Todas las entradas por Tiempo de Guerrero

Noticas y periodismo kamikaze desde el Estado de Guerrero. Desde 2014. Bievenidos.

WASHINGTON POST: Mexico shocked by fake news the young girl trapped in rubble of school

DKSMbU1UQAEupnr (1)

MEXICO CITY – Hour after excruciating hour, Mexicans were transfixed by dramatic efforts to reach a young girl thought buried in the rubble of a school destroyed by a magnitude 7.1 earthquake. She reportedly wiggled her fingers, told rescuers her name and said there were others trapped near her. Rescue workers called for tubes, pipes and other tools to reach her.

News media, officials and volunteer rescuers all repeated the story of “Frida Sofia” with a sense of urgency that made it a national drama, drawing attention away from other rescue efforts across the quake-stricken city and leaving people in Mexico and abroad glued to their television sets.

But she never existed, Mexican navy officials now say.

“We want to emphasize that we have no knowledge about the report that emerged with the name of a girl,” navy Assistant Secretary Angel Enrique Sarmiento said Thursday. “We never had any knowledge about that report, and we do not believe – we are sure – it was not a reality.”

Sarmiento said a camera lowered into the rubble of the Enrique Rebsamen school showed blood tracks where an injured person apparently dragged himself or herself, and the only person it could be – the only one still listed as missing – was a school employee. But it was just blood tracks – no fingers wiggling, no voice, no name. Several dead people have been removed from the rubble, and it could have been their fingers rescuers thought they saw move.

Twitter users quickly brought out the “Fake News” tag and complained that the widespread coverage had distracted attention from real rescue efforts where victims have been pulled victims from the rubble – something that hasn’t happened at the school in at least a day.

Viewers across the country hung on the round-the-clock coverage of the drama Wednesday from the only network that was permitted to enter. The military, which ran the rescue operation, spoke directly only to the network’s reporters inside the site.

Reports about the trapped girl led to the donations of cranes, support beams and power tools at the school site – pleas for help quickly met based on the urgency of rescuing children. It was unclear if that affected other rescue operations going on simultaneously at a half dozen other sites across the city.

Despite all the technology brought to bear at the school, including thermal imaging devices, sensors, scanners and remote cameras, the mistake may have come down to a few over-enthusiastic rescuers who, one-by one, crawled into the bottom of shafts tunneled into the rubble looking for any signs of life.

“I don’t think there was bad faith involved,” security analyst Alejandro Hope said. “You want to believe there are children still alive down there.”

Rescuers interviewed by The Associated Press late Wednesday at a barricade that blocked most journalists from reaching the site believed the story of the girl implicitly. Operating on little sleep and relying on donated food and tools, rescuers were emotionally wedded to the story, and the adrenaline it provided may have been the only thing keeping them going.

Rescue worker Raul Rodrigo Hernandez Ayala came out from the site Wednesday night and said that “the girl is alive, she has vital signs,” and that five more children had been located alive. “There is a basement where they found children.”

Despite the setback – and the diminishing hopes that anyone was left under the rubble – rescuers appeared unwilling to question the effort.

“It was a confusion,” said Alfredo Padilla, a volunteer rescuer at the school. “The important thing is there are signs of life and we are working on that.”

In retrospect, the story of “Frida Sofia,” had some suspicious points from the start.

Officials couldn’t locate any relatives of the missing girl, and the AP reported that no girl with that name attended the school. Rescuers said they were still separated from her by yards of rubble, but could somehow still hear her.

It could have political repercussions: Education Secretary Aurelio Nuno, often mentioned as a possible presidential candidate, had repeated the story about Frida Sofia.

Hope noted “something similar happened in 1985,” referring to the magnitude 8.0 quake that killed 9,500 people.

Media quickly reported that a 9-year-old boy had been located in the rubble days after the Sept. 19 quake 32 years ago. Rescuers mobilized in a huge effort to find the boy, but he apparently never existed.

“That generated anger against those who had spread the story,” Hope noted.

