Este lunes, 11 de enero, algunos restauranteros de la Ciudad de México decidieron abrir sus puertas, contraviniendo con las recientes normas de salud establecidas por el Gobierno de la CDMX.

Tiempos de Guerrero.

La jefa de gobierno de la Ciudad de México Claudia Sheinbaum informó que aumentarían los operativos de revisión en negocios de alimentos y aclaró que los negocios de alimentos formales e informales que no cumplan con las medidas para frenar la propagación de la enfermedad de COVID-19 serán acreedores de sanciones.

“Lo segundo es una revisión que hará el INVEA para ver quién está haciendo el cumplimiento y quién no de estas sanciones y, como siempre, se hará el apercibimiento y, si es el caso, la sanción correspondiente”

Hoy por ejemplo la sucursal de grupo Fisher’s ubicada en Polanco abrió sus puertas, pero personal de la delegación Miguel Hidalgo y del INVEA se presentaron en el local y notificaron a la empresa que tenían dos horas para cerrar el establecimiento o de lo contrario podrían ser acreedores a multas y hasta una posible revocación de su licencia de operación.

Posteriormente la gerencia del restaurante informó que volverían a cerrar sus puertas hasta nuevo aviso y lo mismo está sucediendo con otros restaurantes en otros puntos de la ciudad que abrieron sus puertas.

Semáforo Rojo

El pasado viernes, Sheinbaum Pardo anunció que la CDMX continuará en semáforo rojo por tercera semana consecutiva, lo que significa que únicamente las actividades consideradas como esenciales podrán operar.

Y es que, las cifras de la epidemia de COVID-19 siguen pintando un panorama preocupante en la capital del país. Hasta el último corte, la Secretaría de Salud (SSa) reportó 367,491 casos acumulados y 23,396 muertes por la enfermedad en la Ciudad de México.

Aunado a esto, se dio a conocer que la entidad cuenta únicamente con 8% de disponibilidad en camas generales y 15% para atender a pacientes graves por COVID-19.

En este contexto, la jefa de gobierno Sheinbaum pidió a la ciudadanía no asistir a restaurantes, ya que estos sitios propician la transmisión de la enfermedad. “Pedirle a la ciudadanía que estamos en semáforo rojo y que evite ir a lugares que por el momento no está permitida su operación, absolutamente por razones sanitarias”.

En tanto, indicó que continuarán las mesas de trabajo con colaboradores y empresarios del sector de alimentos, con el fin de dar solución a los problemas que aquejan a la industria.

Twitter @TiempoGro