#Guerrero: Somos todos culpables

Por Francisco Zea.

Veo un México enojado, un país golpeado por la violencia y la incertidumbre. Las preguntas sobre las causas de la ferocidad que vivimos, que se corona con la desaparición de 43 alumnos de la normal rural de Ayotzinapa, resultan ingenuas y sobran.

Me encantaría, como a todos, culpar al gobierno del invisible Ángel Aguirre, incluso al Federal que después de 20 días no acierta a ofrecer respuestas, al municipal encabezado por un presunto delincuente, al sistema de partidos políticos que antes del bien común sólo buscan su propio beneficio, subsistiendo en un sistema creado para excluir a los ciudadanos y extender sus privilegios.

Pero lo siento. Los responsables por la desaparición, y posible muerte de esos 43 jóvenes, somos todos. El país entero, el gobierno por supuesto, por abandonar y rendir su obligación de brindarnos seguridad, por haber permitido durante tantos años una impunidad asquerosa, por ser el principal caldo de cultivo de la corrupción, por formar cuadros que sólo llegan al poder para beneficiarse y asegurarse una retribución  económica salvaje. Pero como sociedad estamos cómodos en este estado de “desgobierno” que se ha creado.

Antes protestábamos por el autoritarismo y la corrupción del PRI. Pero como bien escribe mi querido Federico Reyes Heroles en su última colaboración en Excélsior, la alternancia fracasó, en todo sentido, y más en terminar con la corrupción. Llegó el PAN para traer formas distintas de corrupción, la corrupción de los niños bonitos, que antes rezaban el rosario y ahora le agarran las nalgas a las teiboleras. Pero nosotros estamos bien. La clase empresarial y alta en franca complicidad con el poder que comparte con ellos privilegios por medio de licitaciones manejadas y, por supuesto, con la caricia de la ley ante sus faltas de cualquier tipo. La clase media, que prefiere tener la oportunidad de arreglar todo con un esfuerzo menor. Desde la verificación del automóvil, hasta cualquier otro trámite, que regularmente obliga a tener las cosas en orden, pero preferimos solventar a través de un “estímulo para el proceso”.

Los pobres y marginados recibiendo las migajas de los diferentes niveles de gobierno, que a veces les permiten comer y, eso sí, los comprometen a votar. Incluso los opositores al gobierno, los que incendian palacios de gobierno y toman alcaldías por que actúan con una impunidad salvaje. Bien pueden desmadrar la PGR, que acabar con inmuebles enteros, pero como “homicidio en justo dolor” tienen una excluyente de responsabilidad penal: su lucha social.

El problema con esto es que, aunque duela, la impunidad que se les permite a jóvenes que, sin pensárselo dos veces, bloquean carreteras, rompen vidrios e incendian edificios gubernamentales, es la raíz que ha permitido que un grupo de 43 normalistas haya sido desaparecido, sin que hasta hoy, 20 días después, no se sepa qué carajo pasó y quién es el responsable.

No quiero ser mal interpretado. Nada tiene que ver una vida con un vidrio, no se puede comparar un edificio con la existencia y libertad de un joven. Pero la impunidad es un mal endémico de este país, que empieza en las altas esferas del poder y ha permeado hasta en la protesta pública. Nadie criminaliza la disconformidad, yo señalo que hay que criminalizar el delito. No se puede encontrar a los que cometieron el delito de desaparecer a 43 jóvenes cometiendo otro delito. El peor daño que les pueden hacer a estos jóvenes, que difícilmente están vivos es desviar la atención de su asunto. Por más palacios que se quemen y vidrios que se rompan no van a encontrar a sus compañeros desaparecidos. El ejemplo de la marcha de los chavos del Poli, debe de ser a partir de ahora la medida de las protestas. Firme y decidida, pero estrictamente respetando la ley.

Sigo pensando que esta desaparición, confirmándose la suma de todos los temores, que estén muertos los jóvenes, sería de las peores tragedias y crímenes de la historia moderna del país. Pero para su movimiento no suman los desmanes y para el gobierno menos suma la permisibilidad de violar la ley.

Hay que recordar que Guerrero es un estado que vive casi del turismo. Flaco favor le hacen a sus conciudadanos los actos de violencia y manifestaciones. Ahuyentan al turismo, y se dan un balazo en el pie. Miles de personas, este fin de semana, se quedaron esperando a los turistas, de los que sacan el grueso de sus ingresos, desde la señora que tiene una palapa de comida en Barra Vieja, hasta los meseros del lugar más caro. Y además le puedo asegurar, que el 80 por ciento de los participantes en estos actos tiene algún pariente muy cercano que vive del turismo. Así que nos encontramos ante el peor de los escenarios.