The Guardian: Frida Sofía, age 12… the Mexico City quake ‘survivor’ who was never there

reprotera
By David Agren.

The story captivated a country still reeling from catastrophe: rescue workers were labouring round the clock to free a 12-year-old girl who had miraculously survived Mexico’s devastating earthquake, but remained trapped in the ruins of her school.

Television channels broadcast breathless updates describing how the rescuers were inching closer to the cavity where Frida Sofía was buried alive.

 

Naval officers leading the rescue effort told reporters that she had been seen to wiggle her fingers, that she had taken shelter under a granite table and was in contact with schoolmates.

But on Thursday, hope turned to heartache – and then anger – as the story fell apart: there was no student named Frida Sofía; there was no girl trapped in the ruins of Enrique Rebsámen school.

After two days when it seemed that a rescue could come at any moment, the navy assistant secretary, Enrique Sarmiento, abruptly announced that all the school’s children had been accounted for.

“We want to emphasize that we have no knowledge about the report that emerged with the name of a girl,” Sarmiento added. “We do not believe – we are sure – it was not a reality.”

The announcement came just hours after a different navy official had told El Financiero TV that rescue workers were in contact with the girl.

The revelation that there never was a Frida Sofía infuriated many Mexicans, who felt they’d been fed a false narrative of hope by press and public officials.

“People are angry,” said Esteban Illades, editor of the Mexican magazine Nexos. “Frida was the story.”

Online, many vented anger at the authorities. But they also targeted the media – especially the broadcasting giant Televisa. Some compared the episode to the story of Monchito, a nine-year-boy whose incredible rescue from the rubble of Mexico City’s devastating 1985 earthquake was soon revealed to be a hoax.

But Televisa anchors also expressed frustration: “The federal government always told us there was a girl and they were about to rescue her. Now they changed their version. Outrageous,” tweeted anchor Carlos Loret de Mola.

 

During the rescue, soldiers and marines with specialised equipment such as heat sensors and sensitive microphones searched the school site for signs of life – and claimed to have found Frida Sofía. Rescue workers were said to be feeding her milk down plastic tubes.

But then the discrepancies started to emerge: no distraught family members came to the school; none of the surviving staff or students knew anyone of that name.

Late on Wednesday, cheers broke out at the site of the ruined school as a rumour spread that two students had been saved.

But soon after, a group of volunteer first responders known as the Moles – famed for burrowing through rubble – left the school saying there had been a difference of opinion with naval officials who had taken over the rescue effort.

In the end, that effort was unnecessary.

The anger prompted by the episode was the product of widespread disgust with public officials and media outlets which are routinely accused of fudging statistics and downplaying Mexico’s problems.

“We already have extremely low levels of interpersonal and institutional trust,” said Rodolfo Soriano-Nuñez, a sociologist in Mexico City.

Televisa y Gobierno repiten la historia de “Monchito” con “Frida Sofia” 32 años después

 

A la pasmosa coincidencia de fechas entre el terremoto de 1985 y el del pasado martes, que provocaron escenas parecidas de caos y solidaridad en Ciudad de México, se suma la similitud de los casos de “Monchito” y “Frida”, que tuvieron al país en vilo hasta que se reveló la triste realidad.

El niño Luis Ramón “Monchito” y su abuelo quedaron sepultados en las ruinas de una vecindad en el barrio capitalino de La Merced a causa del poderoso sismo de magnitud 8.1 que sacudió el país la mañana del 19 de septiembre de 1985.

Al cabo de varios días de búsqueda frenética, equipos de rescate de diversos países, así como de la Marina de México, determinaron que ya no quedaba nadie vivo bajo los escombros del inmueble.

No obstante, miembros de un cuerpo de voluntarios civiles que llegaron al lugar aseguraron que detectaban señales de vida, lo que provocó una oleada de esperanza de una nación que, en medio de la tragedia, enfocó su atención en el rescate del menor.

Se escuchaba a los rescatistas dar instrucciones al supuesto sobreviviente, a quien le pedían responder con golpes a las preguntas que le hacían. Así determinaron que se trataba de “Monchito”.

