En pleno semáforo rojo algunos empresarios solicitaron la ampliación de horarios en bares, restaurantes y giros rojos ya que señalaron que es insostenible pagar nóminas, renta y servicios públicos, claro los que pagan.

Y como el que poco pide, poco merece, su líder Alejandro Martínez Sydney, pidió que de paso se les condone el pago de las licencias de funcionamiento (a los que tienen, porque la mayoría operan en la ilegalidad) esto debido a que hay una fractura económica por la restricciones establecidas por el cambio del semáforo epidemiológico rojo y los casos de coronavirus que existen en el estado.
¿Y su nieve de que la quiere Martínez Sydney? 

En fin, que pedir no cuesta nada, pero lo que tambien debería de exigirles Martínez Sydney a sus agremiados es que así como piden, respeten a la autoridad, ofrezcan servicios de calidad y tengan un mínimo de higiene en sus lugares, porque la mayoría de los “antros” que defiende Martínez Sydney además de que no cumplen con los lineamientos de las autoridades locales, suelen ser lugares operativamente y visualmente muy insalubres. 

Twitter @TiempoGro