El Gobierno de Acapulco intensifica acciones para frenar contagios de COVID-19 y evitar la fase roja del semáforo de riesgo epidemiológico.

Es por ello que la presidenta municipal Adela Román ante la actual situación que ya se refleja en la saturación de hospitales y el alarmante incremento de contagios instruyó aplicar pruebas rapidas.

El Gobierno Municipal no ha bajado la guardia en la suma de esfuerzos para contener la propagación del Coronavirus entre la sociedad y visitantes, con el fin de no parar la actividad económica en Acapulco.