El ex comandante ministerial dejó el cargo en 2017 tras señalamientos con el Cártel Independiente de Acapulco.

Ricardo Zamora Guevara, ex comandante ministerial vinculado con el narco, reapareció como jefe de seguridad de la campaña de Félix Salgado Macedonio, quien busca la gubernatura de Guerrero en las próximas elecciones del 2021 abanderado por Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Zamora Guevara presentó su renuncia a la Coordinación General de la Policía Investigadora Ministerial de la Fiscalía de Guerrero el 15 de mayo de 2017. En su lugar, el entonces fiscal Xavier Olea Peláez designó a Esteban Maldonado Palacios, quien también fue acusado de vínculos con el crimen.

Sin embargo, según consignó la revista Proceso, el comandante fue separado de su cargo tras múltiples señalamientos en su contra por presuntos nexos con el Cártel Independiente de Acapulco (CIDA). Ahora, Zamora Guevara es “pieza clave” en la cruzada de Salgado Macedonio. De acuerdo con el semanario, el ex mando ministerial se encarga de coordinar labores de logística y seguridad en los mítines del senador con licencia.

Según se aprecia en un video difundido el 2 de enero pasado, Ricardo Zamora Guevara custodia un vehículo conducido por Félix Salgado Macedonio. Viste una camisa a cuadros con manga corta y cubrebocas, va del lado del piloto. En aquella ocasión, el candidato morenista realizó una “toma de protesta” a delegaciones para la defensa de la “cuarta transformación” en la colonia Emiliano Zapata de Acapulco.

El origen del CIDA y su disputa con el CJNG

Zamora Guevara dejó el cargo tras habérsele relacionado con el grupo criminal surgida por la disputa de del Cártel de Sinaloa y Los Zetas. En el puerto guerrerense operaba Los Beltrán Leyva, asociados a los de Sinaloa, pero tras la ruptura entre facciones predominaron numerosos grupos disidentes entre 2010 y 2011, uno de ellos fue precisamente el Cártel Independiente de Acapulco

Carlos Montemayor González, El Charro, suegro y sucesor de Édgar Valdez Villareal La Barbie, fue designado para controlar las operaciones de trasiego de narcóticos, pero pronto empezó a tener problemas y hubo rompimientos con los mandos inferiores.

Algunos reportes aseguran que fue en 2012 cuando quedó constituido por José Alberto Quiroz Pérez, así como por José Leopoldo Buendía Domínguez El Chilango y por Javier Muñoz El Cholo, siendo una extensión del abatido cartel de Los Negros, y mientras en un principio fueron financiados por Los Zetas, muy pronto de independizaron y se declararon autónomos.

En 2011 el testigo Némesis (sobrenombre que le dio la Procuraduría General de la República a José Jorge Balderas Garza El JJ), afirmó que después de la detención de La Barbie, la estructura que dejó en manos de su suegro Carlos Montemayor se fracturó, debido a que los operadores de Acapulco decidieron no asumir el mando y conformaron el CIDA.

El CIDA, agregó el testigo, asumió el control “de toda la delincuencia” en Acapulco y los principales operadores eran Benjamín Flores Reyes El Padrino y Moisés Montero Álvarez, El Koreano, ambos detenidos por la Policía Federal, el 1 de marzo y 1 de agosto del 2011, respectivamente.

También operaba Víctor Aguirre Garzón, señalado como sobrino del ex gobernador Ángel Aguirre y detenido en marzo de 2015, así como Carlos Antonio Barragán Hernández, El Melón.

En abril de 2019, el Cártel Jalisco Nueva Generación declaró la guerra contra integrantes del Cártel Independiente de Acapulco. Los dirigidos por Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, lanzaron amenazas con cartulinas donde también dejaron un rostro humano cercenado.

Los mensajes fueron dirigidos a Ulises Laredo Guerrero, El Virus, y su hermano Gustavo, El Virus 2, además a Fredy Santos alias La Popis, que junto con Alexis Bustos, (encargado de las colonias Zapata y Simón), Sergio Navarrete El Cheyo, Felipe Dominguez, Roberto Arellano y Carlos Ruiz, serían ubicados como quienes ejecutan la violencia en la zona turística.

Laredo Guerrero dirigía secuestros, extorsiones a empresarios y comerciantes y venta de droga en la zona, además recibía órdenes de José Ángel Palacios Galeana, El Capuchino o El Culón, acusado de ser el líder del CIDA quien fue detenido en agosto del año pasado. Este capo había incursionado en Michoacán con ayuda de Los Viagras.

Publicado en Infobae