Dos mujeres un camino: la incompetencia.

La Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Guerrero (Copriseg), declaró en días pasados emergencia sanitaria en Acapulco por la acumulación de basura en las calles por la falta de recolección, el gobernador Astudillo se comprometió a ayudar pero todo sigue igual después de que la Copriseg, dependiente de la Secretaría de Salud estatal, emitió la declaratoria por la falta de limpieza de las calles del puerto, tras un exhorto que le hizo al ayuntamiento de Acapulco el pasado 20 de septiembre.

Desde hace unos 15 días, el servicio de recolección de basura fue suspendido por la empresa que lo realizaba, la razón: por adeudos del ayuntamiento que encabeza la Morenista Adela Roman.

Pero este tan solo es un de los cientos de problemas que aquejan al Puerto de Acapulco, que día con día se parte en pedazos por la falta de gobierno, de servicios básicos, inseguridad y pobreza.

Y mientras crece el conflicto de la basura, la tensión entre la actual edil, Adela Román Ocampo, y Abelina López, ambas de Morena, agrava las consecuencias que sufre la ciudadanía del puerto, abandonada a su suerte, aún antes de que comience la nueva gestión.

Tan mal esta la situación que Abelina López culpa a Adela Román, de heredarle problemas en esos pagos, que aseguró, no reconocerá.

“Yo entiendo que cada quien tiene que asumir su responsabilidad. Si eso es en el periodo de Adela, Adela que lo pague. Yo voy a hacer lo que a mí me toca a partir de que me tomen protesta”, aseguró Abelina, sin importarle en lo más mínimo las afectaciones a la población y dejándonos en claro que su gobierno será mucho peor que el actual, porque ambas mujeres están cortadas con la misma tijera.