Archivo de la etiqueta: corrupcion

Con sueldo de 100 mil pesos al mes y 5 meses en el cargo, fiscal de Guerrero compra mansión de 10 mdp

Jorge Zuriel de los Santos Barrila, titular de la Fiscalía General del Estado de Guerrero no ha cumplido ni seis meses en el cargo -por el que recibe 100 mil pesos al mes: 80 mil de salario y 20 mil de viáticos-, y ya compró una mansión de 10 millones de pesos, ubicada en residencial La Cima, una zona exclusiva con vista a dos bahías de Acapulco.

Designado apenas en mayo pasado, el fiscal -mejor amigo de Ricardo Astudillo Calvo, hijo mayor del gobernador- adquirió la propiedad en 10 millones de pesos mediante dos pagos de 5 millones de pesos cada uno. Sin embargo, la residencia tiene un precio comercial de un millón de dólares, es decir casi 20 millones de pesos al tipo de cambio actual, según lo señaló el diario Reforma, que dio a conocer en exclusiva el hecho.

La mansión, de casi 700 metros cuadrados de construcción, se encuentra ubicada a un costado de la carretera Escénica. Desde ahí tiene vista hacia la bahía de Acapulco y a la bahía de Puerto Marqués. La propiedad cuenta con alberca, seis recámaras, dos cocinas integrales, un roof garden de palma con vista al mar y cuarto de vapor.

Además, el funcionario estatal, de 35 años de edad, quien antes de ser nombrado Fiscal vivía en una casa de la colonia Progreso de Acapulco -una zona urbana de Acapulco con altos índices de criminalidad-, remodeló un inmueble aledaño para que se hospeden sus 12 escoltas, quienes además pueden alojarse en otra residencia que renta a un kilómetro de su nuevo domicilio.

“En la entidad su nombramiento fue cuestionado porque, se afirma, por primera vez el Congreso local designó a un Fiscal de muy bajo perfil. En su currículum que presentó ante el Congreso para competir en la terna de aspirantes a ocupar la Fiscalía, señala que fue director general de Averiguaciones Previas de la entonces Procuraduría de Justicia del Estado”, indicó el rotativo.

“Aunque ese cargo solo lo ocupó durante un día cuando Miguel Ángel Godínez [Muñoz] fue Procurador de Guerrero durante el Gobierno de Rogelio Ortega [Martínez], en el 2015. ‘No sabemos los motivos de su renuncia pero solo estuvo unas horas en la Procuraduría y ese mismo día que fue nombrado se regresó a Acapulco’, señala una fuente de la Fiscalía”, indicó el Reforma en su reportaje.

Acapulco, tiene el peor mercado laboral del país

Fomentamos en Guerrero el empleo y la autosuficiencia económica: Astudillo.

Las zonas metropolitanas de las ciudades de Acapulco, Guerrero, y Tlaxcala, Tlaxcala son los territorios que presentan la mayor merma laboral en el país.

No obstante, el proceso de descentralización de las dependencias federales que pretende el próximo gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO), podría beneficiar a las urbes que registren bajos indicadores de trabajo.

La administración de AMLO contempla llevarse la Secretaría de Salud a Acapulco y la recién creada Secretaría de Cultura a Tlaxcala.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), al segundo trimestre del 2018, estas ciudades registraron los mayores niveles de informalidad, condiciones críticas, así como bajos ingresos y escaso acceso a instituciones de salud.

Especialistas coincidieron en que será positivo llevarse las dependencias federales a otros estados, fortaleciendo las economías estatales y mejorando el mercado laboral.

Eufemia Basilio Morales, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que puede ser muy favorable este proceso de descentralización, “habría comunicación con otras instancias y dependencias, existiría una vigilancia más certera y la oferta laboral aumentaría porque ya no solamente se dependerá de una actividad económica”.

El podio con la Tasa de Informalidad Laboral 1 (TIL1) más elevada en el periodo de referencia lo compone Oaxaca (57.2% de sus ocupados en esta situación), Acapulco (62.4%) y Tlaxcala (66.7 por ciento).

LA TIL1 se refiere a la suma, sin duplicar, de los ocupados que son laboralmente vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan, con aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo.

Es decir, en esta tasa se incluye, además del componente que labora en micronegocios no registrados o sector informal, a otras modalidades análogas como los ocupados por cuenta propia en la agricultura de subsistencia, así como a trabajadores que laboran sin la protección de la seguridad social y cuyos servicios son utilizados por unidades económicas registradas.

Mientras los coeficientes más elevados de la población ocupada que gana hasta dos salarios mínimos, que incluye a la que no recibe ingresos, se observaron en Tuxtla Gutiérrez (53.1%), Tlaxcala (62.0%) y Acapulco (62.3%); lo anterior es equivalente a que un trabajador percibe como máximo 5,301.6 pesos al mes.

