Archivo de la categoría: Drogas en Acapulco

Astudillo: “Nada agradable” que se catalogue a #Acapulco como la ciudad más insegura”

1 + 1 = 0

Para el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, no es “nada agradable” que se catalogue al puerto de Acapulco como la ciudad mas peligrosa de México, y que por ello, se debe trabajar a fin de revertir la problemática de violencia e inseguridad.

Según un estudio del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, la ciudad más violenta del país es Acapulco, y es la cuarta a nivel mundial por el número de homicidios registrados durante el último año.

De acuerdo al ranking de las 50 ciudades más peligrosas del mundo, publicado por ese consejo, se dio a conocer que el puerto de Acapulco, uno de los principales centros turísticos del país, se ubica dentro de las 10 primeras posiciones con mayor peligrosidad en el mundo.

Entrevistado antes del foro ciudadano de educación, el mandatario estatal dijo que esté sitio no es agradable para nadie, por lo que reiteró, se debe trabajar a fin de revertir la problemática de violencia e inseguridad.

“Por supuesto que estoy consciente ‎de la dificultad que ha atravesado en este caso Acapulco, por eso hay que hacer muchas cosas para Acapulco, para sacudirnos esta circunstancia que no es agradable para nadie y especialmente para el gobernador, pero para ningún guerrerense”, dijo.

Dijo que no le “gusta”‎ el sitio en que fue colocado este destino turístico y abundó que “Guerrero no merece estar ahí, porque es un estado con gente buena, de trabajo, con cosas maravillosas que todavía pueden detonar en nuestro estado”.

“Y se tienen que hacer muchas cosas de fondo y permanentes para tratar de ‎disminuir estos datos que lamentablemente nos colocan como una ciudad violenta. Hay que hacer muchas cosas, hay que hacer muchas acciones, fortalecer la coordinación con la federación”, mencionó.

En torno al tema, reiteró que la situación por la que atraviesa el estado en materia ‎de seguridad seria difícil sino se aplicarán los operativos que realizan las fuerzas federales de seguridad “no solamente en Acapulco, sino en todo el estado de Guerrero”.

Finalmente pidió luchar por las nuevas generaciones para evitar que el estado se vea inmerso en problemas de inseguridad y violencia.

La violencia avanza imparable en #Guerrero

image

Por Zorayda Gallegos / El País.

Bernardo Carreto González era un padre que buscaba a sus tres hijos desparecidos en Chilapa, un pueblo de Guerrero disputado por dos bandas delictivas locales que han arrastrado a los habitantes a una ola de violencia que parece no tener fin. “Ya perdí tres hijos, recibí amenazas y no me importa que me maten”, había dicho Carreto en junio en una reunión con el entonces gobernador Rogelio Ortega. Ahí, acompañado de otros pobladores en la misma situación que él, les dio a las autoridades un plazo de 48 horas para que le devolvieran a sus hijos. El término se cumplió, los jóvenes no aparecieron y el martes Carreto fue acribillado a balazos frente al resto de su familia. Este homicidio es parte de los 1.824 ocurridos en el convulso Estado, entre el 1 de enero y el 30 de noviembre de este año.

Los hijos de Carreto González desaparecieron en mayo en un retén ilegal que instalaron decenas de civiles armados acusados de pertenecer a Los Ardillos, un grupo delictivo que se pelea el territorio con sus rivales, Los Rojos. El padre de familia había denunciado que Víctor, Juan y Miguel Carreto Cuevas fueron bajados de un auto cuando pasaban por el punto instalado por los criminales. “Ellos sólo iban a vender un becerro”, contó la madre a este medio a finales de mayo. Desde entonces ella y su esposo se unieron a otro grupo de personas que buscan a sus familiares desaparecidos.

La misma semana de mayo en que ocurrió la desaparición de los tres jóvenes, la prensa publicó que unas 30 personas fueron privadas de su libertad, aunque el Gobierno estatal sólo confirmó la denuncia formal de 16 casos. Los pobladores contaron que los hombres armados que llegaron a Chilapa, instalaron retenes, allanaron viviendas y desarmaron a los policías municipales. Entre los desaparecidos hay taxistas, vendedores, estudiantes, profesionistas y comerciantes, según han reportado medios locales. Todo ocurrió mientras las calles eran patrulladas por la policía estatal, la gendarmería y el Ejército.

Los Ardillos y los Rojos mantienen una disputa encarnizada por el territorio ubicado al pie de la montaña de Guerrero

Los Ardillos llegaron a Chilapa para detener a los líderes de Los Rojos, que tenían el control de la plaza. Ambas organizaciones mantienen una disputa encarnizada por este territorio ubicado al pie de la montaña de Guerrero, una de las zonas con mayor producción de opio en América. Pero no es el único municipio donde los habitantes viven entre el fuego cruzado del narcotráfico.

