Archivo de la categoría: Entrevistas

Xavier Olea: “No tengo capacidad para enfrentar al crimen”


Xavier Olea: “No tengo capacidad para enfrentar al crimen”

Por Pablo Ferri.

A Xavier Olea le gusta comparar su trabajo con los procesos fisiológicos del cuerpo humano. El fiscal del Estado de Guerrero, la región más violenta de México, dice por ejemplo que “las arterias” de la fiscalía “están muy tapadas”. O que “hay mucha grasa en la coronaria”. O que sus intentos por erradicar la corrupción de la institución son una “operación a corazón abierto”.

Abogado penalista, gestor de un inquietante tono de voz que un segundo cae en el susurro y al siguiente es capaz de resucitar a un muerto, Olea recibe a EL PAÍS cuando cumple un año y tres meses al frente de la agencia investigadora.

El fiscal reconoce que la situación es muy delicada. Dice que con los medios de que dispone, es imposible plantarle cara a la delincuencia. Con 400 policías ministeriales para todo el estado, Olea reconoce: “No tengo la capacidad humanitaria para enfrentar al crimen organizado”.

Olea repasa las cifras delictivas del 2016, recogidas por la propia fiscalía, que muestran que los asesinatos aumentaron en Guerrero, pasando de 2.016 en el año 2015 a 2.213 en 2016, rayando niveles del fatídico ejercicio de 2012. También creció el número de extorsiones y los robos violentos. Otros delitos, como el secuestro, se mantuvieron en niveles de 2015.

El fiscal inicia la conversación hablando de grasa y arterias coronarias: la corrupción.

PREGUNTA: Y sin embargo, de 2015 a 2016 se mantuvo la incidencia de este delito.

RESPUESTA: Sí, pero antes no se resolvían. Ahora se resuelve el 80%

P: Vamos a un caso no resuelto, el de los jinetes de Morelos. ¿Qué ha pasado?

El caso de los jinetes acaparó la atención de los medios hace mes y medio en México. Un grupo de siete jinetes y la mujer de uno de ellos desaparecieron en Guerrero cuando iban camino de una feria de charrería. Un foso, un toro, un jinete y la habilidad para no caerse del lomo de la bestia. Iban camino de la feria y alguien se los llevó. No han aparecido.

R: A ver, ellos salieron de Cuautla, pasan a Cuernavaca, luego van a Taxco y luego van a Iguala, [Guerrero]. Ojo, traen placas de Morelos. Suben hacia la sierra. Ahí hay grupos delincuenciales del Señor de la I. Hay mucha amapola.

P: ¿Quién es él?

R: Se llama Isaac. Tiene el control en esa zona. Controla una banda desde la parte baja de la sierra.
Entonces, al ir a su evento seguramente los confundieron. Y creyeron que eran personas del Carrete, que opera en la parte norte del estado de Guerrero y que ahora, presumiblemente, opera también en Morelos. Ahí pudo haber existido una confusión. Eso o que algunos de estos jinetes tuviera alguna relación con el crimen organizado… Los estamos buscando. Precisamente vengo de una reunión y creemos que podemos localizarlos. Vivos o muertos, lamentablemente.

El fiscal vuelve a la carga con los logros del año pasado. Ahora, la extorsión. Dice que se redujeron los casos, aunque de acuerdo a los datos que la fiscalía envió al Gobierno federal, aumentaron.

“Creo que logré hacer sentir a los extorsionadores que yo le estaba cayendo a la extorsión”.

P: Pero la extorsión aumentó bastante.

R: Se ha reducido. Yo tengo que tomar los números que yo tengo.

P: Pero los números que maneja el Gobierno federal, ¿no vienen de ustedes?

R: No. Es decir, yo saco mi estadística y es una estadística nacional, con la que muchas veces no estoy de acuerdo. Cuando el gobernador [Héctor] Astudillo asumió la legislatura, nada más en Acapulco había entre 14 y 15 homicidios diarios, hoy tenemos 2.2 de media.

P: Pero entonces usted, ¿está en desacuerdo con el conteo en general, solo en materia de extorsión o cómo? Si no, ¿qué números maneja usted? Según sus propios datos han crecido la mayoría de delitos.

R: ¡Pero en todo el país!

P: Bueno, pero a usted supongo que le importa lo que pasa aquí.

R: Aquí pudo haber subido, pero están resueltos. Es a lo que voy. Por ejemplo, hay 1.000 secuestros, pero se resuelven 800.

P: Bueno, y de los más de 2.200 homicidios dolosos de 2016, ¿cuántos se han resuelto?

R: De esos, poco más del 60%
En los primeros dos meses del año, la violencia arrecia. En febrero hubo más asesinatos que en el mismo periodo del año anterior. En marzo parece que la situación no cambiará. Uno de los primeros asesinatos del mes fue el de Cecilio Pineda, el primero de los tres reporteros ejecutados en marzo en México.

P: Un caso que quería tocar, el de Cecilio Pineda.

R: Sabemos quién lo mató. Cecilio había tenido un par de atentados. No es tan fácil detener a ciertas personas. Sabemos quiénes son los autores intelectuales. Se está investigando quienes fueron los materiales, que fueron dos. Pero la gente no coopera en decir cómo ocurrieron los hechos. 
Pocas horas antes de morir, Pineda subió un video a su cuenta de Facebook en que criticaba al Gobierno del estado por no haber detenido a uno de los delincuentes más célebres de la entidad, El Tequilero. Autor de secuestros masivos en el estado, El Tequilero, según Olea, se esconde en la sierra. Y es difícil dar con él. Pineda decía que no lo agarraban porque no querían. A las dos horas le tirotearon en un lavadero de coches.

El Tequilero es uno de los grandes quebraderos de cabeza del fiscal. Hace unos meses acudió a sus dominios, el pueblo de San Miguel Totolapan. Abrazado a un grupo de vecinos que le contaban las penurias que les hacía pasar, Olea dijo: “La intención no es detenerle, vamos a acabar con el (…) Le damos pa’bajo”.

“Es un personaje que se ha publicitado a los cuatro vientos. ¡Y me han atacado por atacar a un delincuente!”

P: Bueno, pero es que usted dijo que ‘lo vamos a dar pa’bajo’

R: Claro, hay que bajarlo. El señor está ahí arriba, el señor nos ve.

P: Usted dijo ‘lo vamos a dar pa’bajo’, ¡usted sugirió que lo iban a matar!

R: El señor está en la sierra, hay que bajarlo.
A eso, dice, se refería, a bajarlo de la sierra.


El diputado Beltrán

El fiscal tocó otros temas: la pelea encarnizada por las rutas del opio entre dos bandas criminales, Los Ardillos y Los Rojos; la tranquilidad que se respira en Iguala, el pueblo donde desaparecieron los 43 estudiantes de magisterio en 2014 y por último, también, el caso del diputado local Saúl Beltrán. La fiscalía acusa al diputado de asesinato. Los medios, de ser compadre de El Tequilero. En un ejemplo de la podredumbre del sistema, un agente local de la fiscalía y una juez pusieron en peligro el proceso, saltándose un paso primordial para proceder a la detención de Beltrán.
Olea dice que por presiones del crimen organizado. “Pero tendrían que haber informado a sus superiores”, lamenta.

P: Y en este caso tan sensible, ¿no tendría que haber estado la fiscalía más encima para evitar poner en peligro el proceso?