Desglose

Las zonas metropolitanas con la tasa de condiciones críticas de ocupación (TCCO) más alta fueron, al cierre de junio, Tlaxcala (21.3% de los ocupados), Tuxtla Gutiérrez (21.6%) y Acapulco (21.9 por ciento).

La TCCO incluye a las personas que se encuentran trabajando menos de 35 horas a la semana por razones ajenas a sus decisiones, más las que laboran más de 35 horas semanales con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo y las que se emplean más de 48 horas semanales ganando hasta dos salarios mínimos.

En el indicador de trabajadores sin acceso a las instituciones de salud, los mayores porcentajes fueron en Oaxaca (63.0% del total de este grupo de personas), Acapulco (66.5%) y Tlaxcala (70.1 por ciento).

La investigadora de la UNAM agregó que Acapulco es una ciudad ubicada en un estado con altos índices de pobreza y violencia, que han mermado la industria turística, “hay personas que trabajan muchas horas a cambio de un salario muy bajo y que viven en lugares con alta afluencia delictiva”.

Héctor Magaña Rodríguez, coordinador del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey, explicó que “es positivo que llegué la Secretaría de Salud a la ciudad de Acapulco; la seguridad aumentaría y el índice de criminalidad bajaría. También despuntaría el mejoramiento de los caminos y el mercado en el sector transportes estaría en niveles positivos”.

“Tlaxcala es un estado pequeño que carece de infraestructura, no emite deuda, el problema es lo que ocurre con el nivel de ingreso y que se puede notar en su capital. En la ciudad hay pocas actividades económicas, y por ende hay empleos que son mal pagados”, indicó Basilio Morales.

La gente de Tlaxcala tiene que emigrar a otras regiones por las condiciones laborales, “la ventaja de llevar la Secretaría de Cultura es que se frenaría esta salida y se atraería inversión”, añadió.

Kristobal Meléndez Aguilar, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), refirió que en Acapulco y Tlaxcala “hay un ciclo de pobreza, en donde si las mismas empresas no obtienen utilidades y beneficios no puede trasladar esto a los empleados. Si le va mal a la empresa le va mal a la entidad federativa”.

“Tiene efectos positivos llevar las dependencias federales a los estados porque habrá más empleos y, por lo tanto, habrá prestaciones, y los sistemas de salud crecerán, será beneficioso para los habitantes”, manifestó.

Los especialistas también concordaron en que la falta de preparación es otro elemento que merma el sector trabajo, por lo que la mayoría opta por la informalidad.

Oaxaca y Tuxtla Gutiérrez

Además de Acapulco y Oaxaca, las ciudades que se colocaron en el top tres de los cuatro indicadores analizados por El Economista, con la mayor merma, fueron Oaxaca y Tuxtla Gutiérrez.

Sin embargo, también son territorios que podrían beneficiarse por el proceso de descentralización que realizará la administración federal de AMLO; Oaxaca albergaría a la Secretaría de Desarrollo Social, y Tuxtla Gutiérrez a la Comisión Federal de Electricidad.

A la primera mitad del 2018, en la capital de Chiapas los resultados fueron los siguientes para su población ocupada: TIL1 de 50.4%, TCCO de 21.6%, hasta dos salarios mínimos de 53.1% y sin acceso a las instituciones de salud de 70.1 por ciento.

Para Oaxaca quedó así: TIL1 de 57.2%, TCCO de 18.7%, hasta dos salarios mínimos de 48.8% y sin acceso a las instituciones de salud de 63.0 por ciento.

Común denominador

“Estas ciudades tienen un común denominador, la población no tiene una preparación educativa, la mayoría no ha terminado los estudios de secundaria y preparatoria. Será difícil que obtengan mejores trabajos. Habrá que ver qué tipo de puestos pueden ocupar y si el beneficio de la descentralización no es para una pequeña parte de la población”, expuso el analista del CIEP.

Detalló que se tiene que comunicar estas entidades con el resto del país mediante inversión en infraestructura, particularmente en construcción de carreteras, aeropuertos y líneas ferroviarias.

“La gran mayoría de las administraciones enaltecieron al norte y dejaron de lado al sur del país, debe haber un cambio, se tienen que modificar presupuestos, debe llamarse a la Inversión Directa Extranjera. También se tiene que educar a la población y dar acceso a los trabajadores a servicios médicos”, reiteró Eufemia Basilio.

Al otro extremo

Al otro extremo, Monterrey, Hermosillo y Chihuahua fueron las zonas metropolitanas que mostraron menores niveles de informalidad, condiciones críticas, así como más ingresos y acceso a instituciones de salud.

