El presidente Andrés Manuel López Obrador reapareció este lunes en su conferencia matutina, luego de recuperarse de COVID-19.

López Obrador agradeció a toda la gente que se preocupó por su salud durante las últimas dos semanas.

“Afortunadamente salí adelante, aquí estamos para continuar luchando. Agradecer también a muchos amigos del extranjero y a todo el pueblo de México a todos quienes expresaron su deseo de que me recuperara y saliera adelante. Agradecerles sus bendiciones, sus rezos, sus buenas vibras, sus buenos deseos”, dijo el mandatario.

También dio gracias a todo el equipo médico que estuvo a cargo de su recuperación, coordinados por el secretario de Salud, Jorge Alcocer, y se solidarizó con las personas que se han contagiado o han perdido familiares por COVID-19.

Recibió antivirales y desinflamatorios

Relató que sintió los primeros síntomas de la enfermedad la noche del sábado 23 de enero, por lo que se realizó una primera prueba de antígenos, la cual resultó negativa.

El domingo 24, al regresar a la Ciudad de México tras una gira por Nuevo León y San Luis Potosí, el mandatario se hizo una segunda prueba rápida que también salió negativa. Sin embargo su prueba PCR fue positiva.

“El domingo que me hicieron una radiografía ya estaba e virus en los pulmones y había que frenarlo por eso el tratamiento inició desde el día lunes”, agregó.

El presidente detalló que las molestias que tuvo fueron dolores en el cuerpo y poca temperatura.

“El doctor Jorge Alcocer (secretario de Salud) me atendió junto con un grupo de médicos, él fue el coordinador de este equipo y se decidió que participara yo en un proceso de investigación que lleva a cabo el Instituto Nacional de Nutrición. Acepté formar parte de las personas que están sujetas a este proceso y desde el lunes (25 de enero) me aplicaron antiviral y desinflamatorios, y afortunadamente dio buenos resultados”, agregó.

López Obrador agradeció en especial al doctor Jorge Alcocer, al médico internista Alejandro Svarch (titular de la Coordinación Nacional Médica del Insabi), al especialista del INER, José Rogelio Pérez Padilla, al cardiólogo, Patricio Ortiz, al médico militar, José Ricardo Sánchez y a los dos médicos del Instituto de Nutrición encargados del protocolo de investigación del que fue parte.

Conforme fue recuperándose, el mandatario retomó el ejercicio físico como las caminatas, además de ejercicios de respiración.

López Obrador aseguró que no por haber padecido la enfermedad se vacunará antes, sino que esperara al periodo que corresponda a su edad.

No usaré cubrebocas

El presidente dijo que mantendrá su decisión de no usar cubrebocas porque ya no puede contagiar.

Al ser cuestionado sobre la recomendación del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell para que las personas que padecieron COVID usen cubrebocas, López Obrador contestó que respeta mucho al doctor pero no tomará ese consejo.

“No voy a usar cubrebocas ahora, además de acuerdo a lo que plantean los médicos ya no contagio (…) respeto mucho al doctor Gatell pero no lo voy a usar”, insistió.

También dijo que el uso de cubrebocas en México seguirá siendo voluntario ya que su gobierno no es autoritario.

“Lo más importante es la libertad y cada quien debe sumir su responsabilidad (…) solo hay que seguir cuidando la sana distancia, no hacer actos masivos y cuidarnos hasta de reuniones familias”.

El pasado 24 de enero el presidente anunció haber dado positivo a COVID-19 y dijo que presentaba síntomas leves.

Días después, el el 29 de enero, López Obrador compartió un video en el que aseguró haber superado la etapa crítica.

El pasado jueves, el mandatario publicó un segundo video para informar que dio negativo a una prueba de antígeno y que solo necesitaría unos días más para regresar a sus actividades públicas.

Publicado por @Pajaropolitico

Twitter @TiempoGro