Archivo de la categoría: Violencia en Acapulco

An important political and social leader in the state of #Guerrero has been murdered

Ranferi Hernandez Acevedo.

By Kent Paterson 

An important political and social leader in the southern Mexican state of Guerrero has been murdered. Authorities confirmed Sunday the death of Ranferi Hernandez Acevedo, whose body was found in a burning vehicle with those of his wife Lucia Hernandez Dircio, 94-year-old mother-in-law Juana Dircio and chauffeur late Saturday on a rural Guerrero highway, according to Mexican press accounts.

The travelers had been considered missing for several hours before their remains were recovered.

The killings were condemned by Archbishop Leopoldo Gonzalez Gonzalez of Acapulco, Guerrero Governor Hector Astudillo and the Centro Morelos human rights advocacy organization.

Hernandez was a founder and former Guerrero state president of the Party of the Democratic Revolution (PRD) as well as an ex-state legislator. More recently, he was a prominent member of a Guerrero movement of activists historically associated with the PRD that is supporting the 2018 presidential bid of Morena party leader Andres Manuel Lopez Obrador.

Also on Saturday, Enrique Baños Herrera, Morena member and activist with the Fodeg social organization, was taken by men from his workshop and beaten into a coma in Ometepec, Guerrero, the Acapulco-based publication Laplazadiario.com reported. It’s not known if the vicious assault was related to the Hernandez murder. There was no immediate public comment from Lopez Obrador about either the Hernandez slaying or the Baños attack.

A solidly built man with the handshake of a wrestler, Hernandez gained national and international stature back in the 1990s during the political crisis arising from the Aguas Blancas massacre of 17 unarmed small farmers by Guerrero state police on June 28, 1995.

In 1996, he formed part of the leadership of the FAC-MLN, a grouping of leftist social and political organizations that organized a memorial at the site of the massacre attended by about 1,500 people on the first anniversary of the atrocity.

The gathering was riveted by the first public appearance of the Popular Revolutionary Army (EPR) when a uniformed contingent of men and women guerrilla fighters took the stage, read a political manifesto in both Spanish and indigenous Nahuatl, and fired shots from AK-47 rifles into the air in honor of the slain farmers.

In the aftermath of the EPR’s emergence, government repression against leaders of the FAC-MLN intensified. The late Benigno Guzman was arrested and incarcerated in Puente Grande prison, the same facility that held drug lord Chapo Guzman at the time, and Hernandez found refuge in France for four years. Rocio Mesino, who was then emerging as a young social movement leader connected to the FAC-MLN, was later murdered in October 2013 — almost to the day Ranferi Hernandez was found slain four years later.

In a 2014 interview with this reporter, Hernandez commented on the final report then in progress of the Guerrero State Truth Commission, which was established by the state legislature to probe the fates of hundreds people in Guerrero who were forcibly disappeared by state security forces in the 1960s and 1970s during a government counterinsurgency campaign.

The military and police operations were aimed at wiping out guerrillas separately led by teachers Genaro Vasquez Rojas and Lucio Cabanas Barrientos, whose respective groups were forerunners of the EPR.

Hernandez praised the work of the Truth Commission, attributing multiple incidents of intimidation and harassment directed against the civilian commissioners to the “very good work” of the investigative body. He insisted that the final report would “single out the guilty ones” and not be ignored.

“All the (social) organizations are going to demand punishment for the responsible parties,” Hernandez said. “There will be other demands, which we aren’t going to reveal right now.”

Three years after the Truth Commission released its final report, which ironically came at the moment Guerrero and Mexico were plunged into a fresh human rights crisis stemming from the forced disappearance of the 43 Ayotzinapa rural teacher college students in Iguala, Guerrero, the findings of the investigators are collecting dust.

Despite a mountain of evidence collected by the Truth Commission that implicated Mexican presidents and other senior officials, the fates of the missing from decades ago remain unknown to this day and are now joined by the mysteries surrounding Ayotzinapa and many other recent cases.

