Adicional a ello, AMLO descartó reforzar la seguridad en Acapulco por este hecho, ya que en general los delitos y homicidios en Guerrero han disminuido.

Tras el incendio en la discoteca Baby’O, en Acapulco, Guerrero, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), dijo que por el momento no se puede responsabilizar a la delincuencia de lo ocurrido el miércoles pasado y pidió no especular hasta que se realicen las investigaciones, dijo en la conferencia mañanera que se realiza este viernes en Morelos.

Sin embargo reconoció que hay un gran despliegue publicitario porque se trata de una discoteca muy famosa, por lo que pidió esperar a las investigaciones, aunado a que se sabe que el recinto estaba asegurado y llevaba más de 18 meses cerrada por el brote de COVID-19.

AMLO señaló que también llama la atención que el incendio ocurre no en la parte principal, de frente, no detrás.
Pese a ello, AMLO descartó que tras este hecho se vaya a reforzar la seguridad en Acapulco, toda vez que enfatizó que según los reportes que se tienen en el Gabinete de Seguridad, los homicidios y delitos en general se han reducido en Guerrero. 

“Están bajando los homicidios y no quiere decir que no haya violencia, sigue habiendo problemas de enfrentamiento de bandas, todo esto que heredamos del periodo neoliberal.”

Que facil es echarle la culpa a otros.