Los periodistas presentes se encargaron de amplificar con mayor o, más frecuentemente, menor fidelidad lo que escuchaban, en círculos concéntricos que se extendieron más allá de las fronteras del país.

El entonces presidente Miguel de la Madrid ordenó que se mantuviera la búsqueda a toda costa, mientras los padres de Luis Ramón se aferraban a la esperanza, al igual que el resto de la sociedad mexicana.

Pero todos los esfuerzos por llegar al niño fueron en vano, y finalmente las tareas de rescate terminaron tres semanas después.

Una pesada losa de tristeza e incredulidad cayó sobre el ánimo de familiares y mexicanos en general.

Se llegó a decir que “Monchito” nunca existió, o que los esfuerzos por rescatarlo no fueron otra cosa que una pantalla para hurtar bienes de la vivienda derruida. Algún experto ofreció una explicación cuando menos plausible: “histeria colectiva”.

Un caso similar ha surgido 32 años después con la historia de “Frida”, que había acaparado la atención general y centrado las esperanzas de buenas noticias en medio del nuevo desastre en el que hasta ahora han muerto 273 personas, mientras un centenar se halla desaparecidos.

DKSeGWSVAAEnujF

Rescatistas comandados por la Marina se esforzaban por llegar a esta menor, presuntamente atrapada entre los escombros del Colegio Enrique Rébsamen, que se desplomó en el sur de la capital a causa del terremoto del 19 de septiembre, pero de 2017.

El oficial mayor de la Secretaría de Marina, almirante José Luis Vergara, dio el miércoles por la noche detalles de dónde se encontraba la niña y de la estrategia para llegar a ella.

Pero el subsecretario de Marina, Ángel Enrique Sarmiento, dijo que los expertos que trabajan en el lugar están “seguros de que no fue una realidad” la existencia de la menor.

“Hemos hecho un conteo con la dirección de la escuela y tenemos la seguridad de que todos los niños o fallecieron, están en los hospitales o a salvo en sus casas”, declaró.

Apuntó que existen dudas sobre una persona de intendencia que posiblemente se encuentra viva entre los escombros.

Lo insólito de la historia de la niña “Frida” es que se refirieron a ella por nombre no solo funcionarios de primer nivel de la Marina, sino el propio secretario de Educación, Aurelio Nuño, así como todos los medios de comunicación que seguían de cerca las labores de rescate.

El oficial mayor Vergara dio a su vez una versión ligeramente distinta a la de Sarmiento. Aseguró que “hay vida” bajo los escombros de la escuela, y no sabe si se trata de un adulto o de un menor.

Sobre “Frida” aseguró que crecía la “gran duda” de su existencia, pues no había una familia que la reclamara.

“Pero estamos en una crisis. Quizás los padres estaban atrapados en otro lado. Son hipótesis”, remarcó. Acaso la explicación psiquiátrica sea nuevamente la más creíble.

Entre las múltiples coincidencias entre los terremotos del 19 de septiembre de 1985 y 2017 los nombres de “Monchito” y “Frida” han quedado de esta forma unidos como símbolos de la esperanza de encontrar vida entre los escombros de los edificios destruidos.

Un centenar de personas están todavía desaparecidas y los equipos de rescate persisten en las tareas para encontrar vida bajo las ruinas.

 

Frida Sofía, la niña que solo existió en la ultima telenovela de Televisa

DKSBr26UQAAzViW
Por Germán Meneses.

 

Alternativo.mx | La empresa Televisa vuelve a torcer las leyes fundamentales del periodismo e inventa un historia conmovedora para “humanizar” la tragedia por el sismo, en la cual la protagonista Frida Sofía nunca salió a cuadro.

La añeja práctica de la empresa propiedad de Emilio Azcárraga Jean deja muy mal parado al periodismo mexicano, incluso a nivel internacional, pues en la escuela Enrique Rébsamen de Villa Coapa, Ciudad de México, se montó un teatro con la tristeza de millones de mexicanos.

