Archivo de la etiqueta: Crisis Guerrero

¿Qué pasó en México tras muerte de ‘El Señor de los Cielos’?

Hoy fue detenido Luis “C” en Hermosillo, Sonora; uno de los hijos de Amado Carrillo Fuentes, mejor conocido como “El Señor de los Cielos”.

Se trata de la aprehensión de otro de sus descendientes, ya que Vicente Carrillo Leyva, primogénito de Amado, pasó cerca de 8 años en prisión luego de ser detenido en Lomas de Chapultepec dentro de su domicilio.

Apodado como ‘‘El Ingeniero’’, Carrillo Leyva fue trasladado en 2011 al Penal de Occidente, en Jalisco por el presunto lavado de 1 millón 930 mil 357 pesos entre 1998 y 2009.

¿Quién es Amado Carrillo Fuentes?

En su momento operó el cártel más poderoso del país; le decían “El Señor de los Cielos” por su flota de aviones que utilizaba para el trasiego de cocaína. Sobrino de Ernesto Fonseca Carrillo “Don Neto”, fundador del cártel de Guadalajara, y socio del narcotraficante colombiano Pablo Escobar, Amado Carrillo Fuentes, dio un giro al tráfico de drogas.

Carrillo Fuentes al frente del cártel de Juárez tuvo de rivales el cártel del Golfo, de Sinaloa y de Tijuana; no obstante él tenía el poderío en ese entonces; pero el 4 de julio de 1997 –hace 20 años- se anunció su muerte.

De acuerdo con las autoridades, el “Señor de los Cielos” habría fallecido luego de haberse practicado una cirugía estética para cambiar su rostro; la intervención quirúrgica ocurrió en el hospital Santa Mónica, en la Ciudad de México.

En noviembre de ese mismo año, los médicos que intervinieron a Amado Carrillo fueron localizados sin vida y con signos de tortura sobre la carretera México-Acapulco. Se trataba de Jaime Godoy Singth, Carlos Humberto Ávila, originarios de Sinaloa; así como el colombiano Ricardo Reyes Rincón.

Los médicos habían estudiado en la Universidad de Autónoma de Guadalajara y se encargaron de la cirugía del narcotraficante.

Fragmentación en cárteles

Durante nueve años no se reportaron fragmentaciones en los principales cárteles; fue hasta 2006 cuando el mapeo cambió. El gobierno ubicó seis organizaciones, la de Sinaloa, Juárez, Tijuana, Golfo, la Familia Michoacana y el cártel del Milenio.

En el año 2008 surgieron dos nuevos cárteles de una fragmentación. Por una parte del cartel de Sinaloa se separan los hermanos Beltrán Leyva y crean su propia organización.

En el cártel de Tijuana, de los hermanos Arellano Félix, hay otro rompimiento y Teodoro García Simental “El Teo”, conocido por disolver a sus rivales en sosa cáustica, opera de manera independiente.

Un año después ya se habla de 10 organizaciones.

Edgar Valdez Villarreal “La Barbie” deja a los Los Beltrán Leyva; mientras que en cártel del Golfo, su brazo armado llamado Los Zetas se separa.

Nace el CJNG

En 2010 hay nuevos rompimientos y ahora son 11 cárteles. Por una parte el cártel del Milenio se divide y nacen dos grupos La Resistencia y el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), actualmente la organización con más poder en el país bajo el liderazgo de Nemesio Oseguera “El Mencho” y su brazo financiero “Los Cuinis”.

De Edgar Valdés “La Barbie” se separa del cártel de Sinaloa y también surge el Cártel Independiente de Acapulco (CIDA).

2011 fue el año en el que se registra el brote de más organizaciones con 16. Se trata del cártel de Sinaloa, Pacífico Sur, la Mano Con Ojos, Nueva Administración, Cártel Independiente de Acapulco, el de Juárez, Tijuana, el cártel del Golfo, Los Zetas, La Familia Michoacana, Los Caballeros Templarios, Los Incorregibles, La Empresa, La Resistencia, el Cártel de Jalisco Nueva Generación y La Nueva Federación.