In yet another irony, Hernandez was murdered on the same day that police arrested scores of rural teacher college students, including Ayotzinapa students, during a protest in the neighboring state of Michoacan. The Centro Morelos and Collective against Torture and Impunity were quoted in the Guerrero daily El Sur as accusing Michoacan police of employing “chemical torture” and threatening students with forced disappearance “like what happened to the 43.”

In the 2014 interview, Hernandez blamed the Obama administration for fueling violence in Mexico via the anti-crime Merida Initiative, which has provided training and security technology assistance to Mexican security forces. He criticized the Peña Nieto administration’s economic and other reforms, contending that the state of human rights in Mexico had worsened in comparison with previous years.

“It’s more difficult now than back then,” Hernandez said. “We’ve been left with no rights from the Constitution, with thousands of murders and a country delivered to foreign capital.”

Hernandez and his companions were reportedly found murdered not far from a military checkpoint in a place bordering the municipalities of Ahuacuotzingo and Chilapa, which are situated in a region known as the Lower Mountain. The area is the battleground of a violent struggle between two competing organized crime groups, Los Jefes and Los Ardillos, over control of the lucrative opium poppy and heroin trade. Ranferi Hernandez was the uncle of Gerzain Hernandez, the current mayor of Ahuacuotzingo.

A former PRD mayor of the nearby town of Zitlala, Guerrero, construction businessman Francisco Tecuchillo Neri, was found gravely wounded on Friday in Chilapa and died in a local hospital hours later. A so-called narco message was reportedly left at the crime scene warning of involvement with one of the underworld groups.

According to Proceso magazine, three other former elected officials from the Guerrero branch of the PRD have been murdered so far this year, while a former PRD federal congressman from the troubled state, Catarino Duarte Ortuño, has been missing since April.

Silvano Blanco, PRD state legislator and onetime Zihuatanejo mayor, recently declared that Duarte had in fact been murdered.

“It’s easier for the system to say that the friend is disappeared,” Blanco was quoted in El Sur as saying. “He’s not disappeared. We know in an extra official way that our friend was really murdered.”

Besides adding to the overall sense of insecurity in Guerrero, Hernandez’s murder casts a shadow over the July 2018 elections, which are beginning to unfold amid a turbulent political environment splashed by party splits and shifts, thinly-disguised media campaigns for public exposure, mounting narco-violence in some regions, and an unprecedented avalanche of “independent” hopefuls angling for candidacies outside the structures of the nation’s political organizations.

A weekend bulletin the official National Electoral Institute, which is tasked with organizing next year’s elections, reported that more than 300 individuals had registered their intentions of obtaining independent presidential, senatorial or congressional candidacies.

– Kent Paterson is an independent journalist who covers issues in the U.S./Mexico border region.

Source: NMPolitics.net

Asegura fiscal Javier Olea que ha bajado la violencia en Acapulco, posteriormente matan a siete 

Según el fiscal Javier Olea, han bajado los índices de violencia en la ciudad y posteriormente siete hombres fueron asesinados en la ciudad, en distintos hechos, entre ellos un custodio del penal de Las Cruces tras una persecución a balazo en plena avenida Cuauhtémoc.

Los crímenes ocurrieron en la unidad habitacional San Agustín, en el poblado de La Poza, el Fraccionamiento El Roble, y las colonias Bellavista y Hogar Moderno. Los cinco primeros homicidios se registraron en menos de siete horas.

El fiscal general del estado, Javier Olea Peláez, aseguró que en Acapulco los índices de violencia han bajado, pese a que en lo que va del año hasta este viernes iban 727 muertes violentas, según un recuento del diario El Sur.
Consultado al finalizar un evento en el hospital Raymundo Abarca Alarcón, Javier Olea Peláez insistió en que los índices de violencia en Acapulco han bajado.

En breves declaraciones el funcionario que no quiso detenerse para responder las preguntas en la que diputados del PRI y el PVEM bloquearon un punto de acuerdo presentado por el PRD por el que se exhorta al gobernador Héctor Antonio Astudillo Flores, para que haga uso del derecho que le concede el artículo 142 de la Constitución del estado y remueva, “por su evidente falta de responsabilidad, profesionalismo, probidad y eficacia”, al fiscal General del Estado Javier Olea Peláez.