La reportera Danielle Dithurbide pasó por alto la regla básica del periodismo diario, del periodismo de oficio, del periodismo profesional, que consiste en investigar, verificar y confirmar datos antes de difundirlos.

La incipiente reportera también faltó a la tan añeja como vigente práctica periodística de consultar varias fuentes de información, es decir, no quedarse con la primera versión del hecho.

¿Usted, amable lector vio a Danielle entrevistar a padres de alumnos del colegio Rébsamen?; la vio entrevistar a algún directivo de esa institución de educación básica; captó el momento en que buscó hasta encontrar y confirmar que una de las alumnas del colegio en realidad se llamaba Frida Sofía?¡Alternativo.mx tampoco!

Seguramente la joven reportera, conductora de un espacio informativo matutino en la empresa Azcárraga, fue alentada por sus superiores para hacer lo que hizo, pero que no debía hacer.

Resalta que nunca llegó a lo que queda del colegio un padre de familia reclamando el hallazgo de “Frida Sofía”, por más que la reportera asegura haberlo entrevistado, lo cual nunca documentó durante su maratónica transmisión en vivo.

También destaca que el enorme equipo informativo de Televisa, empresa que se precia de poseer una amplia cobertura nacional e internacional, “no tuvo tiempo” de mandar reporteros a otras zonas de la Ciudad de México donde también se llevaban a cabo labores de rescate de personas vivas o muertas como consecuencia del gran sismo.

El show terminó cuando autoridades de la Secretaría de Marina desmintieron la versión de que bajo los escombros de lo que fue el Colegio Rébsamen estaba -viva o muerta- una joven estudiante de nombre Frida Sofía.

Los paladines de la información de Televisa, Denise Maerker y Carlos Loret de Mola, salieron a defender la causa como gato boca arriba, mientras que Danielle salió de la escena luego de haber permanecido al aire y en cadena nacional por más de 12 horas como la actriz principal, por encima de Frida Sofía.

El subsecretario de Marina, Angel Enrique Sarmiento Bernal, declaró a medios nacionales e internacionales que nunca se tuvo conocimiento “de la versión que se sacó con el nombre de una niña, estamos seguros que NO fue una realidad”.

“Noticieros Televisa pide a Marina explicación sobre cambio en versión en torno a sobrevivientes del colegio Rébsamen”, publica la propia empresa en su cuenta de Twitter.

La última escena, la del heroísmo, la de las palmas incluso, la de la foto del recuerdo saturada de lágrimas, nunca llegó, como sí ocurrió en los casos de la liberación del técnico de futbol Rubén Omar Romano y la captura de la francesa Florence Cassez.

LA NUEVA GRAN MENTIRA DE TELEVISA SE LLAMO FRIDA SOFIA / OTRA RAZÓN PARA NO VOLVER A CREER EN SUS PERIODISTAS

DKRs7SNVYAAu0Qo

El reality de Frida Sofía o la desmesura mediática de Televisa – Proceso

De la tragedia ocurrida en el Colegio Enrique Rébsamen, donde han fallecido 25 personas (21 niños y cuatro adultos) al venirse abajo la pesada estructura del edificio, desde la mañana del miércoles 20 surgió la esperanza de rescatar con vida a una niña de primaria atrapada entre los escombros.

Cámaras, micrófonos, drones, despliegue de rescatistas y algunos familiares se trasladaron hasta la escuela para observar “el milagro”. Las principales televisoras, sobre todo Televisa, se enlazaron en vivo y durante nueve horas continuas transmitieron las labores de rescate que poco a poco se fue transformando en un reality show que terminó como un ejercicio de desmesura mediática y caos informativo.

La reportera de Televisa Danielle Dithurbide se convirtió en la principal conductora de este reality, que por momentos recordaba a La Rosa de Guadalupe y en otros traía a la memoria escenas de los sismos de 1985 y de la nada sutil manipulación emocional de los televidentes para olvidarse de los otros damnificados y de las otras aristas de la tragedia.