Para 2012, los reacomodos siguen y desaparecen cinco organizaciones: La Mano Con Ojos, La Nueva Administración, Los Incorregibles, La Empresa y la Nueva Federación.

El reporte más reciente con el que cuenta la PGR detalla la existencia de 9 cárteles, mismas que operan con 43 células.

Se trata del cártel de Sinaloa, Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), Golfo, Caballeros Templarios, Arellano Félix, La Familia Michoacana, Carrillo Fuentes, Beltrán Leyva y Zetas.

Hoy el cártel de Sinaloa se encuentra fragmentado mientras que el Cartel de Jalisco Nueva Generación tiene más presencia en los estados; por otra parte Los Zetas, la Familia Michoacana, Caballeros Templarios y Los Beltrán Leyva operan bajo células en las entidades.

Publicado en El Imparcial

Acapulco, tiene el peor mercado laboral del país

Fomentamos en Guerrero el empleo y la autosuficiencia económica: Astudillo.

Las zonas metropolitanas de las ciudades de Acapulco, Guerrero, y Tlaxcala, Tlaxcala son los territorios que presentan la mayor merma laboral en el país.

No obstante, el proceso de descentralización de las dependencias federales que pretende el próximo gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO), podría beneficiar a las urbes que registren bajos indicadores de trabajo.

La administración de AMLO contempla llevarse la Secretaría de Salud a Acapulco y la recién creada Secretaría de Cultura a Tlaxcala.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), al segundo trimestre del 2018, estas ciudades registraron los mayores niveles de informalidad, condiciones críticas, así como bajos ingresos y escaso acceso a instituciones de salud.

Especialistas coincidieron en que será positivo llevarse las dependencias federales a otros estados, fortaleciendo las economías estatales y mejorando el mercado laboral.

Eufemia Basilio Morales, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que puede ser muy favorable este proceso de descentralización, “habría comunicación con otras instancias y dependencias, existiría una vigilancia más certera y la oferta laboral aumentaría porque ya no solamente se dependerá de una actividad económica”.

El podio con la Tasa de Informalidad Laboral 1 (TIL1) más elevada en el periodo de referencia lo compone Oaxaca (57.2% de sus ocupados en esta situación), Acapulco (62.4%) y Tlaxcala (66.7 por ciento).

LA TIL1 se refiere a la suma, sin duplicar, de los ocupados que son laboralmente vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan, con aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo.

Es decir, en esta tasa se incluye, además del componente que labora en micronegocios no registrados o sector informal, a otras modalidades análogas como los ocupados por cuenta propia en la agricultura de subsistencia, así como a trabajadores que laboran sin la protección de la seguridad social y cuyos servicios son utilizados por unidades económicas registradas.

Mientras los coeficientes más elevados de la población ocupada que gana hasta dos salarios mínimos, que incluye a la que no recibe ingresos, se observaron en Tuxtla Gutiérrez (53.1%), Tlaxcala (62.0%) y Acapulco (62.3%); lo anterior es equivalente a que un trabajador percibe como máximo 5,301.6 pesos al mes.

Desglose

Las zonas metropolitanas con la tasa de condiciones críticas de ocupación (TCCO) más alta fueron, al cierre de junio, Tlaxcala (21.3% de los ocupados), Tuxtla Gutiérrez (21.6%) y Acapulco (21.9 por ciento).

La TCCO incluye a las personas que se encuentran trabajando menos de 35 horas a la semana por razones ajenas a sus decisiones, más las que laboran más de 35 horas semanales con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo y las que se emplean más de 48 horas semanales ganando hasta dos salarios mínimos.

En el indicador de trabajadores sin acceso a las instituciones de salud, los mayores porcentajes fueron en Oaxaca (63.0% del total de este grupo de personas), Acapulco (66.5%) y Tlaxcala (70.1 por ciento).

La investigadora de la UNAM agregó que Acapulco es una ciudad ubicada en un estado con altos índices de pobreza y violencia, que han mermado la industria turística, “hay personas que trabajan muchas horas a cambio de un salario muy bajo y que viven en lugares con alta afluencia delictiva”.

