Archivo de la categoría: op

Está Guerrero en indefensión.-Rector de la UAGro

  

Por Alfonso Suarez

Ante la violencia e inseguridad Guerrero vive un estado de indefensión, consideró el rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Javier Saldaña Almazán.

“Estamos en un estado de indefensión prácticamente, no podemos estar señalando cosas porque las consecuencias son criticas, no hay ninguna garantía en Guerrero para denunciar cosas.

“Vamos a hacer una ruta nosotros de documentar y todo para que podamos definir una estrategia y pedir el apoyo de las autoridades (federales)”, sostuvo.

Entrevistado previo al 50 Congreso nacional de entomología en Acapulco, dijo estar muy preocupado pues la matrícula de la UAGro podría disminuir por la inseguridad.

En lo que va del año, según el mismo Saldaña, han secuestrado a 29 miembros de la universidad y algunos no han sido encontrados hasta la fecha.

Fuente: http://noticias.terra.com.mx/mexico/estados/esta-guerrero-en-indefension-uagro,564343782b2ce57a977f9f1e4e7951d1i6ksRCRD.html

Elecciones en #Guerrero 2015

Por Marco Antonio Baños.

Al momento de escribir estas líneas se cumplen 79 días de la desaparición forzada que sufrieron 43 estudiantes de la normal rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, y 8 días de que un laboratorio forense de Austria confirmara que restos óseos encontrados por la Procuraduría General de la República en un basurero de Cocula, corresponden a uno de esos jóvenes estudiantes, Alexander Mora, quien fue asesinado de forma cobarde, brutal e irracional.

Un elemento presente en los reclamos de justicia, que ha alimentado mucho la irritación ciudadana desde diversos sectores, y derivado en protestas también de diversa índole, es el hecho de que, acorde a las investigaciones oficiales, la desaparición y asesinato de estudiantes (los ya confirmados) tuvo la complicidad y participación directa del alcalde electo en de Iguala, quien junto con la policía municipal debía defender a la población, a jóvenes como Alexander, y no aliarse con sus asesinos y disponer incluso del aparato de seguridad pública para ello.

Ese elemento ha detonado legítimas manifestaciones sociales durante meses, la renuncia del gobernador de esa entidad y la detención del alcalde involucrado en el crimen.

El contexto de encono y desencanto, de protesta, tiene motivos evidentes en Guerrero, con una sociedad agraviada que vio traicionada, en su peor expresión, la confianza que otorgó, a través del voto a un alcalde delincuente.

Es en ese contexto que la semana pasada integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) irrumpieron en instalaciones del INE en la entidad, llamando a evitar la celebración de elecciones en junio de 2015, suspender el derecho a voto en Guerrero en como protesta por lo sucedido en Iguala.

Ese planteamiento, el de suspender elecciones en Guerrero, también lo comparten los padres de los normalistas desaparecidos, quienes acudieron al Senado para exponer sus razones y solicitar esa y otras medidas.

El descontento de una población que ha visto en peligro su vida e integridad, en un Estado en el que tan solo en uno de sus municipios -Iguala- han desaparecido más de 300 personas en los últimos dos años, y en otro -Acapulco- el secretario de Educación determinó que se mantendrían cerradas 100 escuelas hasta el 7 de enero, debido a secuestros recientes que ponen en riesgo a los estudiantes.

Sería un error cerrar los ojos ante ese marco de acontecimientos y descalificar las protestas sin más, pero creo en verdad que generaría peor daño la cancelación de los comicios, porque eso favorecería que las cosas permanecieran en el estado en el que se encuentran y retiraría una de las únicas fórmulas probadas que permite perfilar cambios pacíficos, sancionar a partidos, legisladores y gobiernos locales o federales cuando estos no cumplen con sus obligaciones frente a la expectativa de la ciudadanía.

El tema es complejo, y debe llamarnos a todos a una reflexión colectiva y a tomar decisiones objetivas.

No podemos permitirnos abandonar la vía pacífica y los canales democráticos que tanto han costado al país para definir quién nos representa, quien gobierna y quien o quienes no.

¿Qué ocurriría si los guerrerenses no tuvieran oportunidad de elegir a sus representantes en 2015? ¿Quién definiría a las autoridades y con qué legitimidad si no es a través del voto mayoritario? ¿Cómo suspender votaciones sin generar un contexto peor del que se busca salir?

Guerrero necesita recuperar la seguridad y confianza y eso no se resuelve sólo con elecciones, pero puede empeorar sin ellas, porque el vacío de poder y legitimidad para quien gobierne en tanto no se celebren elecciones sería una debilidad más para un problema ya de por sí enorme.

Estamos ante una situación inédita que urge a construir canales de interlocución entre autoridades electorales e instituciones del Estado responsables de la gobernabilidad y la seguridad, pero sobre todo, con las voces inconformes que deben ser escuchadas y atendidas, buscando que la razón prevalezca en beneficio común de las mayorías.

Lo que ocurre en Guerrero es una llamada de atención para todos, para los partidos políticos, para los candidatos, para los funcionarios electos, para las autoridades electorales y, por supuesto, para la ciudadanía.

Debemos encontrar la forma de conciliar las posturas sin lastimar más a una sociedad que merece mejores autoridades pero no menos instrumentos para decidir quién debe representarlos.

*Consejero Electoral del INE

@MarcoBanos