Cuando se le preguntó por el acuerdo presentado por el PRD. El fiscal dijo que, “eso tendrá que resolverlo el Congreso local” dijo sin detener su marcha.

¿Olea es otro fracaso más del gobierno Astudillo? 

Tiempo al tiempo…

Aumenta la violencia en Acapulco: Alcalde culpa a la Federación 

El alcalde de Acapulco en su faceta de “cowboy”.

Por El Marqués de Puerto Marqués.

En la última semana fueron asesinadas 21 personas en Acapulco, pero así como los criminales de estos horrendos crímenes andan sueltos, tampoco nada detiene al alcalde de Acapulco que como un Tsunami sigue destruyendo junto a su administración, lo poco que nos queda de Acapulco.

Ante la gravedad de la situación nuestro cantinflesco y costeño personaje solo puede declarar para justificarse, que es un problema que no ha podido resolver la Federación.

El caricaturesco alcalde parece no querer hacer frente a sus responsabilidades, tan solo para que usted estimado lector se de una idea, el 52 por ciento de estos recientes crímenes ocurrieron en el centro de la ciudad y lo más grave fueron en la zona turística.

La ola de violencia en los ultimos días incluye asesinatos en la playa, en las cercanías de centros comerciales; asaltos a joyerías, cuerpos decapitados, quemados o desmembrados, mientras el aprendiz de alcalde sigue engordando su cartera y la barriga a costa de la federación que tanto crítica y del dinero de todos los acapulqueños.

Es cierto que la violencia hay que atribuirla en su mayoría al crimen organizado, sobre todo por las rivalidades en torno al control del mercado de las drogas, pero tambien a la descomposición social que vive esta ciudad desde hace dos años y a la anarquía de sus ciudadanos, producto de la corrupción de sus autoridades.

Después de millones de pesos, de planes federales y estatales, del despliegue de la Policía Federal, Marina y Ejército, increíblemente Acapulco continúa como una de las ciudades y municipios más violentos del país y del mundo.

El gobernador Héctor Astudillo por su parte dice que se enfrenta al crimen con determinación, pero en tan solo nueve meses del 2017 los números de asesinatos en el estado ya superaron a los del 2016.

Yo me pregunto: ¿Quién tiene la culpa? ¿La Federación o las Autoridades locales? 

Si somos justos yo diría que ambas, pero si somos realistas no podemos dejar de reprocharle al gobernador Astudillo su poca firmeza y su tibieza para gobernar  un estado tan conflictivo y para poner en orden a algunos alcaldes como el de Acapulco, que están afectando el progreso y el desarrolló del estado.

Ni paz ni orden. Lamentablemente.

Twitter @TiempoGro 

Astudillo en su laberinto: «El reto todos los días es combatir la inseguridad» 

En Acapulco: La vida no vale nada diría el Maestro José Alfredo..

Por El Marqués de Puerto Marqués. 

Héctor Astudillo que asistió este fin de semana a la última reunión de la CONAGO señaló “El reto de todos los días es combatir la inseguridad; y sobre el operativo en mención, que con antelación pasó por Guerrero, principalmente en Acapulco” puntualizó que “el mensaje que estamos mandando con esta iniciativa es de coordinación”.

Lamentable esos mensajes nunca llegan a Guerrero y prueba de esto, por citar un ejemplo, es que en Barcelona matan a 14 personas y todo el mundo se conmuve, pero en Acapulco matan a la semana a decenas de personas y a nadie le importa.

Por eso ante esta indiferencia y tolerancia con la que vemos y vivimos en la actualidad la violencia, pienso que estamos jodidos y quebrados como sociedad en Acapulco, así como en el resto de Guerrero.

Tengo la impresión de que la vida ya no vale nada en nuestro estado y es una pena, porque así como vamos, estamos caminando directo al precipicio…

Licenciado Héctor Astudillo si sus palabras fueran acciones, usted sería un héroe nacional, pero desgraciadamente son solo palabras.