R: Pero ¿encima de qué? Si no teníamos conocimiento de la existencia de esa denuncia. ¡ [El agente] la escondió en el escritorio! Si no, la hubiera concentrado en otro lugar, Chilpancingo, Iguala. Yo me entero de la orden de aprehensión cuando llega a la coordinación de la policía ministerial y el coordinador me la lleva a mí. Y me dice, vea.

La charla continuó largo rato. Olea, tranquilo, solo se levantó para decirle a sus asistente que avisara al juez –un juez– para ir a comer.

Juan Antonio Hernández “Estamos buscando socios, no tenemos recursos para la segunda etapa de Mundo Imperial”

Hernández y su proyecto turístico en Acapulco parece ser muy ambicioso hasta para el mismo.

Por Ismael Jiménez  e Israel Pantaleón.

Durante los últimos 10 años, Juan Antonio Hernández ha invertido más de 600 millones de dólares (mdd) en Acapulco, y, con su nuevo proyecto Grupo Mundo Imperial, estima desembolsar otros 1,000 mdd en esa región de Guerrero.

La primera parte de ese dinero fue para construir los cimientos del nuevo proyecto, llamado a ser el mayor desarrollo inmobiliario de Acapulco, que hace medio siglo era el destino turístico más importante de México, pero que quedó en el olvido para los inversionistas, pero no para Hernández, pues, recientemente, adquirió los hoteles Princess y Pierre Marques por 200 mdd.

Formado en los negocios en la venta de autos y tras un paso poco afortunado como empresario del futbol, Juan Antonio decidió hace una década darle un giro a su actividad. Puso el foco en el turismo de Acapulco, un sitio con infraestructura envejecida y asolado por la violencia, pero que se mantiene como la opción de playa para millones de mexicanos de clase media y media baja, sobre todo en momentos en que el dólar vuelve inalcanzables otros destinos.

Originario de Guanajuato y de profesión contador público, Hernández confía en que se puede recobrar la confianza en Acapulco. “Mi tarea no es únicamente como inversionista, estoy invitando a otros empresarios a que se sumen a mi proyecto, a que inviertan, si yo confío, puedo convencer a otros a que hagan los mismo”, expresa.

La segunda etapa de Mundo Imperial totalizará 2,300 habitaciones, dos campos de golf, un hospital, una Universidad de turismo, un hotel boutique (con marca por definir) y un hotel con suites de lujo.

El plan maestro contempla también áreas residenciales, un Eco Parque de diversiones, un área de Canopy de más de 1,800 m2 y un centro comercial, entre otros proyectos que estarán ubicados en un terreno de 42,000 metros cuadrados.

Este mega proyecto iniciará su construcción este año y deberá estar concluido en una primera fase en 2022.

Hernández también planea un proyecto inmobiliario al sur de la Ciudad de México, donde hoy están sus oficinas, que serán reubicadas. El proyecto comprende, según el empresario, un centro comercial, oficinas y departamentos de lujo. Pero, antes de más detalles sobre su portafolio empresarial, un recorrido por la historia de este hombre de negocios que quiere recuperar la gloria que vestía a Acapulco.

 ¿Quién es JA Hernández?

Avecindado desde muy pequeño en la capital de Hidalgo, Hernández hizo sus estudios en el Tecnológico de Pachuca y luego emigró a la Ciudad de México en 1964.

Trabajó en la concesionaria Volkswagen Interamericana, primero en el área administrativa y después saltó al área comercial, donde encontró su vocación como vendedor de autos. Más tarde se cambió a Grupo Cresta, en el que se convirtió en el vendedor número uno de la compañía.

“En varias ocasiones me ofrecían el siguiente nivel (en el organigrama de la empresa) y no lo aceptaba pues comparaba los ingresos que percibía como vendedor de automóviles y eran muchísimo más altos”, cuenta el empresario.

Tiempo después Hernández renunció a la agencia con la idea de independizarse. Reunió sus ahorros y su liquidación y se inició como empresario en 1978, al lado de dos socios, con quienes formó la primera empresa de autofinanciamiento en México, Grupo Autofin.

La firma es un conglomerado de 26 empresas que funcionan como negocios familiares y que incluye venta y financiamiento de autos, gasolineras, blindaje automotriz, bienes raíces, servicios funerarios y una ensambladora de autobuses, y emplea a 10,000 personas. Sus asociados se retiraron del negocio y a partir de 1981 Hernández se quedó como único propietario.

Para 1994, Autofin lideraba la venta de autos en México, con 32,000 unidades colocadas mediante autofinanciamiento, la única opción al alcance de la población con menos recursos y que no eran sujetas de crédito por los bancos. El autofinanciamiento es un mecanismo de compra de un número determinado de vehículos, que se pagan con las mensualidades de un número igual de personas, las cuales reciben su unidad por turnos.

En 2015, el grupo facturó poco más del equivalente ese año a 1,400 MDD, según cifras hechas públicas por la propia compañía, y tenía activos con valor superior a 1,300 MDD. Banco Autofin, el único de sus negocios que reporta cifras a instancias oficiales, registró al tercer trimestre de 2016 activos con valor a 5,283 millones de pesos, según la Comisión Bancaria y de Valores (CNBV).

Gracias a ese modelo de venta, Autofin abrió sus propias concesionarias. Más tarde, con el fin de posicionar la marca, Hernández adquirió el entonces popular equipo de futbol profesional Toros Neza.

El logo de Autofin en el uniforme de los jugadores posicionó la marca masivamente vía la transmisión de los partidos por televisión, pero también trajo problemas, pues Hernández recuerda que descuidó su negocio por estar atento a los reflectores que le daba el futbol.

“Mi inclinación por ese deporte fue mi pecado de juventud, sin embargo, me ayudó mucho, fue la herramienta publicitaria que necesitaba para distinguir a mi empresa Autofin, y a mí como empresario”, reconoce.

En 2002 Hernández vendió el Toros Neza, que ya estaba en segunda división y mudó su sede a Nuevo Laredo, Tamaulipas, donde jugó con el nombre de Los gavilanes de Nuevo Laredo.

 Del futbol al turismo

Pasaron 10 años antes de que Hernández volviera a la palestra, pero esta vez con una apuesta distinta: el turismo. En 2005, sin más anunció la construcción del complejo Mundo Imperial, un proyecto ambicioso en el que la inversión inicial rondó los 400 mdd.

Contra lo que pueda parecer, no fue una decisión intempestiva. Dos años antes, en 2003, Hernández comenzó a comprar terrenos en la zona de Punta Diamante, en Acapulco, convencido de que tenía que diversificarse.

Los primeros trazos del plan comenzaron, como ya es típico, en una hoja de papel, según cuenta Hernández. Un día un amigo, cuyo nombre omite, ofreció venderle unos terrenos en Punta Diamante. Él no estaba convencido de adquirirlos, pero el plan de negocios y el potencial de crecimiento que planteó su interlocutor lo convencieron, no solo de comprarlos, sino de iniciarse en el turismo y la hotelería.

“No estaba muy convencido (de invertir en este sector), pero el negocio del autofinanciamiento ya se venía agotando y comenzábamos a tener excedente de liquidez, así que debíamos buscar dónde invertir el capital”, relata.

La entrada de Juan Antonio Hernández al sector turístico coincide con el proyecto que el gobernador de Guerrero, René Juárez Cisneros (actual subsecretario de Gobernación), impulsó para reactivar Punta Diamante en 2003, y al cual invitó expresamente a invertir al dueño de Autofin.