A las cámaras y señales de Televisa les siguieron también las de TV Azteca, Imagen TV, Canal Once, decenas de medios internacionales, jóvenes reporteros de medios digitales y rescatistas que se sometieron al control de la Policía Federal y de la Secretaría de Marina que tuvieron el control de la escuela devastada.

El almirante de la Marina José Luis Vergara Ibarra confirmó a los medios de comunicación que tras cuatro horas de maniobras de rescate habían detectado a una niña con vida.

“Hay una niña que aún escuchamos está con vida. Y es ahí donde realizamos el mayor esfuerzo porque está muy complicado el rescate”, confirmó el almirante ante las cámaras de Televisa.

El reality se llenó de ingredientes de todo tipo: una profesora aseguró que había una niña llamada Frida Sofía y que estaba en primaria; un “marino” (sin nombre preciso) dijo que una niña llamada Frida movió su mano y pidió agua; algunos medios aseguraron que la menor tenía 12 años.
La niña que se llamaría Frida se volvió la heroína sin rostro de una tragedia necesitada de símbolos y de las televisoras hambrientas de rating.

En sus transmisiones nocturnas, Televisa fue el único medio que tuvo el privilegio de estar cerca de las labores de rescate en el Colegio Enrique Rébsamen, mientras el resto de los medios fueron alejados ante la zona acordonada.

A cambio, los conductores de la principal televisora alabaron la labor de la Secretaría de Marina que tomaba el control de facto de este espectáculo digno de un maratón televisivo, con llamados a la esperanza y la frase “Fuerza México” repetida hasta el cansancio.

A la hora del noticiario estelar de “Las Estrellas”, los conductores Denise Maerker y Joaquín López Dóriga, revivido en las pantallas de Televisa, concentraron el 90% del tiempo de transmisión en el suceso del “rescate de Frida Sofía”.

Para ellos, el caso del rescate de Frida Sofía del colegio Rébsamen se volvió en “el símbolo de la esperanza de México”. López Dóriga no mordió completo el anzuelo del reality show y dejó sola a Denise Maerker cuando también “guardaba silencio” como si estuviera en el sitio de rescate y no en un estudio televisivo.

Lo mismo hicieron Imagen TV, TV Azteca y Milenio TV, pero sin el acceso privilegiado y en primer plano a las labores de rescate y sin la desmesura de Televisa.

Al filo de las 23 horas se subió en las redes sociales el video de dos jóvenes rescatistas que anunciaron, eufóricos, que habían rescatado a una niña llamada Frida Sofía o Ana Sofía. Las autoridades no confirmaron esta versión. Y los conductores de Televisa se molestaron.

Anticlimático, el titular de Educación Pública, Aurelio Nuño, en lugar de sumarse a la euforia colectiva, declaró en Televisa que le pedía a los familiares de los niños bajo los escombros de la escuela que se comunicaran a la SEP.

Surgieron otras versiones de que la niña no se llamaba Frida Sofía y también otras que indicaban que no había ninguna menor con vida bajo esos escombros. De la esperanza se cayó en el caos informativo, porque nadie confirmaba lo que durante horas alimentó las transmisiones televisivas.

En medio del reality, al filo de la medianoche, surgió un brote de nerviosismo por un “microsismo” que podría ser una réplica del sismo del 19 de septiembre. La alarma bajó, pero la transmisión de Televisa continuó hasta que ya no había esperanza de observar el rescate triunfal de una menor.

En su último reporte de esta mañana, la reportera Dithurbide afirmó que desde las 5 de la madrugada las labores de rescate “fueron suspendidas por completo, por lo frágil de la estructura”, y sólo hay un equipo de especialistas trabajando en los escombros de la escuela.

Los rescatistas civiles fueron desplazados. Ya nadie más en Televisa volvió a mencionar a la niña Frida Sofía, pero en TV Azteca, Hannia Novel, citando a la propia SEP, afirmó que en la lista de niños del Colegio Enrique Rébsamen no había ninguna menor que se llamara así.