Su paz y orden nunca llegaron y como dijo Don Teófilito ni llegarán, porque todo apunta que su gobierno también está coludido hasta las narices con la delincuencia. 

La verdad es que si queremos un verdadero cambio en el gobierno, este nunca lo vamos a encontrar en el PRI o en el PRD, porqué ambos partidos han demostrado su incompetencia para gobernar y acabar con la delincuencia. 

Pero si no me creen, ahí están los números y las cifras de los primeros dos años del gobierno de HAF y de los últimos 10 del PRD.

¡Abur!

Twitter @TiempoGro 

Acapulco: No hay zonas blindadas ni seguridad para locales y turistas


ACAPULCO, Guerrero.- Los turistas que visitan Acapulco no necesitan estar en las colonias suburbanas de este puerto para vivir en carne propia la narcoviolencia.

En plenas vacaciones, en la blindada Costera Miguel Alemán así como en las playas, los sicarios se dan el lujo de ejecutar a sus víctimas durante el día y la noche.

La noche del viernes 4 de agosto, los bares y discotecas de la zona La Condesa que ofrecen barra libre estaban a reventar. Las taquerías, restaurantes y centros de diversión, al tope de turistas.

Aproximadamente a las 11 de la noche se escucharon detonaciones de arma de fuego que los clientes de los bares no los percibieron por lo alto de la música.

Afuera, todo fue un caos. Unos corrieron, otros se tiraron al piso.

Según testigos que caminaban por avenida Miguel Alemán, un individuo con pistola en mano perseguía a otro a quien le dio alcance en un estacionamiento que se encuentra en la calle “El Morro”, a 10 metros de la Costera.

Ahí el sicario ejecutó a su víctima y se fugó tranquilamente aún con el arma en la mano ante el azoro de la gente.

Pese a que las autoridades aseguran que esta zona turística se encuentra blindada por las fuerzas federales y estatales, ninguno elemento de seguridad oficial apareció por el lugar en el momento.

Sigue prevaleciendo el caos y la anarquía en Acapulco, ya que ninguno de los tres poderes (local, estatal y federal) trabaja en sincronía, produciendo con esto un descontrol en la estrategia de seguridad que por los resultados que lleva en este 2017, ya se puede considerar como fallida.

Publicado en Reforma.

#Acapulco: Asesinan a balazos a niño de 13 años y a otro hombre

La ciudad de Acapulco se ha convertido en una zona de Guerra, el gobierno es rebasado por pandillas criminales que matan a quien deciden, gracias a la ineptitud de las fuerzas policiales que vigilan el puerto y que son rebasadas por el crimen organizado.

La ciudadanía está indefensa y por eso mueren asesinados todos los días niños, mujeres y hombres ante la indiferencia gubernamental.

Los mas reciente hechos se registraron alrededor de las 11:00 horas en las inmediaciones del Penal de las Cruces por la colonia Radio Koko. Ahí atacaron a balazos a cuatro hombres, justo en el momento en que caminaban por las peligrosas calles dos mujeres y el niño de 13 años. En la refriega resultó muerto el mas inocente, José Alejandro de tan solo 13 años de edad y otro hombre que respondía en vida al nombre de Cesar.

Los hombres armados también levantaron a las dos mujeres pero las liberaron horas más tarde sin un solo rasguño. Las otras tres personas fueron heridas y trasladadas al Hospital para su atención médica y se ignora su estado de salud.

En otro punto de la violenta ciudad, pandilleros armados atacaron a balazos a tres hombres, entre las calles Pino Suarez y Revolución de la colonia Popular, estos circulaban en un automóvil cuando fueron baleados, finalmente fueron trasladados muy graves al Hospital General.

Leer más en Notimundo

Acapulco: Corredor Amarillo Sangriento…  

Evo, aprendiz de alcalde de Acapulco.