La primera de ellas es Monterrey. En relación a sus ocupados, ostenta una TIL1 de 33.6%, una TCCO de 4.0%, sin acceso a las instituciones de salud sólo 37.4% y únicamente 21.3% con ingresos de hasta dos salarios mínimos.

El analista del CIEP expresó que es ideal que llegue la Secretaría de Economía. “Cuenta con recursos financieros, cercanía con Estados Unidos, buenas condiciones económicas, desarrollo industrial”.

La segunda ciudad es Chihuahua. “Pertenece a la franja norte y por lo mismo tiene manufacturas. Sus fuentes laborales han permitido que exporte y florezca la entidad (4.5% de TCCO, 28.6% de TIL1, 30.3% perciben hasta dos salarios mínimos y 34.6% está sin acceso a condiciones de salud)”, agregó el coordinador del CIEN.

La capital de Sonora cuenta con 4.3% de TCCO, 28.5% gana como máximo 5,301.6 pesos al mes, 35.5% se ubica en la informalidad y 41.0% no tiene acceso a instituciones de salud.

“Hermosillo ha recibido inversión en su infraestructura por parte del sector industrial, que ha permitido una mayor afluencia. Las ciudades que se industrializan son las que tienen un mayor incremento económico”, apuntó Magaña Rodríguez.

En un segundo plano, otras zonas metropolitanas con focos rojos en el mercado laboral fueron Pachuca y Cuernavaca, mientras con mejores condiciones de trabajo, Saltillo y Querétaro.

Total

El Inegi considera 33 zonas metropolitanas en su ENOE, que en conjunto suman una población total de 53.2 millones de personas, cifra que representa 42.7% de todo el país.

En población ocupada, las 33 zonas metropolitanas llegan a 24.4 millones de habitantes. De este dato, el nivel de ingresos es el siguiente: 25.7% gana más de uno hasta dos salarios mínimos, 20.4% más de dos hasta tres salarios mínimos, 18.2% no se especifica, 15.5% percibe más de tres hasta cinco salarios mínimos, 11.5% hasta un salario mínimo, 6.0% más de cinco salarios mínimos y 2.7% no recibe ingresos (trabajadores dependientes no remunerados y los trabajadores por cuenta propia dedicados a actividades agrícolas de subsistencia). Mientras 51.9% de los ocupados no tienen acceso a instituciones de salud.

Publicado en El Economista

#Guerrero: criminalidad y desarrollo, saldos que suman seguridad interior

Ahora que los candidatos presidenciales acumulan declaraciones vacías sobre seguridad ante su incapacidad para entender la crisis de violencia criminal como asunto de Estado, un reciente dato podría fijar algunas coordenadas: la actividad económica con potencialidad de desarrollo crea un anillo contra la criminalidad.

Luego de evidencias de que el Triángulo del Sol en el pacífico –Acapulco, Zihuatanejo e Ixtapa– estaba siendo anulado por la actividad criminal, la pasada temporada de semana santa registró ocupación hotelera de 91% promedio en esas plazas. Inclusive, Acapulco tuvo que superar un boletín de advertencia del Departamento de Estado por la violencia criminal.

Las tesis de seguridad interior señalan que el objetivo central del Estado en materia de seguridad es doble: dar seguridad y crear las condiciones de desarrollo económico y social. La acción de todos los cuerpos de seguridad contra la criminalidad es un complemento, no un accesorio. Esta tesis de seguridad –con basamento constitucional– es la que define el concepto de seguridad interior.

Agobiado por una inseguridad criminal heredada de los tiempos de gobiernos caciquiles autoritarios figueroístas-priístas y luego de administraciones perredistas vinculadas al crimen organizado, el gobierno priísta de Héctor Astudillo quedó atrapado entre la escasez de personal de seguridad capacitado y bajo control, la libertad de acción de grupos criminales y las insuficiencias de los cuerpos federales de seguridad, pero acertó al privilegiar el desarrollo como antídoto contra la criminalidad.

La sola acción de seguridad no ha logrado controlar o al menos acotar a la criminalidad. Pero ahora las estrategias de seguridad están siendo acompañadas con inversiones en actividad social. El único que tiene una idea cercana al problema es López Obrador, sólo que los programas sociales van a fracasar si se amnistía a las bandas criminales.

El Programa para la Seguridad Nacional 2014-2018 señala con claridad la seguridad interior:

“Condición que proporciona el Estado mexicano para salvaguardar la seguridad de sus ciudadanos y el desarrollo nacional mediante el mantenimiento del Estado de Derecho y la gobernabilidad democrática en todo el territorio nacional”.

Guerrero puede ser el laboratorio de aplicación de las tesis de seguridad interior: la promoción turística para neutralizar a la criminalidad que amenazaba con afectar al Triángulo del Sol ayudó a elevar la ocupación turística. Lo malo, en todo caso, es que el gobierno estatal hubo de hacer enormes inversiones para la promoción, sin la ayuda federal.