Me pregunto, qué hace que un político de tanto tiempo se quede ciego. Que no vea, no quiera ver o no entienda el daño que le causa a su entidad y al país entero con su permanencia. Siempre he sido enemigo de la desaparición de poderes. Pese a su cause constitucional me parece lo menos republicano que contiene la constitución. Considero que en su lugar hay algo que se llama vergüenza, sensatez e inteligencia. Y pienso que Ángel Aguirre tiene perdidos estos dones que, creí, alguna vez tuvo.

En el estribo

Algunas teorías que  tratan de explicar la sucedido con los jóvenes desaparecidos ligan el hecho a la guerrilla. Esto es del conocimiento del gobierno capitalino y ha encendido las luces de alerta para prevenir algún posible acto de terrorismo en la ciudad en la que más daño podría causar. No es exageración, me parece una conducta del todo coherente que la principal preocupación sea el Metro, donde más personas se concentran.

Fuente: http://www.excelsior.com.mx/opinion/francisco-zea/2014/10/20/987853

#Guerrero ¿Ser o no ser?

No vaya usted a soltar la carcajada; pero a veces me imagino al gobernador de Guerrero con mallas negras, blusa con gorguera y pinta de paje antiguo, con rostro dubitativo y una calavera (en Guerrero hay muchas por todos lados) recitando el monólogo de Hamlet:

“Ser o no ser… he ahí el dilema, ¿qué es más noble para el alma, sufrir los golpes y las flechas de la injusta fortuna o tomar las armas contra un mal de adversidades y oponiéndose a ellas encontrar el fin?”

Si trasladamos el dilema shakesperiano a La Roqueta —con todo y el burro ebrio—, Ángel Aguirre ya no necesita resolverlo: renunciar o no renunciar; pedir licencia, solicitar permiso, demandar autorización para dejar el tiradero sangriento del estado o quedarse a ver durante cuánto tiempo puede capotear un temporal insuperable desde cualquier punto de vista, así prolongue su teatro guiñol con el desafuero del alcalde de Iguala o la mala fortuna del amigo de López Obrador, el doctor Lázaro Mazón.

Por lo pronto otros ya decidieron por él: Carlos Navarrete y la claque perredista, quienes se han mostrado expertos en toda la línea para jugar al disimulo de las formas en cualquier sentido siempre conveniente a los intereses del partido del sol azteca.

La información no deja lugar a dudas, pero sí una pregunta cuya respuesta le solicito a usted para cuando termine los parrafitos siguientes: ¿Esto cómo se llama?

El resolutivo propuesto por el dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Carlos Navarrete, sobre la situación de violencia e inseguridad que vive Guerrero, y el país en general, fue aprobado por el Consejo perredista. Promete investigar el historial y actuaciones de sus alcaldes, dirigentes del partido, legisladores, funcionarios y candidatos para evitar casos como el de Iguala; exige al gobierno federal intensificar la búsqueda de los 43 normalistas borrados del mapa y fincar responsabilidades a quienes las tengan, sin importar jerarquías; compromete la formación de una comisión social de ética y transparencia para enderezar los renglones torcidos…

Sin embargo, no prosperó la demanda de los senadores Alejandro Encinas, Luis Miguel Barbosa y el exgobernador de Michoacán, Leonel Godoy —de la Coalición de Izquierda— para fincar responsabilidades políticas al gobernador Aguirre Rivero y solicitar su salida.

–¿Será porque Navarrete protege la “graciosa” huida del gobernador?; ¿porque los linchamientos no contribuyen a salir de la emergencia?; ¿porque ningún partido está a salvo de que algunos de sus gobiernos sucumban?

Para este informador —no sé para usted— eso se llama encubrimiento, tapadera, colusión, maridaje, protección, escudo, capa, cobertizo o complicidad. Usted escoja el término… y si tiene alguna otra forma de llamarle a esta tomadura de pelo, a este agarrarse de la pata de la vaca mientras otro le hunde la faca… pues adelante.

Algo se obtiene de beneficio en todo esto: no ha habido ningún partido político que pueda separar los hechos de las conveniencias. La gobernabilidad no se demuestra con camiones de soldados o policías por las calles; en todo caso es una evidencia de ingobernabilidad. Se gobierna en la libertad; no en el aturdimiento de los retenes.

