Astudillo notificó al dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno su decisión de renunciar como integrante del Consejo Político Nacional.

Mediante una carta, el exmandatario estatal sostuvo que tomó esta decisión por “un acto de congruencia con sus convicciones políticas, democráticas y morales”.

Luego de que el Consejo Político Nacional del PRI aprobara el lunes modificaciones a los estatutos del partido para que el dirigente Alejandro Moreno pueda ampliar su periodo al frente de dicho instituto político hasta 2024, diversos cuadros han manifestado su desacuerdo con esta medida.

Astudillo, dijo que no puede convertirse en “observador de abusos, faltas de respeto y de trampas”, tras señalar que el PRI y su militancia no merecen padecer todo lo que se ha visto en los últimos meses, “en donde los escándalos han sido una constante”.

Desmintió al líder nacional priista Alejandro Moreno, quien dijo que los acuerdos alcanzados durante el Consejo Político fueron por unanimidad.

“El discurso que le escuché ayer ya no une, solo confronta y divide. Presentó en su participación más descalificaciones para quienes no están alineados con usted que ideas políticas creíbles; urge lealtad, respeto y seriedad”.

Dijo que el desgaste del PRI no es responsabilidad de la militancia, sino de la propia figura de quien encabeza la dirigencia nacional.

Pidió a Alejandro Moreno, “hacer una valoración de su estadía en el PRI y no seguir generando entornos y circunstancias que nos acercan a las elecciones muy desgastados y que nos precipiten a debacles anticipadas”.

“Es urgente que deje de cometer abusos, actuar con trampas y tenga muy claro que a usted se le dio el encargo de ser el presidente de un partido con millones de militantes, con historia y con aportaciones sociales importantes para el desarrollo de México, no de una secta”.

El exgobernador de Guerrero pidió al líder del PRI “alejarse de la frase bíblica, el que no está conmigo, estará contra mí.»