El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que no descansará ni se cansará de buscar a los estudiantes para que se haga justicia y castigue a los responsables.

En Iguala, Guerrero, el Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el caso de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa ocurrida en 2014 es una espina que tiene clavada en el alma, por lo que no descansará ni se cansará de buscarlos para que se haga justicia y castigue a los responsables.

“El caso Ayotzinapa es una espina que traemos clavada en el alma. Por convicción y como representante del Estado mexicano reafirmó el compromiso de continuar trabajando en coordinación con la Fiscalía General y el Poder Judicial para saldar la deuda que tenemos pendiente con los padres y madres de los muchachos”.

Durante la ceremonia de izamiento de la bandera monumental en el cerro del Tehuehue de Iguala, admitió que aún con 82 detenidos, pocos de ellos hablan sobre lo ocurrido entre el 26 y 27 de septiembre de 2014, por lo cual no se sabe a ciencia cierta del paradero de los normalistas.

“No quiere decir que nos daremos por vencidos o que nos cansaremos de buscar a los estudiantes”, subrayó al convocar a la gente a participar y colaborar con el gobierno si tienen información que lleve al paradero de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

AMLO: La verdad y la justicia pueden tardar, pero finalmente llegan

Ante su homólogo argentino Alberto Fernández, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, López Obrador estableció que cuando se le tiene amor al pueblo “no hay lugar para componendas ni se permite la impunidad de nadie.

‘La verdad y la justicia pueden tardar, pero finalmente llegan”, recalcó el jefe del Ejecutivo federal quien dijo que era imperdonable estar en Iguala y no tocar el tema de los jóvenes desaparecidos.

Denunció que ese día del 26 de septiembre cuando ocurrió el lamentable suceso de la sustracción de los estudiantes, “el autoritarismo mostró su rostro siniestro y se hizo evidente la complicidad del gobierno con la delincuencia organizada”.

AMLO mencionó que se pretendió engañar con la llamada verdad histórica, que según habían sido quemados en un basurero de la comunidad aledaña de Cocula.

“Todo ese argumento se ha venido cayendo y quienes intervinieron establecieron un pacto de silencio”, puntualizó el mandatario.

Por Sergio Ramírez

Publicado en @LaRazon_mx

Twitter @TiempoGro