La vida guerrerense se ha trastocado. El Bello Puerto está en la bruma, sofocado por el miedo. En Iguala —donde los cadáveres en el clóset no se pueden negar— no sobrevive ni un peluquero; los negocios cierran, la gente se guarda temprano y el temor se respira en cada calle, en cada rincón de la Plaza de las Tres Garantías, escenario de las mil porquerías. Iguala huele mal… y hasta los añosos tamarindos parecen asustados.

Por años Guerrero fue un estado sin ley, por años se dejaron las cosas al impulso de las conveniencias… y hoy estamos viendo las consecuencias.

No es verdad eso del espíritu ladino, bélico o agresivo de los guerrerenses. La marginación, el miedo, la pobreza, la injusticia y la ignorancia los han empujado al abismo de la violencia. No se le olvide.

EL MONJE LOCO: Hoy ya no hay quien rescate Guerrero. Ni el hamletiano gobernador ni las fuerzas federales. Mientras no aparezcan los desaparecidos, no habrá solución posible. Y si aparecen sus cadáveres, mucho menos.

                Twitter: @JoseCardenas1

                www.josecardenas.com.mx

#Mexico and impunity: When crime is unchecked.

To modernise, the country needs law and order as much as economic reform.

EXACTLY 200 years ago, in the badlands of southwestern Mexico, rebels fighting Spanish rule drafted the country’s first political charter. The so-called Constitution of Apatzingán of October 22nd 1814 attempted to set out a framework for the rule of law, but it was never adopted; its intellectual author, José María Morelos, was shot by a firing squad a year afterwards.

Many constitutions later, the area round Apatzingán shows how far Mexico still has to go before becoming a law-abiding country. Known as Tierra Caliente (hot land) it has been the scene of a mass abduction and a massacre, both allegedly carried out by state security forces against unarmed civilians. The two atrocities seem serious enough to change the course of President Enrique Peña Nieto’s two-year-old government. Mr Peña has prioritised economic reform, and played down law and order, as the way to modernise Mexico, without admitting that both are equally important. “He had the pieces but he never had the picture of the whole puzzle, and now he’s paying the price,” says Jorge Castañeda, a former foreign minister.

Mexico has been convulsed by the abduction of 43 teacher-trainees on September 26th in the city of Iguala 80 miles (125km) south-west of the capital, allegedly by local police. They are feared dead, though the government says 28 semi-charred corpses found two weeks later near Iguala do not belong to them. The area is a killing ground littered with mass graves and tensions are running high.

On October 13th colleagues, families and supporters of the missing students staged violent protests against the governor of their home state, Guerrero, setting fire to the state government building. Apart from the abductions, especially shocking is the charge that a drug gang in effect ran Iguala, putting in two of its own—a mayor and his wife—who used local police to settle their scores violently with little fear of being caught. One hypothesis, publicly aired by Ángel Aguirre, the embattled Guerrero governor, is that the mayor ordered the attack on the students because he feared they would disrupt a party in which his wife planned to launch her own campaign for mayor. The mayor and his wife are now fugitives, but Mr Aguirre (who is fighting to save his own skin) says many other towns in Guerrero are in the grip of organised crime.

The utter lawlessness of areas within a few hours’ drive of the capital is echoed in an alleged massacre in June, in which soldiers killed 22 suspected criminals in the rural town of Tlatlaya, not far from Iguala. Over the summer, the army insisted the deaths occurred during a shootout. It arrested an officer and seven soldiers in September only after journalists spoke to a witness who said most of the victims were slain after they had been disarmed.

Three heavy words sum up the challenge now facing Mr Peña and Mexico as a whole: impunity, accountability and governability. Mr Castañeda says Mr Peña sent the wrong signal on impunity from the start by failing to investigate the disappearances of 22,000 people in Mexico in the 2006-12 drug war launched by his predecessor, Felipe Calderón, and during his own administration.

Mr Castañeda and others say that past atrocities have been covered up to win support from Mr Calderón’s opposition National Action Party for landmark 2013-14 energy reforms. The ex-minister says that the “whitewash” enables the security forces to believe they can continue to kill without scruple. But impunity goes further than that. Mexicans’ lack of faith in their law-enforcement authorities means that the number of uninvestigated crimes, as well as the total number of crimes, is staggering (see chart).

