Por El Marqués de Puerto Marqués.

 Morena es una fauna en donde conviven diferentes idelologias que raramente comulgan con los fundamentos de la cuarta transformación, pero que exhiben a detalle la falta de ideología y lógica que impera en sus políticas. 

También podemos encontrar entres sus filas personajes de otros partidos y algunos fundadores que arrastrados por sus ideales comunistas y socialistas, encontraron un refugio para sus utópicos sueños guajiros.

Morena es aquel partido que pudo ser todo lo que querían que fuera sus fundadores y ya no fue, en cuanto tocó la cima miles de oportunistas lo secuestraron y acabaron con el sueño de la cuarta transformación que hoy solamente vive en la cabeza distorsionada del Presidente de la República y de algunos de sus hijos, siendo estos ultimos los verdaderos operadores y caziques del botín millonario que representa Morena.

No me queda la menor duda de que como el agua estancada, Morena se pudrio en apenas dos años, por eso hoy es un partido sin rumbo ni ideologías que se alimenta de la ignorancia del lastimado pueblo mexicano usando elementos demagogos y patrioteros que en la práctica evidencian día con día el fracaso de su proyecto nacional. 

Tan solo hay que analizar el desempeño de sus gobiernos locales para darnos cuenta de que además son completamente incompetentes para gobernar. Ahí están los casos de dos de los principales municipios de Guerrero: Iguala y Acapulco, que en tan sólo dos años se han sumergido en una espiral de corrupción, retraso social e inseguridad. En estos dos muncipios simple y sencillamente no hubo cambio, solo retroceso. 

Otro ejemplo de la descomposición social y moral que habita en Morena es la candidatura de Félix Salgado Macedonio y aquí me pregunto:

¿Por qué Félix Salgado Macedonio no debería ser candidato a la gubernatura de Guerrero? Primero, porque se le acusa ante las autoridades y ante su partido de abusar sexualmente de tres mujeres. 

Segundo, porque México es un país donde las agresiones a mujeres se cuentan por miles. La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2019 lo revela: tan sólo en 2018, 711 mil 226 mujeres fueron víctimas de delitos sexuales en nuestro país, 40 mil 303 sufrieron una violación sexual y 682 mil 342 mujeres fueron víctimas de hostigamiento, manoseo, exhibicionismo o intento de violación. 

Tercero, porque Morena y Salgado Macedonio incumplen con los Lineamientos para Prevenir, Atender y Sancionar la Violencia Política contra las Mujeres por razones de género. 

Estos lineamientos, que fueron aprobados el 28 de octubre de 2020 por el Instituto Nacional Electoral, obtuvieron el respaldo de los representantes de los partidos políticos, entre ellos, Morena, y buscan evitar que agresores, acosadores sexuales y deudores alimenticios se postulen a cargos públicos. 

Morena perdió este domingo la oportunidad de marcar un antes y un después al machismo con una acción política: no respaldar a Salgado Macedonio hasta que no se aclare su situación. 

Por otra parte, es lamentable la postura del presidente Andrés Manuel López Obrador ante la postulación de Salgado Macedonio, al decir que las acusaciones contra el “torito juguetón” son parte de la guerra política.  

Con esta postura las denuncias de las mujeres se quedan sin el respaldo del creador de Morena, un movimiento que abanderaba una lucha contra la corrupción y la impunidad, pero que hoy se rompe la camisa por gente como Félix o Manuel Bartlett. 

Salgado Macedonio es ya el candidato a la gubernatura de Guerrero. Sólo nos resta confiar en el buen juicio de los electores y en que las mujeres y feministas mantengan las protestas contra el aspirante. Se trata de alzar la voz en contra de un acusado de violación a tres mujeres en un país donde reina la impunidad. 

Ya basta de tanto abuso.

Twitter @TiempoGro