Pasaron 10 años para que la primera etapa de Mundo Imperial concluyera. Ésta contemplaba un auditorio, hotel resort y un centro de exposiciones. El siguiente paso fue la compra de los hoteles Princess y Pierre Marqués en marzo de 2015, los cuales se suman al plan maestro iniciado en 2005.

 Destino de discordia e inseguridad

Punta Diamante nació en 1988 bajo la administración del entonces gobernador José Francisco Ruiz Massieu; quien expropió grandes cantidades de tierra entre la bahía de Puerto Marqués y la desembocadura del río Papagayo.

En aquel entonces la zona era prácticamente inhóspita y sólo era conocida por sus famosas playas del revolcadero y barra vieja, además de estar en la ruta hacia el aeropuerto internacional de Acapulco.

El surgimiento de Punta Diamante no sólo dividió físicamente en dos a Acapulco, también lo hizo socialmente, y fue la antesala de diversos conflictos legales por la disputa de la tenencia de la tierra y abusos de despojos.

Sin inversión, la infraestructura hotelera envejeció y muchos visitantes comenzaron a ver a Acapulco como un lugar para ir a consumir drogas y buscar lugares de prostitución, señala Arturo Álvarez, un taxista de más de 60 años que ha vivido toda su vida en el puerto.

Acapulco es clave para Guerrero. Aporta 27% del PIB de un estado en el que los servicios generan 72% de toda la actividad local. Entre hoteles y restaurantes crearon cerca de 146,000 empleos e ingresos por 11,400 MDP, según Data-Tur.

Pero la inseguridad le ha dado la puntilla. En el estudio Las 50 ciudades más violentas del mundo 2015 hecho por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal, Acapulco aparece cuarto en esa medición.

Y el problema sigue. Hasta noviembre pasado, se reportaban 120 asesinatos al mes en la ciudad, entre baleados, ajusticiados y desaparecidos.

La falta de seguridad limita la llegada de inversiones. En 2015 Guerrero captó apenas 0.5% del total de la inversión extranjera directa recibida en México, unos 161 mdd, mientras que a septiembre pasado había captado apenas 89 mdd. Solo la mitad de los acapulqueños tiene empleo formal.

“El hecho de que haya en promedio dos muertos diarios en Acapulco es un factor que no anima a invertir, por lo que tienen que bajar esos indicadores”, señaló el pasado mes de octubre el Secretario de Turismo federal, Enrique de la Madrid.

Quienes dan vigencia a Acapulco como destino turístico son los paseantes mexicanos. Cerca de 97% de los poco más de cinco millones de turistas que visitan el puerto cada año son nacionales, con una tasa de aumento de 10%, según Data-Tur.

La tendencia no parece que cambiará en este 2017. La crisis presupuestal y la fuerte devaluación del peso frente al dólar jugarán a favor de este destino en la agenda vacacional de más mexicanos.

 Patrimonio Autofin

Hernández no desdeña el problema de la inseguridad. Como parte de Mundo Imperial proyecta la construcción de cuatro torres de seguridad y justicia, que estarán dispuestas a lo largo de la Riviera Diamante y albergarán oficinas de ministerio público, una comandancia de la policía federal, un gimnasio, un área de enfermería, un centro de mando y control de video vigilancia y equipo táctico para el patrullaje y resguardo de la ciudadanía.

El empresario asegura que esas instalaciones son una donación que hizo Mundo Imperial al municipio con la idea de contribuir a la seguridad de la zona y los visitantes.

Hernández no solo no cambia sus planes por la inseguridad: quiere otros empresarios se le sumen. “No tenemos los recursos para hacerlo solos (el plan maestro de la segunda fase de Mundo Imperial contempla 16 proyectos), por eso estamos buscando socios, que entren a cualquiera de los proyectos que consideren atractivo, proponemos que vayan con participaciones de 30 a 85% de la inversión”, dice.

El empresario también inició la construcción de un estacionamiento de gran capacidad como complemento de Mundo Imperial. “La idea es que la gente llegue a ese punto, deje su auto y desde ahí nosotros les brindemos el servicio de traslado hasta nuestros hoteles”, refiere.

El estacionamiento estará ubicado en el kilómetro 126 de la autopista México-Acapulco, en el municipio de Puente de Ixtla, y deberá estar terminado a finales de 2018. Tendrá capacidad para 5,000 autos, llevará el nombre de Miteques y contará con gasolinera, un hotel de 800 habitaciones, restaurantes y centros de esparcimiento para los vacacionistas que decidan descansar uno o dos días antes de arribar al puerto.

Para aumentar la afluencia al puerto, Hernández dice que está en pláticas con las aerolíneas que operan en el aeropuerto de Toluca para atraer vacacionistas de esa ciudad y que arman paquetes para llevar y traer al visitante desde su casa hasta los hoteles y playas de Mundo Imperial.

Recientemente, el gobierno de Guerrero informó la apertura de vuelos a Acapulco desde Monterrey, Guadalajara y San Luis Potosí.

 Los negocios de Grupo Autofin

  • 18 concesionarias automotrices multimarca.
  • Banco Autofin.
  • Autofin Bienes Raíces.
  • Memorial Premium.
  • Armadora de autobuses King.
  • Dos gasolineras Pemex.
  • Grupo Mundo Imperial.

Publicado en Forbes

Ciudad Abierta: El cuatro veces secretario de Turismo de Guerrero


Algunos medios locales de Guerrero afirman que ya va para cumplir la friolera de dos décadas trabajando como secretario de Turismo de ese estado. Una marca mundial, sin duda.

Por Gustavo Armenta.

Por Gustavo Armenta.

Algunos medios locales de Guerrero afirman que ya va para cumplir la friolera de dos décadas trabajando como secretario de Turismo de ese estado. Una marca mundial, sin duda. Le pregunto cuántos años serían si los sumamos, pero él prefiere no decirlo —o tal vez en ese momento le dio flojera hacer un poco de memoria y sumar— y, aunque está orgulloso de que esta es la cuarta ocasión en que ocupa esa cartera, sólo responde que tiene 32 años trabajando en la administración pública, desde que el gobernador José Francisco Ruiz Massieu (padre de la actual canciller Claudia Ruiz Massieu y cuñado del expresidente Carlos Salinas, que fue asesinado después de Luis Donaldo Colosio, siendo secretario general del PRI) lo hizo procurador del turista de la entidad. Luego sería “muchas cosas”: procurador, director de organismos turísticos, de un fideicomiso, subsecretario, diputado federal, presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados y, entre uno y otro cargo, cuatro veces secretario de Turismo con los gobernadores René Juárez (PRI), Zeferino Torreblanca (PRD) y el actual, Héctor Astudillo, priista.

¿Y cómo le ha hecho para ser tantas veces titular de la Sectur de Guerrero? Él simplemente dice que la política es de circunstancias y que esa pregunta mejor se la haga a los gobernadores que le han dado el encargo. “Yo nací en el turismo, desde mi abuela que era restaurantera.

Crecí atendiendo y sirviendo mesas”, afirma modestamente.

¿Y a qué se dedica cuando no es secretario de Turismo?, le vuelvo a preguntar. “A los negocios, tenemos restoranes”, contesta escuetamente.