To counter impunity, Mexico needs accountability, says David Shirk, head of the Justice in Mexico project at the University of San Diego, noting that the word does not have an exact Spanish translation (Mexican lawyers use the English word). In 2008 Mexico ushered in a series of bold judicial reforms that aim to improve the legal system. They include reducing the power of the state by introducing adversarial trials that for the first time allow defence lawyers to pick apart publicly the evidence of government prosecutors. They also put the onus on police to do more investigation.

Mr Shirk credits Mr Peña with unifying codes of criminal procedures this year so the whole country is governed by the same set of rules. But he says the government has inadequately promoted the new justice system, partly because it has sought to play down any hint of violence that might deter foreign investors. “They don’t seem to understand how important the rule of law is to their economic agenda,” he adds.

Some argue that to end violence, Mexico needs to do away with separate police forces in its 32 states and 2,457 municipalities and create a vast unified federal police force. But such a monster could be untamable—especially given the corrupting power of drug money.

Sabino Bastidas, a political analyst, says the problem goes beyond policing to governability: checks and balances on local and state governments are far weaker than at the federal level, meaning that towns are ruled as fiefs. In a system where power brings privilege, and privilege can literally mean getting away with murder, it is not just institutions that may need to change but a whole frame of mind.

Senadores del #PRD solicitan la salida de Aguirre.

Tiempo Gro.

El coordinador de senadores del opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD), Miguel Barbosa Huerta, y el senador perredista Alejandro Encinas, solicitaron este domingo que el gobernador Ángel Aguirre Rivero pida licencia a su cargo, por los hechos violentos que derivaron en la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, informó un comunicado del Grupo Parlamentario del sol azteca.

En el marco del aniversario luctuoso de Lázaro Cárdenas del Río, realizado en el Monumento a la Revolución de la Ciudad de México, los legisladores opinaron que Aguirre, que llegó al poder bajo las siglas del PRD, debe de contribuir al esclarecimiento de la desaparición de estudiantes guerrerenses.

Sin embargo, el legislador Miguel Barbosa aclaró que su postura es en su calidad de Consejero Nacional y militante perredista, no de coordinador de los senadores ni de Presidente del Senado.

“Para nosotros se debe de contribuir al esclarecimiento de los hechos, a la agilización de la investigación y al fincamiento de responsabilidades. Nuestra posición no deriva de ver a Ángel Aguirre vinculado al crimen organizado, sino para nosotros lo que hay que establecer es la contribución a la investigación”, consideró el coordinador de senadores perredistas.

Para Barbosa Huerta, la salida del gobernador tiene que representar una distensión social, además de ayudar a las investigaciones por el caso Iguala.

El pasado 26 de septiembre, policías municipales de dicha localidad guerrerense, abrieron fuego contra civiles y estudiantes, matando a seis personas, además de provocar la desaparición de 43 normalistas.

“Creemos en la honestidad de Ángel Aguirre, no lo vemos vinculado al crimen organizado, pero debemos de atender reclamos sociales, cada vez se descomponen más las cosas y vemos que la licencia del gobernador podría ayudar a la distensión social y a la investigación”, manifestó el líder legislativo.

Por su parte, el senador Alejandro Encinas Rodríguez se pronunció por la separación inmediata del Gobernador del Estado de Guerrero, “que solicite licencia y con ello coadyuve no solamente a que esta decisión sea un factor de distensión social, sino que ayude y facilite el desarrollo de las investigaciones para que vayan a fondo independientemente de los niveles de responsabilidad en el ámbito federal y local que estén involucrados”.

Los senadores perredistas adelantaron que el martes a sesionará la Comisión de Gobernación para dictaminar la desaparición de poderes en Guerrero, que presentaron senadoras y senadores del PAN, a la cual se adhirieron ciudadanos guerrerenses.

“Tiene que ser un dictamen ajustado estrictamente al rigor de la ley, valoración de pruebas, fundamentos legales, encuadramiento de los hechos a los supuestos de la ley. En cualquier forma yo creo que debe subir como dictamen desechando o como dictamen aprobando la solicitud, va a subir al Pleno el martes”, adelantó  Miguel Barbosa.

El gobernador Ángel Aguirre ha manifestado que lo que le ocupa e importa es la aparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Citan al titular de la Sedena

La Comisión Bicameral de Seguridad Nacional citó al secretario de Defensa Nacional, el general Salvador Cienfuegos, para informar sobre lo que las Fuerzas Armadas saben sobre el caso Ayotzinapa y las fosas en Guerrero.