Héctor Magaña Rodríguez, coordinador del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey, explicó que “es positivo que llegué la Secretaría de Salud a la ciudad de Acapulco; la seguridad aumentaría y el índice de criminalidad bajaría. También despuntaría el mejoramiento de los caminos y el mercado en el sector transportes estaría en niveles positivos”.

“Tlaxcala es un estado pequeño que carece de infraestructura, no emite deuda, el problema es lo que ocurre con el nivel de ingreso y que se puede notar en su capital. En la ciudad hay pocas actividades económicas, y por ende hay empleos que son mal pagados”, indicó Basilio Morales.

La gente de Tlaxcala tiene que emigrar a otras regiones por las condiciones laborales, “la ventaja de llevar la Secretaría de Cultura es que se frenaría esta salida y se atraería inversión”, añadió.

Kristobal Meléndez Aguilar, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), refirió que en Acapulco y Tlaxcala “hay un ciclo de pobreza, en donde si las mismas empresas no obtienen utilidades y beneficios no puede trasladar esto a los empleados. Si le va mal a la empresa le va mal a la entidad federativa”.

“Tiene efectos positivos llevar las dependencias federales a los estados porque habrá más empleos y, por lo tanto, habrá prestaciones, y los sistemas de salud crecerán, será beneficioso para los habitantes”, manifestó.

Los especialistas también concordaron en que la falta de preparación es otro elemento que merma el sector trabajo, por lo que la mayoría opta por la informalidad.

Oaxaca y Tuxtla Gutiérrez

Además de Acapulco y Oaxaca, las ciudades que se colocaron en el top tres de los cuatro indicadores analizados por El Economista, con la mayor merma, fueron Oaxaca y Tuxtla Gutiérrez.

Sin embargo, también son territorios que podrían beneficiarse por el proceso de descentralización que realizará la administración federal de AMLO; Oaxaca albergaría a la Secretaría de Desarrollo Social, y Tuxtla Gutiérrez a la Comisión Federal de Electricidad.

A la primera mitad del 2018, en la capital de Chiapas los resultados fueron los siguientes para su población ocupada: TIL1 de 50.4%, TCCO de 21.6%, hasta dos salarios mínimos de 53.1% y sin acceso a las instituciones de salud de 70.1 por ciento.

Para Oaxaca quedó así: TIL1 de 57.2%, TCCO de 18.7%, hasta dos salarios mínimos de 48.8% y sin acceso a las instituciones de salud de 63.0 por ciento.

Común denominador

“Estas ciudades tienen un común denominador, la población no tiene una preparación educativa, la mayoría no ha terminado los estudios de secundaria y preparatoria. Será difícil que obtengan mejores trabajos. Habrá que ver qué tipo de puestos pueden ocupar y si el beneficio de la descentralización no es para una pequeña parte de la población”, expuso el analista del CIEP.

Detalló que se tiene que comunicar estas entidades con el resto del país mediante inversión en infraestructura, particularmente en construcción de carreteras, aeropuertos y líneas ferroviarias.

“La gran mayoría de las administraciones enaltecieron al norte y dejaron de lado al sur del país, debe haber un cambio, se tienen que modificar presupuestos, debe llamarse a la Inversión Directa Extranjera. También se tiene que educar a la población y dar acceso a los trabajadores a servicios médicos”, reiteró Eufemia Basilio.

Al otro extremo

Al otro extremo, Monterrey, Hermosillo y Chihuahua fueron las zonas metropolitanas que mostraron menores niveles de informalidad, condiciones críticas, así como más ingresos y acceso a instituciones de salud.

La primera de ellas es Monterrey. En relación a sus ocupados, ostenta una TIL1 de 33.6%, una TCCO de 4.0%, sin acceso a las instituciones de salud sólo 37.4% y únicamente 21.3% con ingresos de hasta dos salarios mínimos.

El analista del CIEP expresó que es ideal que llegue la Secretaría de Economía. “Cuenta con recursos financieros, cercanía con Estados Unidos, buenas condiciones económicas, desarrollo industrial”.