La reacción en las redes sociales fue desde la decepción hasta la dura crítica a los medios de comunicación, en especial a Televisa, porque todo sonaba “perverso”.

Una niña que se movía, una niña que recibió agua, una niña que habló, que se comunicó con el exterior. Ahora resulta que nadie puede confirmar si existió, aunque ya todos saben que no se llamaba Frida Sofía.

A pesar de eso, en su primera plana de este 21 de septiembre, el periódico La Razón publicó como nota principal: “El país contiene aliento ante el largo rescate de la niña Frida”. Y El Universal también le hizo segunda en su primera plana: “La esperanza se llama Frida”.

Ahora, la decepción del reality se llama Frida.

PUBLICADO EN PROCESO

El Poder de un país 

Definición sobre el “poder”del británico Correlli Barnett: 

“El Poder de un país no consiste solamente en su fuerza armada, también en sus recursos económicos y tecnológicos; en la destreza, previsión y resolución con que se conduce su política exterior; en la eficiencia de sus organizaciones políticas y sociales. Consiste en la nación misma, su gente, habilidades, energía, ambición, disciplina, iniciativa, creencias, mitos e ilusiones. Y además, en la forma en que todos estos factores están relacionados entre sí.”

Twitter @TiempGro 

Policías Estatales y Municipales de Chilpancingo disparan contra estudiantes de Ayotzinapa 

De acuerdo con los padres de los 43 normalistas desaparecidos, los neumáticos del autobús en donde viajaban fueron ponchados por lo que la policía dio alcance al autobús 1512 de la línea Estrella de Oro acción que derivó en la detención de 12 estudiantes.

Normalistas de Ayotzinapa se enfrentaron con policías municipales y estatales en el libramiento de cuota de Tixtla, a la altura de Los Túneles, donde retuvieron una pipa con combustible y camionetas distribuidoras de productos, además de secuestrar a tres policías municipales.

La pipa de gasolina de la empresa “Lugogas”, con capacidad de 30 mil 300 litros fue recuperada tras realizar disparos por los elementos policíacos contra los autobuses que trasladaban a los estudiantes. 

Los jóvenes posteriormente retuvieron tres camionetas de la empresa Bimbo, una camioneta de la empresa Coca cola y un camion tipo torton, que fueron llevados hasta las instalaciones de la normal rural ‘Raúl Isidro Burgos’.

A las altura de Matlalapa, los estudiantes se encontraron de frente con una camioneta que trasladaba policias estatales con equipo antimotín y trataron de impactar el autobús en que se trasladaban, y posteriormente corrieron hacia los cerros y laderas cercanas para no ser alcanzados.

A su paso, cerca de la comandancia de la policía municipal, los normalistas se llevaron una patrulla de tránsito con tres elementos, tras desarmarlos; las armas las tiraron en el bote de basura de la misma comandancia.

Reparece la CETEG

En su oportunidad, la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) condenó enérgicamente la agresión sufrida hoy por los normalistas de Ayotzinapa, ya que fueron agredidos con armas de fuego a cargo de la Policía Estatal. 

En un comunicado el magisterio estatal refirió que en el autobús que viajaban a la altura del túnel en el libramiento de Tixtla, se dirigían a realizar una actividad de boteo en el marco por la jornada de lucha por 3 años de la desaparición forzada de los 43, a la ciudad de Chilpancingo. 

Ante dicho suceso fueron detenidos un grupo de jóvenes de la normal que ahí se encontraban.

“Culpamos al Gobierno Estatal y Federal ante cualquier situación que le puedan ocurrir a nuestros camaradas Normalistas, y hacemos el llamado a estar alertas ante otra represión y accionar debidamente”, indicó la CETEG. 

Twitter @TiempGro 

Expertos prevén sismo más intenso en Guerrero o Jalisco 

Aunque no es posible predecir un sismo, se espera uno de mayor magnitud al registrado el pasado 7 de septiembre, que alcanzó los 8.2 grados en la escala de Richter. El posible terremoto podría tener su epicentro en el estado de Jalisco o de Guerrero.

