El crecimiento potencial que ha tenido el sector agro a raíz de la apertura comercial es una muestra del enorme potencial que tiene México, afirmó Claudia Ruiz Massieu, presidenta de la Comisión especial de seguimiento a la implementación del T-MEC del Congreso de la Unión.

Al participar en el Foro Global Agroalimentario, la legisladora resaltó que la integración del campo, específicamente del sector agroalimentario, a Estados Unidos y Canadá ha permitido incrementar la competitividad, la inversión y la cantidad de empleos.

Ruiz Massieu destacó que la apertura comercial llevó al campo a representar 9 por ciento del producto interno bruto de México, convirtiéndose en factor clave de la alimentación no sólo de las familias mexicanas, sino también de las de Canadá, Estados Unidos, Asia y hasta de algunos países de Europa.

Resaltó que México es el décimo productor de alimentos del mundo y el décimo cuarto mayor exportador de productos agroalimentarios.

La senadora resaltó que la fortaleza del sector agroalimentario del país evitó que la crisis de la pandemia de covid-19 se transformara en una de carácter alimentaria, pues la cadena de abasto del campo siempre permaneció en movimiento.

Por este motivo, enfatizó, impulsar el sector agro mexicano es tan importante como gobernar un país, pues de ello depende la seguridad alimentaria.

Publicado en La Jornada por Braulio Carabajal