Capama dice que la falta de agua se produce por constantes fugas en sus redes de distribución y huachicoleo en los tanques de almacenamiento de las partes altas de la ciudad. Y mientras todo esto sucede, la alcaldesa Adela Román guarda silencio y evade el tema.

“Adiós reelección” le grita el pueblo de Acapulco a la señora, mientras se pasea por todo el pueblo promoviendo su desgastada imagen.

– TG.

En Acapulco, cientos de ciudadanos y transportistas realizaron bloqueos en las vías de comunicación por falta de agua potable.  

“No tenemos ni un agota de agua, hay algunos domicilios que les ha llegado a cuenta gotas, pero de manera parcial. No es posible que las familias podamos vivir un mes sin servicio de agua potable. Aquí tenemos los recibos de agua pagados, y cuando uno paga, tiene el derecho de exigir que se le dé el servicio, porque estamos en medio de una pandemia y nos estamos arriesgando a salir”, dijo uno de los inconformes.

La alcaldesa se pasea ostentosamente por todo el puerto promoviendo su imagen.

Los manifestantes, bloquearon la avenida Cuauhtémoc frente al palacio municipal y exigieron a la alcaldesa Adela Román Ocampo, resolver el problema de la falta del agua en sus viviendas.

Acusan que tienen más de 30 días sin el servicio en sus casas, a pesar de que han cumplido con los pagos y mostraron los recibos a la CAPAMA, por lo que tienen todo el derecho de exigir el vital líquido. 

Tras dialogar con funcionario del organismo operador del agua, liberaron la vía con la promesa de que este jueves llegará el servicio de agua, en caso contrario les enviarán pipas para abastecerlos.  

“Estamos pagando pipas de 900 pesos, y ahora ya no hay dinero, no hay empleo, y las estamos comprando cada 15 días”, dijo una mujer, que dijo que no era posible que esto esté pasando en plena pandemia.

Con información de Milenio.