De acuerdo a Carlos Suárez Plascencia, jefe del Departamento de Geografía y Ordenación Territorial de la Universidad de Guadalajara (UdeG), explicó a Infobae que por la actividad sísmica hay riesgo en Jalisco y Guerrero (en el Océano Pacífico)”.

Ello se explica, dijo, por las cinco placas tectónicas que cruzan al país, como la de Norteamérica, la de Cocos, la del Pacífico, la de Rivera y la del Caribe. Precisamente fue la de Rivera donde hubo actividad el pasado jueves.

Otro problema es que en un siglo, la Placa de Cocos no ha tenido gran actividad sísmica y la fuerza con que se presente un terremoto puede ser catastrófica. Según el especialista de la UdeG, este tipo de fenómenos se presentan cada 70 años, pero este periodo ya caducó.

En esta universidad opera una red de 30 sismógrafos, que se encargan de monitorear la zona de la placa de la Rivera y en promedio ocurren a diario tres sismos de magnitud poco perceptible para la Jpoblación.

UNAM apunta a Guerrero 

Un gran terremoto tendría epicentro en las costas del estado sureño de Guerrero, a 400 kilómetros de distancia de la capital del país, y podría inclusive superar el de hace 32 años, según científicos.

Xyoli Pérez, titular del Servicio Sismológico Nacional, que pertenece al Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), afirma que la zona conocida como el “Gap (brecha) de Guerrero”, es donde se podría generarse el fenómeno.

Sin embargo, afirma que “es imposible predecir el día y la hora cuando sucederá”, por lo que la investigadora llamó a “evitar la difusión de rumores” apocalípticos que suelen propalarse rápidamente sobre todo ahora gracias a las redes sociales.

Acompañada de un grupo de expertos, Pérez indicó que “aún no llega el gran sismo” a pesar de que el de la semana pasada superó una décima al de 1985, que golpeó muy fuerte a la Ciudad de México, fundada sobre un lago y cuyo subsuelo es fangoso y proclive a moverse por efecto de cualquier temblor en las áreas cercanas.

En rigor, según Leonardo Ramírez, jefe de la Unidad Sismológica del Instituto de Ingeniería de la UNAM, en la capital mexicana la “magnitud” del temblor del pasado jueves fue de un tercio, lo que explica por qué en esta urbe pasó “sin pena ni gloria”.

Por “magnitud” se entiende “el tamaño del sismo, la energía que se libera en el lugar donde se origina, e intensidad se refiere al efecto, a la aceleración, al movimiento del terreno”, explicó Xyoli Pérez.

El sismo que afectó a la capital en 1985 tuvo su epicentro en las costas de Michoacán, es decir, a 400 kilómetros de distancia.

Desde hace mucho tiempo se habla de la posibilidad de que ocurra un terremoto en México de gran magnitud en la llamada “Brecha de Guerrero”, donde no se han presentado sismos significativos en más de 100 años.

El Sistema Nacional de Protección Civil considera que ese movimiento ocurriría en una franja que va de Acapulco a Zihuatanejo, en cuyo subsuelo viene acumulándose una enorme cantidad de energía por el choque constante de las placas tectónicas.

Guerrero es de hecho el generador del 25% por ciento de la actividad sísmica del país, porque la llamada “Placa de Cocos” intenta penetrar por debajo de la “Placa Norteamericana”. El punto de encuentro entre ellas ocurre justamente frente a las costas del Pacífico, desde el estado de Jalisco, hasta el de Chiapas.

La última vez que hubo un temblor de grandes proporciones en la región de la Brecha de Guerrero fue entre 1899 y 1911, cuando ocurrieron cuatro sismos cuyas magnitudes oscilaron entre 7,5 y 7,8.

Han pasado 106 años del último sismo en ese lugar, por lo que se considera que las probabilidades de que se repita son muy altas, lo cual no deja de mantener en zozobra a los capitalinos, que sin embargo no pierden la esperanza de salir airosos de los embates de la furia de la naturaleza

Twitter @TiempGro 

Patrocinado por: