Archivo de la categoría: Angel Aguirre

Al PRD, PAN y MC les recordamos que no es normal matar, torturar y desaparecer a estudiantes

Las responsabilidades del ex gobernador Por Vidulfo Rosales Sierra.

Ángel Aguirre inició en su carrera política en las filas del PRI. Ocupó varios cargos dentro de ese partido y fue servidor público. Irónicamente cuando Rubén Figueroa pidió licencia como gobernador por la masacre de Aguas Blancas Aguirre fue nombrado gobernador interino. Como gobernante no persistió en las investigaciones de aquel caso ni en la responsabilidad de su antecesor. Rubén Figueroa, disminuido políticamente, no figuró en la escena política. Deslegitimado como estaba, pasó a una especie de retiro.

Ese impase del cacique de Huitzuco fue aprovechado por Ángel Aguirre para forjar su hegemonía y cacicazgo en la Costa Chica. Creó una red y estructura a través del clientelismo político. Hermanos, compadres y amigos se vieron favorecidos con dinero público vía proyectos productivos diversos. Cientos de concesiones de transporte público se otorgaron a sus allegados.

Así tejió su entramado caciquil y su hegemonía. Cuando quiso ser candidato a gobernador del PRI en realidad fue una disputa de los dos cacicazgos: el de la Costa Chica representado por Ángel Aguirre y el de la región norte liderado por Rubén Figueroa. Este último salió vencedor con la candidatura de Manuel Añorve Baños. Por ello Ángel Aguirre recurrió al PRD que lo arropó y sin más le dio la candidatura con la que llegó a gobernador.

El día 12 de diciembre de 2011, normalistas de Ayotzinapa se manifestaban en la autopista del Sol por mejoras para la escuela. Exigían una audiencia con el gobernador. Pero las autoridades se negaron y optaron por un desalojo violento en un operativo coordinado de policías federales, estatales y ministeriales de Guerrero. El saldo sangriento: dos estudiantes de Ayotzinapa asesinados, cinco heridos y ocho torturados.

Por estos crímenes no hay ningún procesado a la fecha. Ramón Almonte Borja y Alberto López Rosas se pasean tan campantes por Acapulco. El primero pretende ser candidato a presidente municipal del puerto.

Decenas de policías, funcionarios de primer y medio nivel a quienes les resulta responsabilidad en este caso, no fueron procesados. Ángel Aguirre por alguna razón les dio un cheque en blanco de impunidad. Lejos de ello desplegó una campaña de desprestigio contra la Normal de Ayotzinapa azuzando a las hordas conservadoras que llamaban a matar “ayotzinapos”. Así, el caso quedó en la impunidad. El entonces gobernador salía airoso de este conflicto.

Ángel Aguirre sabía perfectamente de los negocios delictivos y crímenes de los Abarca en Iguala; es decir, sabía de los cientos de desaparecidos perpetrados por la policía municipal y Guerreros Unidos. Cuando fue asesinado Arturo Hernández Cardona, lejos de pedir una investigación y procesamiento contra José Luis Abarca, lo respaldó y lo recibió en Casa Guerrero.

El 26 de septiembre, cuando los estudiantes estaban siendo agredidos en Iguala, el gobernador estuvo, momento a momento, al tanto de lo que acontecía por medio del C4. Por razones que tendrá que explicar en la investigación, omitió tomar medidas preventivas y disuasivas que evitaran los crímenes masivos contra los estudiantes.

No emprendió tareas de búsqueda de inmediato, hasta que la federación lo hizo. Su procurador Iñaki Blanco Cabrera realizó maniobras en el expediente para librar de responsabilidad al grupo de policías denominado Los Bélicos, que eran un brazo armado de Guerrero Unidos y para que el matrimonio Abarca saliera de Iguala.

Su secretario de Seguridad Pública, Leonardo Octavio Vázquez Pérez, aparece con vínculos con Guerreros Unidos. Su nombre figura en una libreta de un líder de este grupo delictivo. Policías ministeriales y estatales participaron en la agresión directa contra estudiantes, incluso un policía estatal tuvo en su poder, por largo tiempo, el teléfono de un estudiante, hoy desaparecido.

