Por Fernando Damián.

La Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de Diputados cuestionó la prescripción de la acción penal contra Félix Salgado Macedonio con respecto a una de las dos denuncias en su contra por el delito de violación y exigió a los partidos políticos evitar la postulación de agresores, violentadores sexuales o deudores alimentarios como candidatos.

“Sabemos que el partido Morena ha puesto a consideración de sus instancias competentes el registro de Félix Salgado Macedonio para la candidatura a la gubernatura guerrerense y pedimos a todos los institutos políticos tener voluntad política para, en su caso, tomar decisiones que reivindiquen a las víctimas y no a los presuntos agresores”, puntualizaron las legisladoras integrantes de la comisión.

En un pronunciamiento difundido en redes sociales, las diputadas encabezadas por la morenista Wendy Briceño pusieron en entredicho la decisión de la Fiscalía General del Estado de Guerrero para declarar la extinción de la acción penal contra Salgado Macedonio por la presunta violación contra una menor de edad.

“Es lamentable la prisa para liberar de cualquier obstáculo en su carrera electoral al señalado como responsable de violación, por lo que pedimos que el desahogo correspondiente de todas las pruebas se realice estrictamente apegada a derecho y con perspectiva de género, lo que permita conocer la verdad en el caso que se mantiene en curso”, subrayaron.

Las legisladoras de diversos grupos parlamentarios llamaron a impedir que la impunidad pondere respecto a la justicia por las coyunturas electorales.

Denunciaron que la designación de Salgado Macedonio como precandidato de Morena al gobierno de Guerrero contraviene disposiciones electorales como la llamada 3de3 contra la violencia, pues el senador con licencia ha sido señalado como presunto responsable en un caso judicializado de violación contra una mujer.

“Exhortamos a todos los partidos a cumplir con los lineamientos del 3de3 contra la violencia de género que determinó el INE: no agresores, no violentadores sexuales y no deudores alimentarios como candidatos o candidata”, remarcaron.

Por separado, la legisladora panista Adriana Dávila secundó el llamado a no postular a presuntos delincuentes acusados de agresiones que laceran la dignidad de las personas.

“A mí me parece gravísimo que un partido político haga ojos y oídos sordos a una acusación de esta naturaleza. Lo mínimo que pueden hacer es pronunciarse e investigar al respecto. Veo que no podemos permitir que desde las instituciones sea cual sea se formulen estas”, dijo.

La priista Mariana Rodríguez advirtió a su vez que la actuación de la Fiscalía de Guerrero en el caso de Salgado Macedonio pone el dedo en la llaga.

“No es posible que hayamos estado todos los colectivos de mujeres presionando para que el INE adoptara estos lineamientos para que ahora vengan y nos digan que por el simple hecho de prescribir o no prescribir una persona puede seguir contendiendo, aun cuando esté en entredicho la manera en que se ha conducido hacia las mujeres y nada más y nada menos una violación que por supuesto es uno de los peores agravios que pudiera sufrir cualquier mujer”, acusaron.

Con información de Milenio