Nos cuentan, desde Guerrero, que al gobernador Héctor Astudillo Flores (PRI) le llovió duro y tupido, luego de que en sus redes sociales presumió unas fotografías junto a un grupo de jóvenes practicando deporte, en las que se olvidaron de la sana distancia, una de las medidas que tanto ha reclamado el mandatario para controlar los casos de Covid-19 en la entidad, que ahora se encuentra en semáforo rojo. 

Pero eso no es todo, nos detallan, pues desde diversas trincheras le reclamaron el no aplicar el “quédate en casa” y abusar del protagonismo, pues el cariño a la población se demuestra predicando con el ejemplo y no con fotografías que sólo inflan egos. ¡Auch!

Publicado en El Universal.