Archivo de la etiqueta: Angel Aguirre

Al PRD, PAN y MC les recordamos que no es normal matar, torturar y desaparecer a estudiantes

Las responsabilidades del ex gobernador Por Vidulfo Rosales Sierra.

Ángel Aguirre inició en su carrera política en las filas del PRI. Ocupó varios cargos dentro de ese partido y fue servidor público. Irónicamente cuando Rubén Figueroa pidió licencia como gobernador por la masacre de Aguas Blancas Aguirre fue nombrado gobernador interino. Como gobernante no persistió en las investigaciones de aquel caso ni en la responsabilidad de su antecesor. Rubén Figueroa, disminuido políticamente, no figuró en la escena política. Deslegitimado como estaba, pasó a una especie de retiro.

Ese impase del cacique de Huitzuco fue aprovechado por Ángel Aguirre para forjar su hegemonía y cacicazgo en la Costa Chica. Creó una red y estructura a través del clientelismo político. Hermanos, compadres y amigos se vieron favorecidos con dinero público vía proyectos productivos diversos. Cientos de concesiones de transporte público se otorgaron a sus allegados.

Así tejió su entramado caciquil y su hegemonía. Cuando quiso ser candidato a gobernador del PRI en realidad fue una disputa de los dos cacicazgos: el de la Costa Chica representado por Ángel Aguirre y el de la región norte liderado por Rubén Figueroa. Este último salió vencedor con la candidatura de Manuel Añorve Baños. Por ello Ángel Aguirre recurrió al PRD que lo arropó y sin más le dio la candidatura con la que llegó a gobernador.

El día 12 de diciembre de 2011, normalistas de Ayotzinapa se manifestaban en la autopista del Sol por mejoras para la escuela. Exigían una audiencia con el gobernador. Pero las autoridades se negaron y optaron por un desalojo violento en un operativo coordinado de policías federales, estatales y ministeriales de Guerrero. El saldo sangriento: dos estudiantes de Ayotzinapa asesinados, cinco heridos y ocho torturados.

Por estos crímenes no hay ningún procesado a la fecha. Ramón Almonte Borja y Alberto López Rosas se pasean tan campantes por Acapulco. El primero pretende ser candidato a presidente municipal del puerto.

Decenas de policías, funcionarios de primer y medio nivel a quienes les resulta responsabilidad en este caso, no fueron procesados. Ángel Aguirre por alguna razón les dio un cheque en blanco de impunidad. Lejos de ello desplegó una campaña de desprestigio contra la Normal de Ayotzinapa azuzando a las hordas conservadoras que llamaban a matar “ayotzinapos”. Así, el caso quedó en la impunidad. El entonces gobernador salía airoso de este conflicto.

Ángel Aguirre sabía perfectamente de los negocios delictivos y crímenes de los Abarca en Iguala; es decir, sabía de los cientos de desaparecidos perpetrados por la policía municipal y Guerreros Unidos. Cuando fue asesinado Arturo Hernández Cardona, lejos de pedir una investigación y procesamiento contra José Luis Abarca, lo respaldó y lo recibió en Casa Guerrero.

El 26 de septiembre, cuando los estudiantes estaban siendo agredidos en Iguala, el gobernador estuvo, momento a momento, al tanto de lo que acontecía por medio del C4. Por razones que tendrá que explicar en la investigación, omitió tomar medidas preventivas y disuasivas que evitaran los crímenes masivos contra los estudiantes.

No emprendió tareas de búsqueda de inmediato, hasta que la federación lo hizo. Su procurador Iñaki Blanco Cabrera realizó maniobras en el expediente para librar de responsabilidad al grupo de policías denominado Los Bélicos, que eran un brazo armado de Guerrero Unidos y para que el matrimonio Abarca saliera de Iguala.

Su secretario de Seguridad Pública, Leonardo Octavio Vázquez Pérez, aparece con vínculos con Guerreros Unidos. Su nombre figura en una libreta de un líder de este grupo delictivo. Policías ministeriales y estatales participaron en la agresión directa contra estudiantes, incluso un policía estatal tuvo en su poder, por largo tiempo, el teléfono de un estudiante, hoy desaparecido.

El conocimiento previo de las actividades delictivas de los Abarca; su omisión para tomar medidas preventivas y evitar los crímenes contra los estudiantes el día 26 de septiembre; las irregularidades de sus funcionarios de primer nivel para favorecer a los responsables de las agresiones, y la participación directa de cuerpos policiacos estatales en la agresión y la pérdida de los videos del Palacio de Justicia por funcionarios del poder judicial de Guerrero, colocan al ex gobernador en la primera línea de responsabilidades penales. Tiene mucho que responder Ángel Aguirre.

