Olea y Astudillo, ayer amigos, hoy enemigos acerrrismos.

A dos días de que el ex Fiscal Xavier Oléa Peláez revelara que el Gobernador Héctor Astudillo frenó la solicitud de orden de aprehensión contra Félix Salgado Macedonio por el delito de violación, la Fiscalía de Guerrero inició una indagatoria en su contra.

En un comunicado, la FGE informó que con las declaraciones de Oléa se advierte la probable comisión de diversos delitos al reconocer la sustracción de documentación oficial de la FGE, difundir el contenido de la carpeta de investigación y por su omisión en el cumplimiento de su responsabilidad legal.

La Fiscalía dijo que las declaraciones de su ex titular violan los derechos de las partes y los principios que rigen a la institución.

Añadió que el entonces Fiscal era el único facultado para decidir y coordinar los trabajos de investigación y llevar ante las instancias judiciales correspondientes a los probables responsables.

“Se ha dado inicio a una carpeta de investigación a fin de deslindar su responsabilidad y, en su caso, aporte la información y los datos de prueba con los que dice contar”, expuso.

“El ex Fiscal Xavier Ignacio Oléa Peláez, de acuerdo a su dicho, debió haber resuelto este lamentable asunto de acuerdo a sus atribuciones y competencias conforme a la ley, privilegiando los derechos humanos de las víctimas y que ahora, con sus reiteradas declaraciones, revictimiza”.

Con información de Reforma.