Por irregularidades en su gasto ordinario del 2021, el Instituto Nacional Electoral (INE) perfila imponer una multa a Morena por 400 millones de pesos.

Además, la autoridad electoral discutirá abrirle cinco procedimientos oficiosos para investigar distintas anomalías, entre ellas hacer retroactiva una ley aprobada en el 2022 para devolver su financiamiento público, y la sospecha de que parte de esos recursos no eran de sus prerrogativas.

Lejos de corregir sus errores financieros, el partido guinda los multiplica, por lo que la sanción, que contempla a las dirigencias nacional y estatales, se multiplicará en comparación con el 2020, cuando se le aplicó una multa por 315 millones de pesos.

Las conductas más frecuentes siguen siendo transferencias indebidas de recursos e ingresos y egresos no comprobados, reportes falsos, compras ajenas a fines partidistas, contratación de servicios irregulares y pagos a proveedores inexistentes.

Inicialmente, la multa total sería de 459 millones, sin embargo, consejeros consultados informaron que ésta podría bajar antes de la sesión del Consejo General de este martes, pues de última hora se presentaban más requerimientos que los representantes del partido podrían solventar.

Del monto total, alrededor de 170 millones pesos eran para la dirigencia nacional, y el resto para los comités locales.

De éstos el más sancionado sería el de la Ciudad de México con 94 millones, el de Baja California con 36 millones, el Estado de México con 19 millones, Nuevo León con 16 millones, Michoacán con 15 millones, Veracruz con 11.5 millones e Hidalgo con 11.3 millones.

Anuncio publicitario