El conocimiento previo de las actividades delictivas de los Abarca; su omisión para tomar medidas preventivas y evitar los crímenes contra los estudiantes el día 26 de septiembre; las irregularidades de sus funcionarios de primer nivel para favorecer a los responsables de las agresiones, y la participación directa de cuerpos policiacos estatales en la agresión y la pérdida de los videos del Palacio de Justicia por funcionarios del poder judicial de Guerrero, colocan al ex gobernador en la primera línea de responsabilidades penales. Tiene mucho que responder Ángel Aguirre.

Por lo anterior la PGR hoy en día mantiene una línea de investigación abierta contra el ex gobernador y otras autoridades estatales y municipales de Guerrero.

En este sentido los partidos políticos que lo postulan deben reconsiderar su candidatura. Su postulación ofende a las víctimas y sus familiares, envilece la política y socava los principios democráticos.

Además debe haber moral y prudencia política en los partidos que hoy lo postulan. Un ex gobernador en cuyo mandato su policía mató y desapareció estudiantes debiera estar siendo procesado.

A las dirigencias del PRD, PAN y MC les recordamos que no es normal matar, torturar y desaparecer a estudiantes. Esas son graves violaciones a los derechos humanos proscritas de todas las leyes en el mundo y el deber de toda autoridad es investigar y sancionar a los responsables directos e indirectos. En el presente caso la responsabilidad del ex gobernador debe ser dilucidada al tenor de la tercera línea de investigación que la PGR mantiene abierta.

La ligereza y superficialidad con que el PRD aborda el tema de la candidatura de Aguirre raya en el cinismo. Es el reflejo de un partido cuya dirigencia se guía por el pragmatismo y las componendas bajo la mesa. No le interesan los derechos humanos y las víctimas. Apartado de los principios y la ideología naufraga a contracorriente de los que luchan y claman por verdad y justicia.

El PRI tuvo más prudencia y cautela política. Nunca lanzaron a Rubén Figueroa como candidato a algún puesto de elección popular pudiendo hacerlo porque en aquel caso tampoco había “impedimento legal” y tenían los recursos y consensos en la zona Norte de Guerrero.

Ojalá los partidos que postulan a Ángel Aguirre reconsideren su candidatura y en su lugar nombren una mujer u hombre honesto y probo que lleve la voz de los excluidos de Costa Chica a la alta tribuna del país.

Publicado en El Sur.

Ángel Aguirre, nueva imagen del Frente PRD-PAN


Por Juan Manuel Asai.

Me pregunto si Damián Zepeda y Ricardo Anaya, así como Alejandra Barrales, Manuel Granados y Miguel Ángel Mancera están de acuerdo en que el exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, sea candidato a diputado por la alianza denominada Por México al Frente en la que están PAN, PRD y MC. Si están de acuerdo, le mandan a la población un mensaje fúnebre: nuestros intereses políticos están por encima del dolor de la gente. Es un error que les puede salir muy caro.

Ángel Aguirre fue dos veces gobernador de Guerrero. Concluyó el sexenio de Rubén Figuera, depuesto como consecuencia de la matanza de Aguas Blancas y de su segundo periodo salió después de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Dos matanzas marcan su carrera. Durante su segundo periodo como mandatario, Guerrero se consolidó como uno de los lugares más peligrosos del mundo. Las cifras lo demuestran. En la noche triste del 26 de septiembre del 2014, la alcaldía de Iguala y el gobierno del estado estaban en manos del PRD. Entre el matrimonio Abarca-Pineda, acusados de ser mandos del grupo delictivo Guerreros Unidos y el gobernador Aguirre había una relación estrecha, turbia.

Hay centenares de notas en las redes sociales que reseñan que María de los Ángeles Pineda se reunió con Aguirre después de los hechos, tenían encuentros discretos con regularidad y circulan revelaciones de capos de que dinero de grupos criminales financió la campaña de Aguirre. No digo que sean ciertas, no me consta, pero el plumaje de Aguirre es de los que manchan los pantanos. La investigación no se ha cerrado. La versión oficial es que policías municipales de Iguala y Guerreros Unidos conformaban un solo batallón que atrapó, secuestró, asesinó, incineró los cuerpos de los normalistas, los redujo a cenizas y los tiró a un río en bolsas de basura. Una historia atroz que sale de nuevo a la luz por el insensato afán de dotar a Aguirre de inmunidad legislativa y ganar votos en sus bastiones.