No obstante, con tanto años rigiendo el destino de la industria turística local, parece ser que ya encontró la fórmula para el éxito de esta actividad, o al menos así parece por lo que expresa: “Para mí el turismo es muy sencillo, no hay que complicarlo mucho, el turismo es contacto personal, relaciones personales. Y a Acapulco eso es lo que lo hizo famoso, por eso la gente se enamoró de Acapulco, por el contacto personal con algún prestador de servicios turísticos. Hay que regresar a eso”.

Le pido entonces que me diga qué diferencias encuentra en los retos de su estado a lo largo de los diferentes periodos en que ha manejado la Sectur Guerrero, y no se complica la vida al contestar. Asegura que en un país como México y en un estado como el suyo nunca es lo mismo un año que otro. “Esto cambia todos los días y hay que irse adaptando a los nuevos tiempos; pero la actividad turística es la misma y lo que hay que hacer por el turismo es lo mismo; no hay que inventar nada, hay que hacer lo mismo, y bueno, las condiciones son diferentes: tenemos un país con muchos problemas, de seguridad, y un estado que no está ausente de esto, pero que afortunadamente en la actividad turística, hasta el día de hoy, no lo hemos resentido y no hemos tenido la afectación que podamos medir”.

No obstante, admite que el principal reto que enfrenta es ir cambiando la percepción que se tiene en el resto de México y el mundo de lo que pasa en Guerrero y Acapulco. “Tenemos un problema de realidad contra la percepción. ¿Hay problemas de seguridad? Sí hay problemas de seguridad, como los hay en todo el país. ¿Que están focalizados? También. ¿Que están detectados cuáles son? También, pero se están atendiendo, con la Marina, con el Ejército, con la Policía Federal, con los gobiernos de los estados. Y en el caso de Guerrero cualquier incidente, por mínimo que sea, tiene una afectación, que no podemos medir en este momento.

“Lo que sí podemos medir es que el turismo está confiando en Guerrero, que los empresarios están confiando, haciendo inversiones”.

Entonces presume un dato: “no ha habido un solo incidente violento, ni uno solo, contra un turista en el estado”. Le recuerdo lo de las españolas que fueron violadas hace cuatro años en Acapulco y ese es su punto de partida: desde entonces no ha habido otro incidente de esa naturaleza ni contra un turista, ni un congresista ni un crucerista.

También, para apoyar su teoría de que hoy Acapulco está mejor que nunca, habla de las inversiones privadas que se están desarrollando y que suman tres mil millones de dólares. “Dime tú —me reta— de un empresario, ¡uno!, que invierta su dinero para perderlo”. Ahí se demuestra la confianza que ha regresado al sector privado, como también la mantienen los turistas que registran ocupaciones hoteleras de hasta 96 por ciento en fines de semana y temporadas altas. De igual manera, están construyendo nuevos hoteles de cadena, regresaron los cruceros —cuando tomó esta última vez al cargo no atracaba ninguno y ahora amarró 39, cuatro para Ixtapa y 35 para Acapulco— y lo mismo está sucediendo con los vuelos: hay nuevos desde McAllen, San Luis Potosí, Querétaro, Toluca, Guadalajara, Monterrey y están negociando otro desde Chicago. “Hace años… ¡años!, que no había un nuevo vuelo a Acapulco”, sostiene entusiasmado.

Cuatro veces en el mismo cargo debe ser una gran cantidad de experiencia acumulada. Esperemos que ahora Ernesto Rodríguez Escalona la aproveche para hacer de lugares como Taxco, Acapulco e Ixtapa-Zihuatanejo, por lo menos, los destinos turísticos que merecen ser. Ya lo veremos.

http://staticxx.facebook.com/connect/xd_arbiter/r/iPrOY23SGAp.js?version=42#channel=f3a5b1e52c5a40c&origin=http%3A%2F%2Fperiodicoviaje.comhttps://staticxx.facebook.com/connect/xd_arbiter/r/iPrOY23SGAp.js?version=42#channel=f3a5b1e52c5a40c&origin=http%3A%2F%2Fperiodicoviaje.com

https://accounts.google.com/o/oauth2/postmessageRelay?parent=http%3A%2F%2Fperiodicoviaje.com&jsh=m%3B%2F_%2Fscs%2Fapps-static%2F_%2Fjs%2Fk%3Doz.gapi.es.eHjzygDyQ5g.O%2Fm%3D__features__%2Fam%3DEQ%2Frt%3Dj%2Fd%3D1%2Frs%3DAGLTcCNrLwXPrE-eYv7hbVyEBZeWhorsQQ#rpctoken=746186149&forcesecure=1

Ricardo Anaya: “Ha vuelto el PRI de los viejos vicios”

image
Priistas en Guerrero

Paseo de la Reforma 136. El presidente del PAN, la fuerza hegemónica de la derecha mexicana, aguarda en un amplio e impersonal despacho del piso 19. La vista descubre el sur de la Ciudad de México. Un laberinto sobre el que pesa una enorme nube de contaminación. Amarilla y espesa. “Soy un convencido de que México puede estar mucho mejor”, reflexiona Ricardo Anaya (Estado de México, 1979).

Relajado y sin corbata, habla con calma. Hace apenas cuatro meses que este abogado asumió la dirección del partido y ya encaja bien los golpes. Pero nadie sabe aún cuánto va a durar. A sus 36 años, tiene una tarea compleja por delante. Su formación, fracturada en dos corrientes, se dirige hacia un choque de trenes a la hora de elegir el candidato presidencial. Él es el encargado de evitarlo. Y para algunos, el verdadero aspirante.

Pregunta. ¿Cómo enfrenta el PAN la carrera presidencial?

Respuesta. Para nosotros, hay dos adversarios. Uno es el PRI, que llegó al poder con la promesa de dar resultados y sólo ha sembrado decepción, pérdida de empleo, aumento de la pobreza y el bochorno de la fuga de El Chapo… El segundo es Andrés Manuel López Obrador. México no necesita un mesiánico, populista y autoritario.

P. ¿Usted se presentaría?

R. Todavía es muy pronto. Primero tenemos que resolver las elecciones de 2016, donde se votan 12 gobernaturas, y luego posiblemente se tome una decisión por medio de los militantes.

P. ¿Pero usted se postulará?

R. Ahora estoy concentrado en mi responsabilidad como presidente del PAN.

P. Margarita Zavala, la esposa del anterior presidente, Felipe Calderón, ya se ha anunciado como candidata.

R. Ella tiene un perfil muy valioso y es una fortaleza para el partido.

P. ¿Pero Zavala no representa los errores del sexenio del Calderón y el recuerdo de la violencia?

R. No me corresponde especular sobre candidaturas hipotéticas.

P. ¿Cómo enjuicia la política contra el narco de Felipe Calderón?

R. El Estado hizo lo que le correspondía: dar una batalla frontal contra las organizaciones criminales. Es la única ruta. Pactar con los criminales o ceder jamás será una opción. Y es absolutamente falso que la violencia haya disminuido con el regreso del PRI. Yo no he escuchado a un solo funcionario de este Gobierno que pueda explicar con mediana claridad en qué consiste el cambio de estrategia.

P. Zavala ha amenazado con presentarse como independiente si no es elegida en el PAN.

R. El PAN tendrá amplias posibilidades de ganar siempre que esté unido.Frente al PRI de los viejos vicios y el estatismo depredador de López Obrador, el PAN presenta una alternativa de cambio responsable.