La fórmula integral para combatir la inseguridad con sus diferentes expresiones de violencia es la suma de las acciones de las fuerzas federales armadas a acciones de inversiones sociales, económicas y políticas.

El conato de violencia en cuando menos tres municipios de Guerrero y Oaxaca cuando partidas militares quisieron destruir plantíos de droga y enfrentaron la violencia social de habitantes que tienen en ese cultivo su único sustento porque el Estado abandonó al campo termina de ilustrar que la criminalidad es reacción social –no respuesta– al abandono de las tareas de bienestar social del Estado.

Los saldos ocupación turística-disminución de criminalidad en el Triángulo del Sol de Guerrero demuestran que la seguridad interior es una función del Estado cuando conjunta seguridad y desarrollo.

Política para dummies: La política es la habilidad para mandar mensajes tergiversados que sean leídos en su intención, no en sus gestos.

Si yo fuera Maquiavelo: “(César Borgia ante sucesión papal de su padre Alejandro VI) “Y si no hizo papa a quien él quería, obtuvo por lo menos que no lo fuera quien él no quería que fuese”.

Sólo para sus ojos:

Recuerde consultar todos los días el sitio http://www.seguridadydefensa.mx para enterarse de los juegos de la geopolítica.

El proceso electoral se salió de cauce: guerra de acusaciones entre el Tribunal electoral y el INE, el Tribunal Electoral acusa a la PGR de vulnerar la campaña de Anaya con la difusión de videos contra el candidato panista-perredista y los candidatos andan prometiendo imposibles disminuciones en precios y alzas en salarios.

Manipulación en la información filtrada a Reforma sobre el caso de los 43. En todo caso, esos datos confirman la complicidad entre el grupo criminal Guerreros Unidos con policías y funcionarios del municipio de Iguala.

Famosas últimas palabras: “El Tribunal Electoral no hace Política”: obviamente, los magistrados del Tribunal que ayudaron a El Bronco a estar en la boleta electoral.

Inicio soso de un “prometedor” y gris candidato llamado José Antonio Meade

Por El Marqués de Puerto Marqués.

Con un inicio soso y con el lastre del pésimo gobierno de Peña Nieto en sus hombros, el candidato a la Presidencia de la República por la coalición Todos por México, José Antonio Meade, arrancó este domingo su campaña electoral.

En un acto celebrado en el Centro de Convenciones Siglo XXI de la capital yucateca, Meade detalló las propuestas que acompañan a cada uno de sus compromisos.

Meade explicó que su primer compromiso será con las mujeres e hizo hincapié en que este sector tiene que vivir con seguridad, sin miedo, sin acosos y sin feminicidios.

José Antonio Meade puntualizó que su compromiso será con la educación de excelencia. En este sentido, manifestó que su legado para este rubro será incrementar cuatro veces más las escuelas de tiempo completo con comedor, al pasar de 25 mil a 100 mil.

Sabiendo que se encuentra en el tercer lugar de las encuestas, Meade se puso a prometer sin ton ni son y dijo que va a acabar con la inseguridad, pero no especificó nunca su estrategia.

Otro punto que tampoco aclaró fue su séptimo compromiso, en dónde afirmó que cada mexicano, en lo individual, tendrá un apoyo que le permita alcanzar sus metas.

“No dejaremos a nadie atrás” explicaba mientras intentaba emocionar con ese acento soso y sin alma, mientras el presidente del PRI Nacional, Ochoa Reza, aplaudía eufórico a su candidato.

¿Promesas de un priista? Ya sabemos lo que valen, ahí esta el presidente Peña y el gobernador de Guerrero como dos ejemplos de muy malos gobiernos del partido tricolor.

Meade arranca su campaña en tercer lugar y con muy pocas probabilidades de ganar.

No cabe duda de que el PRI es un lastre hasta para el político mas honrado del país.

Apocalipsis Guerrero 

Los Jinetes del Apocalipsis.

Por Julio Madrazo.

Recordar los gobernadores que ha tenido Guerrero en el pasado reciente es invocar a los culpables del estado de degradación que se vive hoy en esa entidad: Rubén Figueroa, René Juárez, Zeferino Torreblanca y Ángel Aguirre traen recuerdos de corrupción, inseguridad e impunidad.

Según datos oficiales, 68 por ciento de la población de Guerrero vive en pobreza por ingresos; y en la mitad de sus municipios más de 80 por ciento de los ciudadanos son pobres. Guerrero ocupa el primer lugar del índice de homicidios dolosos; cuenta con la tasa más alta de impunidad. 

