Mientras que miles de litros de agua en Acapulco son desperdiciados en fugas que no son reparadas, vecinos de colonias Club Deportivo y Costa Azul denuncian en redes sociales la falta del suministro del líquido sin que CAPAMA atienda sus reclamos.

Uno de los colonos que pidió el anonimato, informó que la falta de agua es ya constante y que en repetidas ocasiones han hecho del conocimiento del problema, pero solo les dan largas en CAPAMA y no se les atiende.

En CAPAMA informan que parte del problema son los constantes cortes en el servicio de energía eléctrica en las plantas de rebombeo, a causa del adeudo histórico de más de 500 millones de pesos que el órgano operador del ayuntamiento tiene con la Comisión Federal de Electricidad.

Molestos, algunos hoteleros de la zona, acusaron que la falta de agua perjudica al sector hotelero y algunos negocios han tenido que pagar miles de pesos por pipas de agua, pipas que por cierto son controladas por la mafia qué maneja CAPAMA y el Ayuntamiento de Acapulco.

“Es un problema gravísimo. Estamos solicitando la intervención de la presidenta (municipal) Adela Román Ocampo para que nos apoye. No nos podemos quedar sin agua”, afirmaron trabajadores del hotel El Cano.

Incluso, el síndico administrativo de Acapulco, Javier Solorio Almazán, reconoció que el municipio está viviendo una verdadera crisis del agua y del tratamiento de aguas residuales.

“Como administración municipal, si no aceptas la problemática que tienes y solamente andas maquillándolo encimita, no vas a llegar a soluciones definitivas y reales. Entonces estamos viviendo la verdadera crisis del agua y del tratamiento de aguas residuales”, sostuvo.

Por su parte el director de la CAPAMA, José Ramón Aysa Neme, justificó que el problema de la falta del agua potable en la ciudad es viejo y complicado debido al deterioro de la tubería y de un quipos deteriorado.

Dijo también que hay una falta de comunicación entre los grupos de vecinos para que todos estén enterados que es lo que se está haciendo y de esta manera terminar con los problemas que ocasionen que en muchas áreas de la ciudad se tengan problemas de suministro.

Pero algo que debe de quedarle muy en claro a José Ramón Ayasa Neme es que los vecinos ya no quieren comunicacion, quieren el líquido vital y dejar de pagar cada semana por pipas de agua.

¿Un problema que no tiene solución por ahora?

Lamentablemente el problema para los vecinos de Costa Azul y de Club Deportivo no se resolverá este año, ya que de acuerdo con el Ayuntamiento de Acapulco, se requiere de una inversión superior a los 1,500 millones de pesos para sanear las finanzas del organismo operador de agua y para resolver los problemas técnicos de la red de distribución.

Así que, habrá que bajarle a las cocas colas y los cigarritos para el guardadito de las pipas semanales, porqué todo indica que esta situación va para largo.

Así que la próxima vez esté frente a una urna y vea en la boleta el logotipo de Morena, no olvide cuanto se ha gastado en pipas de durante el último año.

Al tiempo.

Twitter @TiempoGro