Durante los últimos meses la ex-famosa y jetsetera Casa Lisa se ha convertido en un bacanal sin límites. Pero ha sido durante este fin de semana cuando Acapulco ha regresado al semáforo rojo, que algunos vecinos reportaron que durante las madrugadas del pasado viernes y sábado la fiesta subió de nivel durante todo el fin de semana, con música en vivo hasta el amanecer y con decenas de participantes en Casa Lisa. 

¿Y las autoriades que hicieron? Pues lo que mejor saben hacer o lo que es lo mismo, nada.

Nos queda muy claro que las llamadas al 911 son inútiles y como comprobamos cada semana en los reportes oficiales que se publican en los medios oficialistas; las autoridades municipales están más preocupadas por clausurar y extorsionar a los pequeños comercios, que en disperar los bacanales que se producen en algunos lugares como los que se producen al interior del malogrado hotel Villavera. 

¡Que maldición tan cruel estamos pagando en Acapulco con el actual gobierno de Adela Román!  

Pero un mérito si hay que recocerle a la señora y ese es el haber conseguido que todos los acapulqueños añoremos nuevamente al nefasto de Evodio “la ratota” Velazquez. 

Así de malo ha sido el trienio de Adela.

Twitter @TiempoGro