La debilidad institucional del Estado mexicano alcanzó su punto más bajo en Guerrero durante el gobierno de Aguirre. Fuerzas públicas y sicarios se mezclaron al grado de que era imposible diferenciar unos de otros. Tal vez Aguirre sea inocente de todo y su único pecado haya sido una incompetencia letal, pero eso es más que suficiente para dejarlo en el retiro y no cubrirlo con las siglas del PAN y el PRD para que regrese a la vida pública como representante popular. Es tan grotesco que da pena escribirlo.

Si la clase política tiene interés real en recuperar la confianza de la ciudadanía, es incongruente que reciclen cuadros que deberían estar fuera de la plaza pública. Uno de esos casos es sin duda el del ex gobernador de Guerrero. Regresarlo a los templetes y mítines supone revivir uno de los episodios más negros de la historia moderna del país. En Guerrero hay una maraña de intereses entre la delincuencia y la política, me parece que una de las responsabilidades del Frente que conforman PAN y PRD es hacer un deslinde claro entre mafiosos y políticos, al menos que no puedan.

Panistas y perredistas corren un riesgo incensario, pues en cualquier momento podría estallar un escándalo relativo a Aguirre y su relación con los Abarca y de ellos con grupos criminales como Guerreros Unidos o Los Rojos o Los Ardillos. Si no rectifican el mensaje a la población quedará enviado: lo primero es nuestro beneficio político, lo demás sobra.

jasaicamacho@yahoo.com

@soycamachojuan

Publicado en La Crónica 

Esto si no tiene madre: Ángel Aguirre por el Frente por México en Guerrero 


El Frente por México en Guerrero se desmorona, y prueba de ello es que el PRD esta conjugando a una serie de personajes políticos nocivos y repudiados por el electorado como lo son Beatriz Mojica una mujer encubridora de asesinos y ladrones y ex gobernador Ángel Aguirre, quien más que estar compitiendo por un cargo público debería de estar en la cárcel.

Así lo publico el periodista Tomás Tenorio Galindo en una parte de su columna “Otro País” que a continuación reproducimos:

“Ángel Aguirre, por el Frente. La propuesta del PRD para ser candidato a una diputación federal por la coalición Por México al Frente en la Costa Chica de Guerrero es el ex gobernador Ángel Aguirre Rivero. Para justificar esta designación, la ex secretaria general del PRD y aspirante a senadora por Guerrero, Beatriz Mojica Morga, dijo que el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa fue manipulado para inculpar a su partido y al gobierno de Aguirre.

Obviamente no es así y la dirigente perredista miente. Aguirre Rivero tiene no sólo responsabilidad política en el ataque contra los estudiantes, sino posiblemente penal. El ex gobernador se beneficia del pacto de silencio e impunidad que suele proteger a políticos y gobernantes, por el cual nunca son investigados. 

Que el PRD rehabilite electoralmente a Ángel Aguirre pese al caso Iguala es una prueba de las complicidades que continúan intactas en el ámbito del poder, y de la profundidad que ha alcanzado la pudrición que sufre ese partido” finalizó Tenorio Galindo.

¿Usted votaría en Guerrero por un Frente encabezado por corruptos y asesinos?

Nosotros sin duda no. El Frente en Guerrero encabezado por el PRD es la fórmula más nociva y contaminante para nuestro estado. Ni un voto para estos delincuentes y su frente tramposo. 

Esperemos de verdad que la disputa en Guerrero sea entre Morena y el PRI, porque el PRD no merece ni un solo voto, ni tampoco sus aliados por ir con un partido destrozado por la corrupción, que se en la actualidad un nido de asesinos y delincuentes.

Twitter @TiempoGro

¿Zeferino vs Aguirre en el 2018? Por El Marqués de Puerto Marqués

Por El Marqués de Puerto Marqués.

Rumores van y vienen en Acapulco rumbo al 2018, aunque lo único cierto es que todos los acapulqueños queremos que ya finalize la presente administración de Evodio Velázquez, que lo único que nos ha dejado es una ciudad destrozada.

Entre esos rumores que corren por todos los rincones del puerto, surgen las posibles candidaturas de los ex gobernadores Zeferino Torreblanca Galindo y Ángel Aguirre, quienes estarían buscando competir por la alcaldía de Acapulco.

Y es que la semana pasada además de los desvaríos del PRI (cortesía de Astudillo & Friends) y el liderazgo de MORENA en las preferencias electorales, nos trajo también el regreso a la escena política de Torreblanca y Aguirre, quienes han comenzado a reunirse con algunos de sus simpatizantes y aliados con miras a una posible candidatura para la alcaldía en 2018.