La segunda ciudad es Chihuahua. “Pertenece a la franja norte y por lo mismo tiene manufacturas. Sus fuentes laborales han permitido que exporte y florezca la entidad (4.5% de TCCO, 28.6% de TIL1, 30.3% perciben hasta dos salarios mínimos y 34.6% está sin acceso a condiciones de salud)”, agregó el coordinador del CIEN.

La capital de Sonora cuenta con 4.3% de TCCO, 28.5% gana como máximo 5,301.6 pesos al mes, 35.5% se ubica en la informalidad y 41.0% no tiene acceso a instituciones de salud.

“Hermosillo ha recibido inversión en su infraestructura por parte del sector industrial, que ha permitido una mayor afluencia. Las ciudades que se industrializan son las que tienen un mayor incremento económico”, apuntó Magaña Rodríguez.

En un segundo plano, otras zonas metropolitanas con focos rojos en el mercado laboral fueron Pachuca y Cuernavaca, mientras con mejores condiciones de trabajo, Saltillo y Querétaro.

Total

El Inegi considera 33 zonas metropolitanas en su ENOE, que en conjunto suman una población total de 53.2 millones de personas, cifra que representa 42.7% de todo el país.

En población ocupada, las 33 zonas metropolitanas llegan a 24.4 millones de habitantes. De este dato, el nivel de ingresos es el siguiente: 25.7% gana más de uno hasta dos salarios mínimos, 20.4% más de dos hasta tres salarios mínimos, 18.2% no se especifica, 15.5% percibe más de tres hasta cinco salarios mínimos, 11.5% hasta un salario mínimo, 6.0% más de cinco salarios mínimos y 2.7% no recibe ingresos (trabajadores dependientes no remunerados y los trabajadores por cuenta propia dedicados a actividades agrícolas de subsistencia). Mientras 51.9% de los ocupados no tienen acceso a instituciones de salud.

Publicado en El Economista

SEDENA: #Acapulco, #Zihuatanejo y #Taxco, entre los 31 municipios de mayor riesgo en Guerrero

La Secretaría de la Defensa Nacional identificó los 31 municipios con mayor incidencia delictiva en Guerrero. // Foto: Sedena.

La Secretaría de la Defensa Nacional identificó los 31 municipios con mayor incidencia delictiva en Guerrero y los agrupó en tres zonas prioritarias: el Corredor Acapulco-Chilpancingo-Chilapa, el Corredor Costa Grande (de Coyuca de Benítez a La Unión) y el Corredor Tierra Caliente-Norte, donde San Miguel Totolapan, Ajuchitlan del Progreso, Arcelia, Iguala y Teloloapan serán prioridad.

La estrategia que se diseñó para el corredor Acapulco-Chilpancigo-Chilapa se basa en cuatro ejes, entre los que destaca “impedir cualquier hecho de armas  de fuego en la costera Miguel Alemán (en la zona turística de Acapulco)” y “expulsar hacia la parte alta del municipio de  Acapulco  a las bandas  delincuenciales para permitir su posterior identificación y aprehensión”.

Además, el objetivo de la estrategia es “incrementar  el despliegue de los tres órdenes de gobierno para reducir al máximo los hechos violentos en Chilapa, a fin de evitar que grupos armados de civiles tomen como pretexto la inseguridad para ingresar a citada cabecera municipal”.

En el caso de Acapulco, la Sedena ubicó cinco zonas en las que se concentró la mayor cantidad de homicidios y dio a conocer las 11 rutas en las que se divide las tareas de seguridad para escuelas, las cuales son resguardadas por policías municipales y estatales, así como elementos del Ejército y de la Marina.

En el caso del Corredor de la Costa Grande, la Sedena planea “impedir hechos de armas, persecuciones y enfrentamientos entre los grupos delincuenciales del área, la cual es considerada como las más violenta del estado”.

Otras de las acciones son: brindar seguridad a las comunidades de la franja costera, obtener información de los grupos delincuenciales de la zona e incrementar las actividades de erradicación a fin de reducir la capacidad económica de las bandas del narcotráfico que actúan en el área.

