La senadora Xóchitl Gálvez del PAN dijo que es urgente cambiar la estrategia para intentar controlar los efectos de la pandemia por el covid-19 “los resultados son catastróficos” y el Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, tendría que terminar en la cárcel.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) que muestran que en los primero 8 meses de 2020 murieron 108 mil 659 personas por enfermedades relacionadas a la covid-19, es un “escándalo” el número de mexicanos fallecidos por esta enfermedad y “es obvio que el señor tiene que cambiar la estrategia porque los resultados son catastróficos”.

“Han superado por mucho lo que él definió como catástrofe, entonces yo no diría que cambiara la estrategia, el señor se tendría que ir, y como dijo Germán Martínez, apoyo para que muy pronto se vaya, pero a Almoloya”, dijo Gálvez.

Las cifras de la pandemia son de terror y muestran que la estrategia para enfrentarla, tripulada por Hugo López Gatell, ha sido un desastre.

Parece que el único que vive un mundo fantástico y maravilloso es el encargado de pastorear la pandemia en México, el mismo que ante la evidencia de que las cifras oficiales están muy por debajo de la realidad, se justifica con un “técnicamente no hemos sido rebasados”. ¿A no?

Las cifras del @Inegi_informa son un reflejo fiel de la magnitud de la pesadilla que vivimos, 44 por ciento superiores a los números oficiales tan solo en los primeros ocho meses del año pasado.

Y lo más grave es que especialistas en modelos matemáticos como Mario Romero Zavala, estiman que la cifra actual de fallecidos podría ser casi tres veces superior a la oficial, lo que nos lleva hoy a un número cercano a los 420 mil fallecidos por la pandemia, solo en México. Y eso a López Gatell parece tenerlo sin cuidado.

Todo indica que los responsables de tomar las decisiones no quieren reconocer lo evidente, que la narrativa gubernamental está perdida en el laberinto gatelliano, disparatado, titubeante y con intereses electoreros muy obvios.

La atención del ciudadano está en las vacunas que no tenemos, pero nos entretienen con simulacros de cómo será cuando las tengamos. El absurdo.

La danza de las vacunas se parece mucho a un cuadro surrealista.

sin duda lo de López Gatell ha sido criminal y se tendría que ir, pero antes tendría que ser juzgado por un jurado por traición a la patria y corrupción.

Twitter @TiempoGro