Apenas el lunes la secretaría de Seguridad de Guerrero reportó nueve muertos en diferentes hechos ocurridos en el Estado. Entre los fallecidos está Alberto Guzmán Solano, líder de una organización local conocida como Colonias Populares. El dirigente social había marchado por las calles de la capital guerrerense (Chilpancingo) hacía apenas dos meses para exigir mayor seguridad. En un camino de terracería que conduce a una comunidad indígena, cuatro hombres fueron encontrados muertos. En el puerto de Acapulco, una mujer fue acribillada a balazos al interior de un mercado.

Guerrero es el Estado más violento del país. Datos del Gobierno federal indican que durante 2015 fue la entidad con más homicidios dolosos, a pesar de las estrategias de seguridad que ha instrumentado la administración del presidente Enrique Peña Nieto. Allí desaparecieron en septiembre del 2014 los 43 normalistas de Ayotzinapa. Los jóvenes fueron capturados por policías municipales y sicarios del cártel Guerreros Unidos.

Alerta Reino Unido sobre violencia en zona turística de #Acapulco

aca

El gobierno de Reino Unido advirtió a sus ciudadanos que “ha habido varios casos de delincuencia armada, tanto dentro como fuera de las zonas turísticas de Acapulco”. En los “consejos de viaje” que publicó este martes en su página oficial gov.uk, destaca por el contrario que el gobierno de México “hace esfuerzos para proteger a los principales destinos turísticos como Cancún, Playa del Carmen, Cozumel, Los Cabos y Puerto Vallarta y estas áreas no han visto los niveles de violencia relacionada con las drogas y la delincuencia experimentado en otros lugares”.

Informa que la violencia relacionada con las drogas en México ha aumentado en los últimos años y se concentra en áreas específicas. Los estados donde considera que la violencia relacionada con las drogas es un problema particular, son: Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Sinaloa, Durango, Guerrero, Jalisco, Michoacán y Nayarit. “Los enfrentamientos armados entre fuerzas de seguridad y grupos de fármacos (narcotraficantes) pueden ocurrir en cualquier momento sin previo aviso. Usted debe tener mucho cuidado fuera de las áreas turísticas en todos estos estados”, advierte.

El gobierno del Reino Unido, que agrupa a las naciones de Inglaterra, Escocia, Irlanda del Norte y Gales, también alerta sobre las movilizaciones sociales a las que se refiere como “estallidos de violencia por motivos políticos”, sobre los cuales señala que “pueden ocurrir en todo el país, con un aumento reciente en los estados de Guerrero y la Ciudad de México”.

El texto original de Éste artículo fue publicado por Agencia Quadratín en la siguiente dirección: https://oaxaca.quadratin.com.mx/Alerta-Reino-Unido-sobre-violencia-en-zona-turistica-de-Acapulco/

#Acapulco se desangra:   Niña de cinco años es ejecutada a balazos 

  
[Guerrero] Por Reforma.
Acapulco, Gro.- Cuatro personas ejecutadas, entre ellas una niña, fueron localizadas anoche, informaron autoridades ministeriales.
De acuerdo con reportes policiacos, uno de los hechos fue registrado a las 23:00 horas en la Colonia Potrerillos sobre su avenida principal, donde se encontraba tres mujeres con impactos de bala calibre. 9 milímetros.
Una las occisas era una niña de aproximadamente 5 años de edad.
Horas antes, en el parque de la Iguana, ubicado sobre la Calle Vicente de la Colonia Centro, fue hallado un hombre baleado.
El occiso fue identificado como Francisco Pineda Martínez, de 20 años de edad, quien presentaba impactos en el cuerpo y cabeza.

Cae “El Víbora” en #Acapulco; uno de los más criminales más buscados en el Edoméx

detenido content

Francisco Javier Resillas Ríos, alias “El Víbora”, era uno de los presuntos delincuentes más buscados del Estado de México y fue detenido en Acapulco por elementos de la Secretaría de Marina-Armada de México en coordinación con la PJGEM.

500 mil pesos era la recompensa ofrecida por el gobierno mexiquense a la persona que proporcionara información útil para capturar a Resillas Ríos, originario del Estado de México.

El delincuente de 24 años de edad, también identificado con el nombre de Bruno Torres Mejía, reconoció ser jefe de plaza de una organización criminal con presencia en el Estado de México, así como tener vínculos con la delincuencia organizada de municipios como Ecatepec, Tlalnepantla, Cuautitlán Izcalli y Zumpango.

