y Rogelio Ortega, mediante recortes a las participaciones federales.  El quebranto señalado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público proviene de la retención irregular del Impuesto Sobre la Renta y un adeudo con el Servicio de Administración Tributaria desde 2013.

Héctor Astudillo admitió que recibió una administración con serios problemas, que en primera instancia había un déficit por 23,694 millones de pesos, producto de adeudos al Servicio de Administración Tributaria por más de 3,945 millones de pesos, obligaciones al ISSSTE por 4,500 millones de pesos, los laudos por 1,800 millones de pesos por demandas laborales, así como faltantes que ya está revisando la Auditoría Superior de la Federación.

Pero hasta el momento no hay detenidos. Los ex gobernadores Ángel Aguirre y Rogelio Ortega se pasean por todo el estado a sus anchas, pero eso si, con las bolsas llenas de todo lo que se llevaron. 

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), Guerrero los primeros lugares en corrupción en manejo de recursos, servicios públicos y trámites desde el sexenio pasado en donde gobernaba el PRD y actualmente se mantiene entre las primeras posiciónes. 

Sin embargo el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) ubicó a Guerrero en 2016 como el segundo estado del país con mayor evolución en el cumplimiento de diversos términos de transparencia gubernamental.

De la posición 28 en que se mantenía en la materia, el gobierno estatal consiguió colocar a esta entidad en la número 20.

Este organismo ubicó a Guerrero durante el 2016 entre los estados menos competitivos, al repobrarlo en gestión del medio ambiente, provisión de servicios públicos, productividad laboral y estabilidad económica.  En su informe anual Guerrero se colocó en los últimos lugares en siete de los 10 subíndices.

Han pasado ya 18 meses y como podemos observar, los resultados que prometió el actual gobernador aún no se reflejan ¿Podrá el gobernador Héctor Astudillo cambiar la situación de Guerrero? 

Esperemos por que por el bien de todos los guerrerenses las cosas mejoren, porque más mal ya no podemos estar.

Twitter @TiempoGro

Pierde fuerza economía en Guerrero: ITAEE

Las cifras reales de la economía en Guerrero no cuadran con las cifras maquilladas de la actual administración de Guerrero.

Caen 18 estados con cifras desestacionalizadas

En el segundo tercio del año, con cifras desestacionalizadas, se observa que el ITAEE obtuvo caídas trimestrales en 18 entidades del país.

Los mayores descensos se presentaron en Guerrero (5.42%), Veracruz (5.00%), Tabasco (4.20%), Zacatecas (3.20%), Hidalgo (2.76%), Chiapas (2.58%), Campeche (2.14%) y Durango (1.07 por ciento).

Ante este panorama, el director del Idic atribuyó esta caída a la desaceleración económica que tiene ya una fuerte presencia en el país, factor que está muy vinculado con la concentración industrial que se percibe en 17 entidades.

“Se observa el avance de la desaceleración industrial y cómo poco a poco está abarcando a un sector más grande de la economía del país”.

El especialista explicó que el hecho de que Guerrero haya registrado una mayor caída se debe a la existencia de un problema de precariedad en términos generales de los negocios e industria.

En términos generales, Guerrero depende sobre todo del turismo y cuando se ve afectado el puerto de Acapulco y, en enorme medida los puertos de otros destinos, se ve afectado el proceso que acaba provocando una caída”

Contribuciones al crecimiento total real

En el segundo trimestre del año, la tasa anual del ITAEE a nivel nacional fue de 2.5%; cinco entidades restaron en la contribución del crecimiento total real, de las cuales destacan Campeche (0.24 puntos), Veracruz (0.22 puntos), Tabasco (-0.13 puntos).

“Fueron entidades en donde la dependencia de los recursos petroleros es muy grande y no se ha aplicado un programa suficiente para reactivar la economía. Aun la parte industrial que no depende del petróleo está cayendo a tasas significativas en Campeche y Tabasco y esto lo que muestra es que esta región del golfo está viendo fuertes problemas por la crisis petrolera” dijo José Luis de la Cruz.

Los otros territorios que restaron fueron Zacatecas (0.07 puntos) y Guerrero (0.01 puntos).

En cuanto a las contribuciones positivas a dicho crecimiento total real, los primeros lugares corresponden a la Ciudad de México (0.83 puntos), Estado de México (0.40 puntos), Jalisco (0.20 puntos) y Sinaloa (0.19 puntos).

Al respecto, el director del Idic dijo que los indicadores favorables de las tres primeras entidades corresponde al tamaño de su economía, es decir, entre estos estados concentran alrededor del 35% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, así como a la mayor parte de la población del mercado interno, “y las tasas de crecimiento que tuvieron, acabaron generando mayor contribución de crecimiento”

“En el caso de Sinaloa tuvo un dinamismo superior al promedio y eso permitió que también tuviera una buena contribución”, agregó.

Además, el especialista destacó que el crecimiento en Aguascalientes y en el Estado de México se debe al buen desempeño industrial, sobre todo en los sectores automotriz y manufacturero y a los equipos eléctricos y electrónicos que se realizan en ambas entidades.

Después de Sinaloa, otras contribuciones importantes al incremento de 2.5% nacional fueron de Guanajuato (0.16 puntos), Sonora (0.15 puntos), Nuevo León (0.14 puntos), Chihuahua (0.13 puntos), Baja California y Aguascalientes (cada uno con 0.11 puntos).

ilse.becerril@eleconomista.mx

Publicado en El Economista