El senador del PRI, Manuel Añorve Baños que tiene una guerra declarada contra el ex gobernador Astudillo, salió a desmentirla públicamente y señaló que existe guerra sucia y una campaña de difamación en su contra, luego de que circuló un mensaje que acusa al exgobernador Héctor Astudillo Flores de haber hecho negocios con el exsecretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, mediante el intercambio de obras públicas, y de haber entregado el estado a Morena a cambio de impunidad por actos de corrupción.

Astudillo Flores declaró al periódico El Sur: “Ubico perfectamente quién lo hizo, y bueno, entiendo perfectamente que hay personas aquí en Guerrero que les gusta hacer este tipo de perversidades, de maldades. Se perfectamente quién es el (muñeco) diabólico que hizo eso”.

El también exalcalde de Acapulco advirtió que no permitirá nuevamente una campaña de difamación en su contra y que se le intente responsabilizar del libelo contra Astudillo Flores, sólo por la cercanía que se dice que tiene con el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas.

En alusión a la impugnación que presentó Astudillo ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y en defensa de la maniobra de Alito, Añorve Baños recordó que “la prórroga es un recurso que en su momento dirigencias nacionales del PRI como las de Claudia Ruiz Massieu y César Camacho utilizaron, al igual que se ha hecho en otras dirigencias nacionales y estatales”.