El 78% de los guerrerenses no cuenta con seguridad social; ocupa el tercer lugar en México de mortalidad materna y es el primer lugar en el índice de violencia contra la mujer. Por si esto no fuera grave, ocupa los últimos lugares a nivel nacional en desempeño académico; las escuelas de Guerrero son de las peores de México. 

En días pasados recorrí los 260 kilómetros de carretera que van de Acapulco a Troncones. El viaje es apocalíptico, es un testimonio de imágenes y realidades brutalmente dolorosas que estas cifras, como todos los números, no transmiten. 

Los ‘datos duros’ no dejan sentir la gravedad y el estado de lo que se sufre en Guerrero. La carretera son 520 kilómetros de un río caudaloso de basura permanente, en el que también hay centenas y centenas de autos desmantelados; se recorren innumerables basureros a cielo abierto incendiados, y el camino hiede a humo y cenizas de basura y plásticos. 

Los habitantes de los distintos poblados se ven acabados, frustrados, resignados a sobrevivir en estas condiciones, en un estado que les falló prácticamente en todo. Una entidad abandonada por la federación, que ha sido asaltada por la corrupción de sus políticos y por los negocios de asociaciones criminales. Los ‘datos duros’ no dejan sentir la gravedad y el estado de lo que se sufre en Guerrero.

Los habitantes de los distintos poblados se ven acabados, frustrados, resignados a sobrevivir en estas condiciones, en un estado que les falló prácticamente en todo. Una entidad abandonada por la federación, que ha sido asaltada por la corrupción de sus políticos y por los negocios de asociaciones criminales. No es la pobreza del subdesarrollo de los 60, es la pobreza de cuando nada funciona. Así está Guerrero.

Y sin embargo, la sociedad civil sigue impulsando formas innovadoras para solucionar esos problemas y salir adelante. El esfuerzo de Guerrero es primero buscar crear espacios para ‘cambiar las reglas para reducir la desigualdad’. 

¿Cómo podríamos ayudar a que esto suceda? ¿A quién le importa?

Twitter: @julio_madrazo
Fuente: El Financiero.

Se fue el tianguis y regresamos a lo mismo; vandalizan la escultura de Juan Ga en #Acapulco 

La escultura de Juan Ga ya fue vandalizada en Acapulco. No duro ni una semana intacta.
 

Se acabo el tianguis y todo regreso a la normalidad

Por El Marqués de Puerto Marqués.

Ayer por la tarde este bardo porteño se daba una vuelta por la ciudad, aprovechando el agradable clima que nos trajo el mes de abril y me lancé rumbo a la zona de “sinfonía del mar”, solo para comprobar que las autoridades municipales no tienen remedio.

Me detuve en el anfiteatro y observe que a tan solo una semana de haberse inaugurado la escultura de Juan Gabriel, esta ya fue vandalizada. 

Ademas de que el anfiteatro que apenas hace una semana habia sido pintado y acondicionado para una gran ceremonia en donde asistió el buenazo del gobernador entre otras personalidades, luce nuevamente sucio y con olor a orines.

¡Y como no va a estar sucio y Juan Ga vandalizado! Si no hay en todo sinfonía del mar un solo policía turístico en la zona.

La verdad fue muy triste llegar y observar que a las cinco de la tarde dos o tres grupitos de menores de edad ingerían bebidas alcohólicas con musica banda a todo volumen, gritando cualquier cantidad de vulgaridades, mientras algunos turistas en familia con sus pequeños hijos, se acercaban tímidamente a tomarse unas fotos, pero: ¿Donde están las autoridades? ¿porqué dar esa pesima imagen a los turistas? ¿dónde estan los encargados de Zonatur y porque su coordinador Jesús Rangel despues de un año sigue haciendo como que trabaja?  

Es increíble que sigan permitiendo que esa zona turística a plena luz del día siga siendo una cantinota pública.

Para colmo no hay seguridad ni cámaras, ni tampoco un módulo cercano de la policía turística que mal dirige Manuel Sonduk, por eso la escultura recien inaugurada del cantautor Alberto Aguilar alías “Juan Ga” ya fue vandalizada. Por el momento empezaron por quitarle los flecos a su chamarra y en una de esas a ver si no le vuelan la cabeza, como hicieron con la tristemente célebre escultura de la sirena gorda en los oscuros tiempos de Felix Salgado.

Es una pena que la gente local en Acapulco no cuide los espacios públicos que se remodelan con el afán de recuperar una pequeña parte de lo que alguna vez fue nuestro puerto, pero como dicen: no hay peor enemigo para Acapulco, que un acapulqueño. 

Y esto de los enemigos de Acapulco lo pude comprobar el viernes pasado por la noche por la nueva y bella remodelada plaza Costa Rica, que por eso de las diez de la noche lucia abarrotada ¡pero de basura! quitandole todo el resplandor y brillo que tiene este bello corredor que apenas fue reinaugurado hace una semana por el aprendiz de Alcalde de Acapulco.