La próxima semana senadores y diputados también se reunirán con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y el procurador General de la República, Jesús Murrillo Karam.

La desaparición de poderes

El Tribunal Superior de Justicia de Guerrero respondió a la solicitud de información que hizo el Senado sobre la manera en que operan los tres poderes en el gobierno de Guerrero.

La magistrada presidenta Lambertina Galeana respondió en un oficio que no existen condiciones para decretar la desaparición de poderes en el estado.

Galeana asegura que a pesar de la situación en la que se encuentra Guerrero, el poder judicial sigue operando de manera regular.

Twitter @TiempoGro

Los diez libros más vendidos en #México.

Para todos quienes son ávidos de la lectura y que buscan ir a la vanguardia en la oferta literaria, presentamos la lista que realizó la librería Gandhi sobre los diez libros más vendidos de esta semana en México.
Esta ocasión la saga de libros de “The Maze Runner”, escrita por James Dashner destaca en tres de los lugares de la lista.
1.- “The Maze Runner 2. Prueba de fuego”, de James Dashner. 
En la segunda entrega de James Dashner, Thomas y sus amigos descansan después de escapar del Laberinto. Por fin sienten que están a salvo. Pero unos gritos desquiciados los despiertan y los enfrentan a una realidad aún más aterradora que la anterior. Tiene un precio de lista de 184 pesos.
2.”Adulterio”, de Paulo Coelho.
La novela más reciente del escritor brasileño cuenta la historia de Linda, quien a pesar de tener una familia aparentemente perfecta, se enfrenta a una vida monótona y aburrida que la hace infeliz. Tiene un precio de lista de 249 pesos.
3. “Maravilloso desastre”, de Jamie McGuire. 
Abby Abernathy es una chica buena, no se mete en problemas y es muy trabajadora. Tiene un oscuro pasado que la persigue, aunque ella no quiera aceptarlo. Travis Maddox es un estudiante ejemplar y es el seductor más popular de la escuela. Es atractivo y se gana la vida en un club itinerante, donde se organizan peleas. Cuando Abby rechaza a Travis, éste buscará a toda costa lograr que la chica lo acepte, aunque eso le cueste muy caro a ambos. Tiene un precio de lista de 259 pesos.
4. “The Maze Runner 3. La cura mortal”, de James Dashner. 
“La cura mortal” es el esperado final de la saga Maze Runner. En ella James Dashner desarrolla una trama audaz, al límite, donde nadie parece estar a salvo en un mundo enfermo y desesperado, donde la cura y la muerte son el futuro que aguarda a una humanidad derrotada. Precio de lista 184 pesos.
5. “Ciudades de papel”, de John Green.
El autor relata la historia de Quentin, cuya insipiente vida cambia cuando su vecina, la legendaria, inalcanzable y enigmática Margo Roth Spiegelman, se presenta en mitad de la noche para proponerle que le acompañe en un plan de venganza inaudito. Después de una intensa noche que reaviva el vínculo de una infancia compartida y parece sellar un nuevo destino para ambos, Margo desaparece dejando tras de sí un extraño cerco de pistas. Tiene un precio de lista de 239 pesos.
6. “Maze Runner. Correr o morir”, de James Dashner. 
James Dashner ha urdido un apasionante thriller psicológico y de acción. Esta novela es el primer título de una trilogía que atrapará sin concesiones al lector. Porque cada salida puede convertirse en el pasaje a una verdadera pesadilla. El precio de lista es de 184 pesos.
7. “Bajo la misma estrella”, de John Green. 
Emotiva, irónica y afilada, esta es una novela teñida de humor y de tragedia que habla de nuestra capacidad para soñar incluso en las circunstancias más difíciles. Su protagonista, Hazel, acaba de cumplir 16 años. Y tiene cáncer. A pesar de que el tratamiento ha conseguido reducir su tumor de forma casi milagrosa, continúa siendo enferma terminal. El precio de lista es de 229 pesos.
8. “Persona Normal: Una grandiosa e increible aventura para ser todo… excepto normal”, de Benito Taibo. 
La historia de Sebastián quien al quedar huérfano de padres termina por mudarse con su tío Paco, personaje poco singular y quién será una parte muy importante en la vida de su sobrino. Ambos vivirán al máximo el día a día.
Desde aventuras en ultramar, tigres en busca de su otra mitad, extraterrestres cuyo destino puede ser Saturno, colonizadores de indios de la India y amores que dejan de serlo. La vida de Sebastián se resumirá en aventuras sin igual, donde la vida le enseñará a no conformarse con ser una persona normal. Tiene un precio de lista de 118 pesos.
9. “Inevitable desastre”, de Jamie McGuire. 
Por primera vez en su vida está abrumado por una chica. Es valiente, inteligente y guapa pero él sabe que esconde algo. Al principio lo único que quiere es llevarla a la cama pero ella le deja claro que solo va a ser su amiga. Este arreglo no funciona porque cuanto más tiempo pasan juntos más le gusta. Abby es inocente y está herida, y Travis teme enamorarse de ella porque es diferente a las demás. Así que decide luchar. Tiene un precio de lista de 259 pesos.
10. “Aura”, de Carlos Fuentes. 
Narra la historia de Felipe Montero, joven historiador que, atraído por un anuncio, llega a una antigua y misteriosa casa en el viejo centro de la ciudad  para organizar y rescribir las memorias de un coronel francés que luchó en México.
La novela del escritor mexicano fue ganadora del Premio Cervantes y un estandarte de la narrativa mexicana. Tiene un precio de lista de 82 pesos.
Twitter @TiempoGro