Zeferino, quien en el pasado proceso electoral buscó volver a ocupar la presidencia municipal por el PAN, ahora estaría buscando una candidatura independiente, mientras que Ángel Aguirre buscaría la alcaldía de la mano del PRD con una posible alianza con el PAN.

Así que para los que esperaban un revulsivo en las candidaturas del 2018, tendrán que esperar un poco más, porque hasta el momento todos los suspirantes son formulas ya conocidas en Acapulco y en todo Guerrero.

Aunque se dice que más vale malo por conocido que bueno por conocer, pienso que los ex gobernadores ya tuvieron su momento y que es momento de abrirle la puerta a gente nueva con ideas frescas.

Acapulco necesita un revulsivo y los ex gobernadores, más allá de una seria adición al poder, no parece que puedan aportar mucho en materia política a estas alturas de su vida.

Tiempo al tiempo…

¡Abur! 

Twitter @TiempoGro

Ángel Aguirre ¿Adicto al Poder? 

El bueno, el malo ¿y el Feo? Falto Rene en la 📸.

Por Efraín Flores Iglesias.

El ex gobernador Ángel Aguirre Rivero amaga con regresar a la escena pública para contender por un cargo o influir en la elección del próximo año.

No lo ha anunciado públicamente, pero integrantes de la corriente perredista Izquierda Progresista de Guerrero (IPG) así lo han dejado entrever.

El pasado 28 de julio, miembros de dicha corriente revelaron al periódico digital Bajo Palabra que Aguirre Rivero ’en algunos meses’ se incorporará a la vida política del estado, ante la cercanía del siguiente proceso electoral, el cual iniciará formalmente en el mes de septiembre.

“Un político con la carrera que tiene Aguirre no puede estar quieto mucho tiempo”, refirió la fuente consultada.
Recordemos que IPG es una expresión que fue fundada durante su gobierno por Ángel Aguirre Herrera y que en poco tiempo desplazó a corrientes como Grupo Guerrero (GG), Unidad de Izquierda Guerrerense (UIG), Democracia Social y a Izquierda Democrática Nacional (IDN); de hecho, en 2015 los aguirristas-ipegistas respaldaron al senador Sofío Ramírez Hernández, quien intentó ser candidato a gobernador por el PRD.
El pasado 28 de julio, durante su cumpleaños, el dirigente de UIG y ex funcionario estatal, Víctor Aguirre Alcaide, aseguró que el aguirrismo “está en todos los partidos.”
“Algunos no lo querrán, pero muchos simpatizan de ese aguirrismo, están en todos los partidos. Lo que te quiero decir que Ángel Aguirre es más allá del PRD, Ángel Aguirre tiene conocidos e intereses en el PRI, está representado con Mario Moreno, con los Salgado; en el PAN el aguirrismo está por Enrique Castro, en Movimiento Ciudadano con Abel Arredondo y varios más; en el PRD está con IPG, o sea está en todos los partidos’, indicó. (Quadratín Guerrero/28-VII-2017).

El político ometepequense añora el poder que alguna tuvo. No se resigna a perder. Quiere jugar sus fichas en 2018.

Hay quienes lo andan destapando para contender por la Alcaldía de Acapulco.

No es descabellado que se anime a entrar a la competencia, pero si lo hace no le resultará sencillo ganar.
Así como sus tentáculos llegan a todos los partidos, también tiene adversarios políticos que lo humillarán y le recordarán todas sus fechorías cometidas durante su paso en la gubernatura.
De entrada, tiene a Zeferino Torreblanca Galindo, su archirrival, quien pretende contender nuevamente por la Alcaldía porteña.
El grupo figueroísta también tiene facturas que cobrarle, así como el resto de los priistas que siguen indignados por desbarrancarlos políticamente en 2011.
El partido que postule a Ángel Aguirre para un cargo debe pensarlo dos veces, pues no se trata nomás de cachar votos, sino de cuidar la militancia que han logrado durante mucho tiempo.

A Ángel Aguirre, recordemos, lo persiguen los fantasmas de El Charco y Ayotzinapa.