Por lo anterior la PGR hoy en día mantiene una línea de investigación abierta contra el ex gobernador y otras autoridades estatales y municipales de Guerrero.

En este sentido los partidos políticos que lo postulan deben reconsiderar su candidatura. Su postulación ofende a las víctimas y sus familiares, envilece la política y socava los principios democráticos.

Además debe haber moral y prudencia política en los partidos que hoy lo postulan. Un ex gobernador en cuyo mandato su policía mató y desapareció estudiantes debiera estar siendo procesado.

A las dirigencias del PRD, PAN y MC les recordamos que no es normal matar, torturar y desaparecer a estudiantes. Esas son graves violaciones a los derechos humanos proscritas de todas las leyes en el mundo y el deber de toda autoridad es investigar y sancionar a los responsables directos e indirectos. En el presente caso la responsabilidad del ex gobernador debe ser dilucidada al tenor de la tercera línea de investigación que la PGR mantiene abierta.

La ligereza y superficialidad con que el PRD aborda el tema de la candidatura de Aguirre raya en el cinismo. Es el reflejo de un partido cuya dirigencia se guía por el pragmatismo y las componendas bajo la mesa. No le interesan los derechos humanos y las víctimas. Apartado de los principios y la ideología naufraga a contracorriente de los que luchan y claman por verdad y justicia.

El PRI tuvo más prudencia y cautela política. Nunca lanzaron a Rubén Figueroa como candidato a algún puesto de elección popular pudiendo hacerlo porque en aquel caso tampoco había “impedimento legal” y tenían los recursos y consensos en la zona Norte de Guerrero.

Ojalá los partidos que postulan a Ángel Aguirre reconsideren su candidatura y en su lugar nombren una mujer u hombre honesto y probo que lleve la voz de los excluidos de Costa Chica a la alta tribuna del país.

Publicado en El Sur.

René Juárez lamenta muerte del hijo de Ángel Aguirre

El subsecretario de Gobierno, de la Secretaría de Gobernación (Segob), René Juárez Cisneros, lamentó la muerte de Ángel Aguirre Herrera, hijo del exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, quien perdió la vida a los 32 años de edad, se informó en el espacio de Paola Rojas en Fórmula.

El funcionario expresó condolencias a la familia de Aguirre Rivero a través de un mensaje en Twitter.

 

rene-juarez2

PRD Guerrero lamenta fallecimiento de Ángel Aguirre Herrera

El  Comité Ejecutivo Estatal (CEE), del PRD en Guerrero lamentó la muerte de Ángel Aguirre Herrera, dirigente de la corriente interna Izquierda Progresista Guerrerense (IPG), e hijo del exgobernador, Ángel Aguirre Rivero.

En entrevista telefónica, el dirigente del PRD en Guerrero, Celestino Cesáreo Guzmán dijo que el hijo del exgobernador tenía un futuro político por recorrer.

“Muy lamentable es una terrible noticia la muerte de un joven político como Ángel, no hay palabras que mitigue el dolor para su familia, y su equipo”, señaló.

Sobre las aspiraciones que tenía Aguirre Herrera para postularse como candidato a la alcaldía de Acapulco en 2018, Cesáreo Guzmán dijo que tenía un equipo de trabajo sólido, y un futuro por delante en la vida política.

“Sin duda Ángel era alguien con futuro político, con un equipo consolidado, y con planes para hacer política en Guerrero, me tocó verlo  en varias reuniones acá en Guerrero con su equipo  trabajando, y su repentina muerte nos consterna a todos”, precisó.

 

Con información de Bajo Palabra

Muere Ángel Aguirre Herrera en la Ciudad de México por un derrame cerebral

Ángel Aguirre Herrera, hijo del ex gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, falleció esta madrugada en un hospital de la Ciudad de México.

El joven, de 32 años de edad, perdió la vida a causa de un derrame cerebral.

Su cuerpo será velado en la Agencia Funeraria Gayosso Félix Cuevas, ubicada en la Ciudad de México.

Aguirre Herrera se desempeñaba como dirigente de la corriente Izquierda Progresista de Guerrero (IPG) del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

En su cuenta de Twitter, Héctor Astudillo Flores, actual gobernador del estado, lamentó la muerte del joven.

//platform.twitter.com/widgets.js

Exigen que Aguirre rinda cuentas por presunto desvío en Guerrero 

Don Ratón

El dirigente estatal del PAN, Marco Antonio Maganda Villalva, y el presidente del PRI municipal en Acapulco, Fermín Alvarado Arroyo, por separado demandaron que el ex gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, sea llamado a rendir cuentas sobre un desvío de recursos por ocho mil millones de pesos, que presuntamente detectó la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Maganda Villalva, consideró en entrevista por separado que el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, tiene la responsabilidad de entablar las demandas que sean necesarias para que el ex mandatario guerrerense, Ángel Aguirre Rivero, aclare las irregularidades en el manejo financiero de los ocho mil millones de pesos, así como se le está exigiendo al ex gobernador panista de Sonora, Guillermo Padrés.