#Guerrero: Pide el #PRD la separación inmediata de Ángel Aguirre.

Tiempo Gro.
La Coalición de Izquierda (CI) del Partido de la Revolución Democrática (PRD), exigió la separación inmediata del gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero.

En conferencia conjunta, integrantes de la CI, encabezados por los senadores Miguel Barbosa y Alejandro Encinas, advirtieron que “el vacío de poder en Guerrero, tras el asesinato y la desaparición de estudiantes de Ayotzinapa, ha roto la capacidad de interlocución del gobierno, con los distintos sectores de la sociedad”.

Encinas dijo “nos pronunciamos, de manera categórica, por la separación inmediata del gobernador del estado, de sus responsabilidades, que solicite licencia y con ello coadyuve no sólo a hacer de esta decisión un factor de distensión, sino que ayude y facilite el desarrollo de las investigaciones y que éstas vayan a fondo, independiente de los niveles de responsabilidad, del nivel federal y local que estén involucrados”.

El senador y presidente de la Mesa Directiva del Senado, Miguel Barbosa, el exdirigente del PRD, Leonel Godoy, así como José Luis Cureña y José Narro Céspedes, entre otros dirigentes e integrantes de la Coalición de Izquierda, expresaron que exigirán al partido una posición clara.

Por su parte, Jesús Zambrano, ex presidente PRD e integrante de Nueva Izquierda, reiteró su posición. “La salida del gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, no es la solución a la situación que vive la entidad y si se llega a la conclusión, de que tuvo responsabilidad en el caso Iguala, entonces que responda.

“No es la solución, es mi convicción, no por lo menos en el momento en que las investigaciones están ahorita, si como resultado de todas las actividades de investigación, se llega a la conclusión de que tuvo algún tipo de responsabilidad, pues que se responda por ello, así es”.

La senadora Dolores Padierna pidió a su grupo de Izquierda Democrática Nacional, exigir a la dirigencia una posición clara sobre la situación en Guerrero y en el país.

Twitter @TiempoGro

Supera ‘La Dictadura Perfecta’ a ‘El Libro de la Vida’ en taquilla,

Brindemos por Ángel Aguirre y Abarca.

En su primer día en taquilla, ‘La Dictadura Perfecta’ superó a ‘El Libro de la Vida’, de acuerdo con cifras de CANACINE.

– El filme de Luis Estrada generó 8 millones 34 mil 224 pesos, mientras que la cinta animada, producida por Guillermo del Toro, recaudó 3 millones 484 mil 736 pesos, ambas se estrenaron el jueves.

-La cinta protagonizada por Damián Alcázar es clasificación B15 (sólo mayores de 15 años), y la película dirigida por Jorge R. Gutiérrez es apta para toda la familia.

– Según CANACINE, 188 mil 704 personas ingresaron a las salas para ver ‘La Dictadura Perfecta’, y 83 mil 546 vieron ‘El Libro de la Vida’.

– Sin embargo, ambas se encuentran muy por debajo de los 31.3 millones de pesos que tuvo la opera prima de Eugenio Derbez, ‘No se Aceptan Devoluciones’ en su primer día de exhibición.

– El mes pasado, el filme biográfico ‘Cantinflas’ recaudó 13 millones 210 mil 880 pesos, el día de su estreno.