Ante el triste panorama salí corriendo de sinfonía del mar y mientras me dirigía rumbo a su humilde chalet, me preguntaba la pregunta  del millón de euros: ¿Dónde están las autoridades? 

Y como un milagro guadalupano mi reclamo fue atendido desde las alturas, porque en ese momento observe bajarse de una lujosa y nuevecita camioneta negra de la marca GMS al aprendiz de alcalde, Evodio Velázquez, que a toda velocidad ingreso al resturante Texas Ribs con un ejército de colaboradores, en donde su bien intencionado servidor supuso que la comilona sería para atender los “reclamos de la ciudadanía” y ver que carajos se esta haciendo en las oficinas de Zonatur,  porque hay que decirlo hasta este momento esa oficina es uno de los muchos negritos en el arroz de la actual administración del aprendiz de Alcalde.

Y ya para rematar ante todo el relajo obsevado, invoque nuevamente al cielo y solicité un último favor: Que nos dejen el tianguis ¡pero pa’ todo el año! porque solo asi se ponen a trabajar estos canijos.

Abur.

Twitter @TiemposGro

La escultura antes de ser vandalizada. En un principio, la obra iba a ser llamada “Abrázame” e iba a estar ubicada en Ciudad Juárez, en la frontera con Estados Unidos. Sin embargo, cuando se determinó que finalmente el sureño municipio de Acapulco sería su destino, el nombre de la obra cambió a “Amor eterno”, como uno de los temas más conocidos del cantante.

En Iguala: Heron, llega y se lava las manos…”La seguridad le toca a la federación”

Nueva Generación: Heron y el ex gobernador Figueroa.

Heron Delgado llego el día de hoy a la alcaldía de Iguala  e inmediatamente se lavo las manos en temas de seguridad, al afirmar que la seguridad del municipio le corresponde a la federación y que en realidad su mayor preocupación es la obra pública.

Acompañado por los diputada Flor Añorve,  Silvia Romero Suárez, David Gama Pérez y Héctor Vicario Castrejón, así como del ahora alcalde con licencia y futuro senador de la República, Esteban Albarrán Mendoza, el ex subsecretario de Salud, Herón Delgado Castañeda, fue presentado ante el pleno del Cabildo como el nuevo presidente de Iguala. 

Herón Delgado Castañeda agradeció la confianza que se le brinda y comentó que hace 30 años quiso ser presidente de Iguala, “ahora, 30 años después lo soy, con más conocimiento y más experiencia para hacer las cosas bien.” Mencionó que su mayor preocupación es la obra pública para el municipio y no la inseguridad, la cual dijo que por las características en que se da, le corresponde al Mando Único y a la federación atenderla.


El texto original de este artículo fue publicado por la Agencia Quadratín en la siguiente dirección: https://guerrero.quadratin.com.mx/seguridad-iguala-toca-la-federacion-dice-heron-al-asumir-alcaldia/?platform=hootsuite

Cuando Acapulco era de ‘La Barbie’ 

Solo quedan los recuerdos…

‘La Barbie’ en Acapulco: las fiestas y la ola de terror

Por Vanessa Pigeonutt.

Acapulco, Guerrero.- Meses antes de su detención, Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, comió en un restaurante de la zona Diamante de Acapulco, un exclusivo lugar de la joya del Pacífico donde el capo disfrutaba departir con socios, pistoleros y operadores financieros. Fue la última vez que cerró para él ese local, como hacía con otros. Pidió para todos lo mismo: jugosos cortes argentinos y champán.

“Celebrarían algo”, relata un testigo de esa escena a EL UNIVERSAL y pide el anonimato. Recuerda que el narcotraficante de origen estadounidense, uno de los más sanguinarios en la historia de los narcos en Guerrero, reía con sus amigos y brindaba. De lejos parecía una reunión alegre, de lo más normal. “Como si La Barbie no fuera La Barbie (…) ¡Lucía como cualquier cliente devorando carne!”. Sobre la mesa, una copa de su bebida favorita: Moët & Chandon.

El lugar cerró por completo, una rutina que ordenaba Édgar Valdez Villarreal en sus sitios predilectos. Esa vez, ahí, sería la última. Se acomodaron cubiertos para 30 personas. Algunas entraron armadas. Todo cerca de la medianoche, cuando había poca gente en la zona.

Llegaron seis camionetas y bajaron quienes iban a cenar. Otros hombres acomodaron las unidades a pocos metros del sitio. Esperaron no más de tres horas.

“Édgar se reía mucho ese día”. Era un joven cortés, pero al caminar miraba por arriba del hombro. No todo el tiempo hablaba en español, en ocasiones y sin gritar, lo hacía en inglés. Se le colaban frases simples como: “That’s, ok”. En la zona no ponían tonadas a alto volumen, pero los gustos musicales de Valdez Villarreal siempre fueron estruendosos: corridos diversos, en especial el suyo, y música norteña.

