En el colmo de la desfachatez y de la negación de la terrible realidad que vive Acapulco ante la nueva ola de violencia que azota al puerto, el secretario de Turismo municipal David Abarca Rodríguez afirmó el día de hoy ante reporteros locales que los hechos delictivos registrados en la avenida Costera Miguel Alemán no afectan la llegada de turistas ni su imagen.

Desafortunadas declaraciones sin lugar a dudas, pero estas no pararon, porque se aventó otra joyita ante cuestionamientos de la prensa: “Dime tú, qué turista ha tenido problemas. A mí solo me preocupa el turismo y voy a seguir trabajando en ello”.

“La gente sigue creyendo en Acapulco”, argumentó el funcionario municipal, al que no le gusta que se le mencione el tema de la inseguridad, pero sobretodo, que no se comente en los medios el pésimo trabajo que está haciendo desde que asumió el puesto como secretario de turismo.

Hay que recordar que este señor fue el mismo que hace unas semanas pidió “no magnificar” los hechos de violencia registrados en Acapulco, con el fin de no perjudicar la imagen del puerto turístico en el extranjero (sic) pero además puso un ejemplo que solo denotó su bajo IQ sino su ignorancia al asegurar que en Estados Unidos no se magnificaba la violencia, pues ellos solo cuentan lo ocurrido entre ellos, y resuelven sus problema entre ellos sin recurrir a la exhibición.

Que caraduras nos salieron los “morenos”.

Twitter @MexTiempo