En lo que respecta a las actividades propias de la Semana Santa, el boletín diocesano indica que no se puede suspender, pero se realizará en privado sólo con la participación de los sacerdotes y el obispo.

La diócesis Chilpancingo-Chilapa, anunció formalmente la suspensión de actividades litúrgicas y piadosas con asistencia masiva durante la Cuaresma y la Semana Santa del presente año, que inicia el 17 de febrero y culmina el tres de abril, ello como parte de las previsiones para evitar cadenas de contagios de Covid-19.

En un comunicado la diócesis indicó que la suspensión de actividades con asistencia masiva se determinó en acuerdo con autoridades sanitarias y siguiendo las indicaciones que les ha dado el Vaticano, “nos han recomendado evitar las aglomeraciones siendo éstas una de las principales causas de contagios”.

Por Abel Miranda

Publicado en @elsoldeAca

Twitter @TiempoGro