Esa noche, el testigo recuerda que fue a mediados de marzo de 2010. Entre pláticas triviales y choque de copas, era impensable que los días en libertad de La Barbie estuvieran por terminar. Esos de noches enteras en antros como Palladium y Clásico del Mar, ubicados en la famosa colonia Escénica de Acapulco.

Faltaba poco para que llegara el fatídico 30 de agosto de 2010. En esa fecha, en un operativo dirigido por la Policía Federal (PF), sin disparos, La Barbie fue detenido; a partir de ese día no cantaría más sus predilectas norteñas en restaurantes, como acostumbraba. Posesión de armas, privación ilegal de la libertad, delitos contra la salud y delincuencia organizada, entre los cargos que se le imputaron.

“La Barbie era y es La Barbie. Por esa razón no es conveniente que uno lo ande recordando”, dice el testigo sobre el narcotraficante. Sin embargo, asegura, de lejos parecía normal: “¡Pero ve cuánto muerto por su culpa!”.

La llegada

La historia de Édgar Valdez Villarreal cobró notoriedad en Guerrero después de la muerte de Carlos Esteban Landeros Sánchez, en febrero de 2006, cuando el lugarteniente de Joaquín Guzmán Loera, líder del Cártel de Sinaloa, murió en un enfrentamiento con policías preventivos de Acapulco, en ese municipio. El saldo: cuatro muertos.

En esa época, La Barbie seguía al mando de Arturo Beltrán Leyva, El Jefe de Jefes, y vivía en Laredo, Tamaulipas. La Fiscalía General del Estado (FGE) reconoce 2006 como “el antes y el después de la ola de violencia en Guerrero”, cuando el ex presidente Felipe Calderón declaró la guerra contra el crimen organizado.

A La Barbie se le recuerda en varios momentos en Acapulco. En el puerto es uno de los hombres más presentes en la memoria de comerciantes, prestadores de servicios y pobladores consultados por EL UNIVERSAL. Cuando escuchan su nombre piensan en las balaceras, muertes y violencia que dejó, pero también porque llegó a cerrar, para él y sus amigos, el Baby’O, la disco más afamada de la historia de Acapulco, ubicado en la costera Miguel Alemán.

Otro de sus antros favoritos era El Alebrije, donde algunas botellas de champán costaban 16 mil pesos y era llevada a la mesa con un espectáculo: una persona de baja estatura vestida de Superman era lanzada por un mesero, al tiempo que explotaba pirotecnia.

Las aventuras de alcohol, diversión, drogas y mujeres de La Barbie no son 100% verificables. En el caso del Alebrije, cerró en 2013 por la violencia, por ejemplo, pero varios acapulqueños que coincidieron en esa época con el capo están seguros de lo que vieron. Lo recuerdan como el hombre ejercitado que llegaba a pagar cuentas por arriba de los 100 mil pesos. Muchos dicen que La Barbie presuntamente compartía con hijos de políticos y famosos en esos sitios.

Desde la muerte de Arturo Beltrán Leyva, El Barbas, en diciembre de 2009, durante un operativo coordinado por la Secretaría de Marina en Cuernavaca, Morelos, donde también fue abatido Miguel Ángel Araujo Moreno, El Buche, mano derecha de El Jefe de Jefes, Valdez Villarreal asumió como nuevo líder autónomo en el puerto y estableció operaciones solo, al menos durante ocho meses: de enero a agosto, momento de su detención.

Con la ayuda de su suegro, Carlos Montemayor, alias El Charro, La Barbie se apoderó, desde principios de 2010 y hasta el momento de su captura, de la estructura que él mismo formó para los hermanos Beltrán Leyva desde 2006. Édgar supo esperar. Pasó por varios jefes hasta llegar a ser mandamás.

Ese año, en el que la Secretaría de Gobernación (Segob) reporta mil 500 homicidios en Guerrero, Albertico Guinto Sierra, ex procurador, señaló que varios enfrentamientos tenían que ver directamente con La Barbie, quien fue disciplinado para llegar a ser el jefe de sus propias operaciones: primero se cuadró con Osiel Cárdenas Guillén, quien dirigía el Cártel del Golfo; luego con los hermanos Beltrán Leyva, hasta integrar, por un periodo de ocho meses, su propia célula, que la PF denominó, al detenerlo, como la banda de Los Negros, que creó con la ayuda de Gamaliel Aguirre Tavira, El Güero Huetamo, su jefe de sicarios.

Fue él quien se encargó del negocio en colonias de la periferia, por ejemplo, en Emiliano Zapata, Ciudad Renacimiento y Simón Bolívar. El Güero Huetamo fue detenido en julio de 2010.