P. ¿Y no teme el fenómeno de los independientes?

R. Es saludable, un buen complemento para la democracia. Pero no es la solución. México necesita de partidos sólidos que aporten estabilidad.

P. ¿Está usted a favor de la legalización de la marihuana?

R. Saludamos cualquier medida que implique que no aumente el consumo y que disminuya la violencia. Lo que no está claro es cuál es esa medida. Desde hace varios meses insistimos en la necesidad de un debate sin tintes políticos para aclarar estas dos cosas.

P. ¿Apoya el matrimonio homosexual?

R. Es un tema que ya resolvió la Suprema Corte favorablemente y que debemos acatar la resolución. Estoy en contra de cualquier forma de discriminación.

P. ¿Y del aborto?

R. El PAN plantea la defensa de la vida desde la concepción, pero de ninguna manera buscamos criminalidad a las mujeres que toman esta decisión.

P. ¿Hubiera firmado el Pacto por México?

R. Cuando gobernamos, impulsamos muchas reformas que el PRI bloqueó. Cuando ellos llegaron al gobierno, excepto en lo concerniente a la reforma fiscal, presentaron prácticamente las mismas medidas. El PAN a pesar de la mezquindad del PRI, pensó primero en el país y las apoyó. El problema ha sido el desarrollo. Pobre y en malas manos.

P. Los senadores del PAN están pidiendo una segunda vuelta en las presidenciales. ¿Por qué no la exigieron en el Pacto por México?

R. Nos quedamos muy cortos en la reforma política electoral que hicimos. Una segunda vuelta es indispensable. Sería gravísimo que en 2018 elijamos a un presidente con menos del 30% de los votos. Evita que los más rechazados sean los que ganen las elecciones e impide que los más radicales triunfen.

P. ¿Cómo se define usted?

R. Tengo esperanza en un país más próspero. México es una gran nación a la que han faltado mejores gobiernos. Soy de una nueva generación que quiere hacer política con principios.

Fuente: http://internacional.elpais.com/internacional/2015/12/18/mexico/1450394780_501805.html

image

Quentin Tarantino: “John Ford odiaría mis películas”

  

The Hateful Eight se estrena el 25 de diciembre. Cuenta con la banda sonora de Ennio Morricone y un reparto estelar: Samuel L. Jackson, Kurt Russell, Jennifer Jason Leigh, Tim Roth y Bruce Dern, entre otros. La trama, situada tras la Guerra Civil de EE UU, enfrenta a delincuentes, cazarrecompensas y vaqueros que luchan por sobrevivir. En 2014 el guion se filtró online y Tarantino barajó cancelar el filme, aunque finalmente lo mantuvo.

Trailer: https://youtu.be/6_UI1GzaWv0

Por Rocio Ayuso.

Quentin Tarantino (Tennessee, 1963) lleva años haciendo lo que quiere. Cuando no era más que el acomodador de un cine porno, cuando lograba que los clientes de su videoclub alquilaran lo que él decía y ahora, grande en un Hollywood comercial donde los autores están en vías de extinción. 

Su última apuesta es The Hateful Eight, un wéstern de 182 minutos que en la era de las descargas en Internet está rodado en unos 70 mm panorámicos con las mismas cámaras con las que se filmó Ben-Hur e incluye, como los clásicos de la época dorada de Hollywood, obertura musical e intermedio. Y por supuesto, toda su violencia e ingenio verbal. Harvey Weinstein, su productor, le ha dejado hacer pese a la crisis que vive su compañía, en medio de una nueva ola de despidos.

Por si no hubiera suficiente presión, los policías estadounidenses piden boicotear su estreno el 25 de diciembre tras las protestas de Tarantino contra la brutalidad policial en EE UU. Las feministas también alzan la voz contra un cine como el suyo, principalmente de hombres y donde la única mujer (Jennifer Jason Leigh) es golpeada sin piedad. 

En poco más de un mes la Academia de Hollywood dirá lo que piensa del nuevo trabajo de Tarantino, cuando anuncie las candidaturas a los Oscar. Pero ahora es su turno. “Sé que gusta al 50%, así que empecemos con ellos y luego hablamos del otro 50%”, arranca.

Pregunta. Con The Hateful Eight regresa al wéstern, un género en vías de extinción, con un filme que recuerda a La diligencia. ¿Qué pensarían los maestros de su interpretación?

Respuesta. No soy un enamorado de John Ford. Pero adoro La diligencia, película que supuso un salto al cine moderno. No creo que ninguno de aquellos directores apreciara lo que hago. John Ford odiaría mis películas. Muy sangrientas. Muchos juramentos. Lo mismo diría de Ernst Lubitsch, Howard Hawks, George Cukor… Son los directores que amo. Es algo generacional. Incluso Sam Fuller, al que llegué a conocer y al que le gustó mi cine, tenía un problema con el lenguaje. “¡Marty [Scorsese] también hace eso y es aburrido!”, decía.

P
. Más allá de la sangre y el lenguaje, ¿qué le define como autor?

R. No me corresponde poner etiquetas pero sé que mis películas son como minerales en los que puedes encontrar diferentes vetas. Colecciono temas. Buenos actores. Farsas donde nada es lo que parece. Temas raciales. Esas vetas están en todas ellas.

P
. La desconfianza y la traición son otros de sus temas. ¿Ese fue su sentimiento cuando el blog Gawker filtró el guion de The Hateful Eight?

R
. No se me escapa la ironía. Fue una perfecta combinación de enfado, dolor e indignación, por no decir que me sentí defraudado. Pensé en no hacer la película. Nunca había tenido ese problema. Además, el guion no estaba acabado. Ha cambiado hasta el final. Me enfadé con la permisividad con que Hollywood tolera este tipo de comportamiento. Vivimos una cultura corrupta donde se hacen cosas sencillamente porque se puede, porque todos lo hacen y porque “¿cuál es el problema?”. Al menos durante las semanas en las que monté el pollo la gente que realiza estos sabotajes se sintió mal por algo de lo que se suelen jactar.

P
. Antes hablaba de un problema generacional. ¿Cuánto ha cambiado la industria y su cine desde sus comienzos?

R. Desde que hice Reservoir Dogs en 1992 por 1,4 millones de euros ha habido una evolución lógica. Hoy disfruto de una grandiosidad en todos los sentidos: presupuesto, tiempo de rodaje… todo. Pero la película es muy similar. Estoy seguro de que soy mejor director. No me refiero a ser mejor autor sino al acto de dirigir. Sé lo que hago. También vivimos en un momento de cambio en el cine donde nadie sabe lo que ocurrirá en los próximos cinco o diez años. De algún modo el cine ha desaparecido. Ahora sólo vemos proyecciones digitales. Cada vez que hago una película, durante esos tres años que me lleva por regla general preparar un proyecto, veo que la industria se transforma. Y tengo claro que no seré el viejo del grupo. Antes me retiraré.

P
. Hablando ahora a la otra mitad, la que amenaza su estreno, ¿qué le diría?

R
.Si fuera una feminista de 21 años interesada en escribir un ensayo criticando mi película en base a la violencia de género, tendría un argumento. Pero como creador, escritor y artista mi trabajo es escribir personajes interesantes en tres dimensiones. Y no puedo hurtarles a las mujeres los elementos de sorpresa y abuso a los que también someto a los hombres. No puedo ponerlas en un pedestal.

P
. ¿Y sobre el boicot anunciado por el Sindicato de policías?