La Armada de México realizaba un patrullaje de vigilancia cuando escucharon balazos y observaron a tres individuos correr hacia la playa. Cuando estos notaron la presencia del personal de la Armada comenzaron a dispararles. Como consecuencia del enfrentamiento, “el Víbora” cayó herido para después recibir asistencia médica.

Antes de caer herido, una de las balas accionadas por Resillas Ríos alcanzó a un civil que se resguardaba en una banca de concreto.

El detenido ya fue puesto a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación en el estado de Guerrero.

Twitter @TiempoGro

Detienen en Acapulco a presunta líder del cartel independiente.

  

Acapulco.- Agentes de la Gendarmería, lograron la detención de una líder del Cartel Independiente de Acapulco y tres de sus cómplices, por lo que fueron puestas a disposición del ministerio público de la federación, acusadas de comercializar y distribuir droga.

De acuerdo a un comunicado, los agentes federales realizaron labores de inteligencia e informaron que María del Carmen Torres Adame de 46 años de edad, fungía como líder de este grupo delictivo.

Los gendarmes implementaron un operativo y detectaron una camioneta sospechosa en el centro del puerto de Acapulco, por lo que le marcaron el alto y ahí fueron detenidas cuatro personas, una de ellas la líder del Cartel Independiente de Acapulco.

Al interior de la camioneta, localizaron 370 bolsitas de hierba verde similar a la marihuana, así como 43 dosis de polvo blanco con características propias de la cocaína y equipos de radiocomunicación.

Los cuatro detenidos, la camioneta y la droga, quedaron a disposición del ministerio público federal, quien definirá su situación jurídica.

Torres Adame era la encárgada de distribuir drogas en la franja turistica del puerto y tenían su base en la zona de la Condesa. 

Acapulco’s partying spirit stifled by violent gangs and military police

Mexican Marines patrolling the beach run to avoid a wave in Acapulco
Mexican Marines patrolling the beach in Acapulco, which has long struggled with drug violence and gang warfare. Photograph: Jonathan Levinson/The Washington Post

From the beachfront boulevard, the predominant view in Acapulco is of tourists throwing themselves into the sunset off bungee platforms above techno-blasting beer bars, as paragliders drift along under billowing chutes.

But closer up, you can’t miss the guns. There are state police with black masks in trucks with gun mounts. Roving pods of armed federal gendarmerie on souped-up three-wheelers. Assault-rifle-toting Mexican marines on foot patrols with armbands that read “Tourist Protection”.

Once the most famous and glamorous beach spot in Mexico, Acapulco has long struggled with drug violence and gang warfare that have sullied the sun-and-sand image. Over the past several months, teacher strikes and street protests have clogged the city.

Military and federal forces took control from the ousted municipal police. Mexico’s worst tragedy of the past year, the disappearance and likely murder of 43 students at a teachers’ college, took place up the road in the same state, Guerrero.

“In the city of Acapulco, we definitely have security problems,” said Luis Walton, the former mayor and current gubernatorial candidate. “We hardly have any international tourism now.”

But despite the image problems, domestic tourism has been inching up. Droves of tourists are arriving — most are Mexicans leaving the capital during the Easter holiday. The city’s tourism department estimated that 350,000 people visited Acapulco over the Easter holiday period, with occupancy rates in the city’s 18,500 hotel rooms surpassing 80%. Boosters say there have been no violent incidents targeting tourists in more than two years – since a group of six Spanish vacationers were raped by gunmen.

To attract tourists, there are cheap flights and discount hotel rooms. This spring, Acapulco has held an international banking conference, a professional tennis event and a big tourism conference. Expedia, the online travel company, said that demand for trips to Acapulco grew by 50% last year. But billy-club wielding marines and patrolling police trucks can be seen everywhere.

“The tourist area is bulletproof,” said Netzah Peralta Radilla, the city’s tourism secretary, in a new government centre to help tourists. And it needs to be. “We don’t have anything else. We live off tourism. That’s why it’s so important.”

The transformation from international hot spot to domestic weekend getaway has been accelerated by the city’s drug wars

Grecia Falcon, a 22-year-old veterinary student from Leon, in central Mexico, was worried about spending her holiday in this “gangsters’ paradise”, but agreed to come with her friend who grew up in Acapulco. “I’m kind of afraid,” she said, sitting on a beach blanket one evening next to tourists who had set up tents in the sand. Now that local police have been replaced, “people do whatever they want”.

“We smoke and drink and fly kites,” she said. “They say the city’s more peaceful now that the cops are far away.”

For many Mexicans, the springtime rites of beach debauchery surpass any lingering fears of violence.

“I’m very happy to be here,” said Luis Alberto, wearing little more than his Mahalo Beach hotel wristband and holding a can of beer in the sweltering sun. “The problems are somewhere on the outskirts, not here.”

