El Tribunal Electoral federal aplazó la sesión pública que había sido programada este jueves para votar un proyecto que proponía confirmar la cancelación del registro del morenista Félix Salgado Macedonio como candidato al gobierno de Guerrero, por no haber reportado al INE sus reportes de ingresos y gastos de precampaña.

Anoche, la dirección de Comunicación Social informó repentinamente que la sesión se aplazaría hasta nuevo aviso, aunque personal de la Sala Superior confirmó a este medio que la misma podría llevarse a cabo el próximo martes.

El proyecto que planteaba confirmar la sanción impuesta por el INE al morenista fue elaborado por la ponencia del magistrado Indalfer Infante.

Ahora, el aplazamiento de la votación supone para el magistrado enfrentar presiones internas y externas para que cambie el sentido de su proyecto, señalaron fuentes del órgano jurisdiccional.

Infante había circulado a sus colegas del pleno, de mano a mano, el proyecto impreso (no digital), con la finalidad de proteger el contenido de posibles filtraciones.

Esta consideración contrastó con el tratamiento que se le dio al proyecto relativo al michoacano Raúl Morón, a cargo de la magistrada Mónica Soto, el cual fue circulado la mañana del miércoles de manera digital y terminó filtrándose a los medios.

El proyecto original del magistrado Infante cerraría definitivamente la puerta a Salgado Macedonio. Con él concluiría el largo camino de impugnaciones a su candidatura, primero al interior de su partido, por acusaciones de violación y abusos sexuales, y luego en las instancias electorales, por haber cometido una falta calificada como grave en el proceso de fiscalización.

Esta vez, finalmente, el Tribunal Electoral dictaría la última palabra: el guerrerense se quedaría sin el derecho a ser abanderado al gobierno de Guerrero y el partido tendría que sustituirlo en la candidatura.

Salgado Macedonio se comprometió en días recientes a respetar la voluntad de los magistrados electorales.