R
. Están siendo unas semanas muy interesantes. Dije lo que dije [habló de “terror policial” y de “asesinatos” por parte de los agentes, entre otras cosas] y tengo el derecho a decirlo. ¿Me apetece que me tachen como alguien que odia a la policía cuando sé que muchos son fans? No. Para nada. Pero me gusta dar mi apoyo a las familias que han perdido a seres queridos en actos absurdos y totalitarios. Soy un optimista al que no le gusta meterse en política, sin embargo, en ocasiones salto al ruedo porque permanecer callado es darles la razón.

Filmografía de un creador polémico


My Best Friend’s Birthday (1987).
Reservoir Dogs (1992).


Pulp Fiction (1994, Oscar al mejor guion original).
Four Rooms (1995, el fragmento The Man from Hollywood).


Jackie Brown (1997).

Kill Bill. Volumen 1 (2003).

Kill Bill. Volumen 2 (2004).

Sin City: Ciudad del pecado (2005, como director invitado especial).

Grindhouse: Death Proof (2007).

Malditos bastardos (2009).

Django desencadenado (2012, Oscar al mejor guion original).

Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2015/11/21/actualidad/1448127328_910047.html

COMUNITARIOS ARMADOS SE ENFRENTAN EN GUERRERO

 

El enfrentamiento se dio después de la detención de 10 comunitarios por la UPOEG
 Policías Comunitarios de Guerrero se enfrentaron en el municipio de Juan R. Escudero, que se encuentra a 60 kilómetros al norte de Acapulco, sobre la Autopista del Sol.

Los integrantes del Frente Unido por la Seguridad y Desarrollo Social de Guerrero (FUSDEG) se enfrentaron contra los de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), después de que los últimos detuvieran a 10 elementos de la FUSDEG. Alrededor de las 6:00 h, los dos grupos de comunitarios se enfrentaron y al finalizar, la UPOEG mantuvo el control de la comunidad de San Juan del Reparo, en el municipio mencionado. Hasta el momento, autoridades de Guerrero trasladaron a elementos de seguridad para evitar alguna confrontación, con el fin de evitar otro enfrentamiento en el operativo de rescate que está planeando la FUSDEG.

Foto de Milenio

Con información de Milenio

Buscan manipular el caso Ayotzinapa.

 

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de diciembre.- Para J. J. Rendón, experto en comunicación política  y manejo de crisis, el gobierno federal necesita escuchar con mayor atención el reclamo que hay en las calles y proyectar a un Presidente en permanente diálogo con la sociedad.

Sin embargo, el venezolano considera que más allá de las legítimas movilizaciones existe un manejo interesado, desde el exterior y por grupos políticos en México afines a lo que él denomina “la agenda neototalitaria” que representan en América Latina los gobiernos del antes denominado Bloque Bolivariano.

En entrevista con Excélsior, plantea: “En la historia reciente de América Latina, no he visto ningún presidente más atacado que Peña”.

Rendón desmenuza su visión de la coyuntura mexicana: “La cadena más promotora del lado negativo de la situación de México y que usa impunemente e irresponsablemente la idea del crimen de Estado es Telesur (Venezuela), RT (Televisión Rusa), y es Al Jazeera.  Se trata de quienes han colaborado históricamente con esa izquierda representada en Morena y con AMLO, aunque lo han negado mil veces”.

Considera que la percepción que ha ganado terreno es la de que lo sucedido con los 43 normalistas de Ayotzinapa “representa un crimen de Estado y que el presidente Enrique Peña es el culpable”.

Rendón señala que el éxito de “esta matriz” se da porque llega un momento en que la gente ya no se acuerda de qué es lo que pasó y qué no pasó.

Las percepciones mandan

“Se acuerda como verdad de la percepción”, sentencia.

Y pone un ejemplo: 55 por ciento de los estadunidenses creen que hubo un montaje y que el hombre nunca llegó a la luna.

“Es ridículo. Pero la gente cree cosas así. Porque hay alguien que desde las teorías de la conspiración, hizo esa matriz”.

Para el consultor en comunicación es desde el reconocimiento de ese manejo que debe evaluarse la situación mexicana.

“¿Que la Presidencia ha manejado mal la crisis? Por supuesto. ¿Que se ha comunicado mal? Claro. ¿Que hay un escándalo por el tema de una casa? Son dos temas diferentes. ¿Que le están combinando los dos temas? Eso demuestra que hay una agenda política detrás de todo esto. ¿Dónde está el gobernador, el alcalde, los legisladores de Guerrero, por cierto, todos del PRD? No estoy diciendo que Morena hable con Maduro. Sólo digo que hay una agenda internacional de promoción de cierto tipos de gobierno donde Cuba es la maravilla y México mira qué desastre.

”Y los mexicanos por la Doctrina Estrada no tienen la maldad para entender que alguien intervenga en sus asuntos. Y hay un paquete de países que serían felices si esa agenda neototalitaria que se impuso en Venezuela, y que se están imponiendo en otros países, se quede en México y han tratado con todo de que entre. Y en esto que pasó ven una oportunidad fabulosa a la luz de las elecciones de 2015”, expone.

“No pudieron en 2006, tampoco en 2012. Y ahora van con todo. Por eso lo descarnado de los ataques al presidente Peña. En la historia reciente de América Latina, no he visto ningún presidente más atacado que Peña”, expone.

“Hay que hablar de mal manejo, sí, pero también del tipo de ataques que ha tenido y la forma impune pretendiendo hacer creer que toda la comunicación en este país se resume a Televisa. Es un canal. Pero aquí hay periódicos, radio y la gente habla”, evalúa.

Publicista político, Juan José Rendón Delgado, mejor conocido como J.J. Rendón, es director de la empresa J.J. Rendón Asociados Creatividad Estrategia.

Asesor de 28 campañas presidenciales de igual número de candidatos en Latinoamérica —de los cuales sólo perdieron dos—, es un abierto opositor de los gobiernos de izquierda de la región, por lo que su segmento de mercado son los partidos contrarios a éstos, en su mayoría de derecha; el especialista duda de que Morena pueda capitalizar e la crisis.

“Ni siquiera estoy señalando que sea Morena el responsable. No. Lo que creo es que hay alas radicales. En ese partido hay gente seria”, pondera.

Y  compartir sus dudas de que esta coyuntura pueda favorecer al partido de AMLO en 2015 resume su visión del electorado nacional: “El mexicano tiene una cosa interesantísima: el mexicano es noble y cabrón. El mexicano primero te pega muy duro pero hay un momento en que dice, no, ya no le demos más, se nos está yendo la mano. Y cuando ve que haces cosas buenas, te las reconoce. Pero cuando ve que tú estas abusando de él y te deja que lo hagas, la factura que el mexicano te pasa es peor”.

Condecorado en 2011 por el presidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, con la Orden del Mérito, el publicista fue parte de las campañas de Juan Manuel Santos en Colombia, de Enrique Peña Nieto en México, de Porfirio Lobo Sosa y Juan Orlando Hernández en Honduras, así como de Norman Noel Quijano en El Salvador, derrotado por el FMLN en las dos vueltas.

Señalado por el gobierno de Nicolás Maduro como “enemigo público número uno de Venezuela”, Rendón alerta sobre el riesgo de que en 2015 se dé un movimiento en contra del voto y de las elecciones federales.

“La agenda neototalitaria busca que la democracia pierda credibilidad, que a las instituciones ya nadie les haga caso. Pero no proponen más que odio, rabia y descontento”, plantea.