Marco Antonio Maganda, entrevistado al término de la firma de un convenio entre su partido y el Instituto Nacional Electoral (INE) en Guerrero, sobre el uso de la boleta electrónica para elegir a los consejeros nacionales panistas, el 20 de este mes en Acapulco, destacó que el gobierno federal debe llamar a cuentas a todos los gobernadores y ex gobernadores, como en el caso de Ángel Aguirre Rivero.

Añadió que si el ex gobernador guerrerense desea participar en política en esta entidad, antes tiene que aclarar las irregularidades que detectó la ASF, por un monto de ocho mil millones de pesos, “que aclare eso y posteriormente que se reactive en la vida política”.

Por su parte el dirigente municipal del PRI en Acapulco, Fermín Alvarado, consideró que el gobierno federal debe llamar a cuentas a todos los gobernantes que son señalados como responsables de desvío de recursos, en referencia a lo que dio a conocer la ASF, que el ex gobernador de Guerrero, dejó un hueco financiero por el orden de los ocho mil millones de pesos.

Dijo que el partido tricolor está comprometido con la transparencia y rendición de cuentas, por lo que demandó que la justicia debe aplicarse por parejo en contra de gobernantes que se vean involucrados en hechos graves de desviación de recursos y por principio de cuentas citó que el PRI, ya decretó la expulsión del gobernador con licencia del estado de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, para quien se le pidió a la PGR girar órdenes de aprehensión en su contra por diversos delitos “porque estamos en contra de la corrupción y la impunidad”.

¿Ladrónde? Boquete financiero por 8,362 mmdp dejó Angel Aguirre en Guerrero

ACAPULCO, Gro.- El gobierno de Guerrero ha detectado serias faltas administrativas en la Auditoria Superior de la Federación (ASF), durante la administración del ex gobernador Ángel Aguirre Rivero.

De acuerdo con un informe que presentó Héctor Apreza Patrón, Secretario de Administración y Finanzas en el estado, se detalló que del boquete financiero por 8 mil 362.3 millones de pesos, que observo la ASF, 3 mil 150 millones de pesos corresponden a responsabilidades administrativas ya fincadas y 5 mil 212 millones por solicitudes de aclaración.

De esas observaciones, el 53.3 por ciento corresponden al sector salud, el 23.67 por ciento a infraestructura, otro 20.81 por ciento al área educativa y el 2.1 por ciento final a seguridad pública.

El reporte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), señala que existen irregularidades el manejo de fondos federales en las áreas de Salud, Educación y Seguridad Pública, dentro de los ejercicios fiscales del 2011 al 2014, es decir, todo el periodo que gobernó Ángel Aguirre Rivero, antes de solicitar licencia para separarse del cargo a consecuencia de la inestabilidad social provocada por la desaparición forzada de 43 estudiantes normalistas en Iguala.

En Octubre pasado, el gobierno que encabeza Héctor Astudillo Flores, reveló que durante la administración del ex mandatario perredista Ángel Aguirre Rivero, se dejó de pagar a la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el IRS que se le descontó a los trabajadores estatales, y ahora no solo había que cubrir esos recursos sino también los moratorios que se ocasionaron por esa irregularidad.

Asimismo, otra de las irregularidades que se detectaron dentro del sector salud, fue la “contratación injustificada” de personal que cobraba sin trabajar, o de empleados administrativos que percibían sueldos como médicos, químicos o enfermaras sin realmente desempeñar esas labores.

Fuente: El Financiero.

Lo de Hércules era una broma

El ex gobernador Ángel Aguirre.

Por El Marqués de Puerto Marqués.

Lo de Hércules es una broma, al lado de lo que tiene Trump encima en los ultimos dias de su campaña. 

Aquél debía limpiar los establos de Augías en un día, pero éste (es su impagable mérito) debe torcerle el pescuezo en un debate al “establishment”, que en América es el Partido Demócrata, con su KGB de reporteros (Times, WSP y WSJ) empotrados en destruirlo con cualquier prueba que encuentren. 

A Trump, de cuando era un particular, le extrajeron un video de groserías proferidas hace once años en la intimidad.

Ese Partido parece el brazo político de una oligarquía financiera (los famosos multimillonarios que lo amamantan) que se mueve en la “socialdemocracia” (progresismo de palabra y reaccionarismo de obra, de aquí su hipocresía desatada) como pez en el agua, y así explican la escandalosa candidatura clintoniana, tan celebrada por el actual establishment de América.

