Las alarmas se encendieron nuevamente.

Acapulco está retomando su ola de violencia y es que la delincuencia está tomando nuevamente control de ciertas zonas del puerto.

Prueba de ello es que apenas ayer un taxista fue asesinado a balazos durante la en pleno centro de Acapulco, y el hallazgo de un cadáver hallado dentro de un taxi, encendieron las alarmas.

Horas después de los hechos taxistas de distintas rutas alimentadoras de la periferia del puerto pararon por temor parcialmente sus servicios.

Pero no paro ahí. Estos hechos traían cola…

Ya que una mujer vendedora de dulces, aguas y refrescos en playa de Las Hamacas fue asesinada a balazos por hombres armados un día antes en plena Costera Miguel Alemán.

El asesinato ocurrió antes de las 17:00 horas de este jueves, cuando se reportó que entre la franja de la arena y una parada de camiones había una mujer herida por arma de fuego, por lo que autoridades se trasladaron al lugar.

A estos hecho les siguió otro hallazgo macabro: Las osamentas de un hombre y una mujer que fueron encontradas en fosas clandestinas en una casa en construcción abandonada, en la colonia Chinameca, cerca del antiguo restaurante El Campanario en la parte alta de Acapulco.

Pero tampoco paro ahí la cosa…

Ya que un hombre fue atacado a balazos la madrugada de este sábado y murió al llegar a un hospital en la colonia Ciudad Renacimiento, en la zona conurbada de Acapulco.

La agresión se reportó a las autoridades alrededor de las 10:30 de la noche en la avenida Eje Central, donde se unen las rutas en el asentamiento mencionado.

La realidad es que la violencia está aumentando en el municipio guerrerense y en las últimas semanas hemos visto un incremento de asesinatos ligados al crimen organizado.

Ante esto el secretario de Turismo municipal, José Luis Basilio Talavera, señaló que en Acapulco la delincuencia no está erradicada en su totalidad y reconoció que los acontecimientos de violencia ocurridos en plena costera Miguel Alemán afectan la imagen turística de Acapulco.

No hay que olvidar que la violencia es uno de los principales obstáculos para el desarrollo de la entidad. Y aunque Acapulco nunca ha sido un lugar de mansa tranquilidad, nadie quiere que regrese a ser ese infierno en que se convirtió en la última década.

Twitter @TiempoGro