Su suegro, El Charro, otra pieza importante para La Barbie, fue capturado tres meses después que él, el 24 de noviembre de 2010, acusado de ser presunto culpable del secuestro y asesinato de 20 turistas de Michoacán, quienes fueron levantados y muertos en Acapulco en septiembre de 2010. La PF atribuyó en un principio el crimen como una confusión del grupo de La Barbie con La Familia Michoacana.

El poderío del ojiverde, a quien la Procuraduría General de la República (PGR) achaca la organización de los informantes de la delincuencia organizada en Acapulco y el esquema general en el resto del país de cómo operan hasta la fecha —con celulares, subidos en motocicletas, resguardando determinados puntos de venta, de paso, estratégicos— terminó en ese año tras su arresto, pero la FGE reconoce que ese modus operandi lo mantienen grupos locales.

Trasiego a lo grande

Como ejemplo de su poderío al construir su propio imperio en un periodo corto, de acuerdo con documentos desclasificados por la Fiscalía Federal de Georgia, Estados Unidos, en poder de EL UNIVERSAL, se revela que una vez, desde Colombia, el capo recibió un envío de 3 mil kilos de cocaína a Acapulco en un barco de pesca, razones de sobra para que los Beltrán quisieran hacerlo a un lado del negocio.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) explicó que el choque entre bandos desató la ola de violencia más cruenta, de la que hay episodios similares en estos días en Acapulco. Entre los muertos de marzo y abril de 2010 hubo comandantes de la Policía Ministerial, de la Policía Municipal de Acapulco y miembros del Ejército, además de sicarios y narcomenudistas.

Las balaceras de marzo ocurrieron en varios puntos de Acapulco, en las calles de Baja California y Michoacán, de la céntrica colonia Progreso, y otras más en Vicente Guerrero, a la salida por la carretera antigua.

En Ajuchitlán del Progreso —la FGE ubica a esa región, después de Acapulco, con más presencia de grupos y células delictivas—, sujetos armados atacaron a los militares, quienes repelieron la agresión, pero murió un elemento del 49 Batallón, con sede en Ciudad Altamirano.

Muy cerca de donde La Barbie tenía una casa, en el exclusivo fraccionamiento Las Brisas, en el municipio de Acapulco, fueron localizados otros dos cuerpos decapitados y con huellas de tortura.

La gente todavía recuerda que por esos días La Barbie era más famoso que nunca. No sólo por los titulares en los periódicos, sino porque había infundido una nueva ola de terror.

La herencia de violencia después de los días de La Barbie en Guerrero es verificable en cifras. La Segob acepta que el año con mayor número de muertos fue 2012: 2 mil 310, seguido de 2013, con 2 mil 87 homicidios. Para 2014 hubo una disminución, mataron a mil 514 personas, mientras que en los últimos dos años las cifras van al alza: en 2015 fueron asesinados

2 mil 16, y en lo que va de 2016, el fiscal del estado, Xavier Olea, reconoció que hay mil 251 homicidios, el número más alto de todos.

La costera fue suya

EL UNIVERSAL recorrió la costera Miguel Alemán, el área de La Escénica, donde el capo evidenció sus relaciones con el cantante Ramón Ayala, con la Miss Universo Alicia Machado y con algunos políticos.

El ex alcalde de Acapulco, Manuel Añorve Baños, actual diputado federal, fue acusado por Rubén Figueroa Smutny, hijo del cacique y ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer, de tener nexos con el narco.

Acapulco, de acuerdo con la FGE, está en manos de 10% de las más de 50 células que operan en la zona (varias escisiones de cárteles que han perdido poder). Uno de los grupos que ha perdido terreno es el de los Beltrán Leyva.

Cuando detienen a Montemayor, suegro de La Barbie, señala que hay una estrategia para incriminarlos sobre todo del asesinato de los 20 michoacanos en 2010. Le echaron la culpa a Moisés Montero, El Koreano; Benjamín Flores Reyes o Celestino Flores Reyes, El Padrino; Hever Jair Sosa Carvajal, El Cremas; y Cristian Hernández, Cris, integrantes del Cártel Independiente de Acapulco, última división de los Beltrán Leyva —de mayor presencia en Acapulco—, cuyo operador principal sigue libre: Carlos Antonio Barragán Hernández, El Melón.

Nuestro testigo asegura que La Barbie a veces se emborrachaba y pedía que tararearan su corrido, aquel con el que se le rendía pleitesía al Cártel de Sinaloa y cuya letra dice: “Traigo la camisa bien puesta y también al tiro. Estoy muy agradecido, también me siento orgulloso de ser parte del cártel más grande y más poderoso, Culiacán”.

Publicado en El Universal