Hasta el momento tiene sus derechos políticos a salvo, pero desde Los Pinos pueden reabrir los expedientes en contra de algunos familiares y colaboradores cercanos que se enriquecieron durante su fallido gobierno bajo las siglas del PRD.
Se entiende que Ángel Aguirre Herrera era su proyecto y a quien quería apuntalar en la Presidencia Municipal de Acapulco. Lamentablemente su vástago falleció a temprana edad.
Además, no creo que los acapulqueños quieran que los gobierne un personaje que permitió que el crimen organizado hiciera de las suyas en todo el estado de Guerrero; un personaje que financió a grupos de autodefensa (UPOEG, por ejemplo) para realizar tareas de seguridad y, sobre todo, un personaje que heredó –junto con Rogelio Ortega Martínez– una mega deuda financiera a la actual administración estatal.
Es comprensible que el poder es adictivo y que no todos los actores políticos están acostumbrados a soltarlo fácilmente.

Aguirre
todavía tiene mucho que aprenderle a Rubén Figueroa Alcocer, quien desde que dejó la gubernatura para cedérsela a él en 1996, no ha buscado otro cargo de elección popular. Es más, Rubén Figueroa está más dedicado a sus negocios familiares. Que se aparece en eventos público, sí, porque lo invitan.
Ojalá Ángel Aguirre analice más a fondo las cosas y se dedique mejor a asesorar a sus discípulos y amigos que todavía le son leales.
ENTRE OTRAS COSAS… El gobernador Héctor Astudillo Flores afirmó que no lo inhibe ni lo inhibirá ningún mensaje del crimen organizado, por grosero o agresivo que sea.
Esto lo dijo durante la gira de trabajo que realizó este domingo en municipios de la región de Tierra Caliente, a raíz de un video difundido por personeros de La Familia, grupo criminal que tiene fuerte presencia en las regiones Norte y Tierra Caliente de la entidad, que le advierte que el municipio de Teloloapan ’va a arder como nunca’.

Twitter: @efiglesias

Publicado en Todotexcoco.

René Juárez lamenta muerte del hijo de Ángel Aguirre

El subsecretario de Gobierno, de la Secretaría de Gobernación (Segob), René Juárez Cisneros, lamentó la muerte de Ángel Aguirre Herrera, hijo del exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, quien perdió la vida a los 32 años de edad, se informó en el espacio de Paola Rojas en Fórmula.

El funcionario expresó condolencias a la familia de Aguirre Rivero a través de un mensaje en Twitter.

 

rene-juarez2

PRD Guerrero lamenta fallecimiento de Ángel Aguirre Herrera

El  Comité Ejecutivo Estatal (CEE), del PRD en Guerrero lamentó la muerte de Ángel Aguirre Herrera, dirigente de la corriente interna Izquierda Progresista Guerrerense (IPG), e hijo del exgobernador, Ángel Aguirre Rivero.

En entrevista telefónica, el dirigente del PRD en Guerrero, Celestino Cesáreo Guzmán dijo que el hijo del exgobernador tenía un futuro político por recorrer.

“Muy lamentable es una terrible noticia la muerte de un joven político como Ángel, no hay palabras que mitigue el dolor para su familia, y su equipo”, señaló.

Sobre las aspiraciones que tenía Aguirre Herrera para postularse como candidato a la alcaldía de Acapulco en 2018, Cesáreo Guzmán dijo que tenía un equipo de trabajo sólido, y un futuro por delante en la vida política.

“Sin duda Ángel era alguien con futuro político, con un equipo consolidado, y con planes para hacer política en Guerrero, me tocó verlo  en varias reuniones acá en Guerrero con su equipo  trabajando, y su repentina muerte nos consterna a todos”, precisó.

 

Con información de Bajo Palabra

Muere Ángel Aguirre Herrera en la Ciudad de México por un derrame cerebral

Ángel Aguirre Herrera, hijo del ex gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, falleció esta madrugada en un hospital de la Ciudad de México.

El joven, de 32 años de edad, perdió la vida a causa de un derrame cerebral.

Su cuerpo será velado en la Agencia Funeraria Gayosso Félix Cuevas, ubicada en la Ciudad de México.

Aguirre Herrera se desempeñaba como dirigente de la corriente Izquierda Progresista de Guerrero (IPG) del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

En su cuenta de Twitter, Héctor Astudillo Flores, actual gobernador del estado, lamentó la muerte del joven.

//platform.twitter.com/widgets.js