Sostiene que para revertir el crecimiento de esas tendencias contra el sistema electoral requiere de la movilización de los líderes sociales, empresariales, académicos, medios de comunicación para frenar lo que también denomina como “la agenda radical, de desmontaje, de anarquización del país”.

Comunicar es gobernar

De lo contrario, alerta, la descalificación seguirá: “Es absurdo decir que todo el PAN, que todo el PRI son corruptos. El 85 por ciento de las personas que trabajan en los gobiernos no tiene manera de corromperse porque no maneja nada. Y los medios y la sociedad civil se están prestando para presentar a esta política cochina, esta democracia inepta e ineficiente. Y más gente comienza a creerlo así y a pensar que esto no sirve”.

El problema, considera, es que cuando esta visión gana después electoralmente hablando, “monta algo a su medida, cuando ahora lo que tenemos es algo a la medida de todos”.

Para J.J. Rendón, hay que defender los logros del Pacto por México porque son reformas que traerán beneficios al país.

“El gobierno apostó y empeñó su capital político en eso. Quedó desgastado y en ese momento, ante la falta de una venta correcta de esos cambios tan importantes, viene esta super crisis. Al gobierno lo agarraron con los pantalones abajo. Alguien grita incendio, terromoto, pero tú estás en el baño.

“En el gobierno no estaban preparados para esta crisis. Y cuando éstas ocurren hay que volver a lo básico, porque comunicar es gobernar. La comunicación es algo tan concreto como la obra pública, tan importante como las reformas”.

¿Quién es?

Juan José Rendón Delgado es publicista político, asesor de 28 campañas presidenciales en América Latina, donde sólo dos de sus clientes perdieron.

  • Fue condecorado en  2011 por el presidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, con la Orden del Mérito.
  • Férreo opositor de gobiernos de izquierda, entre las campañas ganadoras están las de Juan Manuel Santos en Colombia, de Enrique Peña Nieto en México y de Porfirio Lobo Sosa y Juan Orlando Hernández en Honduras.

Twitter @TiempodeGro

#México arde y a los políticos sólo les importa quién administra el infierno: Sicilia.

Los reflectores a nivel mundial apuntan a la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, Estado de Guerrero, precisamente cuando se desarrolla la XIV Feria Internacional del Libro en el Zócalo (FILZ) de la Ciudad de México, del 10 al 19 de octubre de 2014.

Durante la FILZ el poeta Javier Sicilia presentó el título Viajeros en la Noche, publicado en 1999 y reeditado este año por Penguin Random House, cuya historia está basada en la vida del místico francés Charles de Foucault y narra un tema vigente: los crímenes cometidos en nombre de la religión, raza o nación.

En los días del acontecimiento editorial en la gran plancha azteca, el dirigente del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad también concedió una entrevista a Zeta, a propósito de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos en Guerrero: “Ayotzinapa es la punta del iceberg que vuelve a emerger, pero si nos remontamos a hace 20 años, para no tocar el 68, para tomar de 20 años para acá, está Aguas Blancas, Acteal, están los niños de la Guardería ABC, están los de Salvárcar, Chihuahua, está la de mi hijo, que fue una masacre de seis personas; está Tlatlaya, está Ayotzinapa. “Cuando yo hablo de la punta del iceberg no están nada más esas masacres que estoy nombrando, están los desaparecidos cotidianos, los asesinados cotidianos, de los que nadie está dando cuenta otra vez”.

–¿Qué lectura haces cuando Enrique Peña Nieto se refiere a Iguala como un estado y no como un municipio de Guerrero?

Pues es muy grave. Ya estamos acostumbrados a los lapsus o a la ignorancia del Presidente, es muy grave, no está entendiendo el problema otra vez; no está entendiendo la dimensión de la emergencia nacional, ni los partidos; son impresentables, ni él (el Presidente) ni los gobernadores, ni los tres niveles de gobierno. Una emergencia nacional es muy simple, pero tampoco parece que tienen sentido las palabras: es que el país se está incendiando y no podemos estar perdiendo el tiempo en otras cosas sino en apagar el incendio, que es encontrar la ruta de la paz, encontrar la ruta de justicia; y ahí tenemos que estarnos abocando todos, partidos, sociedad, gobiernos, pero no. Están ahí nada más disputándose a ver quién es el nuevo administrador del infierno o qué cártel está negociando algunos partidos.

–Algunos piden la renuncia de Ángel Aguirre Rivero, ¿qué nos dices al respecto?

Yo creo que no es un tema de personas, el problema es que el Estado está podrido, está penetradísimo por el crimen organizado por un lado, y por otro lado, penetrado de inercia, de idiotez. Es decir, el tema es mucho más grave, el tema es que estamos en un Estado de revolución, porque las instituciones están tan podridas que no hay reforma ni buenas personas que alcancen a reformar esa cosa; es muy duro decirlo, pero hay que decir las cosas como son: que están llegando ya al hartazgo de la gente buena, el síntoma de las buenas autodefensas, el síntoma de las policías comunitarias, pues es eso.

¿Qué opinas de la saña con que se cometen torturas y crímenes en México? Desollados, desmembrados y hasta le sacan los ojos a las víctimas…

Mira, yo creo que frente a esos niveles del mal ya no hay palabras para decir nada; es decir, es increíble que después de haber vivido lo que hicieron las juntas militares, después de toda la documentación de Auschwitz y la Alemania nazi, de la documentación de las barbaries de la Unión Soviética con el estalinismo, en México volvamos otra vez a reivindicar el horror. Pero lo que quieren es instalarnos, además de un sufrimiento inmenso por las víctimas, el terror, la parálisis, yo creo que no podemos aceptar eso; tenemos que decir no, absolutamente no.

–En Zeta se hizo un registro de los muertos y se llegó a la conclusión de que en 20 meses de gobierno de Enrique Peña Nieto, del 1 de diciembre de 2012 al 31 de julio de 2014, sumaban 36 mil 718 ejecuciones. ¿Qué opinas al respecto, tomando en cuenta que faltan más de cuatro años para que termine el sexenio?

Pues que es la muestra del fracaso del Estado, y es la muestra de que no se trata de gobiernos, los vemos pasar, los vemos cambiar, y resulta que no hay una respuesta porque el problema es de estructura corrupta del Estado en todos sus niveles, incluidos los partidos políticos. Pues entonces, simplemente creo que las elecciones ya no son posibles, tenemos que darle la espalda los ciudadanos a las elecciones, tenemos que ir a votar en blanco; tenemos que decirles ‘señores, ya no’, porque es algo de lo que les dijimos, ‘si no limpian, si no toman en serio esto, los ciudadanos vamos a ir las urnas preguntándonos por qué cártel vamos a votar’. Yo creo que ya es el momento de decirles ‘no’, porque entre el Estado y los cárteles, entre el Estado y el crimen organizado hay un lodazal de tal magnitud que ya no sabemos dónde empieza el Estado y dónde termina el crimen. Entonces, ya no podemos convalidar las elecciones, tenemos que empujar a una reforma profundísima y creo que el único camino no violento que tenemos es darle la espalda a las urnas, darle la espalda a las elecciones, de lo contrario esto va a ir in crescendo; el Estado impotente rebasado, penetrado, va a reducir al Estado al uso legítimo de la violencia, si no, por otro lado, van a empezar a emerger cada vez más grupos civiles armados para defenderse. Vamos a entrar en una revolución.