Para el Corredor Tierra Caliente-Norte, la Secretaría de la Defensa Nacional establece que se debe utilizar el mando especial “Iguala” para reducir al máximo los actos de delincuencia organizada, asó como “impulsar la activación de las policías municipales”.

Luego de un mes de que se puso en marcha la estrategia en Guerrero, la Sedena destaca que los homicidios se redujeron en 26.07% en el estado, mientras que en la zona urbana del puerto de Acapulco la reducción es de 42.74% y señala que el robo de vehículos disminuyó 49.42%.

“Respecto a los delitos de secuestro y extorsión es muy difícil mantener estadísticas apegadas a la realidad, principalmente por la falta de denuncia de la ciudadanía, que en muchos de los casos prefieren quedarse callados por temor. Es necesario informar a los ciudadanos  la creación de la unidad antisecuestros; y motivarlos a que denuncien”, establece el reporte.

DISPARAN CONTRA EL HIJO DE FELIPE LOYO MALABAR EN #ACAPULCO

Foto de Quadratín

Dos hombres armados dispararon esta mañana contra Édgar Loyo Hidalgo, hijo del ex director de Gobernación de Acapulco, Felipe Loyo Malabar informo el portal http://bajopalabra.com.mx/disparan-contra-el-hijo-de-felipe-loyo-malabar-en-acapulco/.

Loyo Hidalgo fue atacado al salir de su domicilio, en la colonia Palomares, por dos hombres armados que, al verlo, comenzaron a dispararle.

El hijo del ex funcionario y su chófer lograron huir a bordo de un vehículo Nissan Tiida y los agresores no lograron darle alcance.

El ataque se registró a una cuadra de la calle Río Atoyac, donde el 16 de noviembre fue asesinado Felipe Loyo Malabar.

¡FUEGO!

Autoridades ministeriales del estado de Guerrero informaron que durante las primeras horas de este miércoles, un negocio de grúas en el puerto de Acapulco fue atacado a balazos.

El saldo fue de una grúa quemada y otra más baleada.

De acuerdo con el reporte de la policía, el ataque ocurrió a las 05:20 h en Grúas Mate, un negocio ubicado en la avenida Niños Héroes de la colonia Progreso.

Los vecinos declararon a la autoridad, que al menos dos personas a bordo de una motocicleta le prendieron fuego a una grúa estacionada en el lugar y detonaron sus armas de varias ocasiones.

El fuego consumió la cabina de una de las grúas.

Twitter @TiempoGro

#Guerrero arde y el gobernador insiste que el estado saldrá adelante

Por Jesús Lemus.

En Guerrero no ha funcionado la estrategia federal para el restablecimiento del marco jurídico. A poco más de 15 días de que el priista Héctor Astudillo Flores asumió la gubernatura del estado, más de 50 asesinatos se han registrado en la entidad, en donde los grupos del crimen organizado siguen en disputa por el control del territorio.

A lo anterior se suma el conflicto que se ha recrudecido con los estudiantes de La Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, que ha alcanzado un nuevo escenario tras la represión de las manifestaciones de los estudiantes, que derivó en la detención de 13 normalistas y la agresión física a otros ocho, uno de ellos se debate entre la vida y la muerte.

Por eso el arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias Merlos, ha insistido al nuevo gobierno estatal que ponga un freno a la inseguridad.

La misma postura han manifestado los empresarios del sector turístico, principalmente de Acapulco, en donde a causa de la violencia más de 350 negocios han tenido que cerrar, al no cesar los cobros de plaza y extorsiones por parte del crimen organizado.

Frente a este panorama, el gobierno estatal de Héctor Astudillo –a través de un comunicado oficial- ha dicho de manera tranquilizadora que “Guerrero está en un momento especial para salir adelante”.

En Guerrero no hay día en que no se registren enfrentamientos entre células del crimen organizado, toda vez que –de acuerdo a datos del Centro de Investigación y Seguridad Nacional- son nueve las agrupaciones criminales que han iniciado una guerra para lograr el control del territorio.