En la socialdemocracia, como en los antiguos colegios de monjas, se castiga más la grosería (Trump) que la crueldad (Bill Clinton), y Robert de Niro obligado a echar una mano a los Kirchner de Arkansas, se puso la bata y las neuronas de Jake LaMotta, y se fue a las redes a “pegarle un puñetazo” a Trump por el método Stanislavski.

Miedo da, porque, no siendo uno Vicente Fox, que en su intimidad no ha hecho otra cosa que hablar de “Martita”, o el ex gobernador Ángel Aguirre, quien dice que nunca tuvo amoríos con Lady Iguala, ¿quién puede presumir de una intimidad limpia de pecados?

Visto lo de la KGB americana con Trump, habrá que andar por la casa como los Salinas de Gortari, cuyo padre, los obligaba a “ser politicos” (¡la clase siempre!) incluso en la intimidad del baño, de modo que podían posar en el inodoro con la misma prestancia con la que Clint Eastwood cabalga en “El jinete pálido”, y esto se lo escuche yo a un ex Secretario de Hacienda del gobierno salinista, con la elegante atención de una de sus hijas y de su sevidor una tarde de verano en Cuernavaca.

Como remate a tanta intimidad, la media verónica la pego Kathy Shelton en un tuit:

 

I don’t care if Trump said gross things. I care that Hillary Clinton lied, terrorized, & mocked me, defending my rapist.

El regreso de Ángel Aguirre y la desmemoria de los guerrerenses 

Por El Marqués de Puerto Marqués.

¿No tenemos memoria o de plano nos vale gorro todo en Guererro?

No lo sé, solo sé que vivimos en una sociedad muy polarizada por la pobreza, la violencia, la falta de una educación de calidad y el valemadrismo de las nuevas generaciones, que ante la falta de oportunidades parecen estar resignadas a vivir el destino tenebroso que les ofrece su estado.

Todas estas adversidades las conoce de sobra Aguirre Rivero y quizás por esa razón reapareció públicamente en Acapulco, a dos años de haber sido defenestrado del gobierno de Guerrero por la desaparición de los 43 estudiantes de la normal rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa.

¿Que no tiene verguenza el ex gobernador o de plano nosotros no tenemos memoria y perdonamos facilmente a todos aquellos que tanto daño nos han hecho? 

Esta muy claro que el dos veces ex gobernador del estado no tiene verguenza y por eso reaparecio sin pudor ante la prensa en un desayunó que le monto su lacayo favorito, el senador ex perredista ahora convertido por la gracia de Hector Astudillo al PRI, Sofío Ramírez Hernández; así como otros políticos (y familiares) como el Secretario de Desarrollo Social del Ayuntamiento de Acapulco, Víctor Aguirre Alcaide; la ex regidora Lucina Victoriano Aguirre y el secretario general del Comité Ejecutivo Estatal del PRD, Demetrio Saldívar Gómez.

El encuentro, segun el lacayo de Aguirre, fue más de convivencia -aunque se convoco a toda la prensa local- que de algún intento de relanzamiento mediático de Aguirre Rivero en la política local.

De hecho, reafirmó Aguirre que no milita actualmente en ningún partido político -presentó su dimisión al PRD casi a la par de salir forzadamente de Casa Guerrero- ni porta etiqueta de alguna organización, aunque todos sabemos que porta muy bien la del dinero que se llevo de su fallido gobierno.

Precisó, no obstante y en el colmo del cinismo, que su figura no está muerta en la política y que no descarta competir por algo muy modesto en las elecciones de 2018. “El político no se retira hasta que se muere”, advirtió este dinosaurio político, que al igual que este servidor sabe que el pueblo de Guerrero no tiene memoria y que con unos billetazos de los muchos que se llevo, reaparece como sin nada en alguna boleta electoral.

Sobre el caso que le costó la gubernatura, Aguirre Rivero, tuvo el descaro de dedicarle algunas palabras al pronunciarse por un castigo contra los culpables (sic) de los ataques de Iguala de septiembre de 2014 y por el hallazgo (doble sic) de los 43 estudiantes desaparecidos en esos hechos.

El alicaído ex gobernador entre cafe y cafe dijo que el tambien comparte la inconformidad de quienes piden esclarecer la agresión contra los normalistas y que se aplique castigo a todos los que tuvieron algún tipo de responsabilidad en la misma, como la tuvo su ex amante la famosa Lady Iguala y su marido José Luis Abarca, presos y dejados al olvido en algún penal del país.

Despues, ya más relajado Aguirre Rivero confesó que radica en la Ciudad de México desde su salida del gobierno del estado, pero mencionó que visita con “prudencia” Guerrero y en particular la Costa Chica, su región natal donde se la pasa como un rey en sus ranchos y múltiples  propiedades.

Aquella región que todavía añora por ver el regreso de su anti-heroe favorito, aunque solo sea para verlo caer otra vez.