Por Alexia Barrios G.  – SDP 

El pasado fin de semana en el otrora principal puerto turístico de América Latina, un joven sicario disparó contra dos adversarios los cuales se mezclaron entre paseantes en el Parque Reyna de Acapulco, de acuerdo con fuentes de inteligencia, surgió por parte de grupos del crimen organizado del llamado “Cártel Independiente de Acapulco” (CIDA), al que se le vincula con la directora del IMJUVE (instituto municipal de la juventud) en el puerto, Sheila Soto Manzano, encargada de organizar este tipo de espectáculos donde el trasiego de drogas y alcohol es descontrolado.

La información circuló primero en el portal “Denuncia Acapulco Sin Censura”(uno de los sitios más atacados por hackers y bots en los últimos meses, pagados por empresas contratadas por el gobierno municipal de Acapulco), pero confirmado después por autoridades federales.

Grave el señalamiento que se hace contra la principal responsable de asuntos de la juventud en la segunda ciudad más violenta de América, Sheila Soto Manzano, quien está identificada como operadora política de Roberto Nieto, secretario particular del alcalde de Acapulco, el perredista Evodio Velázquez Aguirre. A ambos, diversos portales de denuncia de Guerrero y de asuntos relacionados con el narcotráfico, se les vincula con el CIDA y otros grupos delictivos.  

Como se ha reportado en otros momentos y columnas, los grupos criminales en Acapulco siguen pulverizándose y con disputas intestinas están provocando un baño de sangre que no parece tener fin, bajo la complicidad de policías municipales que siguen al servicio del CIDA, una de las escisiones de los Beltrán Leyva, lo que queda de éste, los rojos, los ardillos, los guerreros unidos, los de la sierra, entre otras bandas.

La estructura de la pandilla del Cártel Independiente de Acapulco (CIDA) tiene el control cinco sectores del puerto de Acapulco y está en abierta disputa con las remanencias de “La Señora”, según se establece en las confesiones de delincuentes detenidos, los cuales señalarían a dos cercanos al alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, de ser cómplices y protectores de esta organización criminal. Se trataría, según se lee en tarjetas informativas, de Roberto Nieto, secretario particular del edil, y David Aguilar, director del Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN), señalados y vinculados con grupos criminales en Acapulco.

Desde el arribo de Evodio Velázquez a la presidencia municipal del puerto, hay un número indeterminado aún de funcionarios municipales ejecutados en ajuste de cuentas por bandas criminales, incluyendo a gente cercana al edil y especialmente de la policía municipal.

Desde meses atrás, en redes sociales, se ha denunciado que Roberto Nieto está recibiendo dinero de tránsito 150 mil pesos quincenales. Quien lleva a cabo las operaciones de Roberto Nieto es Diana Quevedo la delegada de presidencia; ella hacía los tratos con Fredy Alonso el sobrino de Joaquín Alonso Piedra, (a) “El Abulón”, mano derecha de “La Señora”, la esposa de “El H” Beltrán Leyva.

Respecto al ataque contra paseantes en Acapulco, se tiene identificado a Jorge Luis Mota Dorantes (a) “El Alvin” o “El Dientes”, al que identifican como quien vende drogas en los actos del IMJUVE y pertenece a la pandilla que operan en la Laja. Este delincuente, al detectar al occiso “Wero” Vega y otro acompañante estar en el concierto del IMJUVE, lo persiguió hasta dispararle sin importar que estaban escondidos entre paseantes que recibieron también los disparos.

El portal SinEmbargoMX dio a conocer que posterior a este crimen, “policías ministeriales de Guerrero dijeron que el Gobierno municipal de Acapulco trató de ocultar el hecho violento en el parque de La Reina, ocurrido el sábado por la noche”. Más aún, “un perito dijo que los policías y elementos de Protección Civil alteraron la escena del crimen tras levantar el cuerpo y los casquillos percutidos, además de ocultar con tierra la sangre de los heridos”. ¿Qué trataron de ocultar los funcionarios municipales? ¿Quizá algún testimonio que involucre a los altos mandos políticos del ayuntamiento de Acapulco?

La situación de inseguridad en Acapulco está en un estado crítico por la complicidad de autoridades municipales con los grupos criminales divididos entre sí. 