Fuentes del CISEN estiman que en suma, todos los grupos armados de la delincuencia organizada, deben tener desplegados en Guerrero una fuerza operativa de por lo menos 7 mil hombres, lo que rebasa por mucho el número de elementos armados que se estima para el estado de Michoacán, ya sumados los grupos de autodefensa.

El pueblo en armas

Frente a la creciente ola de violencia que se registra en el estado de Guerrero, los grupos de autodefensa ya se extienden a 53 de los 81 municipios.

A diferencia de las autodefensas que se movilizan en Michoacán, los civiles armados de Guerrero se han organizado con el respaldo de organizaciones campesinas, indigenistas y populares con la posibilidad de una vertiente política para el diálogo. Condición que no ha sido considerada por el estado ni por la federación.

Estadode guerra

Pese a la entrada en vigor, desde el pasado 28 de octubre, del programa federal “Plan Para la Seguridad de Guerrero”, la violencia no ha cesado. El desplazamiento de fuerzas federales por todo el territorio estatal no ha inhibido la acción de las células criminales, al menos así lo revela la cifra de 50 ejecutados en poco más de 15 días.

De esos 50, al menos 26 tenían algún tipo de nexo con la organización de los civiles armados contra el crimen organizado.

Recuentos periodísticos indican que de los 50 homicidios, al menos 30 se concentran en la zona de Acapulco, en donde el índice de secuestros no ha disminuido, llegando a dos eventos por semana, en promedio.

Territorio en disputa

Células del crimen organizado que permanecen:

>> La Familia Michoacana
>> Guerreros Unidos
>> Cártel Jalisco Nueva Generación
>> Los Caballeros Templarios
>> Cártel del Istmo
>> Los Rojos
>> Los Ardillos
>> Cártel Independiente de Acapulco
>> Los Granados

Sicarios locales aliados con cárteles:

>> La Barredora
>> El Comando del Diablo
>> El Vengador del Pueblo
>> Ejército Libertador del Pueblo
>> Nuevo Cártel de la Sierra
>> El Comando Negro
>> Los Pelones
>> Luzbel del Monte
>> Nueva Alianza de Guerrero
>> La Tejona
>> Los Calentanos
>> Pueblo Pacifista Unido
>> El G1
>> La Empresa
>> La Resistencia
>> Los Temerarios

El apoyo

Organizaciones políticas que respaldan a los grupos de autodefensas de Guerrero:

Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG)
>> Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC)
>> Unión de Pueblos de la Costa Grande (UPCG)
>> Coordinadora Regional de Seguridad y Justicia-Policía Ciudadana y Popular (CRSJ-PCP)
>> Policía Ciudadana de Olinalá (PCO-CRAC)
>> Movimiento Aplaxtlense “Adrián Castrejón” (MAAC)

Fuente http://www.reporteindigo.com/reporte/mexico/guerrero-arde

#ACAPULCO DE PARAÍSO TURÍSTICO A CAPITAL DEL CRIMEN

El estado de Guerrero ya estaba marcado en rojo sobre el mapa de violencia en México desde hace varios años, pero en las últimas dos semanas la espiral se multiplicó con más de 50 asesinatos a raíz del relevo en el gobierno provincial.

Solo entre el lunes y el martes 18 personas fueron victimadas en dos sangrientos episodios en distintas regiones de este estado, escenario de la desaparición de 43 estudiantes hace un año y de otro centenar en un período semejante.

El lunes un ataque a un centro de apuestas clandestino arrojó 12 muertos y cinco heridos cuando un grupo armado irrumpió en un “palenque”, un casino ilegal, en el centro de Cuajinicuilapa, en la región conocida como la Costa Chica.

La Fiscalía General del Estado señaló que los hombres ingresaron al lugar y se dirigieron hacia un grupo de personas que observaban una pelea de gallos y dispararon indiscriminadamente.

En otro episodio, ocurrido en el municipio de Chilapa, en la entrada de la zona montañosa, fueron secuestradas seis personas de una misma familia encabezada por un jefe policial y luego asesinadas.

