Algunos negocios locales en Acapulco han sufrido este invierno ante la falta de turismo canadiense.

Concientes del peligro que representa viajar a México y del pésimo manejo de la pandemia que ha tenido nuestro país, Canadá ha cerrado sus fronteras con México ante la enorme irresponsabilidad mostrada durante toda la pandemia por el gobierno de la cuarta transformación.

Tiempos de Guerrero. 

La crisis económica se agudiza en México y el sector turístico no podría ser la exepcion, y es que la noticia de que las aerolíneas de Canada  acordaron cancelar temporalmente los vuelos hacia México y el Caribe, hasta el 30 de abril, como medida para contener la propagación del covid-19 en ese país, será un golpe muy duro para la industria dado que se trata del segundo mercado más importante en materia de turismo.Canadá es el segundo mercado de mayor importancia turística para México, solamente por detrás de EU.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Turismo, en 2020 el arribo de canadienses representó 13 por ciento del total de viajeros extranjeros aéreos, mientras que la proporción de EU fue de 63 por ciento.

Datos de la Agencia Federal de Aviación Civil revelan que en 2018 los vuelos entre México y Canadá aumentaron 11.5 por ciento; en 2019, 12.1 por ciento, con 31 mil vuelos que movilizaron a 4 millones 777 mil viajeros, y de enero a noviembre de 2020 hubo 13 mil 707 viajes, con 2 millones 98 mil pasajeros. Las aerolíneas con la mayor participación de mercado en la conectividad entre México y Canadá son West Jet (38.8 por ciento), Aeroméxico (21 por ciento), Air Canadá (14.8), Air Transat (12.8) y Sunwing (7.7 por ciento).
Según la Federación Mexicana de Asociaciones Turísticas (Fematur), los canadienses prefieren visitar los destinos de playa, como Los Cabos, Acapulco, Huatulco, Cancún y la Riviera Maya; mientras que el gasto promedio es de 400 dólares.

Sin duda la actual medida es muy grave, sobre todo porque el periodo vacacional de Semana Santa se encuentra muy cerca y ante la ausencia de campañas de promoción gubernamental que muestren que los destinos turísticos están aplicando todos los protocolos para evitar contagios, podemos anticipar, desde ahora, que tanto este periodo vacacional como el de verano estarán perdidos.