–¿Adviertes un estallido social, una revolución?

Absolutamente. Y tenemos que decirlo con toda la claridad, estamos a tiempo de enderezar la nave, pero si no nos oponemos y golpeamos a la clase política con nuestra ausencia de voto y éstos no entienden, éstos no van a volver a mirar a la gente y a servir a la gente y a limpiar de corrupción al Estado y sus partidos, pues lo que se viene encima va a ser peor.

–¿Un estallido social?

Absoluto. Mayor. Digo, ya lo está, pero va a ser mayor”.

En el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa hubo 26 mil 121 desaparecidos, oficialmente. ¿Qué lectura haces de que la administración de Peña Nieto no ha informado cuántos desaparecidos ha habido en estos casi dos años de gobierno?

Es muy grave el ocultamiento. Ese discursito con el que empezaron de que se trata de cambiar la percepción, o sea, se trata de borrar la realidad y crear una realidad distinta, pues no funciona, no se cambia la realidad así. Y prueba de eso es que esa realidad emerge en su punta del iceberg ese bloque de horror, de fosas comunes, de desapariciones, de asesinados, de extorsionados; emerge con 43 desaparecidos, seis muertos, una masacre atroz, además, con una cizaña que no tiene nombre. Bueno, ésa es la consecuencia de querer borrar la realidad.

–¿Ves alguna diferencia en cuanto a la estrategia de Calderón en relación con la “estrategia” de Peña Nieto en el tema al combate al narcotráfico y crimen organizado?

Fuera del discurso, ninguna, ninguna. Hay una esquizofrenia también en el Estado y en el discurso de este nuevo gobierno: Por un lado dice: ‘hay que retejer el tejido social’, y por otro lado lo destruyen. Las reformas estructurales que le dan todo a los grandes capitales son destructoras del tejido social porque despojan de territorios, de formas de vida y de formas de economía a un montón de comunidades, lo desagarran. “Y entra el otro poder económico que es el crimen organizado, y teje un nuevo tejido social de manera perversa, porque lo que hacen es tejer tejido social perverso; entonces, el gobierno es partícipe absoluto en nombre de sus capitales legales de la destrucción de las comunidades y del tejido social que permite la instalación del crimen organizado, y eso tampoco lo quieren asumir.

–¿Qué piensas de que en el actual gobierno ya no se habla de “víctimas colaterales” ni se lleve un registro de la cantidad de niños y jóvenes que han muerto “en fuego cruzado”?

Quieren borrar la realidad, cambiar el discurso, cambiar la percepción, pero no están asumiendo las vidas humanas realmente. Es un cambio de discurso, un cambio de maquillaje; el horror sigue estando ahí, y la falta de asumir la vida humana, los rostros humanos, es igual que en el gobierno de Calderón.

–¿Qué ha pasado con la Ley General de Víctimas?

Pues, mira, entró en el carril burocrático, va lenta, muy lenta, otra vez no están entendiendo de qué tamaño es la emergencia nacional para meterle todo, y trabajar en función de la atención a víctimas; entonces, hay muy poco avance, por desgracia, y los muertos, los desaparecidos y las víctimas se siguen acumulando; simplemente fue un paliativo que no está correspondiendo a la dimensión de la tragedia, está atorada en los canales y vericuetos burocráticos, en los vericuetos donde ni la emergencia nacional ni la tragedia existen.

–¿Qué lectura haces de la captura de Joaquín “El Chapo” Guzmán, Fernando Sánchez Arellano, Héctor Beltrán Leyva, pero siguen las ejecuciones, secuestros y desapariciones?

Es lo mismo que el gobierno de Calderón. Es una estrategia equivocada, absurda. Por un lado los persiguen y sacan al Ejército y ahí están, las policías siguen podridas, al hacer esto obligan a los cárteles a armarse y a generar ejércitos de sicarios con un armamento tan poderoso como el del Ejército; y después quienes controlan a esos ejércitos los descabezan. Entonces, lo que tenemos es un montón de células bien armadas, con una capacidad de delincuencia espantosa.

–¿Cuál es tu reflexión sobre el encarcelamiento de Mireles?

Pues que es absolutamente grave. No dan con los asesinos, legalizan asesinos; parece que todo lo reducen a ‘el uso de la violencia lo tengo yo y no importa que seas asesino o criminal, yo te controlo’; y entonces por eso está la violencia, es lo que están haciendo en Michoacán. Y aquel disidente que realmente está entendiendo el problema como Mireles, el que está acusando y señalando constantemente las corrupciones del Estado con el crimen organizado, a ése lo encarcelan. Pero no sólo es Mireles, está el caso de Néstora Salgado, en otra tesitura está el caso de Mario Luna; o sea, el mensaje que está mandando el gobierno de Enrique Peña Nieto es: no importa la violencia, la controlamos o nos peleamos con los violentos, a matarlos o a someterlos; pero los que tienen razón y los disidentes, ésos van a la cárcel.

–Hemos visto cómo la violencia se agudiza por algún tiempo en cada estado: Chihuahua, Baja California, Tamaulipas, Veracruz, Michoacán, Estado de México, Guerrero. ¿Cómo ves a Morelos?

Es un gran foco rojo con un Gobernador [Graco Ramírez Garrido Abreu] que se niega a asumir la realidad. Yo veo muy peligroso a Morelos. Si Graco no asume la realidad que está uno diciendo constantemente y la sigue borrando como la está borrando, cooptando todos los medios locales, pues un día vamos a tener una cosa como lo de Iguala. Morelos está muy grave, seguimos teniendo alto índice de secuestros, las desapariciones están a la orden del día.

–Emulando a tu libro Estamos hasta la Madre (Planeta, 2011), ¿sigues hasta la madre, Javier?

Sí, muy hasta la madre, y cada vez peor; muy triste, porque se ha trabajado, se ha luchado, se ha evidenciado, se han propuesto rutas y simplemente ha sido el desprecio, la negación, y lo más terrible: los muertos que se siguen acumulando, los desaparecidos que se siguen acumulando, la indefensión de una población aterrorizada.

–¿Por qué renunciaste a participar en la Feria Internacional del Libro de Acapulco (FILO), a desarrollarse del 15 al 19 de octubre?

Renuncié a mi participación a la Feria Internacional del Libro de Acapulco precisamente porque ir a hacer un acto cultural es convalidar el horror, mientras no se den cuenta que hay un Gobernador [Ángel Aguirre] que tiene 43 estudiantes desaparecidos, seis asesinados, 11 heridos y un Estado violentado en sus derechos, creo que ir a hacer un acto cultural es convalidar un acto bárbaro, yo no quiero hacerlo. Ahí sí vuelvo a repetir la frase de Adorno: ‘Después de Auschwitz no se puede escribir poesía’. Cuando hay un Auschwitz en un estado uno tiene el deber de decir que no va a convalidar con la palabra de la cultura una barbarie.

–¿Vas a ir a la FIL de Guadalajara?

Todavía no he tenido invitación.

–Finalmente, ¿cómo vas con tu novela autobiográfica?

Pues va avanzando, es una novela difícil, llevo la mitad de la novela, espero terminarla el año que entra, pasar a pulirla y no sé qué vaya a quedar, no sé si valga la pena, pero por lo menos es una narración que me debía mi hijo, para sanarme. Esperemos en Dios que sí esté para 2015, si no, no sé si la guardaré.

Twitter @TiempoGro