– Otras cintas con buena taquilla en su primer día han sido ‘Don Gato y su Pandilla’ (2011), con 15 millones 400 mil pesos; ‘El Crimen del Padre Amaro’ (2002), con 8 millones 185 mil, y ‘Una Película de Huevos’ (2006) con 8 millones 170 mil.

Ve gobierno a la guerrilla detrás de movilizaciones en #Guerrero

Por Ezequiel Flores Contreras

CHILPANCINGO, GRO. (Apro).– La desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa el 26 de septiembre dio pie en Guerrero al surgimiento de un movimiento, la Asamblea Nacional Popular (ANP), que ha comenzado a aglutinar a diversas organizaciones radicales, advierten los órganos de seguridad e inteligencia del Gobierno Federal, los cuales han identificado a los grupos que dan forma a las acciones de protesta y presión.

Un informe de inteligencia federal obtenido por este semanario enlista al menos 11 grupos detrás de las protestas, varios de ellos vinculados con el Ejército Popular Revolucionario (EPR) y el Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI).

Según el reporte fechado el miércoles 15, las protestas podrían aumentar su impacto con bloqueos de las principales carreteras de la entidad, de los accesos a Acapulco, Iguala y Chilpancingo y toma de hoteles y centros comerciales en las zonas turísticas de Taxco, Acapulco y Zihuatanejo, así como de los aeropuertos internacionales de estas dos últimas. Además se considera la posible ocupación de bancos, edificios públicos y estaciones de radio en las principales urbes guerrerenses.

La mayoría de estas acciones ya han sido propuestas por la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG), encabezada por Reyes Ramón Guerrero, y por la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, de Oaxaca, que ya ha desplazado contingentes a Guerrero y tiene “fuertes vínculos con el EPR”, dice el reporte.

NO ESTÁN SOLOS

Con ese grupo armado también relaciona al Frente Amplio de Comunidades Marginadas del Estado de Oaxaca, al Frente Único de Lucha para la Reconstrucción de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca y al Frente de Izquierda Revolucionaria.

Según esa información, en las movilizaciones en Guerrero también participa la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria dirigida por Eliseo Villar Castillo, de quien dice “desde hace tiempo se le relaciona con el ERPI”. Vinculado con ese mismo grupo armado señala a Manuel Olivares Hernández, dirigente de la Red Guerrerense de Organismos Civiles de Derechos Humanos.

Menciona también a la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México, la cual agrupa a estudiantes de todas las normales rurales del país. Como organizaciones locales el documento menciona al Movimiento Popular Guerrerense, del que dice está integrado por sindicatos y grupos sociales; entre ellos el Frente de Organizaciones Democráticas del Estado de Guerrero y los sindicatos del Colegio de Bachilleres, de Trabajadores Académicos de la Universidad Autónoma de Guerrero, del DIF y del Conalep.

Asegura que también participa la Unidad Popular, organización fundada por Arturo Hernández Cardona, de cuyo asesinato el año pasado se responsabiliza al exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, hoy prófugo.

“Resulta preocupante la presencia y reactivación de organizaciones subversivas en este movimiento”, dice el documento.

GOBIERNOS PARALELOS

El informe revisado por Proceso también habla del grupo de autodefensa de la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero, que tiene marcada presencia en las regiones Montaña, Costa Chica, Acapulco y Centro, e incluye a grupos comunitarios de Tixtla y Olinalá, cuyos líderes, Gonzalo Molina y Nestora Salgado, están presos en cárceles de máxima seguridad, acusados de diversos delitos por el gobierno federal.

Desde septiembre de 2012 este semanario advirtió sobre los gobiernos paralelos que se formaban en la entidad y documentó que los grupos caciquiles y del crimen organizado imponían su ley en los municipios, a tal grado que ponían alcaldes a placer o presionaban a ediles para que colocaran a sus personeros en puestos clave, sobre todo los que tienen que ver con seguridad pública (Proceso 1873).

Este cáncer no se queda en la esfera municipal; alcanza al gobernador Ángel Aguirre Rivero, quien constantemente ha sido señalado por la prensa y la sociedad de tener nexos con el narcotráfico por conducto de su presunto primo, el líder del Cártel Independiente de Acapulco (CIA), Víctor Aguirre Garzón.

IRA POPULAR

El caso Ayotzinapa ha provocado el surgimiento de expresiones de inconformidad social donde convergen normalistas, el magisterio disidente, organizaciones sociales y campesinas de izquierda, autodefensas, universitarios, empresarios y ciudadanos que amenazan con paralizar la entidad en caso de que el gobierno siga con su actitud indolente frente a la desaparición de estudiantes y omisa con políticos ligados a la delincuencia.