The 37-year-old real estate worker in Mexico City said visiting Acapulco is a “national phenomenon”, one he’s participated in more than a dozen times. He likes the happy hour deals, hotel specials and the toll-road discounts during holidays. “Everything’s cheaper here.”
Advertisement

Acapulco once symbolised luxury and glamour. A post-second-world-war haven for Hollywood stars such as Errol Flynn and John Wayne, it was known as the Mexican Riviera and a place where people like the Nixons would celebrate their anniversaries.

The gradual transformation from international hot spot to domestic weekend getaway has been accelerated by the city’s drug wars.

Walton, the former mayor, last year asked the federal government to send reinforcements after more than half of the city’s 1,500 local police failed the vetting to root out ties to organised crime. The city has been one of the early tests of the gendarmerie, a federal police force created by President Enrique Peña Nieto to be deployed to crisis spots.

Some business owners feel that the city’s war zone look is overkill.

“When they carry weapons of that calibre, the only thing it looks like is that they’re the ones who are afraid,” said Fernando Alvarez Aguilar, a restaurant owner and local historian. “The perception remains that the problems are enormous.”

But when the nights get going, and the salsa beats blast from the dance halls, security seems far from anyone’s mind.

One night outside the Baby Os nightclub, posh young Mexicans crowded the sidewalks and pressed themselves several deep against the velvet rope, calling out, “Martin! Martin!” trying to catch the bouncer’s attention. Inside, where you can watch AC/DC videos on a giant screen and drink a $1,000 bottle of tequila amid the cavern and jungle theme, the party-goers pressed into every available nook.

“We’ve recovered some, without a doubt. We’re getting better, but we haven’t fully recovered,” said Carlos Hernandez, the club’s manager. “We haven’t yet become the business we should be.”

Americans and other foreign tourists, so ubiquitous in other Mexican beach towns such as Cancun, seem scarce in Acapulco

The abduction and disappearance of the 43 students from Iguala last autumn is one of the reasons. The reaction to the tragedy grew into a national protest movement, with marches that drew tens of thousands in Mexico City and near daily demonstrations across Guerrero, including in Acapulco.

Among the common protest tactics: blocking the highway connecting the beach town to the capital, which made potential tourists question running the gantlet of angry villagers just to visit the Señor Frog’s gift shop.

“Our tourists, many of them come from Mexico City, and they don’t want to deal with what they deal with every day there, with traffic and protests,” Hernandez said. “Many decide not to come because they’re afraid of a roadblock, that they’ll be stuck for hours on the highway.”

Tourism took a nosedive in the late autumn. But the swell of visitors surged back for the Christmas and New Year’s holidays, when many people head for beach towns across the country. During the peak days, hotel occupancy rates reached 98%, according to tourism officials.

“It’s the closest beach to Mexico City,” said Oscar Gomez, a 36-year-old bodyguard for a wealthy family in the capital who has already visited three times this year. During his January visit, to be safe, “I brought my gun.”

But Americans and other foreign tourists, so ubiquitous in other Mexican beach towns such as Cancun or Puerto Vallarta, seem far more scarce in Acapulco.

“The internationals have dropped off, but the Mexicans are still here,” said Alejandro Hidalgo, a 45-year-old school administrator from Toluca, as he sipped a piña colada. “I get afraid when I go to parts of Las Vegas. I’m afraid of Detroit. It’s always bad in cities where you’re unfamiliar.”

“Here, we feel safe with ourselves,” he said.

This article appeared in Guardian Weekly, which incorporates material from the Washington Post.

Source: http://www.theguardian.com/world/2015/apr/17/acapulco-drug-violence-gang-warfare-tourism

Joven originaria del DF desaparece en #Acapulco del bar “La Langosta Feliz” ubicado en la zona de la condesa.

  

Originaria del Distrito FederalJannette Alejandra Ortiz González desapareció desde el pasado 8 de abril en Acapulco, Guerrero.

La joven de 23 años de edad, asistió en Semana Santa al Puerto de Acapulco junto con su hermano a una disco llamada “Langosta Feliz” ubicado en la zona de la Condesa, en donde conoció a un joven con el que estuvo bailando, pero horas más tarde desapareció del lugar y ya no se supo mas de ella.

Ante la desaparición de la joven, sus familiares emitieron una Alerta Amber, así como una denuncia ante el Ministerio Público.

Para cualquier informe, pueden llamar a los siguientes números telefónicos: 55-32-42-71-76 y 53-35-14-16-04.

Sus familiares señalaron que tras más de siete días, no saben nada de la joven quien es mamá de un niño de dos años, por lo que piden ayuda para localizarla.