El Movimiento Regeneración Nacional (Morena), del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, perderá la mayoría calificada de la Cámara de Diputados en las elecciones del próximo 6 de junio, con lo que ya no podría reformar la Constitución, según la consultoría Integralia.

En el Primer Reporte Electoral 2021, Integralia prevé, basándose en un compendio de encuestas, que “Morena será el partido más votado, pero no se repetirá el tsunami electoral de 2018 cuando existió un voto masivo por ese partido”.

La consultoría estimó que Morena y sus aliados lograrán una mayoría absoluta en la Cámara de Diputados pero no alcanzarán la mayoría calificada de dos tercios de los 500 escaños, con lo que “el presidente perderá la capacidad para enmendar la Constitución”.

El próximo 6 de junio, 94 millones de mexicanos pueden acudir a las urnas para elegir a los 500 diputados federales, 15 de 32 gobernadores estatales, 30 congresos locales y 1.900 ayuntamientos, en lo que se consideran las elecciones más grandes del país.

Los partidos opositores Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD) se sumaron en una coalición para quitar la mayoría que apoya a López Obrador.

Integralia dijo que estos comicios definirán “la consolidación del proyecto político de López Obrador o su contención por parte del Congreso”.

El informe consideró que entre más alta sea la participación, “mayor la probabilidad de que haya voto de castigo al Gobierno”.

Recordó que las elecciones intermedias en México “suscitan bajo interés”, por lo que la participación ha rondado el 44,6 % en las 3 últimas votaciones, en 2003, 2009 y 2015.

Pero señaló que esta vez podría registrarse una “mayor participación”, dado que coincidirán con la elección de gobernadores y alcaldes, además de que hay “un clima de polarización” política.

Sobre las elecciones a gobernador, Integralia proyectó que Morena ganará entre 7 y 8 de los 15 Gobiernos estatales que hay en juego.

Esto, sumado a los Gobiernos locales que ya ostenta, convertiría a Morena en “la fuerza regional más relevante, con 13 o 14 gubernaturas”.

La consultoría también previó un “proceso electoral conflictivo” por los “ataques” de López Obrador y de Morena contra el Instituto Nacional Electoral (INE), especialmente por el caso de Félix Salgado Macedonio.

La autoridad electoral retiró a Salgado Macedonio, político acusado de abuso sexual, su candidatura por Morena a gobernador del estado de Guerrero por no haber presentado su informe de gasto de precampaña.

Ante esto, Morena ha amenazado con suprimir el INE, mientras que Salgado Macedonio asegura que “no habrá elecciones” en Guerrero si él no puede ser candidato.

“El Tribunal Electoral tendrá la última palabra y en aquellas entidades donde Morena pierda por estrecho margen habrá presiones para anular elecciones”, estimó Integralia.

López Obrador arrasó en las elecciones del 1 de julio de 2018 con 30 millones de votos y el 53 % de los sufragios, mientras que Morena, partido fundado por él, se llevó el control de la Cámara de Diputados, del Senado y de varios estados, incluida la capital.