Las condiciones del corredor amarillo de las autoridades en Guerrero, que son militantes del PRD pero que en días pasados han anunciado su adhesión a la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador, son terribles. Hay una red de complicidad que supera por mucho lo que José Luis Abarca hizo en Iguala y la zona norte de la entidad. 

Hay varias denuncias anónimas a nivel federal que pesan contra el hermano del alcalde, Iván Velázquez Aguirre, ex subsecretario de Finanzas de Aguirre Rivero, como son que controla la red de corrupción de la CAPAMA y es el cobra-cuotas de las obras fantasmas del municipio.

Nadie se sorprenda si la próxima y definitiva crisis del PRD estalle en Acapulco.

alexibarriossendero@gmail.com

Publicado en SDP 

Vacacionar en la segunda ciudad más violenta del mundo

El Alcalde de Acapulco durante un recorrido por la playa en la pasada semana santa.

El ranking mundial de las ciudades más violentas del mundo, en la que Acapulco ocupó el cuarto sitio; solo detrás de Caracas.

Por Luis Jijón.

Acapulco Guerrero (La Silla Rota).- Apenas comienza atardecer en Acapulco, cuando la familia Martínez Sánchez sale a prisa del agua, cruza la costera, y regresa a su hotel Miramar, ubicado a un costado de la Costera Miguel Alemán en una calle que no cuenta con alumbrado público.

“Los niños que se terminen de bañar en la alberca (del hotel), paso al Oxxo por algunas aguas, cervezas, sabritas, y si quieren cenar, pedimos algo. Hay que planear que haremos mañana durante el día”, ordena el señor Francisco Martínez mientras cruzan la costera.

“Ya nos divertimos en el mar, los niños ya jugaron, pues hay que regresarnos al hotel temprano porque se hace noche, ya ve cómo están las cosas (la violencia)”, dice don Francisco antes de entrar al hotel. Los seis integrantes de la familia-tres menor de edad- arribaron al puerto de Acapulco el día lunes, y será la única visita al puerto en este año.

El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal dio a conocer esta semana el resultado del ranking mundial de las ciudades más violentas del mundo, en la que Acapulco ocupó el cuarto sitio; solo detrás de Caracas, la capital venezolana.

Esta es la séptima ocasión que se realiza este estudio y la segunda en que Acapulco aparece en segundo lugar de la lista (sitio que ya había alcanzado en 2014), con 113.24 homicidios por cada 100 mil habitantes.

La violencia plasmada en el ranking se deja ver en las dinámicas de los turistas y sus propios protocolos de seguridad: no se alejan de sus hoteles, caminan sólo en la Costera, no manejen mucho dinero en efectivo, y no se acercan a las colonias lejos del mar.

Disminuyen frecuencia

Ezequiel Medrano, turista de la Ciudad de México, asegura que solía ir al puerto de Acapulco hasta cuatro veces al año, sin embargo, debido a la inseguridad, decidió disminuir las visitas a solamente una.

Visitó Acapulco por primera vez junto a su padre hace por lo menos 40 años, y hoy lo hace acompañado de su esposa e hijos. Llegó al puerto el domingo, y permanecerán hasta el jueves.

Para el turista Oscar de Sancha la violencia que se vive en el puerto no ha sido problema para visitar las playas y lo hacen de manera frecuente, llegó el domingo junto a 44 personas más -entre familiares y amigos- y se hospedaron en el hotel Playa Suites.

“Gracias a Dios nunca he tenido un percance, nunca he visto yo nada malo, he visto la noticia de los hechos de violencia, pero nunca nos ha pasado nada, veo más seguridad, hay mucho elemento hasta del Ejército, policías”, dice mientras recorre la costera.

Reconoce que amigos, y familiares, han dejado de visitar a Acapulco por temor a la violencia que se registra a diario, incluso asegura que una de sus sobrinas no le permitió traer a su hija menor, por miedo a la inseguridad.

“En pláticas con compañeros y amigos, nos han dicho que han dejado de venir, por ejemplo, una sobrina no nos dio permiso de traernos a sus hija porque decía que había mucha violencia en el puerto”.