La muestra se dio esta semana, cuando anunciaron la toma de las 81 alcaldías de la entidad así como de las casetas de peaje de la autopista del Sol y la multitudinaria marcha pacífica del viernes 17 en Acapulco, que cimbró la ventana turística de la entidad.

Este plan de acción se definió el miércoles 15 en las instalaciones de la normal de Ayotzinapa donde Reyes Ramos anunció la formación de la ANP, frente encabezado por el magisterio disidente para respaldar las acciones de los estudiantes víctimas de la narcopolítica.

Dos días antes, el lunes 13, la ira de normalistas, padres de los desaparecidos y cetegistas estalló en la capital guerrerense, donde quemaron parte del edificio sede del gobierno estatal y el ayuntamiento capitalino.

Las acciones de la ANP esta semana provocaron psicosis en las autoridades municipales, las cuales ordenaron sacar documentación, muebles y equipo de cómputo de los ayuntamientos. Según los líderes del movimiento, son ocho las alcaldías ya en su poder.

En respuesta, Aguirre Rivero anunció una estrategia para “garantizar la protección” de la población y de los inmuebles, a los que se refirió como “instalaciones estratégicas”, “bajo la consigna de no caer en confrontaciones con los manifestantes”.

Para ello pidió el apoyo de organizaciones de transportistas sospechosas de estar vinculadas con el narco, a las cuales habilitó como grupos de choque para resguardar edificios públicos en Chilpancingo y la exclusiva Zona Diamante de Acapulco.

PRESUNTOS NEXOS

El 8 de septiembre de 2011, Proceso documentó en su página web los presuntos nexos de Aguirre Rivero con el narco: En nota titulada “Dobla Cártel de Sinaloa a gobierno de Guerrero”, se advierte que en un contexto donde políticos, autoridades de los tres niveles de gobierno y jefes militares han sido acusados de brindar protección a la estructura del extinto cártel de los Beltrán Leyva, que durante más de una década dominó el corredor Acapulco-Cuernavaca, Aguirre ha rechazado cualquier vínculo familiar con el narcotraficante y líder del CIA, Víctor Aguirre Garzón.

En su afán de rechazar cualquier relación con la delincuencia, el gobierno estatal emprendió una ofensiva contra La Barredora, grupo que en ese momento mantenía una férrea disputa con el CIA por el control de Acapulco. Esa confrontación obligó a Aguirre a pedir una tregua a los grupos criminales que peleaban el tráfico y comercio de droga en el estado.

El anuncio gubernamental lo hizo el entonces procurador Alberto López Rosas, quien durante la presentación pública de 16 sicarios al servicio de La Barredora argumentó que las acciones violentas de las bandas estaban afectando “más que a nadie a la población civil”.

En respuesta La Barredora dijo que aceptarían una tregua “de tres meses” si el gobernador se deslindaba o reconocía públicamente su relación familiar con Aguirre Garzón. De lo contrario, amenazaron, ejecutarían a 50 miembros del CIA y atentarían contra 10 funcionarios del gabinete.

PRIMO INCÓMODO

De acuerdo con informes periodísticos, los señalamientos de supuesta relación familiar entre el Ejecutivo estatal y el líder del CIA datan de 2009, pero se intensificaron en agosto de 2010.

La primera ocasión en que se exhibió públicamente esa supuesta relación familiar fue el 23 de septiembre de 2009, cuando aparecieron dos narcomantas en distintos puntos de Acapulco.

El mensaje decía que, cuando estuvo preso, Víctor Aguirre se asumió como primo “del político Ángel Aguirre Rivero” —entonces senador—, por lo cual presuntamente tenía protección oficial.

La segunda vez en que se vinculó a Aguirre Rivero con el líder del CIA fue el 27 de enero de 2011, siendo candidato de la izquierda a la gubernatura de Guerrero, con dos narcomantas colgadas en zonas públicas de Acapulco. El 11 de abril de ese año, seis días después de que un grupo armado incendiara el Acatianguis, comerciantes bloquearon el bulevar Vicente Guerrero, responsabilizaron al CIA del siniestro y le exigieron al gobernador que detuviera “a su primo” Víctor Aguirre.

PERIODISMO Y NOTICIAS KAMIKAZE

A %d blogueros les gusta esto: