Los demócratas en Estados Unidos están empeñados en erradicar los gobiernos autoritarios, nacionalistas y populistas del mundo, es por eso que tienen en la mira al gobierno de López Obrador, quién además de ser un peligro para los planes de Biden, es un admirador de la forma de gobernar de Trump. 

La admiración de López Obrador hacia Trump es tan profunda, que cuando finalmente contactó a Biden para felicitarlo por ganar las elecciones, resaltó la buena relación que tiene con el actual mandatario estadounidense, indicaron dos personas que hablaron con el New York Times.

“Debo mencionar que tenemos una muy buena relación con el ahora presidente de su país, el señor Donald Trump”, dijo López Obrador durante la llamada. 
“Independientemente de cualquier otra consideración, él respeta nuestra soberanía”. 

De acuerdo con el diario, la relación entre López Obrador y Trump, más que una amistad, fue un acuerdo no dicho en el que el líder estadounidense le permitió a López Obrador gobernar como quisiera, pero a cambio recibió el apoyo del mandatario mexicano en materia de inmigración.

López Obrador fue uno de los últimos líderes mundiales en felicitar a Biden por vencer a Trump en los comicios presidenciales de Estados Unidos, al insistir en que no quería “apresurarse” y que prefería esperar a que el proceso electoral terminara.

Las relaciones de Estados Unidos con México también atraviesan momentos de tensión por la decisión de la Fiscalía General de la República (FGR) de no ejercer acción penal contra el general Salvador Cienfuegos, exsecretario de la Defensa Nacional.

La determinación molestó al gobierno de Estados Unidos, que antes de retirarle los cargos al exfuncinario para extraditarlo a México lo acusaba de vínculos con el narcotráfico. 

El día de ayer, López Obrador dijo que espera que Biden impulse una reforma migratioria.

Publicado en Latinus.