Se apaga vida nocturna

Para las 10 de la noche parte de la Costera Miguel Alemán luce vacía, algunos turistas abarrotan los Oxxo para comprar bebidas, y regresar a sus hoteles. Algunos militares con un chaleco naranjas vigilan la zona, pasan desapercibidos recargados bajo los árboles.

La vida nocturna en Acapulco es otro de sus atractivos, y se extiende por toda la costera, hasta altas de horas de la madrugada, con decenas de establecimiento que ofrecen gran variedad de música y bebidas. Sin embargo, Martha y un grupo de amigos de Puebla, Querétaro, y la Ciudad de México prefieren no salir de antro.

La última vez que lo hicieron el año pasado “se armó una pelea afuera del lugar, y luego hubo disparos, y unas personas se querían llevar por la fuerza a otros jóvenes. Nos asustamos porque muchos corrieron al bar a resguardarse”, dice en entrevista mientras esperaban su turno para cenar, y luego regresar al hotel Emporio.

Es que la violencia en el puerto también ha alcanzado a los centros nocturnos, y algunos se han visto obligados a cerrar, tal es el caso del table dance ‘Majesty’ no ha abierto sus puertas desde el 24 de marzo de 2016, cuando hombres armados asesinaron a un hombre y una mujer dentro del bar, ubicado sobre la calle Vasco Núñez de Balboa, del fraccionamiento Hornos de Acapulco. De ese ataque resultaron dos personas asesinadas y cinco heridos.

A estos hechos se suma el doble asesinato en el bar ‘La Taberna de Moe’, ubicado en la Costera, a unos metros de las oficinas de la Policía Feder, el 3 de julio del año pasado, y ese mismo mes, el jueves 14, mataron de un disparo al encargado de vigilancia en el centro nocturno Bitch’es, también ubicado en la costera, a unos pasos de la Capitanía de Puerto. Hasta la fecha el lugar sigue cerrado.

En octubre del 2006 al salir de su negocio, fue asesinado a balazos el empresario Gullrez Hissain Hamiedamy, dueño del bar Platinum 2000.

De un total de 12 bares, y centros nocturnos concentrados en la plaza Pérgolas, sobre la avenida Escénica, sólo uno permanece abierto al público. El 13 de enero un grupo de hombres armados prendió fuego a un automóvil en el lugar, donde dejaron un mensaje escrito en una cartulina en el cual exigían el cobro de cuota.

Para este periodo vacacional de Semana Santa 500 no abrieron debido a que sus propietarios no resistieron al pago de cuota, extorsiones, y la violencia, dijo la presidenta de la Asociación de Comerciantes Establecidos en la Costera Miguel Alemán, Laura Caballero Rodríguez quien sostuvo que la situación de violencia que vive el puerto es una pesadilla.

Las autoridades locales en repetidas ocasiones han señalado que la violencia en el puerto es resultado de la venta de droga al menudeo, lo que ha generado una guerra de los cárteles, entre los que se ubican a Los Beltrán Leyva, y el Cártel Independiente de Acapulco (CIDA).

Ocupación hotelera se mantiene

A unos días del inicio del periodo vacacional, la Secretaría de Turismo de Guerrero registró una ocupación hotelera del 85% en los destinos de playa que conforman el Triángulo del Sol.

Acapulco registró una ocupación del 87.3%; la zona Diamante llegó al 78.5%; Dorada, 90.6 por ciento, mientras que la Náutica, un 75.2%.

Ixtapa-Zihuatanejo alcanzó una ocupación hotelera del 81.9%, en tanto que Taxco de Alarcón llegó al 69.7 por ciento.

El personal de prensa del alcalde Evodio Velázquez Aguirre, al igual que el secretario de Turismo del estado, Ernesto Rodríguez Escalona, no atendieron las solicitudes de entrevistas hechas por La Silla Rota, para conocer sobre el periodo vacacional en la segunda ciudad más violenta del mundo.

Con información de La Silla Rota.