Entre los fallecidos figuran dos niños y su madre, así como el ex director de Seguridad Pública del municipio de Zitlala, Silvestre Carreto en lo que el fiscal de Guerrero Miguel Angel Godínez calificó como “un ataque artero y cobarde”.

De acuerdo con el sitio web ansa.it, Guerrero sufre una de las peores crisis de violencia de los últimos nueve años y la situación más crítica se vive en Acapulco, donde no pasa un día sin que se informe de asesinatos y actos de violencia.

El famoso centro veraniego hasta hace unos años era el refugio favorito de los capitalinos pues se ubica a apenas unos 400 kilómetros de la ciudad de México y es también un centro de reunión y de residencia de los ricos y famosos.

Entre ellos figura el legendario magnate estadounidense Howard Hughes, que vivió ahí los últimos años de su vida hasta su muerte en 1976 o el famoso actor rumano Johnny Weissmuller, que también residió en este paraíso hasta que falleció en 1984.

En octubre pasado, Acapulco fue señalada como el área metropolitana mexicana donde la población se siente más insegura

Pero hoy es considerada la “capital del crimen”, una especie de Medellín en sus peores tiempos, lo que ha ahuyentado totalmente al turismo.

Según una encuesta publicada en octubre pasado, Acapulco fue señalada como el área metropolitana mexicana donde la población se siente más insegura (88.5 por ciento).

Entre enero y mayo pasado se contabilizaron 336 homicidios en Acapulco, 42 por ciento más que el mismo periodo el año anterior y entre enero y agosto la cifra rebasó los 500.

La espiral violenta en Guerrero se atribuye al enfrentamiento sobre todo de las organizaciones Los Rojos y Guerreros Unidos, formadas a raíz de la desaparición de la banda de los hermanos Beltrán Leyva.

Tras la muerte de Arturo Beltrán Leyva, en diciembre de 2009, en manos de la Marina en un apartamento de la ciudad de Cuernavaca, cerca de la capital, la organización se debilitó y solo sobrevivió otros cinco años, pero su fin quedó sellado al ser detenido Héctor Beltrán Leyva en octubre de 2014.

Otras bandas que se disputan el estado son Los Ardillos, Los Mazatlecos, El 2 mil, La Oficina y el llamado Cártel Independiente de Acapulco.

Precisamente la desaparición de los estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa hace más de un año se atribuye al feroz enfrentamiento entre Los Rojos y Guerreros Unidos.

Una de las hipótesis de la investigación señala que estos últimos detuvieron y atacaron a los jóvenes que viajaban en buses hacia Iguala supuestamente a recaudar fondos para su causa porque sospechaban que iban a bordo miembros de Los Rojos o que llevaban a bordo un cargamento de armas, drogas o dinero.

Los jóvenes fueron retenidos por policías municipales y luego entregados a Guerreros Unidos, que según la fiscalía general los asesinaron y después incineraron sus cuerpos en un basural y arrojaron los restos a un río.

Con la asunción del nuevo gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, el 27 de octubre pasado, más de mil 500 miembros de fuerzas federales llegaron al estado para frenar la ola de violencia, pero hasta ahora sin éxito y la marea violenta se extiende a más de una decena de municipios.

Pobladores de la sierra de #Guerrero retinen a 150 militares

Pobladores de la comunidad de Carrizal de Bravo, municipio de Leonardo Bravo en Guerrero, mantienen retenidos desde ayer al menos 150 elementos del Ejército Mexicano, quienes este jueves detuvieron y desarmaron a 60 policías de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado (UPOEG).

De acuerdo a los primeros reportes, alrededor de las 10 de la mañana de este jueves, los policías ciudadanos adheridos a la UPOEG realizaron cateos a varias viviendas de la comunidad El Naranjo, generándose un enfrentamiento con un grupo criminal que opera en la zona que duró alrededor de cuatro horas, propiciando la intervención del Ejército con más de 150 elementos.

