El Puerto de Acapulco sufre y sufre mucho por la escasez de agua, sin embargo en Capama continúan enviando puntualmente cada mes sus recibos por un servicio que no proporcionan.

Por El Marqués de Puerto Marqués.

Vivir actualmente en Acapulco es muy caro, prueba de esto es que todos sus ciudanos tienen que pagar mes con mes un recibo de agua por un servicio inexistente y además desenbolsar otra cantidad, aún mas alta que su recibo para contratar pipas de agua si usted no se quiere quedar sin agua.

Pero lo más lamentablemente es que el pésimo servicio a los usuarios y las quejas continuarán ya que en Capama no se invierte ni en las piezas más baratas de refacción para hacer operar un mecanismo de 50 años de antigüedad.

¿Pero que dice la alcaldesa Adela Román Ocampo de esto? 

No dice nada, porque ella misma es parte de esta trama de corrupción, ya que su administración al igual que las anteriore han usado a la compañía de agua y alcantarillado de caja chica, para fines personales y electorales.

Es una realidad que Evodio Velazquez se llevó  hasta las computadoras con las que se elaboraban los recibos de Capama, pero Adela no se ha quedado atrás y ha demostrado que los “morenos” no solamente son igual de corruptos que sus antecesores, sino que además son una pandilla de incompetentes.

Al tiempo.

Twitter @TiempoGro