Archivo de la categoría: Arcelia

Hombres armados secuestran a una familia en Arcelia

El comando entró al domicilio y se llevó a dos menores de edad, un hombre y una mujer, en la comunidad de Arcelia.

CHILPANCINGO, Guerrero.- Un grupo de hombres armados irrumpió en una casa de la cabecera municipal de Arcelia, Guerrero, y se llevó a cuatro de seis integrantes de una familia.

La Policía del Estado informó que aproximadamente a las 09:00 horas de este martes, un grupo de cinco civiles armados irrumpió en una vivienda ubicada en la esquina que forman las calles Caritino Maldonado y Pino Suárez, en la colonia Progreso de la cabecera municipal de Arcelia, informa Milenio.

Los agresores sometieron a seis integrantes de una familia y se llevaron a cuatro, los que fueron identificados como Jonás Miranda Valladares, de 43 años, de ocupación albañil; Alejandra Villarreal Salinas, de 34; Marco, de 12, y Diego, de 8 años.

Dos adolescentes que forman parte de la familia agraviada relataron a la policía que los agresores se saltaron una reja, ingresaron al patio y con una barreta forzaron la puerta principal.

A Jonás Miranda Valladares, padre de familia, le preguntaban por la ubicación de alguien apodado como “El Huarache”, a lo que Jonás respondió que por lo menos él no era quien buscaban.

De acuerdo con los datos recabados en el lugar, la policía indicó que un hermano del señor Jonás, de nombre Vicente Miranda, de 50 años, es quien se identifica con el apodo de “El Huarache”.

Los integrantes de la familia Miranda fueron sustraídos de la cabecera municipal en una combi del servicio público, de la ruta Arcelia- Ciudad Altamirano.

Del lugar se llevaron también una televisión y un teléfono doméstico.

Diferentes corporaciones policiacas ya realizan un operativo de búsqueda en la zona.

#Guerrero Crimen organizado noquea a Coca Cola 

  

Por Gardenia Mendoza.

Acapulco.- En julio de 2014, hombres desconocidos se aparecieron ante los directivos de Coca Cola en la calurosa ciudad de Arcelia, Guerrero, donde la empresa tenía hasta hace unos días uno de sus principales centro de operaciones del centro y sur del país con tentáculos de distribución que alcanzaban la Ciudad de México, Guanajuato, Querétaro y el Golfo de México.

Los mensajeros tenían un solo propósito: exigir a la compañía alrededor de un millón de dólares como derecho de piso, para dejarla trabajar, no asesinar a nadie o cualquier otro inconveniente que conlleva desobedecer la codicia del crimen organizado.

La empresa los ignoró y siguió con la distribución del refresco hasta que ocho meses después le quemaron cuatro camiones. Hombres armados despojaron a los choferes de las unidades, las rociaron con gasolina y la pira se levantó con todo y producto. 

FEMSA, la compañía con la que opera Coca Cola había advertido a sus accionistas en su reporte anual de 2014 que “la presencia de violencia entre los cárteles de la droga, y entre éstos y las fuerzas armadas al aplicar la ley pueden representar un riesgo para nuestro negocio”. Un riesgo que se prolongó sin freno desde aquel verano y hasta la fecha.

 
El 26 de septiembre pasado se agregó un ingrediente más al turbio ambiente del segundo estado más pobre del país: la desaparición de los 43 estudiantes de la normal Rural de Ayotzinapa a manos de policías de los municipios de Iguala y Cocula aliados de narcotraficantes que desató una ira incontenible ira social en la región. Ayotzinapa.

En el mes de febrero, protestantes saquearon dos camiones repartidores de Coca Cola en Chilpancingo, la capital del estado, y cuando policías detuvieron a los agresores, los compinches de éstos tomaron como rehenes a dos choferes y no los soltaron hasta después de una jornada de trifulcas que dejó a 10 personas heridas, entre reporteros, manifestantes y elementos del orden

La Confederación Patronal de México reportó horas después que en todo el estado al menos 200 camiones de la compañía habían sido saqueados por diversos grupos, pero no fue hasta el 21 de julio cuando Coca Cola cerró otra de sus plantas en el municipio de Iguala y dos días después anunció el cierre definitivo de la sucursal de Arcelia.

  

El procurador local anunció en las últimas horas que “se investigarán” las causas que llevó al noqueo de la compañía en el estado.

Vía: http://www.laopinion.com/crimen-organizado-en-guerrero-noquea-a-coca-cola&template=mobile_redesign