Los castrenses detuvieron y desarmaron a 60 de los integrantes de la UPOEG, pero 15 de los detenidos escaparon, por lo que habitantes de la sierra se organizaron y retuvieron a los uniformados.

Ante esto, el líder de la organización Bruno Plácido, informó que hay una versión no confirmada que indica que las 15 personas fueron emboscados y asesinados en la comunidad Ojo de Agua.

Los pobladores exigen que las autoridades rescaten los cuerpos de los 15 policías ciudadanos y advirtieron que mañana se concentrarán más personas en El Carrizal para realizar acciones de autodefensa.

(Con información de Radio Fórmula y El Sur Acapulco)

Evodio asegurá desde Madrid que #Acapulco no es peligroso “Somos víctimas de una paliza mediática”

El narcotráfico y la corrupción lo cambian todo. Cambian el modo en que vive la sociedad, que se ve envuelta en esa guerra que libran traficantes, policías y empresarios. Quién le iba a decir a la ciudad de Acapulco en los años ochenta, cuando se posicionaba como uno de los destinos de sol y playa favoritos de los europeos, que unas décadas después iba a ver su nombre asociado a asesinatos, muerte, drogas e inseguridad.

Eso es precisamente lo que quiere cambiar Evódio Velázquez, un político que presume de ser de izquierdas y que el próximo uno de octubre tomará posesión de su cargo como presidente de la ciudad de Acapulco.

Quiere devolver a su ciudad esa proyección turística; pero no solo eso. Pretende invertir en infraestructura, en turismo, en movilidad… pero fundamentalmente en seguridad. Es su gran obsesión y así lo ha dejado claro en un encuentro con periodistas que se ha celebrado este jueves en Madrid en el marco de una gira que Velázquez está realizando junto a su equipo de Gobierno por Europa y Estados Unidos en la que se está reuniendo con alcaldes, empresarios del sector hotelero y posibles inversores.

“El reto es cambiar la percepción de ese Acapulco de inseguridad y violencia”, ha expresado nada más comenzar el acto, consciente de que ambas cosas son el lastre más pesado al que se enfrentará en los próximos cuatro años de mandato. “Queremos relanzar la ciudad como destino turístico, mejorar el nivel de vida de nuestros ciudadanos y lograr tener una ciudad sostenible, moderna y competitiva”.

Para ello se ha reunido entre otros con los alcaldes de Miami o Medellín, ejemplos hoy en día de ciudades integradoras que en su momento enfrentaron temas de violencia tan importantes como el que hoy vive esta capital del estado de Guerrero. Velázquez insistie: “No queremos ser el Acapulco de las notas rojas en la prensa, queremos reposicionar una imagen internacional buena”.

El programa ‘Escudo Acapulco’ es sin duda el más ambicioso de todos los proyectos. Porque sin seguridad no habrá inversión ni turismo. Y sin esos pilares no habrá desarrollo ni crecimiento.

El recién elegido presidente no oculta su preocupación por este hecho y prueba de ello es la implementación de manera inmediata de este programa que consistirá en renovar el cuerpo de Policía, en instalar más de 1000 cámaras fundamentalmente en las zonas turísticas y en proteger bien todas aquellas zonas que sean de interés turístico o cultural.

Paliza mediática

Sin perder de vista las dificultades que enfrenta, Velázquez ha tratado de romper una lanza en su favor explicando que muchos de los crímenes que se cometen en el estado de Guerrero se le atribuyen directamente a Acapulco porque “es la ciudad conocida”, pero asegura que realmente su ciudad no es tan peligrosa como se cree en el extranjero.

De hecho, el turismo mexicano no ha caído nunca (sic) y este verano se ha llegado a una ocupación hotelera del 85% de media. “¿Ustedes creen que si fuera una ciudad insegura estaría cada fin de semana llena de familias con sus hijos?”, se pregunta. “Somos víctimas de una paliza mediática de la que no se puede culpar a la prensa, pero ahora venimos a pedirles, con toda la humildad del mundo, que proyecten la imagen de la que será una ciudad moderna y acogedora”, ha concluido.

Twitter @TiempoGro